Charlies27
Rango13 Nivel 62 (16815 ptos) | Premio de la crítica
#1
    Partes:
  • #2

La derrota era inminente, sin embargo, nadie daba un paso atrás. El valor de aquellos hombres me provocaba una desazón insoportable. Sabiendo que morirían, seguían manteniendo la posición. En los rostros, en las miradas de mis compañeros podían leerse gestos de admiración, incluso de asombro, hacia aquellos a los que poco a poco iban eliminando, como si no fuesen más que fichas de un gigantesco y siniestro juego de mesa. Se me antojó delante, ensombrecido por la cúpula gris del cielo, un enorme tablero de ajedrez, lleno de peones; sin torres, sin alfiles, sin caballos, solo peones, algunos de pie, muchos derribados. Todos con la misma mirada pétrea, tallada con orgullo y valor.
¿Qué orden, qué ideología, qué sentimiento era capaz de sacrificar miles de vidas? ¿Qué hacía que esos hombres no retrocedieran?
Preguntándome, buscando una explicación, me vino, como una respuesta obvia, el recuerdo de los días anteriores, en los que la columna motorizada en la que voy agregado, avanzaba como una inmensa oruga de metal, atravesando sus pueblos, sus tierras, sus vidas.

Hace más de 3 años Compartir:

17

37
G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace más de 3 años

Mucha suerte @Charlies27 , tu texto traspira Primera Guerra Mundial y me transporta.

lasourise
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Muy bien narrado. Adelante.

Paula_Treides
Rango12 Nivel 58
hace más de 3 años

Genial @Charlies27 , muy buena presentación.
En la última frase me pierdo un poco, no sé si le falta algo. "Sin embargo", coma siempre.
Saludos.

leo1
Rango12 Nivel 57
hace más de 3 años

Mucha suerte!!! El tema del valor y el coraje siempre ha de ser un homenaje a mucha gente anónima, saludos: )

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@PAULATREIDES, como siempre un placer leer tus comentarios y consejos. En la última frase falta "atravesaba". Editando la frase debí borrarla sin querer y borrada se quedó :)
Muchísimas gracias.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@leo1, muchísimas gracias.
Tienes toda la razón.

Sevenfor
Rango11 Nivel 52
hace más de 3 años

Un texto muy muy bueno tanto por las descripciones como por el mensaje que transmites: valor y resistencia. Mucha suerte ;)

the_one_eyed
Rango15 Nivel 70
hace más de 3 años

Un relato bélico muy poético. A ver qué sucede en la siguiente caja. Un saludo, @Charlies27 :)

LeonVillanova
Rango8 Nivel 38
hace alrededor de 3 años

Genial metafora con el ajedrez y sus peones, la descripcion es tremenda.


#2

Desde que entramos en el país, el cielo nos dio la espalda, el sol parecía avergonzarse de nosotros. Íbamos en retaguardia; los restos de las batallas retrasaban nuestro avance. Pasábamos por algunos pueblos, por unos cruzábamos sin detenernos, en otros aprovechábamos para descansar.
De la infinidad de huellas que la guerra dejaba a su paso, había una que en las casas, en las calles de cada pueblo se hacía palpable, una huella, que en la mayoría de los casos sería imborrable. La pérdida, en la mirada de ancianos, mujeres y niños, se volvía física. En aquellos pueblos no veía rostro que tras el miedo y el rencor no reflejase ese sentimiento. Muchos se han grabado en mi memoria, sobre todos dos, dos rostros que me torturarán siempre, como un castigo más que merecido.
Hace dos días nos detuvimos a descansar en uno de los pueblos, lo atravesaba la carretera por la mitad. Estaba compuesto en su mayor parte por casas, separadas entre ellas por pequeñas parcelas de siembra. Parecía abandonado. Hasta que no llevábamos un rato allí, no noté presencia alguna, comencé a ver siluetas tras las ventanas, como fantasmas intentando asustar a los intrusos, que venían a profanar su eterna tranquilidad.
Era mediodía. Las nubes estaban increíblemente bajas; provocando una sensación de bochorno asfixiante. Como siempre que parábamos, cada uno buscó el lugar más cómodo que pudo para echarse un rato. Yo me dirigí a una casita, que como todas, tenía a la derecha un pequeño terreno con un viejo olivo en el centro. En el umbral de la puerta había un anciano, que me atravesaba con la mirada. El odio que trasmitía me hizo dudar por un momento, pero terminé preguntándole con gestos, si podía descansar debajo del árbol. Me miró fijamente durante unos segundos, pero se volvió y entró en la casa ignorándome. Me sentí increíblemente incómodo, ¿Quién era yo para profanar su intimidad? Más allá de la guerra, de su razón o su sinrazón, ¿quién éramos nosotros para humillar con nuestra presencia a esas personas?
Entré en la parcela y me senté debajo del árbol. En ese momento el silencio era casi total, un silencio extraño, irreal. Me pregunté, ¿Qué hubiese estado haciendo ese hombre un día cualquiera, sin guerra, sin invasión? ¿Qué sonidos habían sido desterrados por ese silencio forzado? Imaginé al anciano, aquel enjuto ser de rostro moreno surcado de arrugas, labrando la parcela con el arado. Qué parecido eran la tierra y su cara, qué idénticos, aquel rostro arado por el tiempo, aquella tierra marcada de recuerdos. Me imaginé a niños jugando alrededor del olivo, a su señora, con traje y delantal, tocada con pañuelo gris, acercándole agua fresca.
Un ruido desde la puerta de la casa me devolvió a la realidad y me erizó la piel. Una señora con traje y delantal, tocada con pañuelo gris, se acercaba hacia mí. En la mano llevaba una jarra de cerámica, que me ofreció; era agua.
En aquel gesto, aparentemente samaritano, deduje precaución. Si me ofrecía el agua, no tendría necesidad de entrar a pedirla. Si no entraba, mantendrían su hogar a salvo. Era mejor saciar a la bestia.
Me incorporé y cogí el agua dándole las gracias. Detrás llegó él, llevaba un mendrugo de pan y algo de queso. Los cogí y también se lo agradecí.
¿Qué hubiese pasado si hubieran decidido cerrar la puerta y esperar dentro? Me lo pregunto y me lo preguntaré siempre, pero decidieron salir, acercándose intentaron alejarnos de sus vidas.
En sus miradas leía perfectamente, "tome, pero aquí no es bienvenido. Por su culpa nuestro hijo, nuestros hijos no están con nosotros, no están con sus esposas, no están. Descanse, coma y márchese".
Y así hubiera ocurrido, pero hay bestias insaciables.
Tres soldados que pasaban por delante de la casa los vieron ofreciéndome el agua y la comida. «¡Eh, mirad! Aquí tienen hasta servicio», dijo uno de ellos.
Los ancianos se miraron y se apresuraron en volver a la casa. Antes de cruzar la puerta, el anciano se volvió y me miró. Sus ojos se me clavaron en el alma y ahí los llevaré siempre.
Los soldados cruzaron la valla que separaba la parcela de la carretera, me saludaron y entraron detrás de los ancianos.
¿Cuántas familias terminarán así, a causa de esta maldita guerra?
Bromeaban sobre el pésimo servicio del hotel. Todo parecía inofensivo hasta que oí, «¡anda!, pero si hay una buena moza», de repente todo cambió, a las bromas de los soldados se unieron las voces, seguramente de los dos ancianos. Aunque no entendía nada, ella parecía suplicar, él sonaba brusco, amenazador.
Voces de unos y otros, ruido de objetos metálicos, (supuse que utensilios de cocina), de repente un disparo, maldiciones de los soldados, gritos, llantos. Yo, que permanecía de pie, me fui acercando a la casa.
«Vámonos», aconsejó uno de los soldados.
Salieron de la casa, iban serios, callados: Uno de ellos, tenía la cara cruzada por tres arañazos y sangraba por la parte de atrás de la cabeza, otro respiraba más fuerte de lo normal, llevaba una pistola en la mano. Cruzaron la entrada y se marcharon sin mirarme.
Me detuve antes de llegar a la puerta, paralizado. El llanto de dos mujeres se mezclaba con dos palabras que repetían sin parar, como una letanía de dolor. No tuve valor para entrar, ni siquiera fui capaz de mirar dentro. Me giré hacia el árbol; allí estaban, en el suelo, el pan, el queso y la jarra volcada, con el disparo habían caído de mis manos. El estómago se me revolvió.
Salí a la carretera y me marché sin mirar hacia atrás, me daba vergüenza y miedo encontrarme con aquel drama. No sabía en qué estado estaría el anciano, pero lo imaginé inerte, con la última mirada, fija hacia la puerta, una mirada llena de odio, rencor y perdida.
El sol sigue escondido; parece que espera a que nos marchemos para salir, como esas personas, que vamos dejando atrás, en el umbral de sus casas. Miro hacia delante, al enorme tablero de ajedrez lleno de peones, pero en lugar de reyes y reinas, detrás, veo ancianos labrando la tierra, ancianas tocadas con pañuelos grises, muchachas esperando amores y niños jugando. Siento admiración. Los entiendo. Los envidio.
No sé cómo acabará esto, de lo que si estoy seguro es que, de una forma u otra, todos saldremos derrotados.

leo1
Rango12 Nivel 57
hace más de 3 años

Mis más sinceras felicitaciones @Charlies27 . Extraordinariamente hermoso y sentido. Excelentes las metáforas que usas y expresan el horror, la miseria y dolor de los estragos que deja la guerra. Particularmente queda en mi cabeza "Qué parecido eran la tierra y su cara, que idénticos eran aquel rostro arado por el tiempo y aquella tierra marcada de recuerdos", me sugiere la tristeza y dolor en que hombre y tierra comulgan por los años y atrocidades de la guerra... Suerte, es un excelente relato.

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace más de 3 años

Esto es ganador. Pisé las calles, el huerto y bebí el agua fría. Luego, según li que vi; enmudecí.
Muchas felicidades: no es fácil hacer un relato como éste.
( p.d.al principio en "perdida" creo cayó la tilde).

Sevenfor
Rango11 Nivel 52
hace más de 3 años

Sin duda alguna uno de mis favoritos. La forma de narrarlo es sublime, y la última mirada del pobre anciano ha traspasado hasta aquí. Un relato tristemente hermoso, mi enhorabuena.

David_Casado
Rango10 Nivel 49
hace más de 3 años

"Todos saldremos derrotados." Además de un extraordinario final, resulta la única lección ética posible. ¡Mi enhorabuena @Charlies27 ! por esta tragedia bélica narada en primera persona, y destilada con ese estilo exquisito del que vuelves a hacer gala.

the_one_eyed
Rango15 Nivel 70
hace más de 3 años

Un final arrebatador, pero muy esperado dentro de lo que se supone que trae un conflicto, sea cual sea su índole. Me ha gustado cómo planteas la historia, con ese tablero de ajedrez humano, a diferencia que en la guerra las fichas no vuelven al tablero en la próxima partida. Un saludo, @Charlies27 :)

Paula_Treides
Rango12 Nivel 58
hace más de 3 años

Salvo algún error de tipeo (concordancia “Los ojos”, un espacio tras un paréntesis y un acento en “estómago”) el texto es inmejorable y la historia impresionante. Mi texto es lúdico (para divertirse un rato), el tuyo, para reflexionar y tenerlo presente siempre (parece que los humanos no aprendemos).
Un gran trabajo @Charlies27
Saludos.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@Sixto_GS, muchísimas gracias por tus palabras, el feo ser humano es y seguirá siendo para reflexionar.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@leo1, muchísimas gracias, es un placer para mí que te guste y te llegue.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@G_Rurba, muchísimas gracias, no sabes lo que significa para mí, saber que te has sentido parte de la historia, que la has vivido.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@Sevenfor, muchísimas gracias. Un placer saber que te gusta y te hace sentir.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@David_Casado, muchísimas gracias. Para mí es un orgullo que me dediques estas palabras. Mi admiración hacia ti es muy grande. Aprovecho para darte de nuevo mis felicitaciones por esos dos libros que tienes publicados y aprovecho también para recomendarlos a todos. "Resistencias Numantinas ", está en mis manos, estoy en plena lectura y es impresionante, "La marina ilustrada" espero tenerlo también pronto. Eres todo un erudito de nuestra historia.
Pd: Se te echa de menos.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@the_one_eyed, muchísimas gracias. Me alegra mucho que te guste. Las piezas no vuelven, ya no al tablero, sino a sus casas. Un saludo.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@PAULATREIDES, reviso el texto y siempre hay detalles que se escapan. Muchísimas Gracias por las observaciones y por el comentario.
Es un placer saber que te ha gustado.

monjedelapaz
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

El tuyo es el primer relato en el que me sumerjo en este Concurso, querido @Charlies27. Tan breve en dimensiones y tiempo transcurrido como denso en contenido.
Me has hecho "sumergirme" en las arrugas del anciano, en cuyos surcos he buscado esas semillas de resiliencia que inhabitan al "feo" ser humano. Me has hecho pensar que somos capaces de lo mejor y de lo peor, dependiendo de qué sembremos en las arrugas de nuestra alma.
Este soldado narrador está a años luz de sus compañeros. Él es la semilla de bondad que ha encontrado tierra buena en los asustados ancianos. Él es el "superviviente" del accidente de aviación que se siente culpable de ser el único.
Asimismo, tu relato me ha hecho recordar agradecido a todos los que me han ofrecido "agua, queso y pan" en momentos concretos y duros de mi vida, a costa de arriesgar algo propio.
Concuerdo con todos los amigos que ya han dejado sus palabras en tu casa en la calidad y penetración de tu relato. Yo diría que haces florecer la esperanza recia que palpita en el fondo de la más honda desesperación. Relatas no el "último" día de una guerra, sino el primero de un enorme, duro y vivificante examen de conciencia.
¡Gracias! ¡Un abrazo!
:-)

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@monjedelapaz, es un inmenso placer para mí, que te sumerjas en la historia y me regales está reflexión.
Un fuerte abrazo.

osgonso
Rango11 Nivel 54
hace más de 3 años

Poco más que decir que lo de los demás: sin duda alguna, de los relatos con más potencial del concurso. Elegante, bien escrito, universal... no verlo entre los seleccionados sería una desagradable sorpresa para la imagen de este certamen.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@osgonso, muchísimas gracias por tu palabras. Me alegra mucho que te guste.

DreamxAlchemist
Rango13 Nivel 64
hace más de 3 años

A mi me bastó con el título para saber que sería un gran relato, y ni que decir al ver quién era el autor. Grandísimo trabajo @Charlies27 como siempre te cuelas con sigilo en la garganta del lector para hacerle un nudo y dejarle un sabor un tanto agridulce en el alma. Al principio creí que habría más acción, pero el enfoque que le has dado, y los soliloquios intercalados a la narrativa te han quedado muy bien. Hay alguna que otra falta ortográfica, y en algunas partes la sonoridad del texto al leerse no armoniza. Pero en general, me ha encantado. Un abrazo, y mucha suerte en el concurso :)

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@DreamxAlchemist, muchísimas gracias, me alegra que te guste. respecto a las faltas de ortografía, intento no cometerlas, pero si que es verdad que no le dedico a la historia el tiempo que me gustaría y probablemente tenga algunos errores que intentaré ir corrigiendo. y asunto la sonoridad lo leeré tranquilo a ver. muchas gracias
un abrazo :)

Eric_Dodds
Rango5 Nivel 20
hace más de 3 años

Me parece especialmente remarcable tu retrato psicológico de los personajes. Lo he sentido todo muy real. Enhorabuena. Fantástico relato.

alan_king24
Rango11 Nivel 53
hace más de 3 años

Una obra de arte, como todo lo que escribes @Charlies27 Tienes un don natural por hacer llegar a la gente. Explotarlo te daría beneficios. Fácil no es; pero al menos deberías de intentarlo. Talentos como el tuyo no deberían de ser invisibles a los ojos del mundo.

Solo un apunte: se te ha escapado "era medio día". Va junto amigo.

!Ahora a por el otro relato!

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@Eric_Dodds, muchísimas gracias por tus palabras. Un placer para mí que te guste.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@alan_king24, vaya amigo, no sabes lo que tus palabras suponen para mí. Escribir es una pasión que nos hace disfrutar mucho, si además hay personas que leyéndonos también lo hacen, está claro que esto merece mucho la pena.
Un millón de gracias por tus palabras y por la observación.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 3 años

@TheStrangeGrayBoy, muchísimas gracias. Comentarios así animan a seguir compartiendo historias.
Aunque no es el lugar más idóneo, me alegra haberte llevado a la guerra.

PhoebeCaulfield
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

Una de las cosas que más admiro de un texto y de un escritor es la capacidad para emocionar, para cambiar algo (aunque sea por unos momentos) y bueno...aquí estoy en mi habitación con lágrimas en los ojos y con miedo de mirar por la ventana, por si en vez de árboles, me encuentro con la mirada del anciano. Gracias por escribir este texto tan bello y mi más sincera enhorabuena. No defraudas @Charlies27

LeonVillanova
Rango8 Nivel 38
hace alrededor de 3 años

Me encanta tu narracion, es magnifica de verdad, cada frase, cada situacion, me veo en el protagonista y ni se lo que es de verdad la guerra. Bravo, menudo relato

oikosBsAs
Rango12 Nivel 58
hace más de 2 años

Perfecta descripción. Con las palabras justas. Excelente