Bulsarami
Rango7 Nivel 33 (1981 ptos) | Autor novel
#1
    Partes:
  • #2

Otro individuo a quien inmortalizar.

Aprendí por la malas que eso haces cada vez que escribes sobre alguien. Cada madrugada dedicada es irrecuperable y bien puede que el escritor olvide su musa pero el escrito recordará siempre su sentir.

Temo lo peor. Esta pasión puede ser tan absoluta, que descuidaré aspectos superfluos de mi vida. Me dejo llevar tanto y es por eso que el suelo que piso no es estable todavía.

¿Te fías de mí? Tranquilidad ante todo, te entregaré unicamente verdad si eso obtengo a cambio. Este es el espejo de mi sentir, el eco de un grito silenciado. Un escritor bien puede engatusar y disimular es uno de nuestros mayores artes. Nos sobra imaginación, maña, discreción, amor, miedo, entre otra lista interminable. Podemos manifestar lo inimaginable y la timidez característica de nuestro indomable ser, tiende mantener silencio. ¿Ironía verdad?

Pero cariño, si te sostiene un escritor entre sus brazos. Estarás a salvo y en peligro. Si un escritor se enamora de ti... Cuidado, es considerada un arma de doble filo. Pero te aconsejo que prosigas. Ven, te invito a ser consumido.

Hace casi 4 años Compartir:

1

9
CamiCastro
Rango10 Nivel 47
hace casi 4 años

Simplemente me ha encantado. Esta muy bueno 😊


#2

¿Listo para ser inmortal?

Y pongo fé y futuro en ti. Yo maduraré y tu enloqueceras. Quiero pecar de soberbia y decir que solo serás alguien íntegro si me tienes contigo.

Mencionaré también que no he de cambiar por ti. Diré con total seguridad que me amarás por ser asi de inconsecuente y terca, porque te amaré de igual manera por tu optimismo incansable y tu simplificación de los problemas. Por tu facilidad de palabra y mi soltura de pensamiento. Por este nuestro comienzo ambiguo.

Y te faltará valor cariño. Pero yo lo tendré por los dos y será mas que suficiente. Yo pondré la rutina y tu querrás enseñarme a nadar. Impondras tus mañanas soleadas y yo te cansaré de tardes grises. Me iré siempre por la nubes y te causará gracia mi insolencia. Me aferraré a tus sueños y los cumpliré siempre que pueda. Ternura, hazme volver, llévame a casa sobre tu espalda. Muéstrame tus amplias y amorosas alas y volaré. Te prometo que lo haré. Seras a quien llame para contarle de mis alegrías y en un futuro no muy lejano: el motivo de varias de ellas.

Y sigo siendo cruel e infantil, tu eres un experto y estas desquiciado pero no me da ganas de reclamarlo, te agotará. Mi objetivo es divertirte, no obstante, la aburrida seré yo si de tu parte no has de poner. Este corazón puede torcer y ser torcido, manipulado ha sido y sabe bien el arte de su oficio. Te muestro esta faceta, una que bien puedes destruir o moldear.