Iker_Salart
Rango12 Nivel 55 (9568 ptos) | Ensayista de éxito
#1

La casa estaba vacía, se lo juro, señor. Cuando nosotros llegamos allí no había nadie, se lo juro, señor. De verdad, crea usted, no tengo nada que esconder, lo que le digo es la verdad. No le creo, no la dice, ya puede empezar a hablar, o de lo contrario… de lo contrario, ¿que?, De lo contrario le mataremos. No dejaremos nada de usted, no queremos que el virus de la mentira corra libre entre los seres inocentes que existen más allá de estos muros. Tenga piedad, señor, mi familia corre peligro, si le digo a usted, ellos morirán, y usted lo sabe, ¿Qué puedo hacer yo señor?
Maldita sea, pensó, otra vez. Otro. Al anterior le había ido cansando poco a poco. Horas sin dormir, luz constante, sonidos estridentes durante cortos periodos de tiempo, lo habían hecho todo. Pero no pudieron con él. Murió de un golpe en la cabeza del policía jefe.
Salió fuera, necesitaba respirar. El calor constante de la celda, la humedad, los mosquitos, el hedor que emanaba del detenido eran difíciles de soportar. Incluso para él. Hacía poco tiempo que había sido asignado a esa parte del Caribe, y aún no se encontraba

Hace más de 3 años Compartir:

0

4