Fantas_Keys22
Rango11 Nivel 51 (6878 ptos) | Artista reconocido
#1
    Partes:
  • #2

Ondeaba en el aire mi vestido de seda azul, brillantes faros de un auto es lo ultimo que recuerdo, antes de la plácida ingravidez, el aire frío nocturno, el cielo oscuro y sereno, bocinas que sonaban lejanas, me sentía tan liviana, tan pausada, que solo me dejé caer hasta que ya no hubo sensación alguna.
El puente de Brooklyn. No se veía más hermosa el agua que observándola desde aquí... a esta altura. Justo esta noche fría con ráfagas de invierno, haciendo mella en mi vestido azul oscuro como el cielo allí presente, estrellado y limpio... Puro. Como yo ya no podría estarlo.
Decidí que ése, era el lugar perfecto para dejar el dolor... Para liberar mi alma, de las cadenas que oprimen la inocencia que aún queda en mí. No quiero retroceder en este momento. No quiero detenerme ahora para continuar con mi vida, y terminar odiando al mundo que tanto amé.
Quiero irme en paz... Libre de cualquier peso que pueda envenenar lo que aún queda de mi, lastimando la felicidad de los que más quiero. Prefiero que me recuerden como era. Que sufran sólo una vez, y no el resto de sus vidas conmigo, odiando vivir.

Hace más de 3 años Compartir:

2

26
eleachege
Rango17 Nivel 82
hace alrededor de 3 años

Muy sugestiva la dramatización de tu historia. Seguiré leyendo y un saludo para ti.


#2

Fue el instante más eterno y calmo... que mi mente confundida pudo experimentar...
Estar flotando en el río Hudson; como blancos pétalos de rosa... Alejándome a lo lejos en la inmensidad, acercándome a la paz abrasadora de otra vida... Otra oportunidad, para amar y poder resistir lo que venga... No como ahora, no pudiendo permanecer aquí, enfrentando este dolor... Que hasta ayer era ilusión; y él quebró después en trozos de rabia, impotencia y punzante dolor que no cede... No hasta que yo lo pare.
Y todo esto... sólo por no saber esperar. Por no querer comprender que sólo necesitaba tiempo. El mismo tiempo que ahora yo, me niego en seguir pasando... Viva.
Todavía recuerdo aquella mañana de abril cuando lo conocí. Vestía informal con sus jeans gastados y una camisa cuadriculada roja y negra al estilo escoses...
Me divisó entre la multitud que deambulaba en el Central Park, atrapándome mirándolo "descaradamente". Se acercó hacia donde yo estaba... con su sonrisa ganadora, de la que ya me hallaba cautiva. Estaba muy nerviosa por lo que me acuerdo_tanto, que aun en este momento me vienen a la mente esas imágenes, y sonrío_. Que tonta fui!! Caí en su red de engaño, tan fácil fue, tan embelesada con su encanto... TAN INGENUA.
Cuando no quise dar "El famoso siguiente paso", el se molestó como nunca lo vi, parecía que estaba frente a una persona que era lo opuesto a la de la que me enamoré. Sacó su lado oscuro... Un lado que no vi venir. No de él...
__ Maldita sea!! dijiste que me amabas... ¡¿QUE HACE FALTA ENTONCES?! _ gritó estruendosamente en esa habitación... como nunca lo hizo conmigo.
Aún aterrada, estaba mas segura que nunca que no debía estar con él. No así.
__ Me voy. Hablamos mañana... cuando seas de nuevo tú. _había dicho decidida a irme.
Me equivoque al pensar que me dejaría ir. Sujetó violentamente mi brazo, y me arrinconó contra la pared... Así comenzó mi pesadilla. Solo que ésta, era real como dolorosa... Como qué, al no poder luchar contra su fuerza; mi mente y alma, si la tenía, se hubieran separado de mi cuerpo... haciendo de el un peso muerto y vacío... Como el que iba a caer en el fondo de este grandísimo abismo. Pero, ¿qué me detenía aún en esta tierra? ¿por qué no había saltado todavía?
__ ...¿Por qué a último momento decidí no hacerlo? "PORQUE NUNCA QUISE HACERLO".
__ SI!! Algo me empujó hasta este punto. Lo mismo que ahora me hizo desistir...
...Y es que, él no vale que yo de mi vida por lo que me hizo. Acaso, ¿eso vale mas que yo?
_ ¡¡POR SUPUESTO QUE NO!!
Me costará... Sólo Dios sabe cuánto. Pero lograré salir adelante... Después de todo, ésta es mi vida, y no voy a dejar que él también se lleve eso.
Pero supe en ese instante... que debería dejar en ese lugar algo que conjure mi decisión de seguir adelante; era ese maldito anillo que el me regaló... Al que seguía aferrada, todos los días recordándolo. Como si aún estuviera en su poder, consumiéndome...
Lo arrojé a lo profundo del río, para que se confundiera con la oscuridad, hundiendo todo rastro de mancha... Quería ser libre. Al fin creía que era capaz de poder serlo.

FIN.

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Doloroso y bien narrado.

Mira algún acento que se escapó.

Suerte y saludos

eleachege
Rango17 Nivel 82
hace alrededor de 3 años

Me gustó la argumentación de tu escrito con el juego de escenarios. Te felicito y procura corregir el guión de los diálogos (—). Eso lo consigues en una página de internet. Por lo demás éxitos para ti. Un saludo Fantas_Keysñad...

LauraDadaCuentista
Rango6 Nivel 28
hace 7 meses

Brillante giro final. Me ha gustado mucho como has jugado con el dramatismo de la historia. Enhorabuena!