JudCaracoles
Rango6 Nivel 28 (1247 ptos) | Novelista en prácticas
#1

No era la más guapa, pero sabía hacerlo: Sabía conseguir que él se sintiese como en una húmeda y esponjosa nube, deseando que a cada beso el tiempo se parase.
Verla allí, de rodillas, quemando las ansias de Lucas con cada estudiado movimiento de muñeca, era una absoluta delicia. Cada lengüetazo se convertía en oro puro, en la más exquisita de las joyas, solo digna de aquel que pudiese pagar el alto precio que ella exigía por unos minutos de lujosos y exclusivo sexo.
-¿Estás preparado?
Lucas afirmó con la cabeza. Sabía que ,si quería más, tendría que pagarle.
-¿Sabes cuál es mi tarifa?
¿Cómo no saberlo? Habían tenido el mejor sexo de sus vidas durante años. No tenían ningún compromiso pero se comprometían a cumplir.
Así que Lucas se puso de rodillas y, mientras una mano frotaba el clítoris de ella, su lengua jugueteaba con sus húmedos labios de abajo.
Saciar a aquella mujer se estaba convirtiendo en algo hermoso, como ver a un albatros desplegar sus alas antes de emprender el vuelo.
Sinceramente, la parte de pagar por lo recibido se estaba convirtiendo en su parte favorita.

Hace más de 4 años Compartir:

2

8
Marilam
Rango7 Nivel 33
hace más de 4 años

Me ha encantado! Pásate por mi perfil

escritor_2714
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

Me gusta, se vislumbra una buenísima historia, un antes y un después de este micro relato. Sigue escribiendo, te lo pido como lectora, no pares.