apple96
Rango4 Nivel 19 (363 ptos) | Promesa literaria
#1

Ella solo lo quedó mirando con la esperanza de que él la regrese a mirar, pero no lo hizo, ella un poco desilusionada, se fue lentamente, escabulléndose entre toda la gente que se encontraba ahí. Él sintiendo algo tarde, que alguien lo miraba, voltea instintivamente hacia donde ella se encontraba, pero solo ve un montón de gente caminando y conversando a su alrededor, y a lo lejos una chica caminando con las manos dentro de su saco, con una bufanda color carmesí, que a él se le hizo conocida y el brillo dorado de un dije que había quedado fuera del bolsillo, el cual no pudo ver su forma por lo resplandeciente que es. A él se le viene un recuerdo por lo tanto le dice a la chica con la que hablaba que se tiene que ir. Ella ha llegado a su floristería, cuelga su saco y su bufanda, la mira, es evidente que le trae un preciado recuerdo, pone el detalle final a un arreglo de flores que se supone que a las 4:00 pm vienen a retirar. Suena la puerta abriéndose, ella se da vuelta y lo ve a él.
-Solo me preguntaba, ¿Quieres ir por un chocolate?
Se sonríen
-Sí, me encantaría.

Hace más de 3 años Compartir:

7

8
Gilberto_17
Rango7 Nivel 31
hace más de 3 años

Ten cuidado con ese ultimo error, de antemano buen texto.

apple96
Rango4 Nivel 19
hace más de 3 años

Hola, te agradezco que me digas del error, no lo habia visto. :D

apple96
Rango4 Nivel 19
hace más de 3 años

@Atico Mmm. Tal vez sea el comienzo de un drama.

apple96
Rango4 Nivel 19
hace más de 3 años

¡Gracias! Estaré esforzándome para que la historia vaya bien. :D

zuzoide
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

¡me encanta!

zuzoide
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

¡me encanta!


#2

-Pero si podrías esperar un rato, es que todavía no vienen a ver este pedido.
-Claro, no hay prisa. –Suena la puerta abriéndose de nuevo.
-¿Dalila?
-¿Marcos?
-¡No puedo creerlo, eres tú, a los años que nos vemos! –La abraza.
-No puedo creerlo, no has cambiado nada en estos 10 años. Bueno, me parece que estas más alto.
-Ja, ja, ja. Tú tampoco has cambiado nada desde el colegio.
- Pero ¿Qué haces aquí?
-Es que el novio de mi hermana mando hacer un ramo de flores, y no pudo venir a retirarlo, me pidió que lo retire por él. Aquí entre nosotros, creo que va a ver boda.
-Mira aquí está el arreglo de flores, lo acabo de terminar. En verdad puse mucho esfuerzo en este, tu cuñado me dio todas la indicaciones sobre cómo le gustaba a tu hermana, y se ve que la quiere bastante. Además este tiene una pequeña sorpresa en una de las flores.
-Sí, eso me dijo él, sobre todo que tenga especial cuidado con el ramo. Yo no sé porque me dijo eso si siempre soy muy cuidadoso.
-Ja, ja, ja. Si claro. Bueno, ten y dame mi dinero.
-Ja, ja, ja. Aquí tienes. Oye pero ¿cómo así te pusiste este local y cómo no dijiste a los muchachos? Sabíamos que te gustaban las flores, pero pensé que ibas a ser economista.
-Sí, lo que sucede es que quise ser mi propia dueña. Pero no he sabido nada de ustedes en estos últimos 5 años.
-Es verdad, oye podemos avisar a los chicos e ir a comer una pizza, como los viejos tiempos, igual es sábado, los chicos no han de tener nada que hacer. –Ella le iba a decir que no podía porque ya tenía planes pero Daniel se le adelanto.
-Ella no puede, tiene planes conmigo. –Dijo con voz seria y con celos. Marcos los miro con picardía.
-Sí, eso mismo te iba decir, mira los presento, Daniel, él es Marcos, un buen amigo del colegio –se dan la mano –Marcos él es Daniel es…
¡Papi! –Los interrumpe la voz dulce de una niña pequeña entrando y atrás de ella una señora joven y bonita.

Hace más de 3 años

0

0
#3

-¡Hija! Ya vinieron. Mira Daniel te presento a mi esposa Mary y a mi hijita Karla. –Dice mientras carga a la niña.
-Mucho gusto –Dice Daniel avergonzado.
-¡Wow! ¿Ella es Karla? Esta tan grande. Es tan bonita como tú Mary.
-Gracias Dalila, pero también saco un poco al papá.
-¿Solo un poco? –Se ríen –Bueno, ya nos vamos, después mi cuñado se va a molestar que llego tarde. Dalila, podemos ir otro día, yo les estaré escribiendo a los chicos a ver en qué quedamos.
-Sí, ahí me avisas. Si no puedes contactar a Isaías me avisas. Adiós Chicos.
-Está bien, yo te aviso, Adiós.
-Adiós Dali, ahí nos escribimos más luego. –Dijo Mary
-Está bien Mary.
Daniel mira avergonzado a Dalila.
-Dalila, yo… –se sonroja de la vergüenza. –Realmente lo siento
Ella solo sonríe.
-Bueno, creo que podemos irnos. –Dice Dalila Sonriendo.
-Claro.
Ella se pone su saco y su bufanda carmesí. Él sonríe al ver la bufanda. Ella lo regresa a mirar y se sonroja.
-Cuando reconocí la bufanda, no podía creer que la siguieras teniendo. –Sonríe. Cierran las puertas del local.
«¿Sera que me vio en el centro? ¿Habrá pensando que quería evitarlo y no hablar con él? No, si esto último fuera cierto, no estaría aquí, o ¿será que me tiene que decir algo importante, como, que ahora está casado? Si ese fuera el caso, ¿Cómo se supone que tengo que reaccionar? ¿Podré controlar mis expresiones y mis sentimientos? Y si ese no es el caso, ¿Por qué repentinamente viene a verme? Si no está casado aún, es seguro que esta prometido, no hay otra explicación razonable para que haya venido a invitarme. Los rumores decían que había conocido a alguien. Debe ser eso. Ahh, otra vez lo mismo.»
«Su amigo dijo “los muchachos”, y ella mantiene contacto con un tal Isaías, ¿será que ahora tiene novio? Bueno, ella no aceptaría a salir conmigo al menos que me quiera decir eso, que ha encontrado a alguien. Y si no dice nada, si solo acepto el café por una vieja amistad, ¿Qué se supone que haga? Soló debería decirle que la quiero de una vez por todas»
No sabían que hacer exactamente, no querían que haya mal entendidos como los que habían sucedido 3 años atrás. Por una lado Daniel quería decirle que la seguía queriendo aunque sabía que ella no a él. Dalila por su parte quería decirle que lo había extrañado y que no ha dejado de pensar en él desde que se fue. Que había sido mentira lo que Darla le había dicho. Así estaban, pensando en que hacer o que decir, rodeados de un silencio incomodo que ninguno de los dos se atrevía a romper.

Hace más de 3 años

0

0