Freazburn
Rango10 Nivel 49 (5676 ptos) | Fichaje editorial
#1

¿Era tonto sentarme a explicarle a mi Chihuahua lo solitario, triste, y frío que Uzcudum resultaba para mi? Pues de todas formas lo hice, y salí con él como lo planeé, atravesamos la plazoleta, recorrimos el sendero de la avenida que congelaba mis pies a traves de los zapatos y llegamos a lo alto de la colina en dónde pretendía pasar mis días más grises junto al hombre que alguna vez fue mi marido.
Ahí ya estába Ezequiel, el chico de la funeraria, con un manojo de hojas que me daban el permiso de ese espacio verde en lo alto de esa colina para descansar solo por siempre. Entonces súpe que sólo debía preocuparme volver a hacer el recorrido con mi Chihuahua las veces que yo creyera necesarias para irme en paz al final de mi dolorosa emfermedad que cada vez tomába una forma más cancerigena de lo que ya era.
Ezequiel que ya me había tomádo un poco de cariño después de tantas reuniones me preguntó en una ocasión con mucho respeto, si me gustaría que él me visitase después de muerta, le contesté sonriente
"Joven, créame que siempre tendré quien me llore, asi como mi esposo me tiene hoy a mí"

Hace casi 4 años Compartir:

0

13