ErBubuWey
Rango3 Nivel 10 (86 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1

Las cuerdas me apretaban forzosamente, la luz blanquecina penetraba en mis ojos como si quisiera hablarme, salvarme de este cruel final. Desnudo, notaba como las frías gotas de sudor caían por las hendiduras curvadas de mi cuerpo hasta mojar el roñoso suelos. Veía espejos a mi alrededor que parecía que se hacían más pequeños cada vez que cerraba los ojos para descansar un poco. Me habían sometido a torturas indescriptibles, que nadie del mundo sería capaz de sobrevivir. Suponía que quedaban pocas horas para mi hora final, maniatado a esta silla de penitencias. Los pies también los tenía atados pero ya hacía tiempo que no notaba su existencia. La luz se iba y volvía, imitando mi fatiga. Yo era un pobre hombre que trabajaba de vendedor ambulante, pero me habían confundido con un agente de la CIA retirado, el cual supuestamente habría filtrado importantes documentos tanto de la entidad como de la nación en su conjunto. Necesitaba ayuda inmediata si quería destapar la auténtica tortura que la KGB sometía a sus enemigos. Una silla eléctrica, una ventana diminuta casi abierta. Solo necesitaba suerte.

Hace más de 4 años Compartir:

2

2
David_escritor
Rango7 Nivel 30
hace más de 4 años

Me gusta tu estilo, espero que continúes pronto :)