LizH
Rango8 Nivel 39 (2992 ptos) | Poeta maldito
#1

Era divertido. Que sus ojos coincidieran con los míos solo por un segundo. Si, era divertido, pero dolía, mirarle me dolía.

Cuando lo miras, no puedes prestar atención a nada más. No, claro que no. Mirarle no es detenerte a observar sus facciones. Mirarlo es mantener un dialogo existente que se mantiene suspendido entre la conexión que hay entre sus ojos y los tuyos, y te reta, es sentir su insolencia y su ansiedad por ganarte en una competencia constante. Se comporta frió, sobrio, despreocupado, si, cuando lo miras a él, tienes que tener una estrategia por que al mirarte él te debilita y como un veneno se adentra en tus entrañas hasta matarte.

Yo le repetía a mis memorias con la ansiedad de que algún día volviera a mi, pidiendo un deseo al cielo. Pero no sucedió por que yo ya sabía que él no volvería. Estábamos destinados a ser adversarios y mejores amigos. Estábamos destinados a estar en contra toda la vida.

Y entonces lo que parecía ser una casualidad, terminó por ser mi destino. Solo con verle inició la compleja competencia de la razón misma, comenzó la guerra de la dualidad perfecta

Hace más de 3 años Compartir:

4

33
LizH
Rango8 Nivel 39
hace alrededor de 3 años

@alenora ¡Muchas gracias! ¡Me alegra que te guste y espero que la historia sea de tu agrado!

eleachege
Rango17 Nivel 81
hace alrededor de 3 años

Nos preparamos para un reencuentro sin las vivencias del pasado, pero si para encaminarnos por la guerra de la dualidad perfecta. Te sigo @LizCruiseH.

Dayana23
Rango2 Nivel 6
hace alrededor de 3 años

¡Magnifica! ¡Te sigo!

Mitsuo_t
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 3 años

Tu forma de escribir es especial, entregada e intrigante ¡Te sigo!


#2

CAPÍTULO 1: La apertura

-Seguí tu consejo.

La tormenta había inundado la calle. El lodo había ensuciado sus zapatos y su traje azul estaba totalmente empapado. Apenas abrió la puerta y dijo eso.

-¿Así? ¿Y bien? -Sonrío triunfadora. Buscaba retarlo a como diera lugar.
-¿Puedo pasar?
-¿Estas loco?
-Si, pero eso ya lo sabes.
-Tendrá que ser rápido, ya es tarde.
-Lo sé -La sonrisa que se asomaba en él solo era muestra de su orgullo.
-¿Y bien? - Ella volvió a preguntar.
-No tenias ni la más mínima razón.
-Jajaja ¡Pamplinas! -Cerró la puerta tras de ella.
-No me resulto, tus consejos no son los mejores. Jaja !Como siempre! ¡Que podía esperarme de ti!
-¡¿Disculpa?! ¡Estas mal!
-¡No! ¡Tu estas mal! ¡No sabes dar consejos que es otra cosa!
-Jaja ¡No, no, no! ¡Tu estas mal! ¡No es mi culpa que hicieras lo que quieras con base a lo que te aconseje!
-¿Sabes por que no me resulto? -Se acerco ella aun escurriendo.
-¡Ahí vas a inculparme por tus errores! ¡No!
-¡¿Sabes por que no me resulto?! -Levanto la voz.
-¡Shhhh! ¡Baja la voz! ¡No es grato que un hombre este en la morada de una mujer a media noche!
-¡No! ¡Tu guarda silencio y escúchame!
-...
-¿Sabes por que no me resulto?
-No, no lo sé.
-Por que no podía entregarle algo que ya le pertenecía a alguien más.
-¿Qué? ¿A qué te refieres?
-A que tu consejo no me resulto por esto.

Y la besó. Con la pasión y el deseo que tanto había guardado para sí. La besó con la misma fuerza que traía la tormenta esa noche.

------------PAUSA-------------------------------------------------------------------------------
Sí un día pasará esto, la guerra entre ambos tomaría otro curso, pero no sucedería. Sería uno de los movimientos finales pero que dejaría en jaque a alguno de ellos.
Ese enfoque estaba equivocado, para que eso sucediera había un 1% de probabilidades. Era casi nulo que ese 1% lo cambiara todo.
------------PLAY---------------------------------------------------------------------------------

1 AÑO ANTES
GRAN BRETAÑA, LONDRES.
MARZO, 2015.

Solía ir a casa después de clases. Caminaba por la acera y abordaba un autobús, ese día me había sentado en el penúltimo asiento, tenía malestares, la cabeza pudo haberme explotado en cualquier momento. Me quede dormida en el trayecto y me pasé por algunas calles, asome la vista por encima de los asientos tratando de ver en que lugar estaba, Éthan que se había sentado en las primeras filas se levanto en ese momento exacto y volteó atrás.

Mis ojos penetrantes lo hipnotizaron de inmediato, el color café de estos se adentraron en la mente y cuerpo de Éthan. Él solo tenía curiosidad, en sus adentros se preguntó "¿Quién es ella? ¡Nunca la había visto!" pero en esos segundos exactos pensé "¡Deja de verme! ¡Vete!" a los pocos segundos Éthan bajo del autobús y ahí, ese fue el primer dialogo de miradas que tuvimos.

------------PAUSA-------------------------------------------------------------------------------
Éthan Édher Cortés Míreles.
Era lo suficientemente alto para rebasarla por 10 cm o tal vez un poco más. Fuerte. Su cabello negro como el ébano, rizado y corto. Tenía una barba que abrazaba su rostro en un candado, con destellos pelirrojos y castaños. Su suave piel que era blanca y que estaba envuelto en un tierno asoleo por el andar. En sus brazos, antebrazos y manos le saltaban las venas. A los ojos de ella, era orgulloso, persistente, curioso, inspiraba valor y seguridad, y a mirarle, inspiraba ternura e inquietud. Era el tipo de hombre que tenía educación, un caballero clásico que cedía con estrategia e inteligencia, defensor de sus amigos y algunos desconocidos, si, Éthan. Tenía una sonrisa de las que llaman encantadoras. Éthan solo era un cretino metido en el cuerpo de un estudiante de derecho, él tenía presencia y carácter, inocencia, corazón y lógica pura. Su voz grave y varonil, seductora, sin miedos, segura, conquistadora, picara y penetrante, podía intimidarte si quisiera. pero a Layla, no, a ella no.

Layla Sophia Palacios Kirie.
Ella solo medía 1.70 m. Su cabello marón. Tenía los ojos café más enigmáticos y frívolos, grandes y expresivos, claro que hipnotizaban. Esbelta, su cintura era simétrica, su silueta extaciante, su cuerpo lo era. Su piel blanca, pero no tanto como la de él, a medio broncear y suave, tersa. Sus labios delgados y coquetos, que apenas dejaban asomar una sonrisa discreta y amable. Ella era como las flores que Éthan imaginaba como perfectas, ella era las flores de la teoría de Éthan, era delicada y fuerte, desde las raíces, el tallo, los pétalos. Layla tenía un sentido persuasivo natural que solía convencer a Éthan de vez en cuando. A pesar de la diferencia de edades físicas, poseían la misma edad mental, pensaban al mismo nivel. Ella solo tenía 16 años y el 19, pero por la picardía y la dialéctica de Layla, lo compensaba. Ella era necia, orgullosa, inteligente, estratega, audaz y astuta. Detrás de su comportamiento frió y sobrio que portaba estaba la Layla que inspiraba ternura, con debilidades y miedos, desde los ridículos hasta los más lógicos. Ella podía reconocerlo a 100 m de distancia, aun de espaldas. Ella simplemente era cambiante, dejaba atrás a quien fuera, y si alguna vez se quedaba, no sería por ella, por que si lo fuera, se iría, no estaba hecha para echar raíces.
------------PLAY---------------------------------------------------------------------------------

Transcurrieron los días y con estos las semanas. Me percaté de algo muy importante, el chico del autobús me observaba todos los días, de lejos y de cerca, sin discreción y detrás de los muros, al pasar y al quedarme quieta, solo para responder la pregunta que le surgió aquel día "¿Quién es ella?".

UNIVERSIDAD DE LONDRES.
27 de Abril del 2015. 7:02 P.M.

-Hola.- Entro a la sala de estudio en busca de alguien con quién platicar, y tras observarme por un par de segundos se pregunto "¿Por que no?".
-Hola. -Levanté la mirada, no podía creer que el acosador me dirigiera la palabra, "¡¿Se había armado de valor al fin?!"
-¿Cómo estas?
-Ammm... Bien.
-Éthan Cortés ¿Y tu eres? -Me extendió la mano.
-Layla... un placer.
-Bien Layla, de bachillerato ¿Cierto? -Tomo asiento en frente de mí.
-Y tu de derecho ¿Cierto? -Sonreí picara.
-¿Cómo sabes eso?
-Verás, tengo mis contactos ¿Y tu, cómo sabes eso?
-Tengo mis contactos. -se río para sí.
-Mejor dicho, me haz observado a diario.
-Jaja Tuvieras tanta suerte.
-Jaja había conocido personas egocéntricas pero ¡Vaya! tu me haz hecho el día jaja.
-A diferencia de esas personas que dices, yo tengo una forma de pensar más... selectiva. verás, se que eres nueva en el internado por que conozco a todos y tu fuiste una cara nueva.
-¡Que bueno que pienses así y... que miedo.! sabes, me tengo que ir.
-De acuerdo.
-Adiós.
-De cualquier modo se cual es la calle de tu morada, si así lo prefieres llamar.
¿Qué? -me detuve en seco.
-Nada, adiós.
-¿Y cual es mi calle?
-Te la diré si aceptas que te acompañe al lugar a donde vas.

Yo no sabía que podía llegar a hacer aquel cretino, sabía quién era más de lo que creía, era un acosador que no buscaba hacerme daño, pero tampoco es que me admirara, ni siquiera me conocía, podía saber datos públicos, y eso era saber quién era, pero no conocerme. parecía un cretino que pretendía no serlo, una chispa que pretendía ser fuego, un mortal que se creía dios. Se juntaba lo trágico con lo ridículo. Un caos.

-Dime tu nombre completo.
-¿Para que quieres saberlo? -Caminábamos fuera de la facultad.
-Para saber si me dices la verdad.
-¿Yo o tus contactos?
-Ambos.
-Layla.
-¿Por que confías en alguien que acabas de conocer? ¡Pude ser un secuestrador!
-Por que se que no lo eres, ya te dije, yo también tengo mis contactos.
-¿Así? ¿Y quienes son tus contactos? -Pregunto curioso.
-Todos y a la vez nadie.
-¡Pero si acabas de entrar!
-¿Y?
-Entonces dime a que hora llegas a la facultad todas las mañanas.
-No tengo por que.
-Entonces dime tu nombre completo.
-Dame una razón del por que hacerlo -Pedi.
-...
Y me di media vuelta, subí al autobús y él no pudo hacer nada.

Hace más de 3 años

4

9
Lostgirl
Rango10 Nivel 47
hace más de 3 años

Me gustó. No suelo ver cajas largas por aquí, pero la tuya es bastante interesante. La seguiré.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace más de 3 años

@Lostgirl ¡Gracias! ¡Me alegra que haya sido de tu agrado!

eleachege
Rango17 Nivel 81
hace alrededor de 3 años

Ya te había leído y clickeado. Ahora que pasaste por mi Psiquiatra, regrese a tu perfil y releyendo, te voy a dejar un buen truco para los diálogos. En vez del guión (-), pulsas Alt y simultáneamente 0151 (—) y esta es la raya utilizada para los diálogos. Un afectuoso saludo para ti @LizCruiseH.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace alrededor de 3 años

Jaja debo decir que es algo magnética tu forma de escribir, razón por la que me he animado a leerte. ¡Muchas gracias por el truco! @eleachege


#3

PRIMAVERA.

Mi estación preferida de entre todas las demás. Llueve menos que en verano. Abochorna a todos y hace que irradies de felicidad sin sentido alguno, así es mi primavera. Las flores nacen una tras otra como uno de los eventos más exorbitantes desde los inicios del tiempo.

Es muy cierto que tengo manías, inquietudes y preferencias que me hacen ser denominada por los que me rodean como una persona rara.

-Melly ¿Donde encontraste el libro de Edipo?
-En el apartado de literatura clásica del segundo piso.
-¿Del segundo piso?
-Sí pero la reseña es para la próxima semana.
-Vale, gracias.

Melly no era exactamente mi compañera de clases, a decir verdad tampoco eramos amigas, ella era mi vecina, vivía en la casa de enfrente, y asistía en otro salón pero del mismo grado que yo, ella era amiga del "acosador", curiosamente, de vez en cuando acompañaba a Melly a su casa y luego volteaba a ver si yo me encontraba en la mía, pero nunca se atrevía a tocar.

-¡Hola! -Éthan se acerco tras de mí cuando iba llegando al instituto.
-¡Me asustaste! Hola.
-Así que 7:05 am, es la hora en la que llegas al instituto.
-No por que llegue hoy a esa hora, quiere decir que esa será la hora de todos los días, ahora ¿Que confianza tenemos para que me hables como si fuéramos amigos?
-¿Que no lo somos? -Dijo preocupado.
-No, te conocí ayer.
-Eso ya lo sé, pero creí que como tu me acosabas y yo solo te observo, podríamos ser ya amigos ¡Vaya! no somos completos desconocidos después de todo.-Se adelanto un par de pasos.
-¿Qué te hace pensar que no lo somos?
-Las personas que son desconocidas, no conocen su nombre entre sí, ni sus horarios ni sus amistades y menos se siguen mutuamente.
-Yo no te sigo. -Trate de apartarme.
-¿Bromeas? Tengo pruebas.
-¿Si? bueno pues... -le extendí la mano a manera de saludo -¡Felicidades! preséntalas a un juez y que te de una orden de proximidad a no más de 100 m.-Se quedo en shock por unos instantes, no esperaba tal respuesta.
-¡Míreles! -Melly y su amiga Anastasia se aproximaban.
-¡Dame un segundo! -Éthan se inquieto un poco, Melly solo lo observaba y Anastasia tenía cara de estar molesta. -Me esperas un minuto, ahora vuelvo.
-Vale -Y seguí caminando a mi salón.

----------PAUSA---------------------------------------------------------------------

Melly Sharoon Coule.
Era una chica tranquila. Cabello largo y ondulado. Todo lo contrario a Layla. Sin maquillajes ni cosas demás. Era dramática, si, pero no exagerada, era natural, neutral y lo suficientemente fuerte para defenderse a sí sola, pero más que a nadie necesitaba que la protegieran, aunque no lo admitía, ella era simple y humilde, mientras Layla era escandalosamente sencilla, lo simple para ella era muy complejo y a la vez muy aburrido, sin embargo, Melly no era aburrida. Melly era insegura al tomar decisiones, pero era una chica ejemplar, no se metía en escandalos ni era egocéntrica, tenía amigas y se podría denominar como una chica normal, una chica que era dulce, tierna, disciplinada, emanaba misterio pero era predecible, era lista y un poco terca, era la definición de linda.

Algo que Layla debía aprender de Melly, era su tranquilidad, sin embargo era casi imposible, Layla por naturaleza era imponente y segura, escandalosa, elegante y al caminar se hacía notar, Layla era distinta, pero había algo que compartía con Melly, ambas tenían los mismos miedos y emanaban sutileza, ambas tenían un corazón noble protegido, no dejaban que nadie más las volviese a lastimar aunque estuvieran hechas pedazos.

--------------PLAY-----------------------------------------------------------------------

3 DÍAS DESPUÉS.

-Cuéntame. Sí tuvieras un súper poder ¿Que poder quisieras tener? -Éthan me había llamado por teléfono esa noche, casi no frecuentábamos en el instituto, pero a pesar de ello se las ingenio para pedirle mi número a algún administrativo.
-Ser invisible. Así podría entrar a donde quisiera y no necesitaría de dinero o de cosas, viajaría y conocería lugares que nadie más conoce, como las bibliotecas prohibidas, los cuarteles de los criminales más buscados o la cima del Big Ben, o tal vez dormiría junto a Daniel Radcliffe todas las noches hasta aburrirme.
-¡Eres una psicópata! ¡Y aunque no eres invisible me acosas!
-¡Ay! No te creas el importante, el mundo no gira al rededor tuyo.
-¡Claro que si! ¡El tuyo si! ¡¿Y sabes qué es lo mejor?! ¡Qué soy tu dios!
-Jajaja ¡Eres egocéntrico, eso eres! -"Y un cretino" -Ahora cuéntame tu historia favorita, pero la más favorita, puede ser de calcetines, amor, una aventura, una película, lo que sea, pero tiene que ser tu favorita.
-Mmmm... okay, tengo una, no te diré los nombres, probablemente la conoces. Verás él es un chico de 11 años, tiene ciertos poderes sobre algunas cosas, como magia, cuando la conoce a ella resulta que ella comparte los mismos poderes mágicos que él, tras pasar los días, aquella pelirroja cautiva su tierno e inocente corazón, resulto pues que ambos asistieron a la misma escuela para personas que poseían tales dones, pero fueron separados en... salones diferentes, ella conoció entonces a otro chico, tonto y presuroso. Al pasar los años, este chico que había sido separado de aquella chica siguió enamorado de ella, la protegía y se mantenía a distancia, ella espero a que el chico tonto creciera y madurara, para después casarse con él, y él chico que estaba enamorado de ella estuvo en las sombras amándola hasta que un día ella tuvo un hijo que cambiaría la historia de su mundo, una noche, un enemigo del bien, asesino a él chico tonto, y a ella, su hijo quedo al margen de esto, aún era un bebé, entonces el chico enamorado, se volvió frívolo y oscuro, cuido al hijo de ella a lo largo de los años, lo protegió tanto como la protegía a ella, y cuando la encontró a ella muerta esa noche dijo: Parezco no tener corazón, por que mi corazón murió con ella. Fin
-Cielos... -Me quede estupefacta.
-¿Sabes de que historia hablo?
-Lili Potter y Severus Snape. Harry Potter. -Contesté.
-¿Como lo supiste?
-Poderes como mágicos, pelirroja y mi corazón murió con ella... ya mejor di ¡También amo la saga! jajaja ¿Por que es tu favorita?
-Un día te contaré. ahora tu dime ¿Quién ha es para ti un amor imposible, o plátonico como erroneamente lo definimos?
-¿Por que preguntas estas cosas? -Reí nerviosa.
-Por que me gusta causar polémica. así que ¿Quién es?
-¿He? No tengo, no creo en esas cosas, no creo que exista un amor frustrado o imposible, como le quieras llamar.
-¿Por que?
-No creo que alguien sea imposible, al menos no para mí.
-Jajaja Yo se que si lo tienes.
-Okay, tal vez, pero no es imposible, no lo considero de esa forma. -Empece a estar nerviosa.
-Dime, tal vez te pueda ayudar. -Sentí su sonrisa perturbadora a través de la linea.
-Te diré mañana.
-De acuerdo, no se me olvidara. -Advirtió.
-¿Tu dime el tuyo?
-Okay... solo por que es más frustrado que imposible.
-...
-Melly.

-----------PAUSA--------------------------------------------------------------------------

Muy dentro de Éthan había algo llamado: Corazón.

Era cierto que parecía serio y amigable a la vez, pero también parecía que no tenía corazón debil, tal vez leal y fuerte, pero no sentimental, sin embargo, lo era más que cualquier otra persona, Éthan y Layla tenían el mismo corazón.

Tal vez jamas le contaría a Layla el por que la dramática historia entre Lili y Snape, era su preferida, pero era fácil de deducir. pero no de dar una deducción correcta; lo único que se podría asegurar a partir de esta historia, era que en definitiva Éthan se asimilaba con Severus, tal vez se creía el chico oscuro, tal vez se creía un dios, y curiosamente era más un Severus que un dios, sin embargo, seguía siendo el valeroso Éthan.

----------PLAY----------------------------------------------------------------------------

-¿Por que? -Pregunte curiosa
-Eso te lo contaré mañana.
-¿Por que no ahora?
-Ahora estamos en las mismas circunstancias jaja.
-Pero no en la misma posición.
-Sí tu me respondes mi pregunta yo te responderé la tuya.
-Sabes... es tarde, mañana será otro día. Buenas noches Éthan, Gracias por llamar...
-¡Eso es tramp...! -Y colgué el teléfono.

Al irme a dormir, solo me dije "Pobre ilusa. Tenías que dejarte llevar por su acoso. Era lógico. Tenías que creer en su manera de observarte, solo era curiosidad lo que tenía. Pobre ilusa".

A la mañana siguiente, llegué un par de minutos tarde al instituto, por consiguiente no me dejaron entrar a tomar la clase y al retornar Éthan estaba ahí, de pie justo en mi camino.

-Buenos días Sr. Éthan. -Lo salude.
-Señorita, buenos días, que sonrisa tan radiante trae hoy.
-¡No te burles! Solo llegue un par de minutos tarde, nada con importancia.
-Jaja Torpe.
-...
-Sabes algo... a partir de hoy serás la pelirroja y yo el chico oscuro.
-¿De que hablas? -Pregunte incierta.
-De que estoy dispuesto a cambiar la historia.

Hace más de 3 años

2

6
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Interesantes los diálogos entre Éthan Cortés y Layla Palacios. Se advierte que sus pensamientos van más allá de lo que expresan. Un saludo @LizCruiseH y te sigo.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Como siempre pasa en nuestras vidas jaja! Gracias!


#4

Cada mañana, al entrar al instituto, estaba ahí observando, de lejos, luego lo encontraba acompañando a Melly y a Anastasia a su salón, pero después, me di cuenta de que era cierto lo que afirmaba... Estaba detrás de los huesos de Melly, y cada mirada que le dirigía era de ruego, bastó con observarle un par de veces, su afecto por ella se podía notar con un delicado cuidado, pero ella, al parecer, se llenaba de vergüenza.

-Así que... Melly te dijo que no por qué no quería tener ninguna relación.
-Así es... Espera... ¿Cómo sabes eso?
-Deducción, ella es demasiado buena y conociendo a las chicas, su reacción es esa, añadiendo que tuve información importante, además de que tú eres muy insistente, y el hecho de que sea tu amor frustrado, o como le quieras llamar... Solo me da a deducir que ella te rechazó por esa razón.
-Eso da miedo sabes... -se quedo extrañado.
-Hay cosas que no entenderás a menos de que seas mujer jaja -me burle.

Él era todo lo que una chica podría desear. Además de su fantástico atuendo. Él era lo que una persona etiqueta como ejemplar.

-Pospondremos la entrega del ensayo sobre Edipo para el lunes, el libro está en la biblioteca -La profesora de literatura, comúnmente pospone la entrega, por qué quiere que comprendamos mejor el tema, pero la única ñoña en literatura, soy yo.

Entonces, me encontré en la biblioteca en busca de la historia de Edipo. Adoraba los viernes, no por qué ya no hubiese tareas o por que ya no tendría que despertar temprano al día siguiente, sino por qué nadie estaba en biblioteca con tareas o proyectos, a no ser que fuesen finales.

Pero como era de esperase, mi vida gira al rededor de una recopilación de casualidades inexistentes afectables, lo que es decir, de sucesos que parecen no afectar pero que tienen mayor impacto de lo que creo que lo tendrán.

"¡Qué extraño! -me dije- ¿Donde están los libros de literatura? ¿Dónde está Edipo Rey?"

-¿Qué prefieres? ¿Qué Edipo hubiera sabido que era su madre antes de casarse con ella o así como es la historia?

Escuche la voz de Éthan y puse los ojos como platos. Estaba acercándose a mis espaldas lentamente, cauteloso, con el libro que necesitaba en las manos, retándome, como siempre.

-Prefiero la historia original ¿Qué te trae por aquí?
-Melly me pidió que dejara este libro aquí, lo tomo ayer y en vista de que ella se fue temprano...
-¿Y cómo sabes que estaba buscando a Edipo?
-Melly lo dijo, y es lógico, nadie busca literatura por gusto en viernes, y menos de cuarto semestre.
-Bien, haz tu buena acción del día y préstame el libro -intente arrebatárselo -Vamos, tú no lo necesitas.
-Yo no, es cierto -Sonrío pícaro -Pero... Si te lo doy ¿Yo qué obtengo a cambio?
-Una sonrisa mía por qué tuve un diez en mi reseña. -Seguí tratando de quitarle el libro.
-¿Es todo lo que ofreces?
-Podría ofrecer más, pero no quiero.
-Pues entonces... Yo tampoco quiero.

Se acercó, de una forma discreta, bajo la guardia, y empezó a jugar, su mirada penetrante de doble intención, y su silencio significativo, acorralándome entre la estantería y él, era un juego sucio, pero sí de jugar se tratase, la estrategia de los movimientos la tomaría yo. Se acercó a mi oído y con gran lentitud y voz apenas audible empezó.

-Te propongo un trato.
-Te escucho.
-Te doy el libro si por diez segundos, cierras los ojos, y permites que haga lo que yo quiera.
-No. -respondí pensando en el peor de los casos.
-Claro, en esos diez segundos -se acercó aún más -solo podrás mantenerte quieta.
-No.
-Entonces que dices de cinco segundos. -pidió
-Tres.
-De acuerdo, recuerda, cierras los ojos y no harás nada por tres segundos.
-¿Quien cuenta?
-Yo -Sentí su sonrisa maliciosa a milímetros de mi rostro.

Cerré los ojos y empezó a contar.

-Uno... -sentí su acercamiento, fue tanto que juraría que los milímetros que había entre él y yo pronto no serían nada. -Dos... -Y echó a correr. -¡Tres! Jajaja -Gritó y abrí los ojos de inmediato, lo vi salir por el pasillo a todo lo que podía, entonces corrí tras él.

La bibliotecaria a penas pudo ver lo que sucedía, no logro decir apenas algo. Yo corría como pingüino cuando él era demasiado veloz a mi parecer. Finalmente cuando ya casi lo alcanzaba, me di cuenta de algo importante, no traía el libro consigo.

-¡Tramposo! -Grité enfadada.
-Jajaja ¡Se le llama estrategia!
-¡¿Dónde está?!
-Jaja ¡¿Qué cosa?! -Entonces se detuvo, exhausto, habíamos llegado al otro lado del campus.
-¡El libro Éthan! -Empecé a molestarme.
-¡Tranquila! Yo hice mi parte del trato -Empezó a reír.
-...
-Jaja quita esa cara, el que se enoja pierde -Me tomo de los hombros, un calor recorría mi cuerpo, más que de cansancio era de enojo. - ¡A ver! ¡Piensa pequeña Layla! ¿Cuál era el trato?

Al pensar por varios segundos recordé sus palabras "Te doy el libro si por diez segundos, cierras los ojos..." Entonces lo entendí todo.

No le dije nada, me di media vuelta y partí a la biblioteca, tenía que admitir que esa batalla la había ganado. Encontré el libro en su lugar, claro, al contar del uno al dos, introdujo el libro de nuevo a la estantería, solo se acercó para persuadirme que su acción podría ser otra, y al echar a correr y gritar "Tres" me distrajo por completo, pero el libro ya no estaba con él, literalmente, me dio el libro en una cuenta de tres segundos.

De camino a casa, comprendí que debía actuar con mayor inteligencia, y aunque ya debería saberlo, estaba enojada conmigo misma por confiarme de un estratega tan perspicaz como lo era él, mis emociones no eran la mejor respuesta para ganar contra él.

-¿Todo bien? -Me escribió esa misma noche. Note cierta preocupación, y sonreí, por qué lo tenía en mis manos. "Vienes a pagar tu engaño, pequeño"
-Si -respondí cortante de la forma que diera pauta a que seguía molesta, aunque no fuera así.
-No me digas que estás molesta por lo de esta tarde.
-No. -Así, con punto.
-¡Vamos! Le gané señorita Kirie.
-Aja...
-Si crees que pediré disculpas, estas mal.
-No pensaba pedirlas.
-Eres la reina de los dramas, no aguantas nada.
-Aja...
-¿Qué dices si vamos a comer mañana por la tarde? -Sabía que era una de sus artimañas pero olvido que yo tenía el control.
-No podré, solo podría el Lunes, -Me hice del rogar.
-El lunes... Mmmm...
-Si, solo puedo el lunes.
-De acuerdo -añadió -Solo por qué no te gusto mi broma.
-Al contrario, admito que fue excelente.
-Normalmente no hago estas cosas, pero haré una excepción, considérate especial. -Era orgulloso hasta por los codos, presumía de serlo sin darse cuenta de ello.
-jajaja ¡Claro que soy especial! ¡Ya deberías saberlo!

Asumí de inmediato que no pediría disculpas de una forma literal, pero sí de manera simbólica.

Y la noche transcurrió, cada día hablábamos más que de costumbre, peleábamos por los mismos temas y nos divertíamos de ello.

Con el tiempo, mis deseos por lograr algo con Éthan se acrecentaron. Sin embargo, para su suerte, era lo suficientemente obstinada y recíproca que no haría nada en pro de conquista sí él no lo hacía antes.

El lunes, después de clases, estaba ahí, acababa de llevar a Melly y a Anastasia a su casa, y yo, como de costumbre, me quedaba en el campus un poco más. Ya adentrados en la fuente de sodas del campus comenzó a cuestionar.

-¿Sabías que es sencillo hacerte enojar?
-Eso es mentira -Lo contradije.
-No. Es completamente en serio -Se burló. -Eres tan dramática que con sentirte ofendida tan solo un poco comienzas a discutir jaja
-¿Así? -lo mire con desengaño.
-Jaja ¡Eres tan predecible!
-... -le saque la lengua. no dije nada solo por no reafirmar su punto.
-Layla. ¿Qué pensabas que haría el viernes en los tres segundos?

Agache el rostro, por mi cabeza pasó el recuerdo de ese momento, sonreí y me quede en completo silencio.

Hace más de 3 años

2

7
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

La historia me brinda un permanente diálogo antagónico, en la búsqueda de virtudes y defecto,s que al final debe consolidad una dualidad perfecta. Un saludo @LizCruiseH

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Los dramas son una constante búsqueda o pérdida -Baja la mirada y se ríe para sí-, Saludos!


#5

CAPITULO 2: Ápeiron.

Había noches, distintas una de la otra, distintas cada vez, pero había noches. Fuera de rutina, represivas y en algunas sentías la libertad que emanaba de la oscuridad en forma de viento. Había noches tras el teléfono y su voz. Había noches tras la insondable soledad. Noches con sabor a sal y preticor. Y había noches de juegos y risas sin fin. Con cada noche y con cada día pasaron a dar lugar al verano, las clases en el instituto terminaron. Pero a pesar de ello, esas noches incomparables que aunque parecía que las detestaba y que simbolizaban una constante batalla en una guerra continua, las adoraba los recuerdos que en mi se guardaban eran lo que nadie más podría tener, memorias afectadas por las emociones, eran recuerdos enamorados y al mismo tiempo los más felices que hacía mucho que no sentía que mis memorias me hicieran sonreír, algo a lo que Melly había renunciado.

-¿Y quién es? ¿Cómo se llama? –De vez en cuando, hablaba con mi amiga Christine, la extrañaba más que a nadie.
-¿Qué? ¿De qué hablas?
-Estas feliz, normalmente estas en un estado… imparcial ¿Cómo se llama? -Insistió
-Jajaja estás loca, son figuraciones tuyas
-Jajaja ¡Vamos!
-De acuerdo, eres la primera persona a quién le cuento, porque realmente tomar confianza en este país o en esta institución… es muy complicado.
-… Aja… ¿El nombre?
-Éthan… Édher.
-¿Éthan o Édher? Jajaja ¿Son dos?
-Éthan Édher, es uno mismo jajaja bueno fuera que dos.
-¡Vaya! Un nombre curioso –Añadió.
-Si… -Me detuve.
-¿Y qué esperas? Cuenta La historia…
-Jajaja no hay ninguna historia.
-¿A qué te refieres? ¡Claro que hay historia! Todos tenemos una historia que contar.
-Solo un día… lo conocí, pero no te emociones, somos amigos…
-¡Ah! –Escuche su enfado – Tiene novia.
-¡¿Qué?! ¡No! –Me asuste.
-Entonces una esposa… hijos.
-¡No! ¡Nada de eso!
-¿Es gay?
-Jajaja ¡Dios te escuche! ¡Me haría un favor!
-¿Entonces? ¡Explícate! –Se desesperó, Christine no era nada paciente -¿O es que no me quieres contar?
-No, es que… okay, está bien. Un día lo vi, y me estuvo observando, un día hablamos, y vaya, ahora somos una especie de buenos amigos. Fin.
-Mmmm…
-¿Qué?
-No me convences.
-Es que no quiero contarte por que… -Pensé en una excusa.
-Estas enamorada y no lo quieres admitir.
-Jajaja ¿Por qué piensas eso?
-¡Ya dilo! –Exigió.
-¡Christine!
-…
-De acuerdo, sí, estoy enam… -En ese momento, Éthan toco la puerta, y comenzó a gritar si estaba en casa, apenas pasaban de las ocho de la noche, y era algo extraño que Éthan me fuera a visitar a esa hora. -¡Espera! ¡En un segundo!
-¿Qué pasa? ¿Quién es? –Dijo Christine por el teléfono.
-Es Éthan, tengo que colgar, te llamo después. Adiós.
-Okay, suerte. Adi… -Colgué el teléfono y abría la puerta.

Estaba pálido. Enfurecido, lleno de rabia, al abrir a puerta, entro de inmediato, y empezó a dar vueltas por la estancia. Apretaba los puños con fuerza.

-¿Qué sucede? –Logre decir.
-Mira por la ventana, mira.

Abrí con discreción la cortina, Melly estaba ahí, sentada en el pórtico de su casa, junto a un chico a quien ya había visto antes.
-¿Y luego qué? –Voltee a ver a Éthan, ya se había sentado y cerrado los ojos.
-Ese chico, solo quiere seducirla.
-Pues… Mell ya es lo suficientemente grande para darse cuenta de ello, y decidir si quiere ser o no seducida por un patán.
-…
-Vamos Éthan, si ella lo elige a él, tendrá sus razones, y eso le daría aun mayor lugar en el apartado de “Tontas” por no verte a ti, al menos de la forma en la que esperas ¿No crees? –Cada vez que le decía algo así a Éthan, era con completa sinceridad, dejaba de lao mis sentimientos, pero cada vez me era más difícil ocultarlos.
-No Layla, no quiero perderla, aunque no sea de mí, aunque sea sabía que Mell era libre, y si acepta a un imbécil, definitivamente mis insistencias no valdrán nada, he intentado persuadirla, y tu lo sabes Layla, simplemente que Melly… -Agacho la cabeza- ¡Oh Melly! ¡Cuánto la quiero!
Y ahí, junto a Éthan, en el suelo, debajo de sus tenis, entre la madera y su suela, estaba mi orgullo y mi dignidad, mi corazón en trozos y mi la mitad de mi valor, y a pesar de ello, decidí lo que tenía que hacer.
-Éthan. –Levanto la mirada –sí la quieres ¿Entonces que haces aquí? –Empecé a escoger minuciosamente cada una de mis palabras. –Sé que parece ilógica la pregunta, pero no lo es –Me senté a su lado. –Ella tiene que verte de otra forma, ella tiene que ver que tú no eres solo un amigo en el que puede confiar, ella ya no puede decir que eres a quien rechaza constantemente, no Éthan, no puedes verla sentada en ese pórtico con alguien que no sea contigo. Mírame, tu no mereces su rechazo y ella no merece perder a alguien tan extraordinario ¿Qué haces aquí viendo como alguien más persuade a la chica que puede estar a tu lado? Éthan, convéncela, no la dejes ni un segundo, acompáñala a su casa, visítala todos los días de este verano, llámala, escríbele, y sorpréndela, complácela, hazlo Éthan por que tu forma de persuadirla da vergüenza, por eso te rechaza, y haz por lo que más quieras, que yo no vuelva a repetirte esto.

-------------------PAUSA-------------------------------------------------------------------
Christine Gates.
Es la mejor amiga de Layla. Cuando Layla se mudó a Londres, Christine era su única amiga de confianza. En Madrid, amabas eran inseparables, pero debido al divorcio de los padres de Layla, esta se fue a vivir con su madre a Londres, ahora aspiraba a cumplir su gran sueño de ingresar a Oxford, sin embargo, para que eso sucediera le restaba un año. Christine llevaba dos años sin ver a la que era su hermana del alma. Llevaba de conocer a Layla no más de cuatro años pero la distancia, en vez de romper con su amistad, la hizo más fuerte, sin embargo, a pesar de que Layla fuera extrovertida, no le gustaba que nadie notase debilidad en ella, razón por la que ocultaba lo que sentía, ocultaba sus miedos y sus inquietudes, aun a su mejor amiga.

Layla se dio cuenta de que estaba enamorada de Éthan porque lo buscaba por las mañanas con la vista, por que esperaba su llamada cada jueves, porque en cada encuentro, dejaba que su esencia y su aroma se guardasen en sus manos y mudillos. Se dio cuenta porque lo empezaba a extrañar aun cuando tenía cinco minutos de haberse ido.

Lo que Layla no sabía era que su mejor pieza de juego la iba a perder, si Layla le apostaba al corazón, este la haría perder, y así fue, los días de su amistad con Éthan estaban contados y cada vez era menos, aunque no lo parecía Éthan se estaba cansando de su situación, de ver a Melly andar sin cuidado y pensaba que a ella le molestaba que él estuviera con Layla, así que empezó a llamar menos, a dejarle de visitar, a dejar de escribir y de tener batallas y de pronto un día, solo podrías encontrar a Éthan en casa de Melly, no de Layla, siguiendo el consejo que esta le dio el último día, él día en que a Layla le ganó el corazón, él día en que Layla se equivocó.

-------PLAY-------------------------------

Hace más de 3 años

2

6
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

¿En verdad se equivocó Layla al lanzar a Éthan en brazos de Mell o el sacrificio es parte del amor, del querer ver feliz a quien se ama? Un saludo @LizCruiseH

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege O quizá Layla no hace las cosas como estamos acostumbrados a hacerlas, tal vez, los romances están sobrevalorados y nos han acostumbrado a una serie de eventos que ya hasta podemos predecirlos.


#6

Una tarde de pronto, lo vi junto a Melly en su pórtico, me limite a mirarlos un segundo por la ventana y me dispuse a distanciarme, si algo quería evitar era verlo, aunque era aquello lo que había propiciado mi consejo.

El verano avanzaba sin piedad de tiempo, dejando día tras día pasar y correr sin ser advertidos.

-Ven conmigo a Hertfordshire y así también visitaras Clayton –Mi madre había ido de visita al internado.
-Pero…
-No digas nada –Me interrumpió- Verás Layla, mi propósito al venir hasta aquí no era ver tu bienestar, para eso pude haber llamado por teléfono, pero decidí venir con el propósito de llevarte conmigo a provincia y que pasaras el verano fuera de la institución.

Evalúe la proposición y sin retrasarme, empaque y me aliste para dejar el internado de inmediato. Subí mis maletas al porta equipaje del coche y al cerrar la puerta deje el buzón abierto para la correspondencia. Subí al coche y al irnos voltee a la casa de Melly, para mi suerte Éthan no estaba ahí, mire mi reloj y eran casi las 2 p.m., era extraño, un aire de desengaño me decía que el viaje me haría bien, pero al salir de la unidad del internado, Éthan caminaba por la acera, paso justo frente a nosotras pero no presto atención al coche, iba ensimismado y pensativo, siguió de largo y lo mire por el retrovisor dirigirse a casa de Melly.

17 de Julio del 2015. Viernes.
-¡Feliz cumpleaños!

Sople a las velas, mi familia me sorprendió con una reunión en Hertfordshire, Christine estaba ahí junto a sus padres, mis hermanos Elaine y Wilhelm estaban felices de verme.

Elaine era mayor que yo por algunos años mientras que Wilhelm era el mayor de los tres, a diferencia mía, Elaine y Wilhelm vivían en Madrid junto a mi padre, cuando mis padres se divorciaron, ellos tenían 16 y 15 años, mientras que yo tenía apenas 12 años, solo los veía en navidad y verano.

-¡Ya sé de quién es este! ¡Tía Cloe! –Naturalmente al abrir mis regalos, con solo ver la envoltura ya sabía de quien era, normalmente recibía libros y prendas de vestir. Tía Cloe me había obsequiado cada año una nueva edición de algún libro de Julio Verne.
-¿Y este?... –Desconocía la envoltura, al encontrar la tarjeta, le di lectura- ¡Felicidades mi pequeña Sophi! Un abrazo. De: Lennin. –Voltee al frente, la emoción recorría mi cuerpo, detrás de Tía Cloe, ahí estaba, deje la caja de regalo a un lado y salte a abrazarlo. Toda mi familia aplaudió y al unísono escuche un tierno “¡Ouh!”.

----------------------PAUSA--------------------------------------------------------------------
Lennin Murphy Price
Desde que Layla tenía memoria, Lennin era su mejor amigo. Se conocían casi desde que nacieron, a exceptuando que Lennin era mayor que ella por un año. Vivian en el mismo edificio de Madrid. Visitaba a Layla casi siempre, especialmente en su cumpleaños. Layla reconocía los obsequios de Lennin porque era la única persona sobre la tierra que la llamaba “Mi pequeña Sophi”.

Junto a él había aprendido piano y a bailar como los grandes clásicos, sí alguien podía hacer temblar y desbancar a Éthan del corazón de Layla, era Lennin.

Lennin medía apenas 10 o 12 cm más que Layla, Tenía siempre el cabello revuelto de un color castaño claro, tenía una barba lacia que le nacía como una brocha de pintar abranzando su rosto en un candado definido, su rostro era maduro y sus ojos de un azul brillante, intenso, penetrante, un azul atardecer, decía Layla, Benevolente, inteligente y audaz, él le había enseñado a Layla a ser estratega y a defenderse bien. Su cuerpo definido y su piel tersa, apenas se le hacía notar las ojeras de tato estudiar, leer y trabajar, de sus labios escuchabas emanar su voz grave, intimidante, te hacía temblar los tímpanos con solo escucharlo, tanto así que unas pocas palabras apenas audibles con los tonos graves de su voz, seducían al instante. Él representaba la presencia más importante de los cumpleaños de Layla, más que cualquier otra persona.

----------------PLAY----------------------------------------------

-¡Oh mi pequeña Sophi! ¡Cuánto te extrañe!
-¡Ingrato! ¡¿Por qué no llegaste antes?! –Todos se rieron.
-Jajaja Yo también te quiero. –Deje de abrazarle y tomo asiento junto a mí, Abrí su regalo y encontré una caja de música y una esfera con Oxford en miniatura dentro.
-¿Qué cosa es? –Estaba maravillada por la esfera -¿Dónde conseguiste esta esfera?
-Adivina quien fue admitido a estudiar derecho en Oxford… -Lennin puso cara de pillo. Y lo volví a abrazar. Todos le aplaudieron y lo felicitaron –Jajaja ¡Gracias! ¡Gracias! Pero es el cumpleaños de Sophi, así que es momento de celebrarla a ella.

Más tarde, cuando todos se habían ido, Lennin y yo fuimos a bajar su equipaje de su auto, se quedaría conmigo, mi madre y mis hermanos en Hertfordshire el resto del verano, y no era para menos, ya que Lennin era como de la familia.

El suave velo de la luz de luna nos cubría, la noche era húmeda y tenía el delicado preticor típico de Hertfordshire.

-¿Por qué no me llamaste al internado? –Tenía la costumbre de ir del brazo de Lennin
-Por que la celosa de Christine no me quiso dar el número y tu madre me lo dio ya mucho después, además, cada vez que te llamaba no atendías –Explico.
-Jaja ¿Y por qué no dejaste un mensaje?
-Quería sorprenderte –Explicó.
-Jaja ¿Y por qué no enviaste una carta?
-Jajaja ¡Sophi! ¡Te das cuenta que con ardo trabajo conseguí tu número y querías que consiguiera tu dirección y por sí fuera poco tu código postal! Jajaja ¡Mujer! ¡Es que estás loca!
-Jajaja ¡Eso es evidente! jaja ¡Ya! ¡Ya! ¡Pero aun así me debes una disculpa! -Condicioné.
-Jaja Anda, ayúdame con estas cajas. Solo bajaré mi maleta, el resto lo dejaremos en el porta equipaje.
-¿Por qué traes tantas cosas? Si no te conociera, diría que traes la mudanza completa.
-Jaja ¡Es que así es mi pequeña Sophi! ¡Me iré al internado de Oxford! –Estaba totalmente asombrada, tenía la boca abierta pero no tanto como Lennin quien irradiaba de alegría. -¡¿Y sabes que es lo mejor?!
-¡¿Qué?! ¡¿Qué?! ¡Habla!
-Que no será necesario llamarte… porque Oxford queda a no más de 20 minutos de La Universidad de Londres y por ser estudiante de Oxford tengo un pase a tu instituto y sus instalaciones, eso incluye tu internado, lo que quiere decir…
-¡Que iras a visitarme! –Grité. Estaba emocionada de tantas buenas noticias, la alegría se me desbordaba. Lennin estaría ahí siempre.
-¡Sí! ¡Oh mi pequeña Sophi!-Me levanto en un abrazo, era totalmente increíble que al fin pudiera estar a mi lado.

Al día siguiente Lennin y yo visitamos Clayton, estaba a menos de una milla de Hertfordshire, ahí vivían sus abuelos, pero, entre pasar el verano con sus abuelos con olor a pasas y conmigo, yo era diez veces a quién elegía. Y quizá, diez veces mejor.

En Clayton y Hertfordshire aún se respiraba la Gran Bretaña Clásica del siglo XIX, la provincia era donde los entrañables bailes de sociedad aún prevalecían como una tradición de verano; Lennin y yo nos burlábamos de aquellos pueblerinos siempre que íbamos y esta vez no era excepción, pero a pesar de ello, los disfrutábamos, ya que de vez en cuando, Lennin me invitaba a bailar con él, nos lucíamos como si hubiésemos practicado, era una de nuestras tantas costumbres.

-----------------PAUSA--------------------------------------------------
Con Lennin a un lado, Layla había olvidado a Éthan, no por completo, pero el ya no pensar en él, era ganancia.

La visita de Lennin era doblemente intencional, quería a Layla para sí, y ya adentrados en Oxford, nada impediría que ambos fueran abogados exitosos, Lennin había estado enamorado de Layla por años, a diferencia de esta, quién lo veía como el mejor amigo que jamás podría tener de nuevo.

Era cierto que Lennin la protegía, pero él ignoraba la existencia de Éthan y del caos que ocasiono.
---------------PLAY---------------------------------------------------

-¡Qué exquisitas vacaciones! -Suspiré.

Había terminado el verano y llegó la hora de volver al internado, Lennin bajo mi equipaje del auto y al tratar de abrir la puerta de la casa, tropecé con un ramo de flores marchitas, llevaban semanas en el pórtico.

-¿De quién son? –Pregunto Lennin al notar las flores.
-No… no lo sé.

Busque alguna tarjeta pero solo portaban una etiqueta totalmente arrugada, la tinta se había desvanecido por la lluvia, entonces entre a la casa y el buzón estaba lleno de correspondencia, entre tanto, había una nota.

“¡Feliz cumpleaños Layla! No logré encontrarte, imagino que habrás salido, con suerte otro día te veré para felicitarte, las flores son mías.
Con cariño.
-EECM”.

Hace más de 3 años

2

7
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Estupenda tu narrativa @LizCruiseH e interesando el desarrollo de la trama. Veremos ahora a Layla nadando entre dos aguas: Éthan y Lennin. El corazón y la razón en busca de la dualidad perfecta. Un saludo

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Gracias! En verdad que tus comentarios me llenan de dicha! jaja ¿Es curioso no? Como la razón puede ir o no de la mano del corazón, y como esta dualidad puede hacer perder a uno o a ambos o a ninguno ;)


#7

Deje de lado las flores y la nota, sin darles importancia hasta que Lennin se fue a Oxford a incorporarse al que sería su internado y su universidad, luego guarde las flores una por una en libros y guarde la nota.

La lluvia hace sentirte más solo, asienta la ausencia o la compañía, crea un ambiente de tristeza y melancolía, según mi perspectiva, y cuando me encuentro en soledad, aunque ya este acostumbrada a estarlo, es cierto lo que dicen, y yo lo confirmo, amo ir de paseo y leer libros sin compañía, me agrada escuchar música y bailar sin espectadores, ser independiente, mirar por la ventana cada vez que me apetece e incluso beber café mientras trabajo, perderme en mis pensamientos y crear poesía con el melifluo del viento, sin embargo, no me dan ganas de estar sola.

A la mañana siguiente, Lennin apareció en la puerta, pretendiéndome llevar como su guía para mostrarle Londres.

-¡Sophia! ¡Vamos! –Un segundo después de que abrí la puerta, vi llegar a Éthan a casa de Melly, ahora optaba por abrazarle al saludarla.
-¡Qué puntualidad la tuya! Jaja ¿No tuviste ningún problema con instalarte?
-Te cuento en el camino ¡Pero vámonos! ¡Mi estómago demanda alimento de inmediato!

Éthan seguía abrazando a Melly, pero estaban hablando mientras tanto, y giraron, haciendo que Éthan quedara de frente y Melly dándome la espalda.

Lennin abrió la puerta del coche para que pudiese subir, sentí la pesadez con la que Éthan observaba lo que sucedía, en lo personal no me gustaba verlo cuando estaba con Melly, agache la mirada pero no pude evitar que coincidieran mis ojos con los suyos solo por un segundo.

Al marcharnos, mire por el retrovisor, Éthan dejo de abrazar a Melly, y este partió de nueva cuenta “¡Qué visita tan rápida!” pensé.

-¿A dónde iremos Señorita Kirie?
-No lo sé. Hay mucho que mostrarte pero no sé por dónde comenzar… mmm… -Recordé algunos lugares, pero curiosamente, cada vez que pensaba, aparecía Éthan como autor de mis conocimientos turísticos. Quería mostrarle a Lennin un lugar que hubiese conocido por mi sola.

--------------PAUSA---------------------------------------------------------------------------

¿Cómo era posible? No podía existir tanto engaño revoloteando por los aires, por parte de Layla el hecho de fingir que no le importaba ver a Éthan con Melly, y por parte de Éthan…
Él se engañaba pensando que Layla estaría ahí si el la llamaba de nuevo, él creía que no la perdería nunca, él creía que estaba haciendo lo que él quería… lo que Layla quería, pero se equivocó, Layla no prefería eso, sino más bien que fuese feliz y que consiguiera lo que quisiera, aunque se contradijera por que lo quería con ella.

Un ápeiron, propuesto como uno de los que pudieran ser el Arje de la physis, era lo indefinido, lo sin forma, lo infinito, sin embargo, los nombres de Éthan y Layla lo definían, juntos eran el ápeiron de la dualidad, materializado.

Un Yin Yang, era la dualidad en representación del bien y el mal, de la luz y la oscuridad, pero ciertamente con uno que faltase la dualidad se rompería y sería algo monótono, sin luz se da paso a la oscuridad, pero sin oscuridad no sabríamos cual es la luz ni la diferencia de la otra, sin el mal, no podríamos definir que es el bien, sin lo impuro no tendríamos conocimiento de lo que es puro, sin Éthan, no habría dualidad existente contra Layla, y sin Layla, no existiría su historia, pero eso Éthan no lo entendía.

-------------PLAY--------------------------------------------------------------------------

El nuevo semestre comenzó. Las solicitudes a las universidades comenzaban a sonar entre los pasillos, Oxford era mi opción, lo más cercano que tenía a la universidad de los sueños de todos. Al pasar los días, no veía a Éthan ir a casa de Melly, la veía caminar sola por la acera, la veía correr con Anastasia a las clases, pero no veía a Éthan, la veía incluso leer y hacer tareas en biblioteca, escondiendo su rostro, no me volteaba a ver ni un poco, como si compitiera contra mí, algo que no entendía por qué hacía.

-¿Cuándo volverá? –Escuche a Anastasia en cafetería hablar con Melly.
-No lo sé -Melly no hablaba nada de Éthan y ese día me di cuenta que no quería que nadie supiera.

Por lo que sabía, Anastasia entre otras chicas del instituto estaban enamoradas de Éthan, y lamentablemente, yo me incluí, era una lista, que probablemente Éthan no ignoraba pero tampoco le daba importancia.

Esa misma tarde, me acerque a la Rectoría para pedir que me llenaran cartas de recomendación para Oxford, y ahí, en el pizarrón de corcho, estaba pegado un papel peculiar.

LISTA DE ALUMNOS SELECCIONADOS/CONCURSO DE APTITUDES

LICENCIATURA /SEM/NOMBRE/SEDE

DERECHO/3°/Matthew Castle D./Irlanda
DERECHO/5°/Éthan Édher Córtes M./Irlanda
COMUNICACIÓN/8°/John Bervlentt C./Irlanda

Los concursos de tipo internacional tenían una duración mínima de tres a seis meses. Sí quería que Éthan hiciera una carta de recomendación para mí, iba a ser imposible.

-¡Pamplinas! No esperaras tres o seis meses a ver si aparece tu dichoso amigo, y hasta que él decida, tu entraras a Oxford, vamos, dame pluma y papel, yo la haré –No pude ocultarle a Lennin mis deseos.
-Lennin, es importante para mí.
- ¿Importante? ¿Por qué de pronto alguien es tan importante? ¿Por qué de pronto ya no confías en mí?
-Lennin, claro que confió en ti, más que en nadie, pero entiende, en tu ausencia él estuvo ahí, y conoce más Londres que lo que tú y yo, y lo sabes. Además cuando fuiste admitido en Oxford no me pediste que yo llenara una carta de recomendación para ti. –Justifique.
-¡Es diferente! Y sabes algo, entonces ve a Irlanda a que te llenen tu dichosa carta.
-¿Escuchas eso? –Dije tratando de tranquilizarle.
-¿He? ¿Ahora de que hablas?
-¿Lo escuchas? ¡Oh por dios! –Me acerque a él.
-¿Qué? ¿Qué?
-¡Oh por dios! ¡Son celos! Jajaja
-No es gracioso Sophi, No son celos. -Su rostro cambio de parecer al instante.
-¿Entonces por qué tanta preocupación?
-Nada, solo que sabes que puedo llenar una carta para ti si me lo pides. –Minutos más tarde, ya estaba escribiendo un borrador.

Escuchaba la radio en el coche de Lennin de vez en cuando, entonces algo llamo mi atención.

-¡Vamos! Siguiente pregunta. Menciona la inferencia correcta de la frase: Cada vez que leo por las noches hay una nube en mis ojos que me cansa y me pone a llorar, cada vez que camino a la luz del sol, un deslumbre me ciega y me hace caer. A) La persona presenta inicio de catarata B) La persona es ciega C) La persona esta demente. ¡Miiick! Instituto Irlandés, Carolina Howth.

-La respuesta es A. La persona presenta inicio de catarata.
-¡Correcto! 10 puntos para el Instituto Irlandés. Una pregunta más y se pasara a la siguiente fase. –Era el concurso universitario de aptitudes, el conocimiento no tenía nada que ver, el concurso era de pensamiento, los conocimientos eran básicos, un concurso fácil, pero demasiado complejo.- Siguiente pregunta. Menciona un nombre que tenga una etimología grecolatina, que sea utilizado en la vida cotidiana. ¡Miiick! ¡Wow! ¡Qué rapidez! Disculpen, tenía que decirlo, en esta pregunta normalmente tardan entre cinco a cuarenta segundos. Universidad de Londres, Éthan Córtes. –Mi corazón dio un vuelco. Escuche a la audiencia ovacionar con un suave “¡Oh!”
-La respuesta es… Sophia. Origen grecolatino, con significado: Sabiduría. Utilizado en composición de la palabra Filosofía, con el significado de: amor a la sabiduría.
-¡Correcto! 30 puntos para la Universidad de Londres. Números y posiciones finales por favor. Y los resultados son: Instituto Irlandés con 390 puntos. Oxford con 410 puntos, Universidad Española con 375 puntos y la Universidad de Londres con 415 puntos. ¡Felicitaciones1 La primea fase se ha completado. El día de mañana se dará paso a la segunda fase iniciando la Universidad de Londres y Oxford por ser las primeras hoy.

Estaba atónita. Éthan había utilizado mi nombre, y no es que tuviera que emocionar mucho, tal vez era necesario, tal vez ni siquiera estaba pensando en que mi segundo nombre era Sophia, y solo tal vez le estaba dando demasiada importancia, o tal vez no.

Luego de que Lennin se marchó, encontré su cartera en la mesa, y vi a Melly llegar a penas a casa a bordo de un taxi, viajaba sola, últimamente, estaba estudiando demasiado, el estrés estaba acabando con ella.

Minutos más tarde, el teléfono sonó.

-¡Lennin! ¡Tranquilo! ¡Tengo tu cartera! Sino estas muy lejos, vuelve por ella.
-Hola, Buenas noches Layla.

No era Lennin, era Éthan.

Hace más de 3 años

2

7
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Se estrechan posiciones y Leyla deberá tomar una decisión. Aunque su corazón lo veo más cercano a Éthan. Un saludo @LizCruiseH, tu historia luce fascinante y bien llevada la argumentación.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Jaja por naturaleza -Y lo digo por experiencia- a las mujeres (o al menos a muchas) nos gusta complicarnos la vida Jaja


#8

Si algo era cierto, las intenciones de Éthan al llamar, no eran buenas, era extraño. La última vez que Éthan llamo, solo entendió que mis intenciones eran las menos esperadas, solo entendió que mis deseos eran de la tonalidad de mis ojos, oscuros… o tal vez mis deducciones eran equivocadas.

-…
-¿Layla?
-Éthan. No esperaba que…
-Jajaja si, ya lo note ¿Quién es Lennin?
-No es nadie –La puerta se hizo escuchar, Lennin estaba del otro lado. – ¡Un segundo!
-¿Quién es Lenn…
-Te devuelvo la llamada, vale. –Lo interrumpí
-No, te espero -Abrí la puerta, Atendí rápido a Lennin, le di su cartera y de inmediato cerré la puerta, solo puede escuchar: Te veo mañana por la mañana.
-¿Qué sucede Éthan? –Dije exasperando.
-Solo llamaba para saber cómo te encontrabas pero acabo de notar que no hacía falta que llamara. Adiós Layla.
-¡Espera!
-…
-Sé que estas en Irlanda, en el concurso de aptitudes, y sé que será transmitido por televisión la próxima semana.
-Así es ¿Cómo lo sabes? –Entre la nada de la estancia y el teléfono, sonreí y un pequeño dolor invadió mi garganta, que a decir verdad, un recuerdo se había metido en todo mi cuerpo.
-Tengo mis contactos.
-Jajaja Tú no tienes ningún contacto, a ver ¿Cuáles son tus contactos? – Ahí va.
-Mejor dime ¿Qué tal Irlanda?
-Jaja Pues… Dublín en definitiva no es para las mentes tranquilas.
-Tampoco Londres.
-El único defecto que le hayo es que no hay una demente retándome a cada oportunidad que tenga jaja
-Jaja ¡Estas equivocado! ¡Yo no te reto a cada oportunidad que tenga! ¡Y no soy una demente!
-Jaja ¡Y todavía lo niegas! ¡Es que no puede ser! -Seguía siendo el mismo después de Melly, o aún con ella.
-¡Qué gracioso Éthan! Para tu información no soy ninguna demente.
-No, pero estás loca, que es casi lo mismo Jaja
-Bueno, eso es evidente, tal vez deba ir a Dublín a darle sentido a tu vida Jajaja
-¿Tú? ¿Sentido? Jaja si ni sentido del humor tienes.
-No hablaba de ese sentido, pero como no quieres, pues que te ruegue alguien más, yo no lo haré –Me cruce de brazos.
-Jaja ¡Ahí vas de nena! –Se burló.
-¡Tú eres la nena! ¡Siempre estas a la defensiva!
-Dale gracias a tu persona, contigo me gusta estar así.
-Debes saber que yo no he hecho nada para que seas así, realmente tú estás a la defensiva por voluntad propia, yo no tengo nada que ver.
-Jaja Tu haz causado todos nuestros embrollos.
-¿Yo? Jaja ¡Pamplinas! Dime como, según tú los he ocasionado.
-Tú sabrás.

--------PAUSA-----------------------------------------------

Éthan no tenía ningún motivo para llamar a Layla, tampoco había inventado algún pretexto ni había buscado alguna excusa para llamarle, y aún así lo hizo, no tenía la necesidad de escuchar su voz ni de saber su bienestar ya que sea como fuera, sabía que estaría bien. A decir verdad había algo que inquietaba a Éthan, más que cualquier otra cosa, el propósito de la llamada de Éthan no era él que le había dicho a Layla, pero se asomaba el verdadero, pero Layla ni siquiera lo sospechaba. El día que conoció a Lennin de vista, ni siquiera tembló, a decir verdad, el concurso lo consumía mentalmente, y no le daba tiempo de pensar o recordar tales pequeñeces, solo en Melly, y ella… su sencillez y simplicidad le daban pauta para ser lo suficientemente discreta que no sabrías si extrañaba a Éthan un poco.

Layla no hablaba por hablar, sí la Universidad de Londres calificaba para semifinales, la última ronda se llevaría a cabo en Oxford, y entonces si ganaba o perdía, ella estaría ahí.

La llamada culmino en una sonrisa por parte de Layla, y la noche en una lluvia de inquietudes y ansiedades, como siempre, Éthan desordena todo lo que quiere cuando lo quiere, cada vez que quiere, como siempre, era el caos perfecto de Layla, y es que a veces se necesita un poco de desastre en una vida tan ordenada.

Y como era de esperarse, esa fue la última vez que Éthan y Layla hablarían, Éthan ya no tenía la obligación de mantener su amistad con Layla, solo llamo para saber si aún la tenía asegurada.

----------PLAY------------------------------------------------------

Al día siguiente, era viernes, normalmente Lennin y yo salimos a algún lugar del centro.

-¿Quién te llamo ayer Sophi? –Lennin y yo mirábamos en la misma dirección, estábamos en una cafetería de Oxford Street, ambos teníamos la fascinación de mirar por la ventana cada vez que llovía.
-Nadie. Un amigo.
-Entonces no es nadie ¿Quién era? –Insistió.
-Su nombre es Édher. –Evalué las posibilidades, era más probable que Lennin supiera quien era si escuchaba el nombre de Éthan, en cambio, si escuchaba el nombre de Édher, no tendría la menor idea, ya que absolutamente nadie lo llama de esa manera.
-… Continúa –Me miro directamente al rosto, esa actitud no me gustaba en nada.
-Nada… Solo me llamo y ya.
-¿Pero por qué?
-¡¿Qué te sucede?! –Me exalte
-Solo quiero cuidarte.
-Tal vez es momento de que me cuide sola como siempre lo he hecho, sin ti.
-¡Sophia! ¡No seas egoísta! ¡Layla Sophia! –Me levante de inmediato- Siéntate de nuevo, por favor. –Pidió en voz baja.
-Nos vemos luego –Salí del establecimiento, pero la lluvia estaba en su pleno apogeo, pedí un Taxi, no iría de vuelta al internado, si lo hacía Lennin iría de inmediato a buscarme, así que viaje hasta el final de Oxford Street, luego tome el tren subterráneo hasta el aeropuerto, y compre un pasaje para Dublín, no pensaba ir aquel día, así que compre un pasaje para la próxima semana.

Al pasar los días, cada vez que sonaba el teléfono y contestaba, no era Éthan del otro lado de la línea, clásico de él, pero a quien si escuchaba, era a Lennin, arrepentido, y sus atenciones estaban cada vez más asentadas en mí, me era de deducir que no tenía amistades, sin embargo estaba totalmente equivocada, Lennin siempre había sido alguien muy sociable, nunca estaba solo, pero era obvio que prefería mi compañía más que la de cualquier otra persona, tal vez eran nuestros lazos que lo hacían preferirme, pero de mi parte, a veces no quería verle, a veces quería mi vida de vuelta por un día, tal vez era que empezaba a no valorar su presencia.

Abordé el vuelo a Dublín, Lennin no tenía conocimiento de que me iría por unos días, lograría ser espectadora de la 4ta fase de la competencia, solo faltaban seis fases más y esta terminaría.

Ahí estaba yo, en medio de la nada, ni siquiera Éthan estaba al tanto de mi viaje, quería sorprenderle. El Instituto Irlandés era bastante clásico, el tinte grisáceo de la gran construcción te dejaba atónito con solo verle de lejos. Me adentre al auditorio, había más espectadores de los que logra mostrar el televisor.

-Bienvenidos a la 4ta fase de la competencia anual de aptitudes de nivel profesional internacional, en esta fase se evaluaran únicamente las habilidades verbales, las instituciones que comienzan con la primera ronda son: El Instituto Irlandés y Oxford.

Se presentó Oxford y sus representantes, luego el Instituto Irlandés, la universidad española y la Universidad de Londres, esta fase era la primera de eliminatorias, la universidad que resultase eliminada se regresaría a casa, la 9na fase se eliminaba de nueva cuenta a otra universidad y las últimas 2 restante se disputarían el gané.

-Las ideas y hechos pueden expresarse por medio de una lengua, es una forma de comunicación efectiva que no necesita ser oral o escrita, esta lengua es también constante del atributo de… A) Idioma B) Código C) No tiene ningún atributo ¡Miiiick! Oxford. Julia Brown.
-La respuesta es B, Código
-Incorrecto, Universidad de Londres. Éthan Édher Cortés.
-La respuesta es A, Idioma.
-¡Correcto! El idioma es un atributo de la lengua. 35 puntos para la Universidad de Londres -Éthan no había notado que yo estaba entre la audiencia hasta se momento, levanto el rostro, estaba radiante, y me levante a aplaudir, me obsequio una risa de ironía.

Al terminar la fase, la Universidad de Londres se recuperó, había vuelto al primer lugar, la Universidad Española fue eliminada de la competencia. Éthan recibía felicitaciones, yo esperé al final, una chica de cabello ondulado lo abrazo, él la levanto en aire, yo solo observe de lejos, finalmente al bajarla, el quedo de espaldas a mí, era Melly, el ángulo no coopero, solo vi que se inclinó sobre ella, la besó.

Hace alrededor de 3 años

2

7
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

¡Sorpresa! llegué a creer que Mell y Éthan estaban algo distanciados. Esto se complica; pero da más interés para el desarrollo de la historia. Un saludo mi estimada @LizCruiseH


#9

“Para que te digo que no, claro que me duele. Es un dolor extraño, no se expresa pero si se siente... Y viceversa, o es una o es otra.

Para que te digo que no. Te vi de nuevo, ir con ella a un lugar inexacto, innecesario. No quería que me vieras pero al mismo tiempo si... Quería que lo hicieras, sin que te importará que ella estuviera, pero me marche con lo poco que quedaba de mi”

A decir verdad… un pequeño dolor invadió mi corazón, se expandió desde la cavidad torácica y empezó a hacerse notar de inmediato en mi garganta permitiéndome apenas respirar, recorrió con el pulso de mi sangre todo mi cuerpo dejándome atónita, confundida y totalmente petrificada a los pocos segundos salí del auditorio con la mayor discreción posible, mis lágrimas se asomaron a penas un poco, tras pasar una noche en Irlanda retorne al internado, me sentía extraña en Dublín, lo note por que al llegar a las calles de Londres ya me sentía en casa.

El humor que me siguió en los días próximos no fue muy favorable, los días estaban arruinados, las clases cada vez más cansadas y los pasillos más solos y tristes.
Terrible caos que vino a traer Éthan, terrible hombre al que deje quedarse dentro de mí.

-------PAUSA-------------------------------------------------------

Layla era sensible, eso era cierto, jamás se le había visto antes de tan mal humor, las cosas le desagradaban y se molestaba con facilidad, a Lennin que preocupado estaba por su abandono, le grito que no la molestara más, que sus atenciones eran demasiadas, Layla tenía el corazón hecho trizas, y aún así, despertaba cada mañana y abordaba la rutina como si no tuviera sentido.

Había escuchado antes decir a un personaje: La base del dolor es la esperanza.

Y sí, Layla esperaba aún cosas de Éthan que este no podía ni siquiera ofrecerle.

-------PLAY-------------------------------------------------------------

4 DÍAS DESPUÉS….

-¿Lennin?
-…
-Sé que estás ahí, soy Layla, solo… quiero pedirte disculpas por lo del lunes, no debí ser tan insensible y menos contigo, lo lamento, y sé que mis palabras no logran hacerle justicia a lo que te han ocasionado mis ofensas pero, al menos, quisiera compensarte de algún modo.
-…
-Espero que puedas disculparme. –Justo iba a colgar el teléfono cuando se hizo escuchar su voz.
-Tranquila Sophi, lo sé todo. –Contestó.
-¿De qué hablas?
-El sábado, después de llamar a tu casa y buscarte por todos los lugares posibles donde te podría encontrar, te vi por el televisor, y después lo vi, Édher ¿Cierto?
-Sí, Édher.
-Desconozco por que estabas molesta conmigo el lunes, pero se a causa de quién fue, desde que te llamo el otro día estabas distinta, al día siguiente que fuimos a Oxford Street me hiciste la misma grosería…
-Lo lamento mucho Lennin, no quería ofenderte, solo que…
-No Sophi, no te excuses… sabes, deberías encender el televisor… tu universidad va ganando. –Y colgó el teléfono.

No tenía ni la menor idea de cómo compensarle a Lennin el daño que le había hecho, su orgullo no lo permitiría y volver a sus visitas por las tardes, iba a tardar un par de semanas.

-----------PAUSA------------------------------------------------------------

Lo que Layla no sabía era que el amor que le tenía Lennin era incomparable a ningún otro.

Nadie podría amar tanto a Layla como lo hacía él, Éthan le tenía un aprecio infinito, pero sí de amor se trataba, si fuese por Lennin, no le importaría cometer estupro por su adorada Sophia.

Su orgullo estaba destrozado, sin embargo, Lennin no entendía de dignidades, y lanzo la suya por la borda y fue en busca de Layla.

---------PLAY------------------------------------------------------------

-¿Sí? –Los nudillos tocaron con fuerza.
-Soy Lennin. –“¿Lennin?” –Abre la puerta, por favor, mira, sé que te acabo de decir un par de tonterías por teléfono, pero son ciertas quiero que entiendas que si él te a hecho lastimarme o lastimar a alguien más, inclusive, si te ha hecho daño a ti, cobraré esa deuda por ti. Mira Sophi… solo vine a decirte que… -Y abrí la puerta, lo interrumpí en su discurso, justo en cuanto vio mi rosto continuó –que tengo el alma puesta en tus manos, que he perdido mi uso de razón y que estoy enamorado de ti, siempre lo he estado.
-… Oh. –Me quede inexpresiva, y de un segundo a otro, Lennin se acercó al pórtico, miro mis labios y de nuevo mis ojos, cauteloso, suave, su boca se entre abrió, los centímetros se acortaban… Y cerré la puerta. –Lennin –Grité –Disculpa, yo… he…
-No digas nada, lo entiendo todo. –No sabía qué hacer, y como mi comportamiento bipolar no daba para más, volví a abrir la puerta, y lo abrace, más fuerte que en cualquier otra ocasión.
-Lennin, te pido disculpas ahora por que no te tengo una respuesta concreta ni definitiva, sinceramente no esperaba que admitirás tus sentimientos, vaya, no esperaba que vinieras, al menos no ahora, permíteme un tiempo, te haré saber mi respuesta en cuanto lo crea prudente, solo… discúlpame.
-No te disculpes, lo entiendo –Deje de abrazarle –Yo esperaré por ti Sophi.

Segundos después lo vi alejarse en su auto, no sabía que pensar, no sabía que decir o al menos que hacer.

Encendí el televisor, y ahí estaba Éthan, celebrando su segundo lugar en la 5ta fase, portaba un traje color ceniza, y su corbata era roja… mi favorita.
Daba vueltas en la noche, me inquietaba Lennin, me inquietaba Éthan, y comencé a pensar en estupideces.

“Me gusta estar despierta, en silencio, por qué despierta estoy consciente de las cosas, de todo... Pero a veces, me gusta estar dormida, por qué no estoy consciente de ello ni de todo lo demás, es perderse y olvidarse por un segundo de todo aunque hayan pasado horas, es estar ahí, así, puedo estar despierta o dormida y completamente viva.”

--------PAUSA----------------------------------------------------------------------------

Había algo en especial que no dejaba dormir a Layla cada noche, pero en especial ese día, en sus vagos pensamientos había algo que ella sabía, que Éthan sabía, era una especie de secreto, que había hecho que Layla perdiera la cabeza al verlo pasar, que hacía que Éthan tuviera otra perspectiva muy diferente de Layla, a diferencia de cuando la conoció.

--------PLAY-------------------------------------------------------------------------------------

4 MESES ANTES… MAYO.

-Jajaja ¿Tu? ¡Pero si eres una frívola! ¡Cruel e insensible ser humano que no siente ni el más mínimo sentimiento!
-Oye, espera un segundo, que actué como tal no significa que lo sea. –Era jueves, por lo regular Éthan llamaba los jueves, pero ya hacía un par de semanas que sus llamadas hacían falta, justo desde el día en que le aconseje que luchase por Melly.
-Jajaja ¡Es que no tienes remedio!
-Es en serio Éthan jaja no te burles –Dije nerviosa. – Sabes… Ya pase varios meses así, sin nada o alguien... Bastantes meses, no quería meterme en problemas, o rendirle cuentas a alguien. No quería, por lo relativo y complicado que es... Y entonces… llegó lo que le llamo, razón de cambio.
-Eso… se escuchó tan bonito, Layla -Suspiró.
-Éthan, debes saber que la persona de quien te estoy hablando… eres tú.

No pensé que la noticia le alterara tanto, a partir de ese día, fue el último jueves de ese verano, el último jueves de Junio que llamo.

Y en efecto siempre que empezaba a llover pensaba en él por la única razón de que pensaba que Éthan era mi lluvia de verano.

“Sí, eres como mi lluvia de verano, sin previo aviso, a pleno sol, a las 3 de la tarde comienzas a llover sobre los jardines y cultivos, es lluvia fresca, viento caliente, nubes pesadas y ligeras, arco iris que se asoman, frutos y flores que crecen, si eres como mi lluvia de verano, yo salgo y de pronto me sorprendes en tu encuentro y me llenas de ti, las personas que te temen huyen, y yo, me siento a contemplarte hacer tu voluntad, si eres como mi lluvia de verano, no puedo odiarte por qué el día de mañana veré crecer las flores, no puedo odiarte por qué eres parte de mi vida, y en efecto, eres como lluvia de verano, vas por temporada, las gotas son heladas, y cuidadosamente te conviertes en tormenta y en huracán, en efecto, ni todos los desastres naturales que podría provocar una lluvia de verano son tan sublimes como el desastre que has venido a ocasionar en mi vida, en efecto, la lluvia al terminarse, sí ha sido espléndida deja un arco iris, sí ha sido una tempestad deja una catástrofe, pero tú, cariño, con una suave y tierna lluvia haz venido a dejar catástrofes y arco iris, tú cariño, eres mi lluvia de verano”.

Hace alrededor de 3 años

2

6
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Jajaja son los pensamientos de Layla respecto a Éthan y que ya presentimos; pero desconocemos de los sentimientos encontrados de Éthan en relación con Mell y Layla. Te sigo @LizCruiseH

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Siempre he pensado en que el amor, al igual que la vida... da vueltas. Gracias!


#10

5 MESES MÁS TARDE. OCTUBRE.

Hay una fecha especial del mes de Octubre. Puedes contar los días, tanto como las horas que pasan y los segundos uno a uno, pero no puedes contar ni debes, los días de octubre.

La competencia de aptitudes pronto llegaría a su fin, noviembre era la fecha más próxima a su término, pero por una razón u otra, el instituto irlandés fue descalificado, resultó que uno de sus integrantes trato de sobornar a los empleados encargados de imprimir las preguntas para que les diesen una copia anticipada y así estudiarlas, entonces, curiosamente, el regreso de la universidad de Londres y Oxford se haría notar en los primeros días de Octubre.

10 DE OCTUBRE, 2015. SÁBADO.

La última fase se llevaría a cabo finalmente en Oxford, como bien se había pre dicho. Se aplaudía y alentaba a los concursantes de ambos institutos, el concurso sería televisado y transmitido por radio, internet y redes sociales, pero nada como verlo en vivo.

-Sophi...
-¿Si? -Lennin desayunaba conmigo, como siempre yo pedía café.
-Pensé que tal vez... Querías ir al concurso de aptitudes esta tarde, es a las...
-Se a qué hora es, pero, no sé si quiero ir. -lo interrumpí.
-Si te apena ir conmigo lo entenderé, puedes invitar a alguien más, yo estaré bien -Le tome la palabra a Lennin, me dio los 2 boletos para entrar al concurso.
-¿Te importa si voy con alguien más? Pregunté temerosa.
-No, mi pequeña Sophi, claro que no.
-Escucha, llamaré a alguien, si no acepta, puedes ir conmigo.
-Jaja ¿Y ser tu segunda opción con las entras que aparte para ti y para mí? ¡Ni loco! -Dijo molesto, al ver que no dije nada, me ofreció una solución -Llama a la persona que quieres que te acompañe, si es positiva su respuesta, tal vez pueda conseguir una entrada más, de lo contrario... Yo veré el concurso por televisión.

Y entonces... Llame a Melly.

-¿Hola?
-¡Melly! ¡Hola! ¡Soy Layla!
-Oh… Layla... ¡Hola! -Estaba sorprendida, jamás esperaría una llamada mía, jamás.
-Llamo para preguntarte 2 cosas, si me permites, quisiera saber si tienes entradas para ir al concurso de aptitudes a Oxford.
-Sí, tengo un par de entradas ¿Por? -dijo con aire de desengaño.
-Jaja veras, yo tengo una extra y pensé que a Éthan le daría gusto verte ahí apoyándole, sería bueno, pero en vista de que si iras, ya no será necesaria mi entrada.
-Oh, ¡vaya! Jaja Layla... Gracias, eres muy amable, pero si, Anastasia y yo iremos, espero verte por ahí entonces.
-No te preocupes Mell, no hay nada que agradecer, igual espero verte esta tarde.
-Bueno, espero que tengas suerte para ir con alguien más, gracias de nueva cuenta.
-Sí, esperó también jaja Gracias a ti, hasta entonces. -Melly era demasiado amable para mentirme, no tendría por qué, era lógico que tenía entradas, Éthan debió dárselas solo que no había pensado en ello, ahora estaba en riesgo de ser mal interpretada.

------PAUSA---------------------------------------

Layla poseía un toque de gracia, que al aplicarlo nunca se daba cuenta hasta después.

A pesar de que Éthan le perteneciera a Melly, por decirlo de esa forma, Layla conocía su lugar, sabía perfectamente que ella solo era una amiga en común entre Éthan y Melly, Layla respetaba las decisiones de Éthan, así como él, las suyas, y a pesar de ello, con el dolor de su corazón, prefería mil veces acercarle la felicidad a Éthan si esta estaba en manos de Melly.

Cualquiera juzgaría a Layla como arribista, sin dignidad u orgullo, sin una gota de respeto por ella o sus sentimientos, hasta tal vez hipócrita, pero la verdad es que no era así, aunque pareciera que esa acción fuera de las que llaman "Cosas buenas que paren malas", era una acción que provenía desde lo más pedí do de su ser, envuelta en nobleza y humildad que, nadie más podría notar... Así era Layla.

------PLAY-------------------------------------------

Nuestros lugares se situaban en las primeras filas, mientras que Melly y Anastasia tenían lugar en las filas intermedias, podía verla, estaba del otro lado del auditorio frente a nosotros.

-Ahí está Édher, Sophi. -Lennin se dio cuenta que los concursantes entraban por la puerta trasera, uno a uno los presentaron, y esta vez, Éthan, al entrar, comenzó a buscar entre el público, caí en la cuenta que estaba buscando a Melly por qué miraba hacia las gradas superiores, pero de pronto, se topó conmigo, sostuve a lo que él llama "Mirada asesina", finalmente comenzó a reírse, bajo el rostro un segundo y volvió a mirarme, pero esta vez ya no por mucho. -Se ve más orgulloso en persona.
-Jaja ¿Qué dices?
-Míralo, tiene aires de grandeza. -Opinó Lennin.
-Jaja si, así es, es orgulloso hasta los codos. -Lennin asintió.
La fase final de la competencia dio inicio, fueron 2 interminables horas de pérdida y sobrepasó de puntos, Melly tenía rostro preocupado cada vez que nuestro instituto respondía mal. Oxford quedo por debajo de la Universidad de Londres por solo 4 puntos, Lennin tenía tristeza, y yo me uní a su sentimiento, pero dentro de mi irradiaba de felicidad, la alegría de Éthan se contagió por todo el auditorio, sin embargo, al terminar la premiación, Melly se fue de inmediato, Éthan no se molestó en siquiera buscarle, mientras yo me límite a felicitar al resto del equipo, la tarde culminó en sonrisas y festejos, al menos la mía.

11 DE OCTUBRE, 2015. DOMINGO.

Sí había una fecha importante en octubre, definitivamente tenía que ser este día, porque a decir verdad, era el cumpleaños 20 de Éthan. Desde muy temprano me aliste y salí con Lennin, imagino que sigue en espera de mi respuesta, lo he hecho sufrir por más de dos semanas sin ni una sugerencia de lo que pudiera ser mi respuesta, y a decir verdad, no he pensado en ello.

Es complicado, con 17 años solo deseaba ser un pez, dicen que estos tienen una memoria limitada a dos minutos, razón por la que nunca tienen el deseo de aburrimiento, deseaba serlo, ya que de esa forma recorrería un lugar una y otra vez como si fuera la primera vez, conocería a la misma persona cada día o ben, viviría de nuevo la primera película, escuchar la primera canción el primer amor, esto se lo comunique a Christine y me dijo: Alzhéimer, se llama, no memoria de pez jajaja. Pero por tonto que sea, también sería algo terrible, desear algo así, no es lógico, pero ya nada de lo que hacen los seres humanos es lógico.

-Escuche que hay una fiesta cerca de la calle de tu internado –Lennin y yo íbamos de regreso al instituto.
-¿Así? –No le preste atención.
-Sí, me invitaron, ¿vamos?
-Aja –Cuando nos adentramos en el internado, note que Lennin no entró la calle correcta en la que yo vivía –Lennin ¿Qué te pasa?
-¿Eh? ¿Por qué?
-Acabas de pasar mi calle. –dije preocupada.
-Sí, lo sé, te acabo de mencionar que me invitaron a una fiesta, unos chicos de mi aula son amigos de alguien de aquí y bueno, ofreció una fiesta.

Cuando entramos a la fiesta, Lennin comenzó a saludar a medio mundo, había mucha gente, la pequeña casa estaba a reventar; me separe de Lennin, a decir verdad no era fan de las fiestas y menos de quién no conocía, de pronto, comencé a ver rostros conocidos, personas que había visto en el instituto, eran amigos de… Éthan.

Con un vaso rojo en la mano derecha a medio llenar, una risa satisfactoria y una medalla colgando del cuello… ahí estaba Éthan, fingiendo ser algo que no era.

Era triste verlo ahí en medio de la gente de la cual decía que no eran con quienes te tenías que rodear, era triste ver ese vaso rojo que sostenía, yo sabía de buena fuente que jamás se había iniciado en una bebida alcohólica, no por ser inocente o estúpido, sino porque eso era parte de lo ejemplar que podría ser él y solo él, era triste sin lugar a dudas; Pidió disculpas y salió, tomo asiento en la acera, yo lo observe desde la puerta, voltee a buscar a Lennin y seguía justo donde lo había dejado, ahora con un vaso rojo igual, regrese el rostro para volver a observar a Éthan… estaba en frente de mí.

-Layla ¡Que sorpresa! -Tenía cara de pícaro, una travesura se asomo en sus palabras.
-¡Feliz cumpleaños, Éthan! –Le di un apretón de manos.
-Jaja Gracias, no sabría que vendrías.
-Si… Lennin, lo invitaron unos amigos que imagino también son tuyos.
-Si… no son mis amigos. Ven, caminemos. -Asentí.
-¿Ahora bebes?
-Jajaja ¿Esto? –Levanto su vaso- si te refieres a beber refresco de manzana, si. –Se percató de que no le creí –Sino me crees…
-No, nada de eso. Te creo. Y… amm… me extraña que hicieras una… fiesta.
-Jajaja ¿Te refieres a ese desastre? No lo hice yo. -Aclaró.
-Pero es tu cumpleaños, además agrega el hecho de que por ti ganaron la competencia.
-Jajaja sí, eso es cierto, solo que olvidaron el hecho de que no me gustan las fiestas, me utilizaron de pretexto, solo eso.
-Ya veo –Nos alejamos lo suficiente de la casa, Éthan se deshizo del vaso y guardo su medalla, caminamos un par de calles más abajo, llegamos a la que era su casa, tome asiento en su pórtico.
-Fui a Irlanda hace un mes. -No pensaba decirlé, pero de un segundo a otro, ya lo había mencionado.
-¿Si? -Dijo incrédulo
-Jajaja si, en la cuarta fase.
-¿Y por qué fuiste?
-Jajaja quería ir a ver si había dragones y brujas, como tanto cuentan los mitos.
-Jajaja ¿Y por qué no me dijiste?
-No lo sé jaja simplemente…
-Jajaja dime. –Levante la mirada, y comencé a reír.
-¿Y yo que obtengo a cambio? –Empecé a negociar.
-Jajaja tu dime y verás.

Había olvidado lo intranquilas que eran mis tardes cuando él estaba; en cualquier momento pude desear no haberlo conocido pensando en la tranquilidad que me hubiera aportado a mi vida, sin embargo, no lo deseaba, ese era el tipo de caos que hacia interesante cada día.

Y su cumpleaños, termino en lo divertido que era verle, con toda la malicia de su sonrisa y la pureza de sus pensamientos.

Hace alrededor de 3 años

2

6
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Leyendo y leyendo @LizCruiseH; pero sigo esperando por ese ansiado primer beso.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Y yo agradezco en gran medida tu tiempo, el que me leas y que sigas la historia, en verdad... Gracias!


#11

“Pienso que si, que un día te veré y no como ahora lo hago, no como una persona con la que discuto a diario por polémicas.

Pienso que no encontraré a alguien más que sea conmigo una dualidad perfecta.

Pienso que no hay mejor historia.

Pienso que cometí errores y que a diario los cometo, pero que están bien, que quiero verte después y que siempre regresare a ti como símbolo de una dualidad.

Pienso que puedes quererme como tal vez un día yo te quería; que sentiré tus caricias en el recorrido a descubrir mis pensamientos, delicadas que recorren centímetro a centímetro cada una de mis metáforas y cada uno de mis pensamientos, caricias que recorrerán mi rostro, la piel que me cubre por completo, la piel que cubre mi cuello, mi cintura, mis caderas.

Pienso que deseo con tanta ternura, despertar escuchando tu voz suave y grave en mis oídos.

Pienso que tienes razón, cuando dices que ciertamente tú y yo conformamos una pasión explosiva, imparable y demasiado entregada, desde la pasión por defender nuestros argumentos, defender y dar lugar a la verdad y la justicia, hasta la pasión extasiaste, que alucina y desconecta nuestros pensamientos y solo deja actuar al corazón y al sentimiento emocionante de estar cuerpo a cuerpo, como las batallas que tenemos.

Pienso que sí, que un día se cumplirán nuestros deseos comunes, y nuestros deseos que van en aumento, deseos insólitos que solo tú y yo tenemos.

Y pienso, que siempre me ocultas algo, cosa que no logró comprobar ni averiguar en un 100%, como si cuidaras que no lo sospechara, pero al mismo tiempo pienso que no ocultas nada, y si descubro que si ocultas algo, puede ser superficial o profundo, y si descubro que no ocultas nada, entonces serán puras conjeturas emocionales mías, puras deducciones equivocas que te harían menos interesante, y no cumplirías las expectativas en las que te tengo, sin embargo y a pesar de ello, seguirías siendo tú.

Pienso que no encontraría a nadie ni parecido ni igual”.

----------PAUSA-------------------------------------------------------------
No había mucho que decir, todo se quedaba en la mente de Layla, ella atrapaba sus ideas en incontables poros de su cuerpo, sus deseos pasaron a ser irremediables, sin embargo, Éthan comenzó a tener los mismos deseos, pero no pensaba en ellos, no invertía ni un proceso mental en lo que él llamaba “pérdida de tiempo”.

Pero de entre esos pensamientos distraídos de Layla, Lennin salía lastimado, no era importante entre Éthan y Layla, pero si en la vida de ella, sin embargo, era igual que un estanque, mientras Layla era agua que corría, esta erosionaba las piedras aledañas Lennin era las piedras, mientras Éthan era la parte viva, la parte elemental, peces, plantas y arena, Éthan era más que una roca.

-----------PLAY-------------------------------------------------------

-Dime Layla… ¿Dónde te metiste ayer? –Lennin comenzó a cuestionarme el lunes por la mañana, estaba lo suficiente ocupada pensando en mis proyectos como para prestarle atención o responderle de buena manera, después recordé que me había dicho que el estar con Éthan, cambiaba mi comportamiento para con él.

-Pues… estabas con tus amigos y me sentí un poco incomoda.
-Y ¿A dónde es que fuiste? –Siguió cuestionando.
-Salí a caminar.
-Trate de localizarte pero me mandabas a buzón.
-Si… mi celular se quedó en el coche, no lo olvides. –Justifique.
-Si, pero luego te estuve buscando hasta tarde, fui a tu casa y no abriste.

No puede evitar recordar, el por qué no había llegado a casa.

---------PAUSA----------------------------------------------------------
La piel de Layla se erizaba, era sublime, se podría decir que era natural tal hecho; Los recuerdos que a su memoria llegaban eran los culpables de erizar la piel que cubría su cuerpo.

El día anterior, después de que oscureció, en el pórtico de Éthan, se estaba llevando a cabo una reacción química y emocional importante, sumando la serie de palabras intercambiadas, el código que se estaba generando, solo podía ser descifrado por Éthan, finalmente la perfusión de Layla y su bonhomía le dieron la dosis perfecta para que él, sin obligación ni petición, confesará:

-Yo no besé a Melly aquel día. Hay una cosa muy contradictoria pero cierta, cuando quieres algo y lo deseas con fuerza, sí en un principio no lo obtienes, conseguirlo se vuelve un reto total, pero, cuando lo tienes en tus manos es magnifico, pero después el reto desaparee y se vuelve aburrido, entonces existe una falta de valoración a lo que un día fue tu deseo, y eso es lo que pasó conmigo, deseaba a Melly más que a cualquier otra cosa, y dejo de ser la persona que quería a mi lado y se volvió un objetivo, cuando ella empezó a ceder y a dar de sí, perdí el interés; los días pasaron, así que comencé a buscar algo que me recordará por que valía la pena,, algo que me devolviera el valor de seguir pero ese día… ese día no estabas en casa, y seguí, los papeles cambiaron, Melly dejo de ser deseable, ahora me enfrento de nuevo a encontrar el por qué seguir.

Es muy probable que Layla le diera un brinco el corazón, sin embargo conocía a Éthan había un doble filo en sus palabras y confesiones, tal vez no conocía a la perfección a Éthan y tal vez no como quisiera, pero si lo suficiente para saber que a pesar que para él ya no tuviera tanto sentido estar con Melly como en un principio, Layla le tenía un profundo respeto por lo que Melly sentía por él, tal vez Layla desconocía la magnitud del amor y deseo que Melly le dedicaba a Éthan, pero lo cierto es que, sí él ya no tenía los mismos deseos ahora que la tenía que como cuando no, entonces, ya no era un hombre con el valor con el que realmente parecía tener.

Layla procuraba siempre no mal interpretar sus palabras de Éthan no solo por evitar mal entendidos, sino que también, para no tener la desagradable situación de exterminar ilusiones sin base paseando por su mente tratando de tocarle el corazón que ya estaba más roto que un pedazo de vidrio que cae al suelo, sin embargo, tal vez y solo tal vez, debería divagar un poco, porque Éthan no mencionaba esta clase de pensamientos sin tener una daga bajo la manga, claro, él no era de las personas a las que se les debe considerar “Doble cara”, pero todo lo que salía de su boca, e incluso muchas de sus acciones, estaban sometidas a una estratega y sino, al azar, pero el tendía que ganar, siempre.

La intensión de Éthan, esta vez, era esperar la reacción de Layla, saber que haría, saber sí intentaría algo, saber sí la pequeña Layla seguía allí, a su voluntad, y al igual que su última llamada, saber sí la tenía aún asegurada; Pero aunque los deseos de Layla implicarán estar junto a él, ya no eran su prioridad, él nuevo deseo de Layla estaba totalmente fuera del alcance de alguien más que no fuera ella, Éthan hacía estas cosas para que Layla reaccionara a su favor, pero se equivocaba porque Layla no haría, no intentaría y no seguiría ahí para él, si, Éthan se equivocaba.

Y esta vez, sería ella quien digiera las últimas palabras, esta vez, era ella quien se alejaba de él.

-Cierra los ojos –Pidió.
-Jajaja ¿Por qué?
-Por qué quiero que lo hagas, pero está bien si no quieres…
-Debo irme – Se levantaron del pórtico.
-Ya es muy tarde… Espera, ven, entra un segundo –Sugirió Éthan. Este abrió la puerta y encendió la luz, al entrar, se hacia notar la modernidad, elegancia y simplicidad que sin duda eran características de él; Layla no articulo ninguna palabra, tenía la mente en blanco y los ojos puestos en toda la estancia y a lo que era alcanzable a su vista, ambos se quedarón de pie hasta que se rompió el silencio.

-¡Listo! Un segundo, debo irme.
-Jajaja ¡Espera! –Éthan obstruyo la entrada interponiéndose.
-…
-Cierra los ojos –Pidió.
-¿Para? –Layla se impaciento.
-Anda, 3 segundos… yo cuento. –Se acercó lentamente, sugiriendo poco más que una simple petición, el color de su iris era oscuro, se podía percibir muy de cerca, y sus intenciones eran de ese mismo color. Layla contemplo las acciones de Éthan, y cerró los ojos. -1… -Susurro en el odio de Layla -2… -con un brazo, rodeo por la cintura a Layla atrayéndola lentamente hacia sí – 3… - Éthan apago la luz, pero Layla mantuvo los ojos cerrados. –No te dejaré ir Layla, no esta vez –en menos de lo que Layla pudo abrir los ojos, la aprisiono contra la pared que tenía tras de él, acaricio a Layla con ambas manos desde las mejillas hasta su cuello, y se reía, como si fuera un juego que a ambos divirtiera.
-Debo irme. –Layla se hizo escuchar.
-Shhh… -La malicia de su sonrisa se robaban la atención de todo movimiento de Layla.
-¡No te lo estoy pidiendo! –arrancó las manos de Éthan de su rostro, abrió la puerta y justo al cruzar la puerta Éthan la detuvo jalando de su brazo. -¡Suéltame!
-¡Layla! –Su voz paso a ser suplica.- ¡¿Qué haces?!
-¡Bebiendo café! –Dejo de luchar - ¡¿Qué parece?!
-¡No! ¡No te vayas!
- ¡Que lastima! ¡Ya expiro el tiempo para sus peticiones, señor! –Finalmente le soltó el brazo.

Éthan se quedo de pie, mientras que Layla se alejaba enfurecida, con el orgullo y dignidad de Éthan en las manos, se alejaba porque ya se había cansado de los juegos de
Éthan, de esperar las llamadas de los jueves, se había cansado de estar a la disposición y donde él quería, pero sobre todo, se había cansado de permitirse tener el corazón que aunque roto, dispuesto para él, a pesar de las palabras de Éthan, Layla se fue, y este, la dejo ir.

Pero no era la primera vez.

----------PLAY-----------------------------------------

Hace alrededor de 3 años

2

7
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Ambos Éthan y Layla parecen ir de un extremo a otro en un juego de seducción, en el cuál viven el más alegre de los sueños y a la vez se sumergen en mas profundo de los vacíos. Aún no consiguen ese punto de conciliación, de la dualidad perfecta. Un saludo @LizCruiseH y te sigo.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Bueno, las guerras tienen treguas, ataques, calma, bombardeos, batallas y muchas veces no sirven de mucho, traen más desgracia que beneficios y no es coincidencia que siempre se escuche: En la guerra y en el amor, todo se vale.


#12

“Era divertido. Que sus ojos coincidieran con los míos solo por un segundo. Si, era divertido, pero me dolía. Mirarle me dolía.”

Si había una forma de pasar a ser el número 2 de una lista inexistente, es decepcionándome y sí había una persona en el mundo que no formaba parte de ninguna de mis listas, era Éthan, sin embargo, de la lista inexistente de la que ahora formaba parte, llevaba el título de “Sin cerebro”, no era el número uno por que tal vez aun no me topaba con uno de verdad, o tal vez, porque aún le guardaba carió o piedad, y aunque perteneciera a cualquier otra lista o no, no era necesario que él le tomara importancia, sin embargo, con el dolor que me había precipitado a sentir en los últimos segundos, era que ahora podía decir que había perdido a una persona por mi irremediable orgullo, pero había sido puesta a elegir entre mi orgullo y mi dignidad, y lo que hice fue irme de la manera más escandalosa y trágica posible, solo como yo podía hacerlo, elegí mi dignidad.

Actué como quizá él lo haría. Una característica importante de los abogados es que ellos no defienden la justicia ya que esta, se dice que no es parte de la ley, y ciertamente, Éthan podría actuar siempre a favor de la ley, sin embargo, yo aún no era abogada y para eso faltaba mucho tiempo, así que actué en pro de la justicia que a ambos nos correspondía, o al menos en pro de la mía y de le que le correspondía a mi corazón idiotizado.

-Sophia… responde. –Había olvidado que Lennin estaba cuestionándome.
-Sabes, no tengo por qué explicarte, agradezco que te preocupes –Comencé a molestarme, un acto estúpido. –Pero tú te olvidaste de mí en cuanto entramos por esa puerta, y vas a tener que disculparme por no resolver tus dudas pero tu creíste que con una llamada o insistir en m puerta un par de minutos haría que yo apareciera y corriera a tus brazos.
Se quedó estupefacto, con la mirada fija en la mesa.
-Lo lamento… yo… será mejor que me vaya.
-¡No! Espera… solo… es que no quiero estar molesta contigo, pasa que ayer no fue una noche muy buena y yo soy la que debe disculparse, no mereces estos tratos de mi parte, y menos tu.
-Sophi, hace días que te confesé mis sentimientos, y sigues en la misma posición –Dijo amargamente –Yo no espero que tu respuesta sea a mi favor, aunque así lo prefiera, la decisión sigue estando en tus manos, pero no comprendo el por qué debo pasar por tratos que no merezco o que no he propiciado, sin en cambio, aquí sigo, y no solo por lo que siento por ti, sino que sé, que tus palabras no son por causa mía, y quisiera ayudarte, solo eso, ayudarte a resolver tus problemas o lo que sea que te esté mortificando que causa que yo sea uno de los afectados.

He escuchado por ahí, que los corazones grandes, se llenan con poco, y Lennin, era de esos corazones, nobles y apasionados, tal vez era lo que yo necesitaba, pero no me daba cuenta.

Mas tarde, caminábamos por Oxford Street, de un momento a otro, Lennin tomo de mi mano, a unos metros, venía Éthan con Melly y Anastasia a su lado, Melly fue la primera que noto que Lennin y yo caminábamos de frente, luego Anastasia miro en la misma dirección mientras que Éthan les platicaba algo importante, los metros se acortaron, y cuando finalmente faltaban centímetros, Éthan volteó a verme, ninguno desvió la vista y de pronto, miro como Lennin sostenía mi mano y pasábamos de largo sin ningún movimiento extraño, casi como si todo ese teatro fuera natural.

Sonreí no por que me enorgulleciera aquella acción de Lennin, ni por la mirada estupefacta e inexpresiva de Éthan, sonreí por que era divertido verle, y tener una pequeña batalla de apenas un segundo en la que realmente nadie ganaba.

"Recuerdo que me llamabas la Reyna de los dramas. También que me decías que yo te debía devoción y te reías por qué según tú era broma... Pero ya no lo es, y no es tampoco algo que me resulte divertido.
Se trata de pasar de largo y sentir tu mirada pesada siguiendo mi andar, Y si, quisiera volver el tiempo, quiero ese momento en el que nuestras mentes se conectaban por medio de nuestras miradas, profundas y sinceras... Quiero que ese momento en el que eras aquel que se entrometía mi vida solo por responder una pregunta, quiero ese momento, y quiero que olvides lo que sucedió después, que olvides donde fallamos".

Las mentes suplican cosas a diario, algunas materiales, otras espirituales o incluso cosas que están sujetas a las emociones pasajeras.

15 DE OCTUBRE, 2015. JUEVES.

Recibí un mail de la Universidad de Oxford, presentaría una prueba única y una entrevista después de este, tal prueba sería el 4 de noviembre, de inmediato se lo comunique a Lennin, todos los pensamientos acerca de lo que sería mi futuro y mis estudios ocupaban mi total atención, y así fue como en cuestión de horas, Éthan iba desapareciendo, lenta y cortamente, mientras Lennin comenzó a tener la discreción de ya no tomar más mi mano en ningún momento.

Pensé detenidamente la propuesta de Lennin, sin embargo prefería no responderle, porque a pesar de que el amor viniera en estos momentos, no era prioridad.

-¡Sophia! ¡Sophia! –Lennin toco la puerta estruendosamente, desesperado, enojado.
-¡¿Qué sucede?! -Abrí la puerta, este, entro exasperando.
-¡No Layla, no puede ser! ¡No puede ser!
-¡¿Qué cosa?! –Logré decir. Tomo asiento en el sillón, cerró los ojos, en ese instante, como un flash, llegó el recuerdo de Éthan, sentado en ese mismo lugar, con los ojos cerrados, pidiendo que mirara por la ventana a Melly sentada en su pórtico con otro chico… y ahora, estaba ahí Lennin.
-¿No crees que ya es demasiado? –Su voz era casi audible.
-¿Demasiado? –No tenía idea de lo que decía.
-¿Por qué no me has dicho que estas enamorada de Édher?

Me quede estupefacta, atónita, esa pregunta fue un golpe directo, me quede paralizada.

Hace alrededor de 3 años

2

7
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Pobre de Lennin, cuando entenderá de la inutilidad de su lucha por un amor imposible. Aún si llegara a recoger las cenizas, tardaría mucho tiempo en reavivar un fuego que ardió en su momento para otro. Saludos y te sigo @LizCruiseH

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Sabes, Lennin es esa alma que no siempre notamos, pero siempre esconde algo grandioso, como un diamante en bruto.


#13

CAPITULO 3: ELOCUENCIA.

-…
-No te esfuerces por responder, ya me ha quedado claro. –Se levantó del sillón de un salto.
-No estoy enamorada de él. -Afirme
-¿A no? ¡Por eso es que no me respondías! ¡Por eso es que cambiabas cuando estabas con él! –Comenzó a reclamar – ¡Y tampoco te tienes que esforzar por negarlo!
-¡¿Quién te dijo esa mentira?! –Levante la voz.
-¡¿Quién más me la puede decir?! ¡Es obvio! ¡Y sé muy bien que no es una mentira!
-¡Si lo es! –Grité -¡Yo no amo a ese idiota! ¡Y tú tampoco te tienes que esforzar en responder, se perfectamente que esto es un invento tuyo! ¡Se perfectamente que estas celoso! ¡Y también sé que no soportas ser solo el mejor amigo! ¡Y eso también es una mentira!

Relajo los puños, su rostro dejo de estar colorado, la relajación llegó de golpe.

-¿Por qué… es mentira?
-¡No Lennin! ¡No puedes venir a mi casa reclamándome por algo que no es cierto, que está en tu contra, y después estar tranquilo cuando es a tu favor!
-¿Qué tratas de decir?
-¡Qué quiero lo mismo que tú, en igual de condiciones! ¡Qué te quiero tanto como tú a mí!

Se acercó lentamente, mirando detenidamente mis ojos y mis labios, llevo sus manos a mi rostro, pero no sentí ningún magnetismo hacia él…

-No… será mejor que te vayas.
-Pero…
-No Lennin –Abrí la puerta y esperé a que saliera, se detuvo un segundo frente a mí, los papeles habían cambiado, me miro sin comprender el porqué de mi reacción y salió.

“Recuerda cuando mirabas el amanecer, estupefacto y a la vez maravillado por la precisión y belleza de tan insólito evento. Un amanecer es muy común hoy en día; la vida acelerada que llevas no te permite ver el sol nacer cada mañana, solo despiertas y vuelves a vivir un día a la vez, sin sentido ni significado, no te tomas momentos para contemplar las cosas que te hacían ser. Recuerda cuando la noche caía, la tormenta amenazante estaba cerca y las ventanas abiertas, ahora solo tienes que recordar, porque ya le has perdido el miedo, te has vuelto insípido. Tu vida sin sentido te ha tornado un espectador más, al igual que el resto, miras el tiempo correr en un reloj, como uno de los evento más comunes de tu vida, de pronto, ya no quieres caminar a casa, y trabajas para comprar un coche… para ir a trabajar ¿Qué sentido tiene eso? Subes de puesto para tener más ingresos para gastar más, para vivir mejor, pero pronto requieres de más, y no hay nadie a quien darle un pedazo de ti que no sea algo que ganes a base de desvelos y estrés, pierdes tu esencia; Eliges corbatas azules por que aún hay una parte de ti de la cual aún emana personalidad, aún hay un trozo vivo de lo que ahora es tu insignificante vida. Siempre buscamos el significado de todo hasta perdernos en la nada que somos”.

Las cosas parecen no tener sentido cuando alguien te detienen la vida en un segundo, cuando te aturdes y observas a tu alrededor que has hecho de ti, de tu vida, cuando te das cuenta de las consecuencias de todas tus decisiones, y es que siempre puedes ser víctima de una mala decisión.

-----------PAUSA--------------------------------------------------------------

Layla podía afirmar que ya no amaba a Éthan por que llegó el momento en el que se preguntó si aún lo quería, y a pesar de que la respuesta había sido negativa, el solo hecho de preguntárselo, ya daba por hecho que los sentimientos que por él sentía habían tenido un cambio.

Al igual que un corazón etéreo, que es difícil de encontrar, que es complicado incluso de tocarle, llevó a Layla a confirmar las probabilidades de su historia con Éthan… solo había un 1% existente, de probabilidades de que un día… Éthan se enamorará de Layla.

Quería a Lennin, eso era cierto, y no le mentía al decirle que ella quería lo mismo que él, sin embargo aún dudaba si sentía exactamente y con la misma magnitud, el amor que él sentía por ella.

Los sucesos se habían dado de un modo repetitivo, dejo de ser guerra para convertirse en confusión y una vida en constante rutina.

Layla recordaba a la perfección un suceso muy importante:

-Jajaja ¿Cuanto tiempo tiene que no llegas tarde a casa? -Éthan conducía de regreso al internado por uno de los callejones de Londres, era más de media noche, había llevado a Layla a admirar los campos de Bristol donde en Julio se llevaría acabo el festival de globos aerostáticos anual.

Bristol quedaba del otro lado del país, así que se llevó a Layla consigo desde el jueves 28 de Mayo; este lugar era especial para Éthan, algunos de sus recuerdos más sinceros, tiernos e inocentes se habían consolidado en los campos de Bristol, las colinas y Llanos verdes hacían rememorar a Éthan gran parte de su infancia; Éthan la llevó ahí no sólo con el propósito de mostrarle Bristol sino que él quería de algún modo, que ella perteneciera a su vida de una forma especial, quería que Layla estuviera guardada en sus memorias por siempre, y para esto, le dedico el lugar más especial que el tenis reservado para sí, si algo era cierto, a Melly no la llevaría a Bristol, no por qué no quisiera, sino que solo llevaba a quienes en verdad no quería que salieran de su vida nunca, así pues le comentó del festival de Julio y le había prometido llevarla, sin saber que las cosas tendrían un curso diferente.

-Como verá, señor, no acostumbro salir de casa muy tarde -Dijo Layla inocente.
-¿Y te gusto Bristol?
-No más que Hertfordshire, pero es completamente maravilloso.

En eso, un coche iba entrando en sentido contrario, Éthan encendió más las luces y toco el claxon, en menos de un parpadeo, una camioneta salio de la calle que cruzaba, choco contra el coche, llevándose por completo este, el estruendo aturdió a Layla, Éthan frenó de lleno quedaron justo en frente de ambos autos, La camioneta solo se detuvo un momento, Éthan se bajo de inmediato, la camioneta arrancó y se alejo lo más rápido que pudo.

-¡No Layla! ¡Quédate! -La detuvo
-¡No me voy a quedar! -Estaba histérica.
-¡Por favor! ¡No quiero que nada te pase!

Éthan se acerco discretamente, el coche tenia un gran golpe, las puertas se habían convertido en una lata aplastada, el parabrisas estaba estrellado, Éthan trato de abrir la puerta pero fue inútil, estaba atascada, intento del otro lado, sin pensarlo, Layla desobedeció a Éthan y bajo de inmediato, tomo su celular y llamó a emergencias, ayudo a Éthan a abrir alguna de las puertas, la persona que estaba conduciendo estaba sola, era una chica que no pasaba de los treinta años, el parabrisas estrellado estaba salpicado de sangre que escurría. Cuando llego la ambulancia, Éthan y Layla se quedaron, llegó la policía, Éthan se quedo a dar declaraciones mientras que Layla fue al hospital, al llegar, trataron de localizar algún contacto de la chica, por que esta, había fallecido.

Layla llamo a Éthan para darle noticias, este, de inmediato, fue con ella, Layla estaba impactada, tenía un sentido de culpabilidad y de profunda melancolía, Éthan, le brindo la protección que ella necesitaba.

Eso, sin duda los unía, jamás olvidarían aquella noche, no solo por que en Bristol, Layla se había dado cuenta del amor que ella sentía, pero el accidente ayudo a Éthan a conocer la parte vulnerable de Layla, el accidente los unía, sin embargo, también los separo.

---------PLAY-------------------------------------------
Durante las próximas dos semanas, asistí a asesorías a Oxford, veía a Lennin de lejos, me escondía de él, no por evitar un encuentro, sino por evitar dar explicaciones.

3 DE NOVIEMBRE, 2015

-Debo decir que ha sido un gusto estar con ustedes estos días –Uno de los mejores profesores que jamás me habían dado clases, se despedía afirmando algo muy campantemente –Les deseo éxito en la prueba de mañana, sin embargo, sé que a tres cuartos de ustedes no los voy a volver a ver, y esperó que un día salgan al mundo no como lo que son ahora, sino como lo que quieren ser.

Todo el curso aplaudió, pero de alguna manera, mis aplausos eran sarcásticos y de agradecimiento, ya que me fue inevitable no crear una rivalidad con el profesor, cabe aclarar que no había sido una rivalidad negativa, sino que por el contrario, era una rivalidad de competencia, como si yo tratase de ganarle, de demostrarle que era capaz de todo lo que él me pusiera enfrente, y entre dientes dije: A mí me volverá a ver. Sonreí decidida, picará, pero con la mejor intención posible.

Era el último día antes de una de las pruebas más importantes y más soñadas de mi vida, la prueba que definiría mi futuro y mis sueños por completo, y a diferencia de los demás, estaba tranquila, serena, lista y trataba de no pensar en tener errores porque ya había decidido que eso no pasaría.

Era una tarde tranquila, las hojas del otoño revoloteaban en afán de baile, danzando con la sinfonía del viento y del tierno sol que pintaba el cielo naranja a pesar de las nubes que amenazaban con lluvia.
Iba mirando por ventanilla del autobús cuando sonó mi celular del bolsillo.

-¿Hola?
-¿Le llamas mentiras a las palabras que me dijiste en Mayo?

Hace alrededor de 3 años

2

6
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Lo más probable es que después de esta llamada, tanto la tarde como el anochecer se le harán intranquilas. saludos y te sigo @LizCruiseH

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Jaja ¡Que te digo! El drama me divierte o me entristece. Saludos!


#14

-Éthan…
-¡¿Le llamas mentiras?! –Su voz… se quebraba en cada palabra. Era una estocada en el pecho, la sangre corría rápidamente, sin saber que responderle. Estaba desesperado, pero había algo extraño detrás de todo esto, jamás se podría esperar una llamada de él, y menos después de lo sucedido el día de cumpleaños.
-No tienes ningún derecho a cuestionarme. Tú le dijiste a Lennin mis confesiones y me has causado más problemas de los que jamás había tenido. –Todos en el autobús me miraron, así que tome mis cosas y decidí bajar, tal vez no era buena idea caminar hacia el internado cuando ya estaba oscureciendo, pero algo tenía que hacer.
-¡¿Problemas?! ¡Tu fuiste la que me dijo que yo era tu razón de cambio! ¡Dime si son mentiras! –Exigió.
-¡No! ¡No lo son! ¡Pero los tiempos cambian Éthan! ¡No lo ibas a ser por siempre!
-Yo se que si lo seré –Colgó el teléfono.
-¡Estúpido! ¡Estúpido! –Me di cuenta tarde que él causaba una perdida de control, me di cuenta que aún me importaba y que de alguna manera me afectaba, y no lo entendía, si ya había dejado de quererle… ¿Por qué aún me afectaba?

Analice lo que sucedió, pero aun no lograba concluir por que Lennin habló con Éthan, o por lo menos a saber el por que hablaron de aquello, por qué Éthan lo menciono, era un acto estúpido, y era extraño, ya que Éthan era alguien prudente y respetable, él no hablaría estas cosas y menos con Lennin.

Al día siguiente, fui a Oxford, la prueba me esperaba, y todo mundo puede decir que esta preparado para un examen importante si es que con anteriridad estudias y preparas, sin embargo eso es mentira, auqnue estudies y tengas capacidad de repetición extraordinaria, asi no estes nervioso ni ansioso, realmente no estas preparado, no lo estas para un evento de esta magnitud, no lo estas auqneu digas que si, sin embargo, existe algo llamado actitud, soy creyente de las teorías de los psicólogos, la actitud es lo que te hace triunfar, ya que asi seas el mejor en cualquier cosa, si no tienes la actitud, fortaleza y seguridad necesarias, puedes fracasar, y ahí me encontraba, haciendo una prueba única, ciertamente me dieron Test Demostrativos de como sería, pero eso no es nada comparado a lo que puedes llamarle la prueba que decide tu vida, que guiara tu futuro, aunque si soy sincera, el hecho de hacer tal prueba, si la pasaba o no, ya era un triunfo, por que ya había decidido lo que quería, solo faltaba la respuesta a esa decisión.

--------PAUSA-----------------------------------------------------------------

No puedo contar que sintió Layla realmente con la pregunta de Éthan, ciertamente estaba enfadada y no solo con él, o con Lennin, sino consigo misma. No puedo decir si aquella llamada despertó los sentimientos de Layla, sin embargo, alguna consecuencia debía tener. No puedo decir si esto la confundía, pero si puedo decir que si Layla había pensado que le daría una oportunidad a Lennin, ahora había cambiado de idea.

Ciertamente en los últimos meses ella había tenido cambios radicales hacerca de lo que podría ser de su vida amorosa, ciertamente no se había sentido tan insegura antes y menos había pensado de una manera tan inmadura o tonta, pero no es fácil actuar de manera madura cuando no conoces el camino, cuando las decisiones que tomes debes tomarlas tu y nadie mas, cuando los consejos estan sobre valorados que pierden su importancia ¿Qué hacer cuando encuentras tu complemento perfecto? ¿Qué hacer cuando tu dualidad decide que no quiere estar contigo? ¿Qué hacer cuando el futuro esta dando la vuelta y nadie mas puede acompañarte, si de eso se trata, de hacerlo solo?

Layla, con la mente fría, la boca seca y el corazón cansado, tomo la mejor opción, no dejaría que Éthan le quitara otra pieza, metafóricamente, movio la reina para proteger a su rey, para protegerse de una guerra sin fin, para cambiar el juego del tablero. Ella decidió dejar atrás a todo aquello que no aportará nada a su futuro, aunque eso implicará alejarse Lennin.

------Play---------------------------------------------------------

Al salir de la prueba me encontré con una papeleta:

Harry Potter y las características especiales de los 14 años de la Piedra Filosofal en Warner Bros. Studio Tour London - The Making of Harry Potter
Hasta el 4 de noviembre del 2015.

"-Me encargare de cambiar la historia"

Éthan dijo que si yo era la chica pelirroja y él, el chico oscuro, se encargaría de cambiar la historia... él prometió cosas, y el no cumplirlas lo hacía igual al resto.

Tome un autobús que me llevaría a los estudios donde era el festival.

Jamás pensaría en encontrarme con alguien, pero no pensé que todo Londres estuviera presente en aquel festival. Hasta Éthan estaba ahí, mirándome como la primera vez, cuestionándose algo, cuestionándose quién era yo. Ahí estaba él.

10 DÍAS DESPUÉS.

Otoño. La amarga sal del viento y la sinfonía del silencio te pueden hacerte sentir que no importa cuanto te esfuerces por disfrutar los días, el otoño siempre llegará para recordarte que ya casi se acaba un año, para recordarte que estas solo o mal acompañado, o para recordarte que nada tiene significado si no se lo das tu antes. Y así era mi vida, hasta este día.

“Spent a lifetime of holding on
Just to let go
I guess I'll spend another lifetime
Searching for a new hope”

Escuchaba esa canción cuando un sobre paso por debajo de la puerta.

UNIVERSIDAD DE OXFORD
14 DE NOVIEMBRE DEL 2015
Srta. KIRIE
Presente

Tenemos el placer de informale que el comité de admisiones de la UNIVERSIDAD DE OXFORD ha finalizado la revisión de tu solicitud y tenemos el placer de comunicarle que ha sido ADMITIDA en la en Licenciatura de Derecho, esperando que continue sus estudios en el periodo de Agosto –Diciembre del 2016. Sin más preámbulos esperamos su asistencia a la entrevista de admisión el día 17 de Noviembre del presente año a las 12:00 P.M. con el Lic. Bleriot Amstrong en el edificio de rectoría. ¡Felicidades!.

“To your grave I spoke
Holding a red, red rose
Gust of freezing cold air
Whispers to me you're gone

Spent a lifetime of holding on
Just to let go
I guess I'll spend another lifetime
Searching for a new hope

A new hope”

Hace alrededor de 3 años

2

5
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

Se abre una nueva esperanza (A new hope) para Layla: pero quien representa esa nueva esperanza en su vida, después de una larga espera para creer que la ha dejado ir. Un saludo @LizCruiseH

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege Esperanzas... La base de todos los sueños, y de las desgracias, pero sobre todo, del ser humano -Suspira-.


#15

Pudieron pasar los días tan rápido como pasaron los últimos meses, pero no fue así, cada minuto tenía la relatividad de convertirse en eternidad, y curiosamente, así nos pasa, un día puede ser de pronto un minuto. Sabemos también que yo no necesito mirarte solo de lejos para saber que te deseo y tú no necesitas voltear a mirarme para saber que aún te buscaré, yo no necesito correr al mar para saber qué extraño las tardes de sol a tu lado y tú no necesitas reprocharte tus errores para saber que me necesitas cerca, pero ya ves, que así es como somos y así es como ha venido siendo.

17 DE NOVIEMBRE, 2015
OXFORD UNIVERSITY

-¿Señorita Kirie?
-Si
-Adelante. -Oxford tenía en cada una de sus paredes acabados finos de madera, grandes alfombras extraordinarias, tan clásicas como la universidad misma, cortinajes que le hacían parecer palacio y pisos brillantes que te hacían sentir que los pies que los pisan no los merecen.
-Sr. Amstrong, un placer. -La mente se bloquea a manera de un sistema de defensa cuando el nerviosismo y la ansiedad pasan a ser un estado de peligro para la mente misma, haciendo así que los pensamientos no se procesen correctamente y empieces a tartamudear, a tener una mente en blanco, a olvidar.
-Bu...bu...buenas tard...tardes -Tengo algo a lo que le llamo "Sudoración excesiva por peligro" o lo que es más bien, sudar cuando estoy nerviosa; hay personas que se enferman del estomago, otras que vomitan y yo... Que sudo excesivamente.
-Jajaja Tranquila, no pasa nada, toma. -me extendió un pañuelo, cosa que me hizo colorarme de vergüenza, y de pronto, el flash de una mirada de la misma forma me llego a la mente, recordé un día de marzo, tenía malestares, me quede dormida en el bus y me levantarme, Éthan volteo a verme, sorprendido, estupefacto; así me miró aquel licenciado, y no dejo de mirarme a los ojos en todo la entrevista.
-Gracias -respire profundo.
-Jaja no hay de qué preocuparse, a todos nos pasa -Se mostró amigable -Bien, antes de comenzar con la entrevista, quiero comentarte que he revisado detenidamente tus cartas de recomendación y note, que una de estas, la escribió un alumno de nuevo ingreso, Lennin Murphy Price, según tengo entendido.
-Así es -entre en pánico, pero no podía atreverme a expresarlo -Una de las cartas la redactó él.
-¿Puedo saber qué relación tienes con él?
-Él es un amigo de mi familia, lo conozco desde que tengo memoria. ¿Hay algún problema? -pregunté incierta.
-No, ninguno, es solo que es un caso extraño, normalmente no permitimos tal acto por políticas escolares, pero en vista de que me es de imaginar que aún no conoce con exactitud algunas irrelevancias, lo pasaré por alto. -Entonces note que intentaba coquetear, en lo personal fue algo falto de calidad, ahora mi orgullo no me dejaría el reprocharme que aprobé la entrevista por qué ella persona que la realizó, tuvo un gusto en mi... Y así fue.

Al término de la entrevista, me dio su tarjeta y me recalcó que si tenía dudas, inquietudes, si no conocía aún bien el campus, si quería consejos, hablar con alguien y demás ofrecimientos, que recorriera a él. Patán.

La mayoría de los ingleses suele caminar por las calles de forma afortunada y a su vez de manera normal, mientras los turistas gritan y se impresionan, las cámaras fotográficas son su tercer brazo, mientras las personas que viven en Londres, que son de otros países pero que prácticamente somos ingleses, nos seguimos maravillando con la boca cerrada. Uno de mis lugares preferidos para ir a caminar, además de Oxford Streed, era Neal's Yard, aunque debo decir que está mucho más cerca que Warner Bro's studios, Neal's Yard tenía fachadas coloridas, naturales y sencillas, realmente era un lugar maravilloso, turístico y encantador, el aire puro que emanaba de las paredes de cada edificio que se encontraba uno con otro, era fresco, los pulmones se expanden a cada respiro pero con este aire, es más que una expansión común, es un ritual de disfrute y goce del mismo Neal's Yard.

El empedrado de algunas de las calles y callejones de Londres le da un toque colonial, pero las aceras son casi iguales a la misma calle… y si vas por ahí sin ver lo suelos y sus desniveles… te caes. Eso me paso. Al caer no me di cuenta de este detalle de la acera y su similitud con la calle… torpe. No es algo grato que las personas te vean caer pero a mi me dio gracia, luego al levantarme me di cuenta de que Lennin estaba parado frente a mi.

-¿Estas bien?
-Lennin… si, si, gracias. -Su actitud era neutral, lo que me extraño es que intento ayudarme cuando ya estaba de pie.
-Supe que hoy fue tu entrevista en Oxford. -Comentó -es amigo mío de admisiones -Y ahí, sentí que mi entrevista fue aprobada por mas méritos de otros que el mío propio -Bleriot es muy limpio con las entrevistas, seguro que te fue bien.
-Si, me tengo que ir, disculpa.

Y me abrí paso entre los turistas.

———PAUSA——————————————

A veces no nos damos cuenta cuando nuestra vida ya dio un giro, pero también, no es que tengamos que notarlo de inmediato. Layla siempre había sido la divertida y explosiva, controladora y sencilla, pero ahora solo se enfocaba en ser la loca decidida solo para ella, y es que es cierto, que aunque somos dueños de nuestras decisiones, hay cosas que no puedes decidir que pasen o no, a veces solo son recordatorios de nuestro propio destino, y nos dice que no tenemos una vida planeada.

——-PLAY————————————————

INVIERNO.

Dicen por ahí que los últimos meses del año pasan más rápido que los primeros, y eso que siguen unos después de los otros.

Y así fue, Noviembre y Diciembre fueron fugaces al igual que las estrellas en el cielo. Mi madre me llevo con mis hermanos a Hertfordshire. Extrañaba las peleas entre Wilhelm y Elein, discutir por cosas insignificantes como un vaso o un tenedor, y eso, que ambos eran mayores.

Debo admitir que la navidad no es lo más relevante en mi familia, podemos ver a las demás familias estresarce por comprar y envolver regalos, mirar las calles llenas de luces de colores y musiquita que aturde. Mi familia, a diferencia del resto de Londres, no celebramos navidad y no celebramos año nuevo. Solemos salir a satisfacer nuestra necesidad de compra compulsiva, yo busco buenos libros, con aroma a romance y suspenso, busco novedades. Normalmente, mi madre compra obsequios para todos y todos para… todos, solo que nadie los envuelve. Esta vez, hicieron algo que en lo personal me fascino, fuimos a una subasta, curiosamente era de instrumentos musicales, todos estaban emocionados, empezando por mis tías, traían consigo sus chequeras en mano, compraron algo que todos utilizamos y que todos amamos… un piano.

De esos clásicos ingleses de madera negra, un piano forte, demasiado melódico y excelentemente afinado, de cola larga, de esos que aparecen en las películas, lo compraron ya que el que teníamos mis hermanos al crecer lo pateaban, rayoneaban y yo… le quite un par de teclas, con el tiempo ese piano paso a ser material de reciclaje, aquel piano se lo regalo mi padre a mi madre en España cuando se casaron, después mi madre descubrió que lo habían rescatado de la basura, ese tal vez era el valor que le dio a todo su matrimonio mientras duro.

La casa se veía vacía, le faltaba sin duda algo así, y es que la casa de mi familia es lo suficientemente grande para que solo vivan en esta doce personas cuando la casa es para quince o incluso veinte. Curiosamente mis tíos y tías fracasaron en sus matrimonios tanto como mi madre, cada uno fue separado de los otros desde pequeños y se matrimoniaron desde muy jóvenes, y esa fue la causante del por que decidieron vivir todos juntos de nuevo cuando mi madre se divorcio. Mis primos, primas, tíos y tías eran peculiarmente unidos, divertidos, fascinantes, cuando todos mis primos y yo éramos pequeños, parecía jardín de niños a las tres de la tarde por que todos salíamos a jugar, a excepción de mis hermanos, que son los mayores, sin embargo, ellos actuaban como niñeras.

Todos pidieron que estrenara aquel piano, así que no podía decepcionarlos.

Wilhelm salió a abrir la puerta, no había notado siquiera quien había entrado con paquetes y cajas, pero en cuanto terminó la canción todos saludaron al recién llegado, al voltear a verle, todos lo abrazaban. Era Lennin.

Todos esperaban que al igual que en mi cumpleaños, corriera a abrazarle de la emoción, pero no fue así, me quede sentada en el banco frente al piano.

-¡Sophi! -Quería parecer normal.
-¡Lennin! ¡Que bueno que hayas venido!
-Te traje algo y ¡A todos les traje obsequios! ¡Wilhelm! ¡Ayúdame a darles estos paquetes.

Mas tarde, Eleine y yo lavábamos los trastos, en esto, llegó Lennin.

-¡Chicas! ¡Que bueno que las encuentro por aquí!
-¡Lennin! -Saludo mi hermana.
-¿Me permites hablar con Sophi un momento? -Una vez que Eleine se retiró, comenzó a hablar. -Sophi… Quería saber… si querías salir como todos los años al jardín a ver los cohetes de año nuevo y…
-No. -Respondí cortante.
-¿Sigues enfadada por lo del otro día? -Pregunto temeroso.
-No, y no es que me resulte grato hablar sobre eso.

Se quedo en silencio unos minutos, como si no quisiera hablar más, estaba nervioso, su piel se había colorado. A pesar de ser un hombre de voz grave, tal vez le faltaba un poco de carácter.

-¿Puedo saber aun… lo que me ibas a responder ese día? -Dijo con voz apenas audible
-Sí, la respuesta era si.
-¿Y sigue siendo la misma ahora? -Relaje los hombros, observe su rostro, me detuve en su mirada.
-Lo que te respondo ahora… es no. No quiero estar a tu lado.

Escuche un chillido detrás de las paredes, Elein y mi familia estaban escuchando. Lennin bajo la cabeza un segundo y solo dijo: Esta bien. Me miro una vez más y salió por la puerta, mi familia se delato acercándose lentamente, luego escuche el arranque del coche de Lennin, y finalmente, cuando todos quedaron al descubierto, Lennin se había ido.

Hace alrededor de 3 años

2

6
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace alrededor de 3 años

Lo leí todo y los likié. Pero debo releer para compartir algunos comentarios. De momento puedo decirte @LizCruiseH que admiro esa capacidad tuya para desarrollar una historia con tanta soltura y dialogada con tanta naturalidad. Un afectuoso saludo para ti.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace alrededor de 3 años

@eleachege ¡Gracias por leerme! Agradezco tus comentarios y observaciones, es un triunfo para mí que te haya gustado y que le hayas leído toda, en verdad... gracias. Un saludo.


#16

-¿Que fue eso Layla? -Elein se acercó discretamente, y todos se fueron a refugiar a la estancia a seguir con él piano, no querían incomodarme.
-Nada. -Baje la cara.
-Rechazaste a Lennin.
-…
-Si nosotros hubiéramos sabido… te diríamos que si, y te animaríamos… Sin embargo, sabes que dejaríamos que tu decidieras, pero te nos adelantaste.
-¿A que te refieres? -Pregunte incierta.
-Lennin llamó para notificarnos lo de Oxford, y luego, llamó con el corazón roto.
-¿Quién contesto?
-Tía Cloe -Y con eso daba por enterado que toda la familia ya sabia de cada palabra de esa llamada.
-¿Y que le dijiste?
-Que lo volviera a intentar, de ahí los obsequios de hoy.

Después de tanto, mi familia estaba cantando cuando el reloj marco las doce y el año 2016 había entrado a nuestras vidas. Yo, como ritual, solía salir con Lennin al jardín a ver los fuegos artificiales, nos sentábamos en la banca detrás de la casa, pero esta ocasión, salí yo sola, una hoja y una pluma me acompañaban, y al terminar los fuegos artificiales, escribí una carta, que sonara tonto, pero era para mí, cada año lo hacía, y al dar las 12, leía la carta del año anterior y escribía otra para el año próximo.

———PAUSA——————————————

Finalmente, las vacaciones de invierno para Layla pasaron de manera distinta a como acostumbraba. Sin Lennin, Layla no tenía mucho que hacer, por mucho que sus primos y hermanos la acompañaran, pero tal vez, ya era tiempo de que Layla se desprendiera del ancla en la que Lennin, se estaba convirtiendo.

Pasaron un par de meses cuando Layla entro en una crisis emocional importante, el callarse las cosas que sentía y estar sola no le era de mucha ayuda para la mente abstracta que tenía, entonces, tras la desesperación de sentirse perdida entre el laberinto de sus emociones y pensamientos, y no encontrar a alguien que le ayudara, recurrió a la persona menos esperada. Era casi la media noche del 9 de Febrero cuando salió como en año nuevo al jardín trasero, y se rodo en el pasto con la cara a las estrellas y las lagrimas en el rostro, entonces hizo una llamada.

-¿Hola? -La voz del otro lado contesto incierta, como si esa llamada fuera inverosímil, una mentira.
-Disculpa que te llame, disculpa que no lo haya hecho antes y haber dejado correr el tiempo desde la última vez que conversamos, disculpa la hora de igual modo.
-…
-Sucede… -Trago saliva y aun nerviosa con el corazón en la boca, continuó -Sucede que eres la única persona que puede ayudarme, si así lo deseas. Tienes esa mentalidad neutral, con la capacidad de soportar, y tolerar cosas que cansan.

Ella le contó de Oxford, de Lennin, de sus conflictos, ella sentía que el mundo se le venía encima, se ahogaba en su propio mar imaginario, y entonces, tras varios segundos de silencio después de lo contado por Layla, esta finalmente dijo:

-Ya se que no significo nada en tu vida como para los demás… aunque no lo creas, me enseñaste algo importante, tener lealtad y si te cuento esto es por eso mismo y ahora, en verdad, solo necesito que me escuches y ayudes, por que sola... ya no puedo.
-… Tranquila Layla, me alegra escuchar tu voz.
-Gracias Éthan -Y soltó a llorar aún más.

Cuando la llamada termino, y ambos colgaron el teléfono en medio de la oscuridad, Éthan en la intimidad de su habitación y Layla en el césped, esta, se sintio radiante, Éthan había actuado como el antídoto que salvó a Layla del envenenamiento que ella misma se había ocasionado.

Layla pudo haber llamado a Lennin o a Christine, pudo recurrir a cualquier otra persona, pero no lo hizo, eligió a Éthan. Lo eligió por que era la única persona a los ojos de Layla con la mentalidad sobria, perspicaz, capaz. Y aún así, cabía la posibilidad de que Éthan no respondiera, y aun así, Layla llamó.

Al terminar la llamada, solo se podía asumir que ambos volverían a ser el "Crack" que habían olvidado ser por orgullo.

———PLAY—————————————--------------

PRIMAVERA, JUEVES 21 DE ABRIL, 2016.

Después, de tanto ajetreo, después de tantas perdidas y ninguna ganancia, Éthan volvió, pidiéndome con toda confianza y sinceridad, mis palabras.

-¿Hola? -Conteste el teléfono.
-Layla, soy Éthan.
-¡Ah! -No podía comprender el motivo de su llamada.
-¿Recuerdas a Melly?
-Jaja ¿Es una broma, cierto?.
-¿Recuerdas el día que la vi en su pórtico con otro chico?
-Si, claro -Y como olvidarlo.
-Lamento no haber seguido lo que me dijiste esa vez.
-Jaja no me sorprende ¿Por que no lo hiciste?
-Por que tal vez ignore tus palabras, y disculpa, llamo por que tal vez ahora si quiero decir lo que siento.
-Éthan… llevas un año intentando conquistarle y solo la dejas de lado, no puede ser ¡Vamos! te he dicho que tu tienes que ser el chico que este junto a ella, en su pórtico o en donde sea, no puedes dejar que seas solo un espectador más, ve y dile, dile y repítele que ella sin ti no es nada, dile que eres un cobarde jajaja por no estar con ella ahora, pero que a partir de este momento lo estarás. Te dije antes que ella tiene que verte de otra forma, ella tiene que ver que tú no eres solo un amigo en el que puede confiar, y mira que hago una excepción, por que ya te había pedido que por lo que mas quisieras, no hicieras que te repitiera esto ¡A pero claro! jajaja ¡Aquí me tienes!
-Jajaja ¡Oye! ¿Me estas diciendo que diga todo eso?
-Así es.
-Jaja haré mi mejor intento.
-Jajaja De acuerdo. -Ambos colgamos el teléfono.

Ciertamente lo que hiciera Éthan con su vida, me daba igual, si me pedía apoyo estaría ahi, tanto como él lo estuvo para mi, yo le ayudaría y ciertamente no me arriesgaría a perderle de nuevo, no esta vez, él me había ayudado y volvió a ser como era conmigo.

“Just a kiss on your lips in the moonlight
Just a touch in the fire burning so bright
No I don't want to mess this thing up
No I don't want to push too far
Just a shot in the dark
that you just might be the one
I've been waiting for my whole life
So baby I'm all right, with just a kiss goodnight"

—————-PAUSA————————————————

Layla no tenía certeza de nada, no podía pronosticar que sucedería en un momento determinado, no sabía leer el futuro y tampoco es que lo necesitara.

Pero quizá esta vez, no le hubiese venido mal hacer algunas deducciones y conjeturas, aunque estas fuesen inútiles, ya que fuese lo que fuese, nadie podía ver lo que se aproximaba para Layla, ni ella misma.

Layla no se dio cuenta, pero ella le dio a Éthan mas que una solución, Layla le dio un plan.

Una característica importante que Éthan y Layla tenían, era que sorprendian, en todo momento, y es su característica por que ciertamente, las personas que los rodeaban hacían conjeturas de cuales serían sus decisiones, y a pesar de que esas conjeturas fueran un 99% seguras, siempre existiría un 1% de que sucediera lo menos posible; La característica de Éthan y Layla era tomar ese 1% como su única probabilidad. Siempre.

—————PLAY——————————————————-

UNA SEMANA DESPUÉS, MIÉRCOLES 27 DE ABRIL, 2016.

-Seguí tu consejo.

La tormenta había inundado la calle. El lodo había ensuciado sus zapatos y su traje azul estaba totalmente empapado. Apenas abrí la puerta y dijo eso.

-¿Así? ¿Y bien? -Sonreí triunfadora. Buscaba retarlo a como diera lugar.
-¿Puedo pasar? -Pidió.
-¿Estas loco?
-Si, pero eso ya lo sabes. -Creído.
-Tendrá que ser rápido, ya es tarde. -Condicione.
-Lo sé -La sonrisa que se asomaba en él solo era muestra de su orgullo, algo tramaba entre manos, algo de lo que no sabía si confiar o no.
-¿Y bien? -Volví a preguntar.
-No tenias ni la más mínima razón.
-Jajaja ¡Pamplinas! -Cerré la puerta tras de mí.
-No me resulto, tus consejos no son los mejores. Jaja ¡Como siempre! ¡Que podía esperarme de ti!
-¡¿Disculpa?! ¡Estas mal!
-¡No! ¡Tu estas mal! ¡No sabes dar consejos que es otra cosa!
-Jaja ¡No, no, no! ¡Tu estas mal! ¡No es mi culpa que hicieras lo que quieras con base a lo que te aconseje!
-¿Sabes por que no me resulto? -Se acerco a mi aun escurriendo.
-¡Ahí vas a inculparme por tus errores! ¡No!
-¡¿Sabes por que no me resulto?! -Levanto la voz.
-¡Shhhh! ¡Baja la voz! ¡No es grato que un hombre este en la morada de una mujer a media noche!
-¡No! ¡Tu guarda silencio y escúchame!
-...
-¿Sabes por que no me resulto?
-No, no lo sé. -Admití.
-Por que no podía entregarle algo que ya le pertenecía a alguien más.
-¿Qué? ¿A qué te refieres?
-A que tu consejo no me resulto por esto.

Y me besó. Con la pasión y el deseo que tanto había guardado para sí. Me besó con la misma fuerza que traía la tormenta esa noche.

——————PAUSA———————————————

La personas estamos acostumbradas a subestimar las probabilidades y las posibilidades. Podemos ir caminando y solo por ver el cielo despejado y ver el reporte del clima y saber que no lloviera, pensar en ello, pensar en que esta vez no será necesario el paraguas, pero ¿Y que tal si llueve? ¿Que tal sí las nubes de tormenta aparecieran de pronto apoderándose de lo que es nuestro día soleado y perfecto? No, no estamos preparados para ello.

Éthan finalmente cumplió su promesa, la que pudo parecer la más incoherente e insignificante de todas las cosas que le había prometido a Layla, el chico oscuro cambio la historia, ahora él estaría junto a la chica pelirroja.

Esa noche tenia el tiñe despejado, estrellas melifluas en el infinito, y a media noche, Éthan entro de nueva cuenta a la vida de Layla, tal como la tormenta se adentro en la noche, sin previo aviso, sin algún sentido y con un solo propósito, convertirse en huracán .

Y así, como lluvia de abril, que puede llegar sin tener rastros de nube, así como hay de posibilidades de que una guerra termine en una simple sonrisa, o que un rayo caiga mientras corres, así es como de pronto las imposibilidades no existen, con esa probabilidad… Éthan se enamoró de Layla.

El 1% de probabilidad existente… sucedió.

———PLAY———————————————————

Hace alrededor de 3 años

2

6
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace casi 3 años

La canción: Sólo un beso. Esa estrofa "Eres lo que he estado esperando toda mi vida" lo decía todo. Al fin, después de tanta guerra de posiciones, se encontraron y un beso hizo la paz. Felicitaciones @LizCruiseH por tan documentada y bien narrada historia.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

Tu beso esperado @eleachege ¡¿Qué es el amor sin un besó?! ¡¿Qué es la guerra sin un poco de desastre?!
Gracias a ti por pasear y mirar la historia de Layla, lo aprecio en verdad! Gracias por los comentarios! Un abrazo.


#17

“And please remember that I never lied
And please remember
how I felt inside now honey
You gotta make it your own way
But you'll be alright now sugar
You'll feel better tomorrow
Come the morning light now baby

And don't you cry tonight”

CAPITULO 4: ÉTEREO.

-...
-... -nos separamos sin decir nada, yo impactada y él ansioso.
-Debo... -dijo apenas -Debo decirte, Layla. -Guardé silencio para que continuará -Que la noche después de mi cumpleaños, escribí... Escribí esto.

Llevo sus manos atrás para sacar un pedazo de papel puesto entre su camisa y su pantalón, lo extendió y sorprendentemente no estaba empapado.

-Y debo decir también -continuó -que comprenderé si tú no estás dispuesta a aceptarme, comprenderé que tal vez no tengan caso ya las noches que he pensado en ti, comprenderé si... Si me dices que no.

Comenzó a leer. En voz alta.

"Cuando la vi por primera vez, sus ojos tenían la mirada alerta y expresiva, luego escuche su voz, con el tono y el humor perfecto, pero confieso que en ese entonces no fui capaz de ver más haya de sus insólitos ojos, no fui capaz de ver su complejidad única y dramática que estalla en cada paso que da.

Cuando intente probar sus labios, aquellos con sabor y tinte de vino, extaciantes, que despiertan hasta el sentido más dormido, aquellos labios suaves y tersos que ansío con desesperación sentirles al menos, y me enfurece que alguien más intente probarlos siquiera, que alguien los proclame como de su propiedad y que ella comience a ceder, es un capricho, sin duda, pero ya es diferente, ya no es igual de cuando intente probar sus labios.

No puedes evitar verla caminar y sentir que miras fuegos artificiales explotando a cada lado de su extasiaste caminar.

A ella no les puedes dar nada a medias por que no lo merece y por que su misma voz te obliga a entregarle todo, a cada segundo.

Discutir con ella, siempre fue lo más interesante que me podía pasar en el día, y que afortunado he sido yo que nunca he podido evitar tal hecho. Ella detecta cada defecto de cualquier argumento, por eso es difícil dejar de discutir, de debatir, y así tengas el argumento ganador, ella jamas se rinde; es sencillo empezar una disputa, pero nunca se deja ganar, es necia, es torpe, es testaruda, ella te envuelve, te seduce sin intenciones y por eso la amo.

La noche de ayer sentí el miedo de su piel, la furia de su mente y la suavidad de su entrega, ayer solo quería adentrarme en sus sentidos, interrumpir la conexión entre su pensamiento y su cuerpo, quería hacer algo imposible que es controlarla, quería entrometerme , quería decirle:

Quédate un momento así. Quieta. Haz como si no hubiera tiempo. Sin movimiento. Detente sin ningún pretexto. ¿Puedes hacerlo?.
¿Por que no lo hacemos así? Todos los días hay que detener el tiempo. Reviviendo el momento cada hora, de cada día. Olvida los errores. Estoy aquí.
Quédate conmigo, lo pido ahora. De pronto estas conmigo y ya te quieres ir.
Quédate conmigo un momento así. Quiéreme como todos los días, sin repercusiones ni palabras vacías. Detente justo ahí. Frente a mí.
Quédate un momento así. Quédate quieta, deben el tiempo, mírame, acércate, quédate.

Pero… a pesar de ello, la deje ir, y es lamentable tener que admitir que no es la primera vez, y tengo que aceptar que era lo único espectacular que me había pasado, ella.

Ella que se muestra serena, como si todo lo que concierne a ella estuviera bajo control, es curioso por que te inspira lo que ella decida en el momento que quiera, puede mirarte y quitarte las ganas de conocerle, puede sonreír y hacerte sentir que merece todo lo que ella pida, puede incluso decirte un par de cosas y hacer que te arrepientas de todos tus actos mal intencionados. Así es Layla, es orgullosa y al conocerla, es prácticamente imposible no amarle, sin embargo, yo rompí ese estándar, creyéndome inmortal, para después caer como nunca en mi vida, caer enamorado del aroma que desprende su piel, de la sensatez de sus ojos y de todo lo que significa ella.

Fue ayer que me di cuenta de mi miedo a perderla, fue ayer que me di cuenta de que ella era la única forma en la que podía encontrar a la felicidad interesante, divertida y explosiva, increíble y magnifica, mi felicidad era ella y yo no lo sabía hasta el día de ayer.

Ella me hizo saber, que mi armadura tenía errores, ella me salvo de mi orgullo y mis limites mentales. Ella me hizo saber que el deseo que sentía era una simple tontería que surgía de mi necesidad de tenerla conmigo, de reternele, de no perderle, y ella misma me mostró que no la puedes tener ni ahora ni en ninguna parte. Solo en mis memorias, repitiéndome mis errores.

¿Recuperarla? ¿Cómo? Una vez la deteste, una vez la olvide, una vez la deje ir, y no es justo para ella, y ya se que no defiendo lo justo jamas, pero ella lo merece, y yo no a ella, sin embargo, si tuviéramos lo que merecemos estaríamos en total ruina y desgracia; Tal vez enloquezca, tal vez me resigne, tal vez le olvide, pero jamas encontraré a nadie así, como ella.

Quizá cuando la conocí y la vi, sus ojos tenían la mirada inquietante que no sabía que buscaba, y luego quise pasar el resto de mis días a lado de ella, y lo sabía.

Quizá cuando la conocí, ella solo era la chica insolente, ella solo era parte del rompecabezas social, pero sus ojos me decían que no era así, su mirada proclamaba a gritos un derecho de atención, y entonces, surgió la necesidad de amarle intensamente, de entregarle en cada beso, si pudiera, todo mi ser”.

Terminó de leer, y él, aun escurría, note que traía puesto mi traje favorito, alucinante, deje la carta de un lado, me acerque, y con un suave toque recorrí los pliegues de su cuello, le miré y sus ojos negros de penumbra desplegaban ternura y sinceridad, vi su miedo y ansiedad, sus manos, recorrieron mi cuello y mis mejillas, desconectando mi mente de mis movimientos, cerré los ojos y él conmigo.

-Tardaste. Desde Octubre que sientes esto, y yo desde Mayo… -hice una pausa, y suspire.
-Sabes que valió la pena esperar.
-Si, esperé al igual que tu, para decirte que aún te amo.

Y me besó. Por segunda vez.

EPÍLOGO.

17 DE JULIO DEL 2016, DOMINGO.
FESTIVAL DE GLOBOS AEROSTATICOS, BRISTOL, GRAN BRETAÑA.

-Jajaja ¡Corre! ¡Corre! -Tomo de mi mano y empezó a correr.
-¡¿Cuál es?!
-¡¿Cuál crees?!
-¡No! jajaja ¡¿Es en serio?! ¡¿Nuestro globo es la cabeza de “Darth Vader”?!
-Jajaja ¡Nada te parece! ¡Vamos! ¡Sube! -Pidió.
-Éthan, nunca me he subido en un globo. -Me detuve.
-¡No empieces con miedos!, vamos, ven -Tomo de mi mano -cierra los ojos, al despegar los abres. No pasara nada, lo prometo.

Subí con el corazón echo un tren y la vida depositada en un invento aéreo. Justo ahí recordé que me había prometido hace tiempo que me traería a Bristol, el día del accidente en London, pero interrumpió su promesa por esperarme.

-Abre los ojos, Layla.

El cielo estaba despejado, el sol radiante, los globos de colores elevándose uno tras otro, en medio de la nada y del todo, escuchaba el sonido de la flama sobre mi y él junto a mi. Él junto a mi.

-¡Feliz cumpleaños, mi cielo! -Lo abrace tan fuerte, entregándole en ese abrazo todo de mi.
-¿Solo tu cielo? -Lo rete.
-Jajaja ¡Dime que es una broma! -Exclamó.
-Jaja no, no lo es, cariño, así que responde ¿Solo tu cielo?
-Esa sonrisa jaja
-¿Qué?
-Me gusta cuando sonríes así… loca. -Susurró.
-Jajaja bueno, eso es evidente. -Baje la mirada- Juegas conmigo, ya lo sé.
-Jaja solo juego con cosas comunes.
-Jajaja ahora afirmas que soy común jaja ¡No puede ser!
-Si fueras común, no habríamos vivido todo lo que vivimos.
-Jaja ¡Basta! responde ¿Solo tu cielo?
-Si, lo eres, eres mi cielo y mi universo entero, eres mi dualidad, y te juro, que jamas escaparas de mi, se que te gusta estar aquí, conmigo, además se que me amas.
-Jajaja ¿así? ¿Cómo estas tan seguro?
-Por que al besarte, no tienes necesidad de besar a nadie más -Se acercó, y de un impacto, hizo lo suyo.

Y ahí, igual que un ápeiron, igual que la fusión entre poder y sabiduría, igual que un Ying-Yang, igual que fuego y agua, igual que el cielo y el infierno, rompiendo los paradigmas de lo imposible, ahí, en ese instante, diré que siempre seremos la dualidad perfecta.

FIN.

—————GAME OVER———————————————

A Fernando.
Agradezco su confianza y su excéntrica mente. Agradezco sobre todo formar parte de mi dualidad perfecta. "Serás aquel que ciertamente no saldrá de mi vida ni aunque así lo desee".
Con cariño, Liz.

Hace alrededor de 3 años

4

6
LizH
Rango8 Nivel 39
hace casi 3 años

@eleachege ¡Muchas gracias por tomarte el tiempo de leerme! en verdad ¡Gracias!

byrondepoe
Rango8 Nivel 35
hace más de 2 años

Me ha llegado esta historia, muy bien escrito. Saludos cordiales, nos leemos.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace más de 2 años

@byrondepoe Gracias por tu comentario! me alegra desde luego que te haya gustado, y claro que si! nos leemos ;)


#18

Hemerografía:
"A new hope" - Broken Iris
"Just a kiss" - Lady Antebellum
"Don´t cry" - Guns N´ Roses

Hace alrededor de 3 años

2

5
TinadeLuis
Rango13 Nivel 62
hace más de 2 años

Una historia bien trabajada, planteada y con dóminio del tema.. Un continuo mantener en vilo. Muy buen conjunto tu escrito, @LizCruiseH.

LizH
Rango8 Nivel 39
hace más de 2 años

Agradezco que te hayas tomado el tiempo para leer esta historia, y desde luego por dedicarme unas palabras.
Me alegra desde luego que haya sido de tu agrado. De todo corazón ¡Gracias!
Un abrazo para ti. @TinadeLuis