AnaMM513
Rango8 Nivel 38 (2846 ptos) | Poeta maldito
#1

Ya hace tiempo que no me afectan los terremotos
si el epicentro no es tu boca,
no tiemblo porque aprendí que
los equilibrios nunca se me dieron bien
si no te tenía a ti como apoyo,
aunque nunca te tuve.
Todavía tengo grietas
y ya sé que no es tu culpa,
tampoco mía,
porque romperse
tiene menos que ver con la fuerza
y más de quien proceda
y del daño que,
inexplicablemente no buscas,
pero es proporcional a tus ganas,
tal vez de reconstruirte.
Ya ves, hay ruinas donde nada ha pasado
y hogares que lo siguen siendo
incluso sin tejado,
que ironía.
No busco los medios que
recompongan estos destrozos,
tampoco sabría usarlos,
porque a veces,
por más que puedas,
no quieres.
Darte por vencida.
Aunque haya jugado en equipo,
el corazón en la mano,
siempre,
a punto de estallar.
que pena que no te quedes a verlo,
los restos ayudan a entender a las personas.
Tu nunca quisiste.
Yo siempre.

Hace alrededor de 3 años Compartir:

0

9
#2

La suerte de quien nunca creyó nacer con estrella

y acabo estrellándose,

con la venda en los ojos que él mismo se puso,

creyendo ver lo del resto,

sólo supo ver que su ombligo

no era más que un cero a la izquierda.

Tener el valor de estar en pie

cuando necesitas muletas para andar

por las piedras que te pusiste tú mismo en el camino

cuando sólo querías construir puentes.

La seguridad de quien depende del resto

y de una barra de labios,

para comerse el mundo

y ni levanta la mirada del suelo

por si descubren fantasmas

en sus pupilas.

La ironía de quien pide que estén

ni sabiendo mantenerse él.

La sintonía de quien no sabe llorar

y necesita canciones tristes

para aprender a temblar

y que no haya derrumbes.

La vida de quien a veces,

sólo encuentra pozos

donde tan sólo hay montañas.

Cuestión de escalar.

Supongo que la vida es así,

superarla antes de que está te supere a ti.

Hace alrededor de 3 años

0

1
#3

La chica con complejo de estrella fugaz que acabó por apagarse antes de ser vista.

La chica que maullaba a la luz de las farolas pero prefería que otros la lamiesen las heridas,

pa' que curen,

pa' que que sanen.

La chica con dos goteras por ojos que siempre odió el olor a lluvia pero la encantaba saltar en charcos.

La chica de vida monocromatica que se pintaba los labios de rojo.

La chica que era,

la que fuí

y no pienso volver a ser.

La chica que empezó de nuevo hoy ya no deja que otros sean el clavo ardiendo al que se agarra cada vez que todo se desquebraja, ya no.

Hoy no tiene cuerdas que la aten porque ha superado sus fantasmas.

Hoy es cualquier día desde que se dió cuenta de que no hay mayor pena que no querer deshacerse de aquella que te ha acompañado por tanto tiempo.

Hoy es un buen día para empezar,

no de cero,

pero si de nuevo.

Hace alrededor de 3 años

0

0