FrancoLFernandez
Rango7 Nivel 34 (2278 ptos) | Autor novel
#1
    Partes:
  • #2

¿Porque la lluvia? Me pregunto internamente mientras el agua corre a través del vidrio de las ventanas y el repiqueteo de las gotas en el techo de chapa me deja aturdido ¿Justo hoy tenía que ser el día en que el estruendo de los relámpagos rompa el firmamento, y que el diluvio se desplomara sobre la ciudad? Aunque para ser franco no recuerdo que nunca haya sido de otra manera. Es como si a cada momento decisivo en mi vida lo acechara el constante recuerdo de un cielo gris.

Enciendo el televisor y busco las noticias en donde la reportera anuncia que se predice que las lluvias duraran a lo largo de toda la semana, y que por fortuna no han causado daño alguno a la población. Esta noticia me deprime y me tumbo abatido en el sofá esperando algún indicio de que pare la tormenta.

Hace más de 3 años Compartir:

0

7
#2

Me pregunto si es que quedan en la casa algun impermeable o algun paraguas pero se muy bien que no los hoy y si por si acaso los hubiera estoy seguro que no me ayudarian para nada. Camino inquieto alrededor de la casa y me detengo a ver viejas fotos, recuerdos pasados de tiempos que fueron mejores y mi depresion aumenta. Finalmente ya totalmente resignado recuesto en mi cama y contemplo el techo pensativo.

¿Como se hace para avanzar cuando el mismo mundo no te deja hacerlo? ¿Como hago para salir de este lugar si la misma lluvia forma una barrera que me impide dar siquiera un paso? Y si es que no puedo avanzar ¿que es lo que me queda? ¿Guarecerme en mi hogar hasta que el agua se haya ido y disfrutar del sol hasta que vuelva una nueva tormenta? ¿Como puede ser que algo tan simple como la lluvia nos deje invalidos?

Y finalmente es ahi, con ese interrogante que finalmente me doy cuenta lo simple del asunto y siento como el miedo finalmente se disipa ¿como no salir si es solo agua? Y por mas que no lo fuera siempre se puede encontrar una salida, otro camino ante cualquier situacion puesto que tal cual la lluvia son solo obstaculos que hay que sortear. Por fin puedo comprender que al deseo de progresar no hay miedo que se le imponga, y es ahi cuando me levanto.

Camino con paso decidido hacia el umbral de la puerta y ya sin importarme cruzo y me mezclo con la tormenta, y en mi alegria corro, salto y grito entre las gotas como fundiendome en ellas siendo yo parte de ellas y ellas parte de mi y yo soy parte del mundo. Con una sonrisa sigo mi camino finalmente llegando a reflexion. A pesar de que la tormenta no haya parado, lo mejor siempre es salir a bailar bajo la lluvia.

FIN

Hace más de 2 años

0

1