CamiCastro
Rango10 Nivel 47 (5090 ptos) | Fichaje editorial
#1

Te escribía un par de lineas por noche, mientras apagaba mi agonía en licores baratos y cigarrillos.
Me bebía cada copa, recostada en la terraza de mi habitación. Contemplaba como la noche se alzaba, presuntuosa.
Le susurraba al viento tu nombre, mientras mis dedos acariciaban mi cuerpo.
Mientras el calor se transformaba en fuego, y el viento endurecía todo a su paso, me hacia añicos pensando en tu sabor. Y luego, otra vez, me estremecía al recordar tus labios en mi frente, en mi seno, en mi oreja, en mi boca.
Y tus palabras alentando mi sed, tus brazos sosteniéndome en la cúspide, tus piernas aislando al mundo y luego tus labios dejándome caer.

Mentiría si dijera que cualquier cuerpo podría provocarme este calor...

¡Está dulzura !
Está locura...

¡Sólo tú piel logro enloquecerme!
Solo tus ojos... tus gemidos...tú voz...

Hace casi 4 años Compartir:

6

29
Silviagom11
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

cuando sientes que tu piel se eriza y tu mente siente vivir ese instante mientras lees... felicita a quien haya escrito eso!! Admirable, amiga, realmente admirable.

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace más de 3 años

Bueno, como ya se va el verano es más fácil leer esta caja.

CamiCastro
Rango10 Nivel 47
hace más de 3 años

Jajajaja para ti, yo estoy entrando en primavera

eleachege
Rango17 Nivel 82
hace más de 3 años

Uy @CamiCastro no entenderías los rubores de inocencia, que se asoman a mis mejillas cuanto te leo esas prosas tan encendidas. Entre mujeres te veas. te sigo leyendo. Un saludo.


#2

Su barba rasposa bebía de mí, como si tuviéramos todo el tiempo del mundo...
Sus labios acariciando mi frente, saboreando el valle de mis senos, riendo, besando, conquistando cada centímetro de piel.
Viciada de sexo, del brandy de su mirada. De sus manos acariciando mi placer, de mis labios bebiendo de el.
Su ser palpitando dentro de mi, mano con mano, subiendo y bajando por la colina, que nos llevaría a la locura.
Su risa en la mía, mi éxtasis y su locura. Su sexo burlándose del mio, sacudiendo cada temor. Mis piernas cabalgando, victoriosas entre la risa y el canto, en su espalda, en sus hombros, en su boca. Nuestras respiraciones desbocadas como si la locura y el placer danzaran juntos entre mi piel y su mirada.
¿ Y después?
El silencio más absoluto, más preciado...

ColorGris
Rango6 Nivel 26
hace más de 3 años

Me encanta cómo tus recuerdos de momentos felices se vuelven tristes con sólo ser recordados.

CamiCastro
Rango10 Nivel 47
hace más de 3 años

Creo que es el precio de extrañar un lindo momento, me alegra que te guste :)

bias
Rango7 Nivel 30
hace más de 3 años

muy bueno lo del brandy de su mirada...sugiere mucho relacionado con el licor y el propio deseo sexual

CamiCastro
Rango10 Nivel 47
hace más de 3 años

Gracias :) que bueno que te guste

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace más de 3 años

Y a dormir, a descansar tras el fuego del amor.

eleachege
Rango17 Nivel 82
hace más de 3 años

Me gusta @CamiCastro,como tus DESVELOS, transmiten ese estado febril que da origen a la conjunción del amor y el deseo. Te sigo. Saludos


#3

Conté tus lunares uno por uno, mientras te veia dormir.
Mis piernas descansaban, enredadas con las tuyas, tus brazos anclados a mi cintura, tus labios marcados en mi piel.
Veintiocho lunares, tres en tu espalda, dos en mi muñeca, ocho en tus brazos, seis en mi espalda, dos en mi cintura, cuatro en tu pecho, y tres en nuestros pies.
Veintiocho lunares, deleitándose en la piel del otro. Descansando...

Descansando tras una noche de éxtasis entre tus piernas, delirando entre tus brazos,
Solo nos queda un pequeño pedazo de cielo estrellado...

Y mi sonrisa parpadeando al recordar tus manos saboreando mi cuerpo, sudor y placer por igual, locura y caos, y tu voz , siempre tu voz, llevándome a la cumbre...
Una noche estupenda, maravillosa y perfectamente imperfecta
¡Comiendo estrellas, arañando latidos, seduciendo besos y gemidos!
Aventurándonos en la piel y en el alma del otro.

Y con la llegada del amanecer, una buena dosis del más oscuro café, besos adormilados y una caricia anhelante al despertar.
Un susurro cariñoso, un par de cosquillas y risueños besos.

Cariño, cualquiera diria que somos dos amantes del montón, pero tu alma y la mia caminan juntas. Se conocen, se esperan y se vuelven a encontrar, en cada vida

Hace más de 3 años

4

8
CamiCastro
Rango10 Nivel 47
hace más de 3 años

Si, en cuanto recaude mas corazones jajaja Que bueno que te gustara 😉

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace alrededor de 3 años

Al parecer la pasión no falta en esas noches que para otros son tan largas y monótonas.

CamiCastro
Rango10 Nivel 47
hace alrededor de 3 años

@AngelMagat Creo que si se vuelven monótonas, es porque la rutina, termina por opacar al placer y al amor :/


#4

Mis músculos adoloridos, mis párpados aún pesados, alertaron un aroma celestial.
Un espeso olor a café recién preparado, por la maravillosa cafetera automática. Sonreía solo de imaginar que alguno de los dos se levantará a preparar café. Pero lo mas maravilloso era ver como tus brazos me sostenían apretadamente por la cintura, como si en algún momento hubiera pensado en escaparme.
Sin duda, esté era el mejor momento de mi día.
Tu nariz rozaba mi cuello, te veias tan niño, tan tierno.
Un rastro de barba rodeaba tus labios, y no lo resistí. Separé tus brazos mientras me alzaba sobre tu cuerpo. Había tanto que decir, tanto que quería contarte, pero solo podía pensar en tu sabor. Sentí tu sonrisa antes de tomarte en mi mano, suave y prometedora dureza, gruesas venas surcándolo todo. Mientras mi lengua se arremolinaba, danzando alrededor de tu eje, tus gemidos alejaban todo dolor. Tus manos apretadas sobre mi cabeza, y sobre la sábana, tus piernas sacudiéndose. Todo mí ser se humedecia solo con tu voz, con palabras de ternura y ánimo. Mi boca no dejaba de subir y bajar por la lustrosa colina, sedosa y resbaladiza. Tus gemidos incrementando la velocidad de mi boca, mientras todo mí ser se estremecía al escucharte. Y luego, el mayor premio, el último gemido, la última sacudida y tu rostro febril con tu liberación. Y yo no podía enamorarme más al verte, al escucharte. Solo podía quedarme y ver como mi cordura perdía la batalla con tu encanto.
Y si tu sonrisa era muestra de ello, ambos estábamos perdidos.
Y mientras acariciaba tus labios, sin previo aviso, tu ser invadió todo. Tus labios sobre los míos, tus manos en mi rostro y tus piernas sacudiendo todo mi ser. Un hermoso vaivén que solo podría llevarme a la locura

eleachege
Rango17 Nivel 82
hace más de 3 años

Jajaja @CamiCastro, eres increíble al plasmar acciones, sentimientos, sensibilidades, pasiones y casi locuras. Un saludo.

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace alrededor de 3 años

Perdón, pero el café es mucho mejor si se muele con un molinillo antiguo, de manivela, eso lo saben todos los buenos cafeteros jajajajaj

CamiCastro
Rango10 Nivel 47
hace alrededor de 3 años

@AngelMagat No he tenido el placer de probarlo, pero apuesto, a que son deliciosos.

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace alrededor de 3 años

@CamiCastro Son muy antiguos, y ya casi no se usan, pero al quedar el café más grueso una vez molido luego al hacerlo tiene más sabor.

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace alrededor de 3 años

@CamiCastro También me gusta, pero como no soy muy cafetero, lo tomo con hielo jajajajaj

CamiCastro
Rango10 Nivel 47
hace alrededor de 3 años

@AngelMagat Tampoco lo he probado, pero aun en verano, el café me gusta fuerte y sobretodo caliente jajaja


#5

Estaba tan molesta, tan decepcionada que no me detuve a pensar que no me pertenecías. Qué en verdad, no eras mio. Y no podia ni debía obligarte a quedarte.
Sin embargo, aqui estoy, a medio desnudar, tratando de entender porque estamos discutiendo.
Tú tan sereno y detallista, mientras me miras tan exasperado.
Y de repente, no puedo evitar pensar, en lo mucho que me encantas. Cuando ries, cuando te emocionas con alguna película romanticona, cuando me explicas al detalle lo mucho que te gusta un escritor, un cantante o un comercial en la tele.
Aún más, cuando te acaloras discutiendo, sobre alguna tontería de las nuestras.
Y no puedo evitar sonreír, mientras me miras como si hubiera enloquecido. Y puede que sea el caso, pero cariño, me encantas.
Y te beso, pero tus labios no me siguen y me siento caer.
Vuelvo a insistir, porque necesito confirmar que estamos bien, que nada puede distanciarnos por mucho tiempo.
Y al final, cuando ya empiezo a dudar, tus brazos se aprietan a mi alrededor, y mis acostumbradas piernas se anudan a tus caderas y todo queda atrás .
El fuego lame mis piel mientras tu sonrisa se pierde entre mi cuello. Y rodamos entre las sabanas, riendo y gimiendo.
¡Que idiota te vuelve el amor!
Y tus besos viajan, por mi estómago, rodeando mis senos.
Tus manos aprisionan las mias y no quiero moverme.
Amo ver esa mirada en tu rostro.
Esa mescla risueña de placer y control, mientras tus piernas se abren camino y encienden todo mi ser. Y no puedo, ni quiero, despegarme de ti. Y mientras nuestras respiraciones, se mezclan, aceleradas, se te escapa, casi sin querer, un te quieto y exploto a tu alrededor.
Y mientras la marea, sube y baja, te unes a mi con un último suspiro, y solo puedo acariciarte y regodearme en nuestra intensa locura

Hace alrededor de 3 años

0

6
#6

Cautelosa, temerosa de romper el encantamiento, si osaba respirar, esperé. Recostada en la almohada, encantada, tremendamente encantada.
Dejaste el libro a un lado, en cuanto me alcé para besarte. Tan solo reíste mientras me colocaba encima de ti.
_Cariño, no tienes idea, de lo mucho que me enciendes
Ruborizada y encantada, no podía mas que admitirlo.
Al instante, tus brazos rodearon mis senos, tomando su peso y lamiéndolos como si tuviéramos todo el tiempo del mundo. Y todo mi ser se humedeció, entre espasmos, mientras me aferraba a tu pelo, como si de un momento a otro fuera a caerme, a perderme, sin retorno. Y entre gemidos, podía jurar, que no iba a olvidar este momento.
Ansiosa, quizás demasiado, besé tu cuello, mordí tu mandíbula, cuando tus dedos se colaron en mi interior, maravillosos intrusos, aventurados en cálida bienvenida.
Y deslizando mi cuerpo sobre el tuyo, descubrí, que besando cada parte de ti, no conseguía borrar mi sed.
Y acariciando, cada ondulación, lamiendo la sal de tu piel, y sintiendo la temperatura subir, no podía tener suficiente de vos.
Porque necesito, realmente, necesito escuchar, que entre gemidos pronuncies mi nombre y pidas por mi boca.
Sentir que tus manos, se aprietan contra las sabanas, a medida que mis manos acarician tus muslos y se encuentran en la empinada colina, reluciente, acerosa y palpitante. Esperando por mí, y mientras te tomó en mi boca, y el libro se estrella contra el suelo, puedo jurar que sabes a magia y a tinta

#7

Quizás aún no logro amar esa torpeza, ese desliz, esa cicatriz que atraviesa mí piel, pero si aprendí a amar la forma en que amabas cada minúsculo desperfecto. Simplemente besabas mí cicatriz y de repente a mí me parecía la más bella maravilla del mundo. Y me miraba en el espejo y veía una nueva Camila, más linda, más brillante, tan tranquila y en paz con la vida, que podía enfrentar el mundo a ojos cerrados