ValentinBayonMuntaner
Rango11 Nivel 50 (6184 ptos) | Artista reconocido
#1

Eduardo se encuentra tranquilamente durmiendo en la cama. Un auricular cuelga de su oreja y el otro reposa sobre la cama escupiendo frenéticos acordes de algún grupo de punk rock a todo volumen.
—Cariño, ya te estás poniendo las pilas— le dice su madre con voz enojada—. Es martes, ya sabes lo que toca.
—Si mamá, día de limpieza —dice Eduardo desganado mientras se sienta en la cama—. ¿Por dónde empiezo?.
Aina, su madre, entra en la habitación cargada con un cubo de agua y varios trapos. Deja el cubo estrepitosamente sobre la mesa salpicando la mesa.
—Cuidado mama, joder.
—Coge eso y limpia tu terraza.
—¿No puedo desayunar antes? —pregunta Eduardo hambriento—, si no como algo me pongo de mala leche.
—No —contesta Aina autoritaria—, son las doce. Te esperas a comer.
—Pero...
—Pero nada. A limpiar.
De muy mal humor sale a la terraza, coloca el cubo en la mesa y escurre un trapo. Comienza a limpiar de mala gana la ventana. En los auriculares, que se ha vuelto a colocar, retumba News From the Front de Bad Religion.
De repente nota un agudo pinchazo en el cuello. Muy sutil, pero doloroso.

Hace casi 4 años Compartir:

3

9
alan_king24
Rango11 Nivel 53
hace casi 4 años

!A ver con que nos sorprendes esta vez compañero!

Nirva
Rango5 Nivel 21
hace casi 4 años

Una avispa/abeja ajajaja . Buen comienzo! Besos!


#2

—¡Joder! —grita mientras se golpea con la palma de la mano en la nuca. Al mirarla descubre un mosquito de gran tamaño aplastado, con las vísceras y su propia sangre saliéndole del cuerpo—. Hijoputa.

Restriega la mano contra la rugosa pared de hormigón para desprenderse del mosquito, se escupe en la mano y la frota contra el pantalón para terminar de limpiarla. Strung Out machaca las cuerdas con Velvet Alley mientras Edu hace uso del trapo como si fuera una baqueta de batería cuando nota dos nuevos pinchazos. Uno en el gemelo derecho y el otro en el costado izquierdo del cuello.

Su mano da rápidamente sendos golpes, pero ninguno acierta su objetivo. Eduardo se cabrea aún más.

—Me cago en su puta madre. Putos mosquitos —dice mirando a su alrededor.

Vuelve la mirada al cristal y se queda atónito al descubrir en el media docena de los molestos insectos. Al ritmo frenético del bajo comienza a sacudir con el trapo el cristal. Un zumbido irritante sacude su oído izquierdo una y otra vez. Gira sobre sí mismo frotando su antebrazo contra su oreja. Un nuevo pinchazo penetra sobre su ceja izquierda. Cierra los ojos para golpear con la palma de la mano su frente, pero sólo consigue lastimarse el ojo.

Nervioso se gira para entrar en la casa y buscar el insecticida. Se queda paralizado, aterrado. Un centenar de mosquitos ocupan la única puerta de entrada. Mira a su alrededor conteniendo el pánico y se le ocurre una idea al ver la manguera: rociar a los mosquitos con agua y acceder a su casa.

Como si escucharan su mente, una tromba de mosquitos se lanza contra él cuando Lagwagon comienza a tocar Never Stop. Presa del pánico Eduardo se esconde dentro del cuarto de las herramientas, un minúsculo armario de dos por un metro atiborrado de trastos.

Por un momento recuerda la fobia que tenía a los bichos cuando era pequeño. Cuando mataba sin querer a un bicho salía corriendo pensando que la familia y los amigos del insecto irían a por él buscando venganza. Y ahora estaba ocurriendo, esos mosquitos le perseguían por haber matado al primero.

ElAelito
Rango13 Nivel 64
hace más de 3 años

Jajaja putos mosquitos...


#3

El agresivo riff del guitarrista de Rise Against tocando Ready to Fall le saca de su bloqueo mental en el momento justo en el que un millar de mosquitos comienzan a entrar por todas las rendijas del pequeño cobertizo. Eduardo grita desesperado dando vueltas confuso sobre sí mismo, dándose manotazos por todas partes.

—Quitar, hijos de puta. Dejarme en paz —grita desesperado mientras nota dolorosas punzadas por todo el cuerpo. Los rápidos acordes y la frenética batería se mezclan con el incesante sufrimiento agudo que producen los pequeños aguijones agujereando su carne. Espantado da tumbos esquivando herramientas hasta que su pie tropieza con el mango de una pala y pierde el equilibrio.

Aina se encuentra arrodillada limpiando la bañera cuando unos desgarradores berridos suenan en la terraza. Asustada sale corriendo tirando al suelo su palangana de agua.

—Edu ¿qué pasa? —grita sin recibir respuesta mientras sale. No ve nada raro, tan sólo el cubo que le dio a su hijo arrojado sobre los azulejos de barro—. Eduardo, basta de tonterías.

Algo llama su atención, en el suelo, frente a la puerta del cobertizo, está el trapo mojado de Eduardo lleno de mosquitos muertos. Se agacha para sacudirlo cuando ve unas gotas de un liquido rojo saliendo por la rendija bajo la puerta de resina. De dentro surge el rumor de la inconfundible música acelerada de los cascos de Edu.

—¡Edu! —grita abriendo la puerta asustada. La dantesca imagen que descubre ante sí hace que pierda el conocimiento y caiga desmayada en el suelo.

Dentro, bajo un manto de cadáveres de mosquitos, se encuentra Eduardo. Muerto. Con el pecho atravesado por las cuchillas del cortacésped. Con las vísceras y la sangre saliendo a borbotones de su cuerpo.

FIN

ValentinBayonMuntaner
Rango11 Nivel 50
hace casi 4 años

Anoche no podía dormir y siempre que tengo insomnio escribo. A mi me gusto y quise compartirlo. Pero me agrada recibir comentarios negativos por que pienso que así tiene que ser, no siempre podemos gustar a todos supongo.
Espero sigas visitando mis relatos

FuchsiaSheep_23
Rango2 Nivel 5
hace casi 4 años

La venganza de los mosquitos asesinos.. Ha estado bien.

FuchsiaSheep_23
Rango2 Nivel 5
hace casi 4 años

Tu sigue sacando todo lo que te sale de dentro. Yo disfruto leyéndolo. Ánimo! !

ElAelito
Rango13 Nivel 64
hace más de 3 años

Los mosquitos te lo agradecerán....