PEPE_ILLARGUIA
Rango7 Nivel 31 (1645 ptos) | Autor novel
#1

La casa del abismo tiene una nueva inquilina. Escondido dos noches seguidas tras una lápida del cementerio la vi asomar por la ventana que da al norte. Lleva un camisón blanco. Sus cabellos rubios caen como ondas velando su rostro. Sus ojos brillan como cuchillos y parece que te miran desde la eternidad.
Hoy ha llegado el momento. Aprovecho la oscuridad de la noche. Dejo atrás el sótano. Las escaleras de caracol me llevan hasta ella.
Se abre la puerta, muy lentamente.
- Iván –me dice con sus ojos-, no me sigas.
- Espera –le digo a su boca de seda-. Iré contigo.
- Es inútil –responde-.
Cuando se lanzó por el balcón, intenté asirla y se desvaneció como una sombra. Desde el pretil del puente, me miró una última vez, y desapareció por el fondo del barranco.
La gente murmulla al verme pasar: “Ahí viene Iván, el herrero loco, que se enamoró de la Fata Morgana”.
No saben que todavía escucho su lamento: “De la tierra al cielo va…, es un puente de cristal…”
Es un sonido parecido al tintineo de mi martillo sobre el metal enrojecido cuando le doy forma a una nueva espada.

Hace más de 4 años Compartir:

8

10
lasourise
Rango11 Nivel 50
hace más de 4 años

Hola, Illarguia.
Muy bueno el argumento de tu relato. Me gustó, y también la técnica..
Gracias por tus comentarios.

Darkristal
Rango4 Nivel 16
hace más de 4 años

El enamoramiento de fantasmas es un tema delicado e interesante, la forma en la que lo desarrollas es interesante y le da valor a la historia, sin embargo, no creo que referirse a la boca en vez de los oídos no queda específicamente bien.

PEPE_ILLARGUIA
Rango7 Nivel 31
hace más de 4 años

Dark, tienes razón, si por ejemplo modifico:
- Espera –le digo-. Iré contigo.
- Es inútil –responde su boca de seda-.
Resulta más lógico, pero se pierde parte de la magia sensorial del conjunto del relato. Fíjate que colaboran casi todos los sentidos, empieza con la vista, luego hablan los ojos, en un lenguaje mudo, después Juan le habla a su boca, y esta al fin responde: No me sigas. Se lanza por el balcón, actúa el sentido del tacto, pero no funciona, es una sombra. Otra vez la vista y los murmullos, y Juan que oye una voz interior, una canción infantil. Al final actúan de nuevo en la última frase, como en un triunfo sobre la ilusión, los 4 sentidos.
Gracias por comentar-

RaquelBeck
Rango11 Nivel 52
hace más de 4 años

Wow. Me ha encantado tanto el microrelato en sí como tu explicación sobre "la magia sensorial". Sigue vistiendo muchísimas líneas más con tu arte, porque merece la pena leerte.

grace
Rango4 Nivel 17
hace más de 4 años

Me gustó mucho tu historia, tan bien lograda

1234
Rango11 Nivel 51
hace alrededor de 4 años

Algo tarde, Santo Tomás

David_Casado
Rango10 Nivel 49
hace casi 4 años

Te felicito por tus sabrosos «entremeses». Me parecen originales y magníficos @ILLARGUIA