Abril_Sagols
Rango11 Nivel 53 (8142 ptos) | Artista reconocido
#1

En silencio se suicidó.
Con un revólver explosionó todos los sentimientos que en algún momento yo ya había aniquilado. No tuve paciencia con él, no lo escuché todas aquellas noches en las que necesitaba de mis vocablos para respirar, no lo quise lo suficiente para entender que él moriría por mí y ahora la que muere soy yo, sola y perdida en este café ardiendo; ardiendo por dentro sin saber el cómo ni cuándo de mis manos se había escapado tanto egoísmo.
Si en vez de haberme amarrado a ese ancla hubiera salido a por él, tal vez, estaría aquí. Si en vez de ausentarme hubiera saltado en ese paracaídas hacia su autismo, puede que ahora, él, estuviese sonriéndome como cada día.
Me culpabilizo por no haber sido capaz de entender todos los puentes que me unían a él, por no apreciar sus amapolas ni su obsesión con los gatos. Amaba, como yo, el petricor; el olor del suelo seco recibiendo esa lluvia tan esperada. Él sí que amaba mi autismo y yo nunca fuí capaz de comprender el de él. Lo obvié, lo desprecié, lo olvidé; y ahora me muero por un abrazo suyo, muero echándolo de menos, muero queriéndolo.

Hace más de 3 años Compartir:

0

21
#2

De su sien volaron pedazos de mi interior rebotando por las paredes de esa habitación manchando de egoísmo cada esquina. Por su mejilla recorría esa última lágrima recordando todas las sonrisas que no tuve el tiempo, ni la fuerza, de decicarle. Su mano, temblorosa, se armó de valor y voló.

Explotaron mis desprecios ignorando el dolor de esa bala penetrándolo con el afán de poder tenerme al fin entre sus brazos en su prostero sueño.

Hace más de 3 años

0

9
#3

.

Hace más de 3 años

3

5
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Jajajaja

Que sutil para rematar al silencio

Saludos

Sixto_GS
Rango10 Nivel 48
hace más de 3 años

Es tan leve que no me había fijado en el punto. Y yo preguntándome qué habría pasado. Está bien la aclaración. (Buena vista @Romahou)


#4

En su mesilla de noche gozaba su último escrito. Sentía como me atraía rogándome su lectura.

"He preferido escapar y mi mente de pájaros llenar... Total, si de mentiras me la han de ocupar al menos que el cantar de aquellas aves disimulen el dolor que llegan a causar.

Eufonías de garganta negra acaecían su vuelo sobre mi cabeza con el afán de distraer a mi Leviatán y poder respirar en busca de tiempo. Tiempo el que nos faltaba; tiempo el que nos sobraba si nos hubieramos querido de verdad.

El querer no ocupa lugar, pero duele.

"No desfallezcas si no me encuentras pronto. Si no estoy en un lugar, búscame en otro. En algún lugar te estaré esperando."

-Walt Whitman."

Cada palabra acentuaba mi dolor pero me reconfortaba Walt Whitman; sabía que con aquella frase Jonh quería decir algo. Le encantaba dejarme mensajes ocultos, le apasionaba jugar con las mentes. Un pálpito me sobresaltó. Había otra nota, seguro.
Visualicé aquella habitación al dedillo como si nunca hubiera estado, como si nunca nos hubiéramos encerrado horas germinando nuestras mentes, como si nunca nos hubiéramos encaprichado. "Mokita" relucía subrayada sobre el tablón. Nunca me había topado con tal finura, que palabra más minuciosa. “Aquella verdad que todo el mundo sabe pero nadie habla”. -Un secreto a voces. Creo que me acerco, Jonh.- Dije en alto. No estaba segura en realidad, intuía que esto no acababa más que empezar.

Hace más de 3 años

2

6
AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace más de 3 años

Tres cajas admirables, encantado de leerte.


#5

Aquel besalamano resaltaba sobre todos aquellos mensajes ocultos bailando sobre ellos como si de música se tratase. Un diluvio de ingenio y grafemas se mezclaban en el ambiente intentando descifrar lo que yo ya sabía; lo que nunca me atreví a decirle y él, con una simple mirada, siempre me expresó.

Mis manos trémulas dirigieron su hazaña ante aquella cédula y rogaron conmiseración.

"El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada."

- Gustavo Adolfo Bécquer.

Y no sabes la de besos que él te habrá dado..."

Jonh había decidido que si algo le costaba expresarlo lo mejor era hacerlo en tercera persona con el fin de que de su alma saliese intacto, sin modificaciones. Eso me encantaba de él, la facilidad que tenía para evadirse de su cuerpo y centrarse en sus sentimientos desde fuera para plasmarlo en cada verso; sin embargo, alguna extraña vez, de sus dedos, acariciando suave cada letra como si la seda recorriese su esencia, aparecía aquella primera persona desordenando la sinceridad que en otras estrofas brotaba. Desbordaba su capacidad, ampliaba su ego (mi ego), fulminaba mi codicia...

No existía rincón de aquel cuarto sin las siglas "C.B". ¿ De verdad yo he estado alguna vez aquí?- Me pregunté. Jamás me había percatado de todo lo que Jonh me quería decir, de lo que me quería.

Hace más de 3 años

0

4