PhoebeCaulfield
Rango11 Nivel 51 (7192 ptos) | Artista reconocido
#1

--¡No! Por favor, no lo hagas, te lo suplico. --Grita con todas sus fuerzas. --Escúchame, sé que lo das todo por perdido, pero no es así, aún hay esperanza.

Golpea con rabia las paredes acolchadas de su celda, pero su carcelero es incapaz de oírle, está demasiado concentrado observando el brillo del cuchillo.

Hace más de 3 años Compartir:

2

11
PhoebeCaulfield
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

Me alegro que te guste, @Romahou, pero que la segunda y las siguientes partes te gusten :-)


#2

--¿Qué vas a hacer con eso? ¡Suéltalo! Si me sacas de aquí te prometo que te ayudaré, como en los viejos tiempos cuando trabajábamos en equipo, ¿Recuerdas? --Por un momento parece que le oye, pues sonríe, pero enseguida endurece su expresión y acerca el cuchillo a su muñeca izquierda.

--Éramos los mejores, todos nos admiraban y envidiaban a partes iguales. Estábamos en la cima, pero luego todo cambió... --Se esfuerza en hablar por una pequeña raja que tiempo atrás consiguió hacer en la pared, pero su voz queda amortiguada. Cansado intenta sentarse, pero a medida que pasan los años, la celda ha ido encogiendo y le es imposible.

Mientras tanto el otro, se clava la punta del cuchillo en la carne y una gota de sangre recorre el antebrazo. El prisionero agarra su mano izquierda y se retuerce de dolor, como si fuera su piel la que están seccionando.

Hace más de 3 años

0

3
#3

--¡No! Para. Suelta ese maldito cuchillo y sácame de aquí. De verdad, no te guardo rencor, si bien es verdad que fuiste tú el que creó esta celda de aislamiento y me encerró en ella, yo fui el que te dio la llave y se dejó enjaular. Ahora no es momento de buscar culpables, solo sácame de aquí para que pueda ayudarte. --Al tiempo que habla, araña como puede la tela de las paredes y arranca la espuma aislante, poco a poco va haciendo un agujero.

Su celda, aunque pequeña, tiene una luz potente y cálida, en cambio fuera de ella sólo hay oscuridad y el vacio más absoluto. A medida que el agujero se hace más grande, la luz de la celda se escapa e ilumina el resto del espacio.

--¡Qué tiempos aquellos! Ganábamos dinero a espuertas, nuestros nombres abrían cualquier puerta y las mujeres más bellas de la ciudad caían rendidas a nuestros pies.--Por fin parece que su voz se empieza a oír, pues el hombre empieza a sonreír y reduce la presión del cuchillo sobre la muñeca. -Sé que ahora no es nuestro mejor momento, pero juntos saldremos de esta, antes también tuvimos problemas y salimos de ellos, esta vez no será distinto, confía en mí.

Hace más de 3 años

0

3
#4

Sigue hablando de tiempos pasados donde todo iba bien, sin desistir en la labor de romper los últimos resquicios de su celda. Al poco lo logra y es entonces cuando la luz que antes sólo estaba en la celda, ocupa todo el espacio.
....................................
El hombre deja caer el cuchillo en el lavabo y mete la herida bajo el grifo. Levanta la cabeza y mira su reflejo envejecido, cansado y ojeroso en el espejo:

--¿Cómo he podido llegar tan lejos? ¡Dios mío! no me puedo creer lo que he estado a punto de hacer. Ni siquiera soy capaz de recordar en qué momento decidí desterrar de mi mente la felicidad, cuando empecé a crear esa minúscula celda, para retenerla en un lugar tan remoto de mis pensamientos, haciendo imposible oír sus consejos.

Hace más de 3 años

2

1
PhoebeCaulfield
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

Gracias @krisosthomo, lo cierto es que con este texto no estaba muy covencida, me parecía que no estaba bien escrito que era un lio y un final brusco. Agradecería que me dijeras qué opinas, si a ti te ha parecido igual...gracias y un saludo :-)

PhoebeCaulfield
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

Muchas gracias @krisosthomo, me quedo con mantener más tiempo la intriga sin dar tantas pistas :-) y me gusta la idea de dejar un final más abierto, pero siempre me da miedo más que de dejarlo abierto, dejarlo a medias jeje tendré que encontrar el punto medio. Gracias por comentar, en breves me pasaré por tu perfil a leerte, es lo justo jajaja saludos