Darwins
Rango6 Nivel 27 (983 ptos) | Novelista en prácticas
#1
    Partes:
  • #2

Aun intento descubrir si te odio por cambiarme la vida, o si te amo por la misma razón. De cualquier forma ya no puedo cambiarlo. Algunos dirán que es posible, pero como siempre he dicho "no puedes juzgar a una persona si nunca has vivido su situación" Entraste en mi vida y no puedo ni quiero cambiarlo. Desde que llegaste, te encargaste de varios cambios. Ya no fumo, ya no salgo a beber cada fin de semana, ya no paso noches enteras buscando cambiar el mundo, ya no me siento feliz con mi infelicidad, ya no me preocupo de la muerte o de buscar explicaciones a cada cosa que no entiendo cada madrugada. He dejado de buscar el significado de la vida. Pero ahora que lo pienso bien quizás ya lo encontré. No estoy seguro. Dejaré que cada lector lo entienda como quiera. Pero para mí "El significado de la vida es morir feliz". Tú me hiciste cambiar todo lo que era y entonces pregunto quién soy, o que soy ahora. Te llevaste todo lo que era y me dejaste una pequeña parte de ti que no me alcanza para mucho pero me sirve para vivir.
Ahora dímelo tú. ¿Debo odiarte o amarte?

Hace más de 3 años Compartir:

1

4

#2

La noche llegó y con ello la misma interrogante de cada día ¿Debo odiarte o amarte? Resultaría más fácil si solo te lo preguntará y acabar de una vez con esta duda. Pero por alguna razón tengo miedo. ¿Miedo a qué? No lo sé o quizá simplemente no lo quiero saber.

Es verdad que quiero estar contigo pero también me gustaba mucho estar solo. Es posible que te preguntes qué me llevó a plantearme ésta interrogante. Pues bien, siempre creía que lo desdichados son los que cambian el mundo. Los que no están tan concentrados en ser feliz, sino en mejorar su alrededor para mejorarse a sí mismo y no sentirse tan desdichados. Los fracasados, los que jamás tuvieron la oportunidad de triunfar pero siguen ahí, día tras día; tratando de quitarle una pisca de infelicidad a su vida. Los miserables, que viven a la sombra de los triunfadores, pero que continúan viviendo porque saben que vivir siendo infeliz es un poco menos malo que morir feliz. Cada uno de ellos pensando que algún día tendrán un logro tan importante que será capaz de borrar todos los fracasos cometidos previamente y finalmente ser capaz de descansar tranquilo.

Yo soy uno de aquellos, a más bien, lo era porque ahora ya no me queda de eso. Estar contigo me hace peor persona, porque ya no me preocupo por lo que suceda en mi entorno. Me he vuelto aún más egoísta de lo que ya era. No me importa nada o nadie que no seas tú. Si tengo que elegir entre salvar a todo el mundo o quedarme contigo, te elijo a ti. Siempre te voy a elegir a ti por sobre todas las cosas. ¿Sabes por qué? Porque te amo y quiero ser feliz contigo. Sin embargo, no significa que no te haya odiado a ratos. Cada vez que cambiabas un parte mía por un destello tuyo o cuando me hacías dudar sobre mi propia existencia, o cuando ya no podía sentir el aura de odio durante las noches infernales. Fueron largas noches de odio que se terminaron convirtiendo en noches de amor. Hasta que cierto día empecé a preguntarme si te amaba por lo que sentía o si te odiaba por lo que había sentido.

Solo puedo decir que eres lo inefable de mi vida. Y si algún día llegas a leer éste texto quiero que sepas que siempre te he amado. Incluso cuando no te conocía, incluso cuando no sabía ni que existías. Porque en el fondo de mi mente sabía que llegarías tarde o temprano y que te esperaría el tiempo que fuese necesario inconscientemente. Me alegra mucho que hayas llegado temprano.

Usted hace que el mundo sea un mejor lugar para soñar…

Hoy si podré dormir temprano sabiendo que te amo y que me amas. Buenas noches mi amor.

Hace más de 3 años

0

2