ruddenskjrik
Rango5 Nivel 21 (487 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Cuando sabía hablar, antes de la guerra de nubes, sabía llamar a esta tierra por su nombre. Los pantanos de Guman. Es un lugar enlodado, cientos de kilómetros en todas direcciones de charcas de barro ácido y negro. Cuando la guerra de nubes estalló, yo y muchos otros quedamos atrapados y perdidos en medio de la niebla de productos químicos que matarían a tantos en todas partes. Yo no morí. Aunque hubiera deseado haberlo hecho. Al menos por algún tiempo. La piel se me descolgó de la carne; ésta se me ulceró e hinchó hasta el punto de reventárseme en algunos sitios. Tumores negros y duros cicatrizaron en su lugar. Se me desprendió un ojo de la cara, pero gané muchos otros en varios sitios. Me crecieron siete brazos y una pierna más. El dolor fue desapareciendo. El hambre, el instinto más primario de supervivencia, me ha permitido seguir adelante. En realidad hace años que ya disfruto esto. Mis ex congéneres tienen que pasar por aquí a menudo, rumbo a quién sabe dónde. Me llaman con horror el Ciempiés Gumano. Y mi poderoso cuerpo siempre tiene hambre...

Dedicado a MariaLarralde.

Hace más de 4 años Compartir:

4

5
escritor_MariaLarralde
Rango7 Nivel 30
hace más de 4 años

Hahaha vale gracias por dedicarme este microrelato. Me ha encantado! Y si., seria una forma casi "natural" de que un ciempies gumano pudiera darse en realidad. Mutaciones por efecto de productos quimicos o radiación nuclear...

Jota
Rango4 Nivel 19
hace alrededor de 4 años

muy bueno!

ruddenskjrik
Rango5 Nivel 21
hace alrededor de 4 años

Es el resultado de una broma entre la usuaria a que va dedicado y yo... Podéis leer el suyo, que fue el primero (no es para tomarlo en serio, claro).