LizyAlo98
Rango5 Nivel 20 (435 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Capitulo 1:
Hasta el hoyo más oscuro tiene entradas de luz

Mi nombre es Robert, tengo tan solo 5 años de edad, vivo solo, mi padre y madre murieron en un accidente de carruaje en una colina, mis tíos me negaron, ya que no deseaban cuidar de mi, vivo en Londres en el siglo XIX, realmente estos son los peores momentos que vivo. Tuve que quedarme en el orfanatorio “la gracia de Dios” y literalmente, toda persona que viva allí es burlada por las demás personas. La monja María era la peor persona del mundo, aunque era devota a Dios, ella nos golpeaba, quemaba, aprisionaba en habitaciones sucias y hasta nos ahogaba en un estanque profundo, pero todo lo hacía para “reformar” nuestra fe, nos sacaba a vender de todo y quien no terminara la venta, no cenaba, desayunaba o comía, además nos daba latigazos, pero todo era diferente cuando llega un sacerdote, cura o pastor, ella es “la bendición”.Ellos solo vienen una vez cada seis meses, los demás días éramos unos perros, no, peor que eso, los perros no sufren tanto, así pase 2 años, hasta que un día...

Hace casi 4 años Compartir:

4

12
PedroWerewolf
Rango10 Nivel 46
hace casi 4 años

Me gusta mucho, solo un detallito, si te refieres al siglo19 sería XIX no IXI

LizyAlo98
Rango5 Nivel 20
hace casi 4 años

no lo había notado, estoy algo oxidada con los números romanos pero gracias por la corrección

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace casi 4 años

El siglo también me despistó, pero sirve para desubicar la época

Saludo


#2

hasta que un día, cuando salí a vender llego un señor en un carruaje lujoso.
- Buen día niño, toma un volante – al momento note que era la llegada del circo, nunca logre ver un circo en mi vida, y “le circus Enamel’s” sería el primero que quiero ver.
Al caer la noche, regrese con una pieza de pan y dinero de la venta, pero lo que vi, me traumo por completo. María estaba furica con todos, tanto que llego a golpear a todos hasta hacerlos sangrar con el látigo, en ese momento quise correr, pero no podía…
- Tu, mocoso, ¿Por qué a esta hora?, a ver, el dinero
Me sacudió y jaloneo hasta hacer caer todo el dinero y lo tomo. Soltando una sonrisa de satisfacción dijo.
- Muy bien niñato, toma – me dio una moneda de cobre, era mucho – cómprate algo, los demás, largo, es hora de dormir.
Todos ya en sus camas, sin sabanas murmuraban lo que paso, yo mientras veía la moneda y pensaba en el circo, cuando…
- ¿Por qué la monja nos odia tanto?
- No lo sé Víctor – mi compañero de litera – tal vez no le gustan los niños
- Si es así, ¿Por qué se hiso monja? Se supone que ellas quieren a los niños y los protegen – dijo llorando
Me quede pensativo por un momento y le dije…
- Víctor, ¿quieres ir conmigo al circo?
- ¿Qué?, ¿acaso tienes entradas?
- No, pero con la moneda que me dio la monja y junto unas mas de mañana, hare que te alegres un poco.
- Si – dijo sonriendo mientras sus lagrimas cesaban, me alegro eso
Por la mañana al salir el sol, nos despertaron con algo realmente sorprendente, la monja nos tiro baldes de agua a todos, no, era hielo casi, todos nos despertamos y fuimos a vender flores, sin almorzar, Víctor y yo si almorzamos, un pedazo de pan cada uno y fuimos a vender, a él y a mí nos fue muy bien, tanto que si la monja nos viera hasta nos trataría como reyes, pero preferimos dividirlo y así poder disfrutar mejor del circo.
Paso la tarde y antes de ponerse el sol, nos dirigimos hacia la función, compramos malvaviscos y una bolsa de rosetas de maíz, era lo meas bueno que había probado, la función dio su tercera llamada y las luces se encendieron; a mi sorpresa, era el señor del carruaje lujoso, era el presentador del circo, quien lo hubiese dicho.
- “damas y caballeros, niños y niñas de todas las edades, mi nombre es Kelvin, el ilusionista de Francia y he venido, para que sus sueños, se hagan realidad” – abrió su palma y con solo soplarla desapareció
En eso, un joven como de unos 16 años se presentaba; era alto, ojos grises, cabello rojizo y vestía como un pirata payaso, además de tener muchas manchas coloridas.
- Que tal, buenas noches, mi nombre es Saúl y soy experto en malabares, si no me creen
Comenzó a sacar una pelotita roja, en la cual al aplastarla se volvieron tres, una amarrilla, verde y azul, comenzó a lanzarlas mientras se movía en un monociclo
- Ahí lo tienen – dijo algo arrogante, mientras le aplaudíamos
- Si que eres un engreído Saúl, pero ellos no vinieron a verte solo a ti – dijo una niña como de 10 años, vestía de color rosa pastel y su ojo izquierdo cubierto.
- Sht, Silvana, ¿a qué has venido?
- Yo vine, a matarte
Dijo sacando unos cuchillos y lanzándoselos a Saúl, pero logro esquivarlos.
- Vaya, si que eres rápido, Saúl
- Y tú no lo haces mal, dime, ¿Qué tal si te presentas?
- Claro – lanzo sus cuchillos al aire y los equilibra uno del otro y sosteniéndolos con su dedo índice – mi nombre es Silvana, y soy la maestra del cuchillo – guineo su ojos y las luces se apagaron nuevamente
- Ahora, presentare un gran espectáculo que nunca olvidaran
Unas grandes ráfagas de fuego aparecieron y se convirtieron en látigos que formaban figuras realmente impresionantes, al finalizar, se creó un remolino de fuego logrando ver a otra joven de unos 14 años
- Espero que les haya gustado, mi nombre es Firegirl – guineo su ojo y todos aplaudieron, hasta Víctor y yo.
Después se presento un equilibrista desafiando la vida y la muerte en la cuerda floja
- Buenas noches, damas y caballeros, mi nombre es Fynni y yo… comenzó a caer y todos asustados se levantaron, pero él comenzó a hacer maromeras y a regresar a la plataforma… soy Fynni y vengo desafiando a la muerte, que tengan linda noche
Todos sorprendidos comenzó a aplaudir, Víctor y yo también aplaudimos y después nos sentamos, en eso, las luces se apagaron y apareció un chico de cabello negro y mirada fría y dijo a lo alto.
- Damas y caballeros, espero que esta noche sea muy divertida para ustedes, pero ahora, es mi turno para impresionarlos, mi nombre es Beast y necesito un voluntario
En eso varios comenzaron a levantar su mano, pero…
- Necesito… a mi querido tigre de bengala
En ese momento, apareció un tigre y Beast no lo noto, lo que hiso que le mordiera la cabeza, todos asustados y gritando trataron de ayudar, pero…
- No se preocupen, ese es su saludo para mí – lo hiso a un lado y comenzó a controlarlo – buen chico, buen chico
Todos nos quedamos impresionados por como lo controlaba, y lo hiso a la perfección, dando una gran función de animales sin dañarlo, es muy bueno con eso
- Gracias por su atención de esta noche – se inclino y todos nos levantamos y aplaudimos sin cesar
Después, kelvin apareció y dijo
- Damas y caballeros espero y todos estén disfrutando de mi increíble circo, pero ahora me toda impresionarlos, para esto, necesito un voluntario
Todos levantaban la mano pero a ninguno escogió, cerró los ojos mientras dijo
- Necesito… a un…un niño… si… un niño de nombre… Robert
- “¿yo?” – pensé
- Anda Robert que quiero ver que hace – dijo Víctor emocionado
- Bueno – dije levantándome y bajando las gradas lentamente
- Adelante Robert, no muerdo – dijo extendiendo su mano hacia mi – damas y caballeros, ahora verán que no digo mentiras sobre la ilusión, esta noche, verán que podre hacer que este niño, vea mas allá de lo que es la realidad, Robert, por favor cierra tus ojos y no los abras hasta que yo diga
De inmediato los cerré y sentí como sus manos pasaban por mi cabeza, en eso comencé a sentir sueño, tanto que aunque quisiera no podría abrir los ojos
- Dime Robert, ¿Qué es lo que ves?
- Veo… veo… - en ese momento, vi una flor, era tan linda y tan radiante que mis ojos se iluminaban mucho – es una flor de Sakura
- Lo han visto damas y caballeros, yo he logrado que este niño vea lo más lindo que algunos cuando la vieron no creían, Robert, abre tus ojos y mira mi mano
Los abrí de inmediato y vi una rosa, negro, opaca y a punto de morir, no podía creerlo, pero fue real
- Muchas gracias Robert, toma – me la dio y después se volvió una flor de Sakura, ¿Cómo lo hiso?
Volví a mi asiento y al momento de que me senté se presentaron los protagonistas de la función, todos agradeciendo y con aplausos se fueron. Cuando la función termino, Víctor y yo fuimos con kelvin, para preguntarle algo
- Maestro Kelvin, maestro Kelvin
- O pero si es Robert y su amigo, ¿Qué necesitan muchachos?
- Maestro queríamos saber si…
- Nos podemos unir a su circo – dijo Víctor emocionado
- Jajaja, claro que pueden, vengan mañana temprano para hacer unas pruebas y veremos si tienen madera para el circo
- Muchas gracias maestro Kelvin – dijimos ambos mientras nos íbamos contentos hacia “casa”
Pero no todo era feliz, ya que cuando llegamos, la monja volvió a estar furica, nos quito el dinero restante y nos golpeo con el látigo por llegar tarde, Víctor sufrió mas, ya que él me estaba cubriendo para que no sufriera, nos golpeo tanto que lo hiso sangrar de los brazos y cara, a mí solo me golpeo las piernas. Cuando nos fuimos a dormir, Víctor, cansado y agobiado me dijo…
- Ro…bert…
- ¿Qué pasa Víctor? – dije sin mirar abajo
- Gra…cias… po…por…lle…varme… a…al…circo
- No agradezcas, Víctor – dije alegre mientras dormía, pero no pude
Estaba demasiado emocionado para poder dormir, así que decidí despertar a Víctor para hablar
- Víctor, ¿sigues despierto?, yo no puedo dormir pensando en lo que el señor Kelvin nos hará mañana, ¿no crees que será emocionante?
Era raro, no me contestaba, me decidí a bajar para despertarlo
- Anda Víctor, te estoy hablando – moví su hombro pero no respondía, hasta que lo voltee – Víctor no me estés…
Su piel estaba demasiado pálida y fría, cuando tente sus mejillas, me di cuenta de que, el ya había muerto
- No, no, Víctor no, no – lo abrase y comencé a gritan tan fuerte sin separarlo de mi
Grite tan fuerte que hice que los demás, junto con la monja despertaran y vieran el cuerpo sin vida de Víctor pegado a mí
- ¿Qué demonios está pasando aquí a estas horas de la noche?
- Usted…usted… mato a Víctor – le dije con furia en los ojos, esos ojos lagrimosos que en el momento justo salieron
Ella se acerco y lo toco, sabía que estaba muerto pero…
- Este niño estaba enfermo desde que llego, de seguro fue eso
- Claro que no, Víctor era un niño tan sano como yo, usted, con sus golpes hasta hacerlo sangrar acabaron con él, es su culpa maldita monja
- No me hables en ese tono mocoso mal educado – me abofeteó, pero no me importo
- Usted es quien nos crio así que usted tiene la culpa maldita perra mata niños
Me jaloneo dejando el cuerpo de Víctor en la cama, yo quería estar junto a él pero era más fuerte que yo, la golpeaba para que me dejara pero no lo logre, me saco a jalones del orfanato, tumbándome en esa noche lluviosa y helada
- ¿pero qué demonios hace?
- Que Dios se apiade de ti, Robert…

Bueno dejare un pequeño mensaje por aquí, agradeciendo que estén leyendo mis historias, que realmente las cree especialmente para mi y mis amistades pero me entro la idea de publicarlas y ver que les agrada mas, tengo dos noticias, La Luna y El Sol Son Sus Virtudes, tendrá un capitulo nuevo cada martes, si es posible y no suceda un imprevisto antes, Bromin, El Payaso Asesino, cada miércoles y Womanizer cada viernes, y si llegara a atrasarse por un motivo subiré los capítulos en fines de semana, espero que les agraden mucho mis notas, porque oficialmente no son historias aun, hasta su conclusión.

#3

Capitulo 2:
Las esperanzas nunca mueren
Pase la noche durmiendo en un callejón lleno de basura y ratas, pero era mejor que vivir arriesgando mi vida con esa malvada monja, solo espero que el cuerpo de Víctor este bien, bueno, su cuerpo solamente, me levante sin ánimos y ande hasta el circo, todos estaban entrenando, pero yo solo buscaba al señor Kelvin, cuando por fin lo encontré en la carpa, junto con Saúl y Fynni
- Señor kelvin – dije entrando a la carpa
- Ah, Robert, te hemos estado esperando, ven y a comenzar con los retos, ¿estás preparado?
- Eso… creo
- Muy bien, lo primero que debes de hacer es…
- Movimiento de pelotas – dijo Saúl sonriendo – oye, espero y a mí no me hallas olvidado, ¿cierto?
- Como podría olvidarte, si eres el espectacular Saúl, el gran malabarista
Se rio y me lanzo sus pelotas, al momento las tome como reflejo involuntario, pero después comencé a moverlas haciendo un gran círculo con ellas, era impresionante, nunca supe que podría hacer esto, es genial, Saúl quedo impresionado por lo que hice y solo aplaudió
- Vaya que eres bueno Robert, parece que pasaste la primera parte
- Ahora te toca mi prueba, ¿listo para morir? – dijo Fynni sonriendo
- ¿para morir?, no creo, pero daré mi mayor esfuerzo – le sonreí
Me subieron hasta lo alto, hubo algo que nunca pensé que me pasaría, temor a las alturas
- Vamos Robert, imagina que vas caminando por un sendero de flores y veras que podrás – me grito el señor Kelvin
- ¿y en verdad pensaste en eso cuando te contrato? – le pregunte a Fynni
- En realidad no, yo pensé que estaba en un mar de tiburones hambrientos y cosas así – dijo amarrándome a una cuerda de seguridad – buenas suerte – me sonrió, es raro
Comencé a caminar sobre la cuerda algo nervioso, fueron creo que 3 intente caer, pero logre equilibrarme hasta llegar a la otra parte, creo que Víctor estuvo conmigo, ya que el equilibrista experto era él, no yo, en fin, kelvin me acepto en la familia, pero primero como un ayudante de campo, traía y sacaba las cosas que fueron utilizando, era difícil al principio, pero logre estar así por unos 5 meses, hasta que…
- Bien, Robert, debemos de… ¿eh, que te sucede, Robert?
Narrado por Saúl…
Estábamos a punto de empezar la función de esta noche, teníamos que preparar todo para comenzar la gran noche, pero, necesitaba mis pelotas de la suerte, ¿Dónde las deje?, fui con Robert, quien se encontraba en la carpa de almacén, pero, lo encontré llorando
- Robert, ¿Qué te sucede?
- No… es… nada – se lanzo a mí y comenzó a llorar tan profundamente que hasta a mi me saco una lagrima de lo triste que estaba
- Vamos, puedes contárselo a Saúl, el sabrá lo que hay que hacer
- No hay nada que hacer ya, es demasiado tarde
- ¿tarde, de que estás hablando? – mire a muchas personas pasar, significaba que la función estaba por comenzar, y yo era el primero, ¿Qué hare? – mira, Robert, ve a mi carpa, espera mientras hago la primera entrada y estaré de nuevo contigo, ¿vale?
- Es…esta…bien – dijo cabizbajo, ¿Qué le ocurrirá?
Antes de lo previsto termino la función de esta noche, me dirigí rápidamente a la carpa, pero cuando llegue, Robert estaba dormido, con lagrimas en las mejillas, bueno, no lo culpo, es muy pequeño aun como para soportar tanto, además, el llanto te quita energía, esta 100% comprobado, hice un catre con unas sabanas libres y me acosté a un lado de el por si pasaba algo y termine durmiendo, pero esa noche, fue la más extraña de todas, estaba en mi tierra, Alemania, recordando mi niñez, mi nombre en esos días era Paul, de tan solo 7 años, en esas fechas estábamos en guerra con Irán e Irak, estábamos en toque de queda, pero no nos importo a mi padre y a mí, fuimos a buscar comida, pero cuando mi padre encontró algo para la cena, una granada cayó frente a él, matándolo al instante, quede traumatizado por ello, tanto que quise matarme en ese momento, pero antes de eso, kelvin me detuvo, y me dijo que era un joven como para terminar mi vida así, y me ofreció ser mi padre sustituto, acepte de inmediato, ya que no me gustaba estar solo por ningún motivo, ya hace como 10 u 11 años de eso, y estoy agradecido por tener lo que tengo, no por lo que paso, pero si por mi futuro…
- Saúl… Saúl… despierta Saúl – escuchaba una voz llamarme y moverme
- Ya... ya desperté… - dije mientras me sentaba en el suelo
- Lo siento mucho Saúl, no era mi intención dormir en tu cama
- No te preocupes pequeño – le dije alborotando su cabello – además estabas muy cómodo, no podría moverte por nada – me levante y me estire lo mas que pude, hasta trono mi espalda, que incomodo – bueno, dime, ¿Por qué estabas llorando anoche?
Me conto todo lo que vivió desde que sus padres murieron, y creía que yo vivía en la misma mugre, no se comparo con lo que el vivió, pobre
- Y fue por eso
- Robert – le di un abrazo – no importa cuanto hallas sufrido en el pasado, ahora estas en el presente junto con nosotros, tu nueva familia, y así será mas allá del futuro
- ¿lo prometes Saúl?
- Lo prometo, y es más, te diré un secreto – se acerco a mi – no me llamo Saúl, mi nombre es Paul, y tengo 20 años
- ¿enserio tienes 20 años?
- Si, o acaso no se nota
- La verdad que no
- Esta es la magia del circo pequeño, mientras más alegre es, más jóvenes seremos
Ya animándolo un poco más, nos pusimos a entrenar, y estuvo todo bien, ya no lo he visto llorar, ahora Robert tiene 12 años, está listo para estar en el escenario con nosotros…
Narrado por Robert…
No podía creer que ya pasaron 5 años que murió Víctor, y ahora estaba listo para presentarme con todos en el espectáculo, claro, estaba nervioso la verdad, pero daré lo mejor de mí
- Ro… digo, Bromin, ¿ya estás listo?
- Listo Saúl, vamos por ellos – así me nombraron, Bromin, el payaso alegre
Las luces del escenario comenzaron a bajar y kelvin presentaba como siempre, cuando Saúl termino su parte, yo salí en acción
- Eeeeeee… buenas noches damas y caballeros, mi nombre es Bromin y vengo… a sacarles unas risas – dije dando la mejor sonrisa y todos me aplaudieron – ahora, quiero presentarles a mi querida, amiga, Silvana – ella apareció muy elegantemente, no sé porque, pero me parecía hermosa
- Hola, Bromin, dime ¿porque te estás robando mi turno?
- De que hablas Silvana, si quedamos de hacer este acto juntos
- Será que tu, quedaste, porque yo no – me lanzo sus cuchillos y trate de esquivarlos todo lo que pude, pero, una cascara de banana me detuvo y caí, todos se carcajearon – sigue haciendo esto, les gusta – me dijo mientras iba por mi
- Ups, creo que resbale – me comporte como un idiota, pero a ellos les gustaba, era bueno
Continúe haciendo mis tonterías toda mi hora, y les fascinaba, aunque, en veces salía lastimado de ello, no podía saber cómo aguantaban otros con cosas peores, pero preferí currarme como yo lo sé…
Narrado por Silvana…
Vaya, a pesar de tener corta edad, Bromin sabe como animar a la gente, malditos hipócritas que solo piensan en si mismos, sin preocuparse por todo lo que sufren las demás personas, mi nombre es Emily, fui nacida en New york, pero mi nacimiento no fue de los comunes, realmente, fui una niña no deseada, mi madre solo me cuido hasta que tuve los 3 años, después me dejo en la calle, olvidada y con frio, cuando la veía pasar, me golpeaba, gritándome “adefesio” “inmundicia” y cosas peores, no quería vivir así, tuve tantos motivos para matarme pero seguía con vida aun, no sabía el porqué, pero cuando mis 9 años, desee un padre que me quisiera por lo que era, y en esa noche, en un callejón que era mi “hogar” llego kelvin, junto con Paul, eran mi gran bendición, ya que después de irme con ellos logre hacer cosas impresionantes que antes ni soñé hacerlas, estoy eternamente agradecida con él, tanto que llegue a ser su hija preferida.
Cuando finalizo nuestro turno, Bromin me comenzó a platicar de su vida, y yo de la mía, tanto que le confesé mi defecto, naci sin mi ojos izquierdo, por ello fue que me abandono mi madre a mi suerte, no le parecía tener una hija deforme siendo ella una bella mujer.
- Entonces, ¿crees que ella es una bella mujer?
- A lo que recuerdo, si, es una bella mujer
- Yo no la conozco y me parece espantosa
- ¿Por qué lo dices? – me parecía raro que hablara de alguien que ni conoce
- Porque si fuese una bella mujer, no le desagradaría que tu fueses su hija, todo ser humano es bello como Dios lo trajo al mundo, y para ser sinceros, tu eres una linda persona, Silvana
No podría creerlo, un niñato me ha hecho sonrojar, pero, siendo sincera, es lo más lindo que me han dicho, tal vez sea 6 años menor que yo, pero sabe más que un adulto… creo que me gusta
Narrado por Robert…
Hablar con Silvana me ayudo a respirar de nuevo, ya que me retenían los recuerdos de mi niñez, a pesar de habérselo dicho a Saúl desde un principio, me agradaba mucho contar lo que sufrí para así recordar a mi querido amigo Víctor, que gracias a él, estoy aquí, viviendo lo que muchos niños de mi edad desean, ser libres de reír y jugar mientras te dan calor y amor de una familia

Tal vez en este tiempo no logre subir como tenia pensado, ya que he tenido dificultades con el internet y aparte los estudios y el trabajo, pero tratare de minimo subir un capitulo de una historia a la semana para que no se queden sin su lectura. Espero y les sigan gustando.

Adrian_Snape
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

¿Sera que la monja tendrá su merecido?

-ef101cb0-0ab0-47d2-81af-f25d09f0f91e
Rango2 Nivel 9
hace casi 2 años

Una pregunta en el primer capítulo dijiste que era el siglo XIX osea el 19 pero en este esta la guerra alemana y granadas lo cual es perteneciente al siglo XX solo queria decir eso


#4

Capitulo 3:
“Después del pasado, el presente también tiene tropiezos”

Paso otro mes mas y seguía siendo un “Bromin” de primera, ya que hacia participar a todos, hasta a los que fuesen a vernos, además de que ganábamos cada vez mas, pero algo paso que jamás podría perdonar, kelvin comenzó a sentirse mal, nos comento que era una enfermedad que comenzó a darle hace apenas 3 años.
Comenzamos a ensayar y kelvin fue hacia nosotros 5
- Hijos míos, esta noche comenzara una nueva vida, comenzaremos a viajar por toda Europa, así, Australia y América
- ¡qué bien! – dije emocionado
- ¿y porque tan repentinamente viajaremos? – dijo Saúl
- Bueno, gracias a que todos han hecho un gran trabajo, comenzamos a ganar más, además de quienes nos ven han hablado con otras personas y pues quieren contratarnos para hacer reír a sus países
- Espero y no vayamos a china – dijo Firegirl seria
- Bueno, realmente iríamos a América, después a Australia y por último a Asia, así que no te preocupes
- En ese caso, hay que dar lo mejor para que sigamos ganando dinero – dijo Fynni mientras se encontraba practicando
Narrado por Fynni…
Vaya, hasta que me toca hablar, mi nombre es Fynni, tengo apenas 17 años pero me comporto como una persona de 25 años, aunque me gusta la sangre y las cosas oscuras, pero cuando estoy en el escenario debo de comportarme como un chico bueno, excepto cuando estoy en mi carpa, allí puedo ser como siempre he sido, yo vengo de origen australiano, a pesar de la historia de los otros, yo viví siempre con mis padres, la diferencia es que ellos controlaban mi vida, como vestir, hablar, mirar, aprender, actuar, comportarme, era el “niño perfecto” a comparación con otros niños en Australia, al principio no lo notaba, hasta que comencé a sentir un cambio en mi vida, fue cuando tenía 12 años, supe que era momento de que dejaran mi vida en paz, y yo tomar las riendas de la misma, decidí escapar, viviendo 2 meses en las afueras sin que nadie me molestara, pero, un buen día, decidí ir a la ciudad, sin contar de que mis padre estarían allí, cuando menos lo espere, me tomaron y quisieron llevarme a la fuerza, el único que me ayudo fue kelvin, quien apareció de la nada, diciendo que yo era su hijo, y que porque me trataban de secuestrar, mis padres claro, lo llamaron loco, pero yo le seguí la corriente, los oficiales se los llevaron, me alegro eso, y kelvin me adopto como otro de sus ojos, no podría creer que Emily y Paul sufrieran peor que yo y seguían viviendo, kelvin es un ángel que Dios nos envió… en fin, comenzamos a ensayar, pero algo ocurrió… kelvin se desmayo y cayo inconsciente. Bromin y Saúl fueron veloces a ayudarlo y lo llevaron a la cama de su carpa, estaba grave, tenía temperatura alta, su piel se veía pálida, y no podía abrir los ojos
- Hijos míos, quiero que sepan que… aunque no son mi sangre… los amo…
- Papa, también nosotros te amamos – dijo Silvana tomando su mano
Saúl, Bromin, Firegirl y Beast estaban a su alrededor con las manos juntas como, “rezando” creo, y yo solo lo veía agonizar, era triste pero me gustaba, sabia que ya no tardaría mucho para su final…
- Fynni… dijo con voz muy baja
- Di-dime, papa – me acerque
- Recuerda que… nunca debes dejarte llevar… por lo que dicen los demás… tu… puedes crear… tu camino – me acaricio el cabello y cerro los ojos
Maldita sea, ¿Por qué hace esto?, mis lagrimas comenzaron a caer y solo recosté mi cabeza en su cama, Silvana y Firegirl estaban desechas, Beast solo tenia la cabeza baja y Saúl, junto con Bromin, trataban de despertarlo, pero era inútil, nuestro padre… ya estaba muerto.
Narrado por Beast…
Quien diría que el viejo duraría mucho, pero siento ese vacio en el momento que cerro los ojos, el si fue mi padre en primer lugar, tenia tan solo 5 años cuando el me recogió de la Amazonas, donde logre concentrarme en el idioma de los animales, estuve a punto de morir comido por unos jabalís salvajes, pero kelvin, de milagro, se encontró allí, y me salvo, era un buen tipo a decir verdad, me da tanta lastima que su cuerpo no soportara hasta después de todo esto, por la tarde fue su cruel entierro, quien sufrió mas fue Robert y Saúl, quienes se ven muy fuertes pero cuando les dan un golpe bajo terminan llorando, bueno, yo no me considero así, después de que todo se fueron, me acerque a Robert junto con una de mis serpientes
- “Bromin, todo estará bien” eso dice Franchesco – ¿Qué? ¿Se les hace raro que puedo serpentear las palabras?
- Eso lo se bien, pero, no había sentido este dolor hasta hace unos años atrás, pero ahora, no se como podre seguir
- Todos somos familia Robert, no te preocupes por eso
- Beast – me miro fijamente y me dio una gran sonrisa mientras sus lagrimas resbalaban, no se porque, pero el rostro de Robert me recuerda a alguien que ame, pero lo perdí para siempre
Esa noche no daríamos función por la muerte de kelvin, todos, estábamos devastados, fuimos a su carpa a rezarle y a pasar tiempo, en eso, Saúl encontró una carta en la cama de kelvin, la abrió y dijo
- Miren, kelvin nos dejo una carta
- Léela – dijo Silvana
- “queridos hijos, esta carta es para darles una sorpresa de las mejores, dentro de dos días vendrá el embajador de estados unidos a darnos su aprobación para ir a su ciudad, espero y tengan una gran presentación para que sigan adelante con todo esto, Saúl, te doy mi puesto, ya que veo que tu eres el siguiente en realizar eso, espero y todos sigan mejor de lo que espero, los quiero mucho hijos míos” kelvin sabia cuando moriría, y nos dejo esto
- ¿y que vamos hacer, capitán? – le dije a Saúl mirándolo
- Haremos lo mejor para que se sienta orgulloso – dijo arrugando la hoja – todos para el circo…
- Y el circo para todos – dijimos todos mientras poníamos la mano en el pecho
Este tonto juramento acabara de lo peor, eso dice mi tigre Alex, los animales sienten el peligro antes de que ocurra.

He tenido muy abandonado este sitio, pido disculpas, pero, tratare de seguir subiendo los capítulos de mis historias, gracias por todo su apoyo y motivación

#5

Capitulo 4:
“cuando comenzamos a volar, podemos caer”

Narrado por Robert…
Ya pasaron los dos días que kelvin nos dio para que entrenáramos todo para poder ir a estados unidos, la función seria de lo mejor y a decir verdad, nadie estaba nervioso, fui con Firegirl, gran error, estaba alistándose para la función…
- Bromin – dijo tapándose toda
- L-lo siento, n-no s-sabia q-que…
- Solo…sal, ¿de acuerdo? Cuando termine te busco
- S-si, l-lo siento
Dios mío, Firegirl esta buena…
Narrado por Firegirl…
Ya quedaba poco para ir a America, estoy seguro de que si iremos, lo siento en mis entrañas, me alistaba para dar mi gran espectáculo, para darle honor a mi familia, yo soy de Xining, china, fui hija de un carpintero, del cual me da mucho orgullo, pero, por cosa del destino, lo arrestaron, dejándome sola y abandonada por casi dos o tres años, hasta que llego kelvin a mi rescate, me sorprendió ver a varios chicos también, pensé que eran sus hijos, pero cuando me contaron su vida, me di cuenta que kelvin era su “padre adoptivo” y hasta a mi me sorprendió que a todos, incluyéndome, nos dijera hijos, y ellos padre, yo jamás negué a mi padre, pocas fueron las veces que lo llame padre, ya que tengo la esperanza de volver a verlo, aunque sean pocas. Salí de mi carpa para entrenar un poco mas, pero algo me dejo helada al momento, note a Saúl parado sin hacer nada
- Saúl… ¿estas bien?
- Fire…girl
- ¿t-te ocurre algo? – me acerque a el pero sentí un aura fría
- Robert… acabara…todo
- ¿q-que?
- Robert acabara todo – me miro con ojos blancos y me ataco hasta dejarme en el suelo
- Saúl, Saúl, reacciona, Paul – le grite y le di una bofetada, lo cual hiso que reaccionara
- ¿q-que, que ocurrió? She gin, ¿que, que hice?
- Nada Paul, nada – lo abrase y me puse a entrenar con el
Me intrigo lo que dijo, esas palabras sonaban una y otra vez en mi cabeza, hasta que llego la función, lo cual me puso nerviosa, presentía que ocurriría algo, pero decidí ignorarlo por completo. Saúl estaba a punto de dar la presentación.
- Damas y caballeros, mi nombre es Saúl, y vengo aquí para darles, un toque mágico – comenzó con su truco de pelotas, pero ahora cambiaban de colores mientras las movía, había practicado muy bien
Después de esto, me presente junto con Bromin, el estaba atado a una rueda de madera, mi misión, era dejar el contorno de Bromin y el debería de hacer sus bromas de siempre. Logramos realizar eso, fue fácil, pero lo difícil era para Bromin, ya que hacia reír a todos menos al comensal, que estaba en primera fila, observando a Bromin, pero muy detalladamente. Cuando terminamos, todos nos quedamos a brindar junto al comensal, pero siempre estaba al lado de Bromin, el señor era todo un americano a decir verdad, no es por ser racista pero si lo era, en eso, el comensal y Saúl se apartaron de nosotros, Silvana y yo nos acercamos a Bromin
Narrado por Saúl…
Creo que ya tenemos el viaje a la bolsa, el comensal americano me dijo que quería hablar de negocios, así que fuimos a mi carpa
- Señor…
- Saúl, Saúl es gran malabarista
- A si eso, quisiera saber, ¿Cuánto desean ir a mi país?
- Mucho señor, es el sueño que debemos de cumplir para nuestro padre
- Y dime, ¿Qué están dispuestos a hacer para ir?
- Todo lo que sea necesario
- Todo, ¿eh?, bueno, que tal si te digo que, te daré lo necesario para ir a mi país, hospedaje por los días que se queden, y dinero americano, ¿aceptarías mi propuesta?
- Cla-claro, ¿Qué debo de hacer?
- Tu no, el pequeño payaso, ¿Cómo se llama?
- ¿Bromin?
- Si, ese, Bromin, quiero que Bromin, duerma conmigo esta noche
- Se refiere a…
- Si, una noche con Bromin y los llevare a estados unidos, y además todo lo que ya les dije, pero si no aceptan… díganle adiós a America y a todo lo demás, piénsalo bien Saúl
Tener que poner en riesgo todo nuestro trabajo por una noche, no creo que valga la pena perderlo, pero, también si lo hago, Bromin… quedara…
- Bromin – dije tras de el
- ¿Qué ocurre Saúl?
- Puedes venir por favor, tengo que pedirte algo – dije sin mirarlo, espero y sepa lo que hago
- Claro – se levanto y fue conmigo
Narrado por Robert…
Creo que ya tenemos el viaje, estoy muy emocionado, viajare como antes, será emocionante…
- Ro…Bromin, el es el comensal, Jackson Omarca, y… quiere… pedirte algo… que… seguro te gustara… y si… aceptas… iremos a America… - dijo con cabeza abajo y algo cortante
- Claro, ¿Qué tengo que hacer?
- Deja te muestro, ven – me tomo del hombro y fuimos a un remolque, me senté en una cama esperando
Narrado por Silvana…
Saúl y Bromin ya tardaron con el comensal, ¿Qué estará pasando?, ah, ya llego Saúl.
- ¿Por qué la tardanza? Se supone que solo iba a hablar, ¿no?
Saúl no me respondía, tenia la cabeza cabizbaja, y su mirada seria, no era de costumbre.
- Y… ¿Dónde esta Bromin? – me preocupa
- Bromin… esta… con… con… el comensal
- Haciendo… - dijo Firegirl
- Lo que el comensal ordene…
Era demasiado raro, ¿Por qué quiere a Robert?
- Voy con el – me levante y fui al remolque
- Silvana… no vayas a entrar por nada del mundo…
- ¿Por qué no?, si pide mi ayuda se la daré
- Harás que el viaje se cancele – me dijo con voz baja
Todos nos sorprendimos pero yo seguí para ir por el. El remolque estaba oscuro, ninguna vela estaba encendida, seguramente no hay nadie, pero cuando iba a tocar…
- Ahhhhhh, ayudaaaaa
- Cállate niñato, que si gritas le costaras el viaje a todos
- ¿por… porque, m-me hace esto? Ahhhhhh
- Porque se me antoja la piel firme y suave de un niño
No podría creer lo que escuchaba, así que decidí ver un poco para saber que ocurría, gran error, el comensal estaba violando a Robert, me quede en shock al verlo, pero el me miro, sus ojos gritaban “ayúdame, ayúdame” pero no podía moverme, salí corriendo de ese lugar, Robert, perdóname, pero el viaje es primero para triunfar y ser felices, no te despreciare por esto. Llegue con los demás y les conté lo que había pasado, Firegirl estaba furiosa, Beast preparaba una serpiente venenosa y Fynni una cuerda, pero antes de que dijeran algo.
- Si hacen algo en este momento les juro que nuestro padre no estará descansando en paz
Todos nos sorprendimos por como actuó Saúl, pero después nos explico
- El comensal me dijo que si le dábamos una noche con Robert, nos daría lo necesario para pasar, mas aparte un lugar de descanso y dinero americano, por eso acepte
- ¿no te detuviste a pensar como sufriría Robert con esto Saúl? El es un pequeño niño aun, no sabe lo que es bueno o malo aun
- Lo se… por eso le dije que si estaba dispuesto a todo para ir a America, y me dijo que si, así que si el acepto esto, ustedes deben de soportar su decisión, les guste o no
Todos nos quedamos quietos esperando a que el comensal saliera, escuchando los gritos que Robert daba, me dolía al escucharlo, pero, que podríamos hacer, somos solo… unos niños tontos

Hace más de 3 años

0

1