Ichabod
Rango11 Nivel 50 (6015 ptos) | Artista reconocido
#1

Medianoche. La habitación tan solo iluminada por la tenue fosforescencia de los números digitales del despertador. La suave cadencia de una rítmica respiración como único sonido. Todo lo demás, silencio.

De repente, un crujido. El dormitante se desvela y abre los ojos. A su alrededor nada, oscuridad y silencio. Se levanta, pero no puede moverse. Grita, pero no puede hablar y al fondo, la puerta de la habitación se abre lentamente.

No ve mano alguna que la mueva. Nadie la toca, pero se abre. Vuelve a moverse. Nada. Grita. Tampoco. Solo observa y el miedo sube por su cuerpo. La puerta termina de abrirse y al otro lado el horror llena la habitación. Otro grito. Silencio.

Una vaporosa silueta negra, inmóvil, espera en el marco. Unos amarillentos ojos miran hacia el durmiente aterrorizado. Se lleva el índice diestro a la boca. Pide silencio. Sonríe.

Entonces la puerta se cierra de golpe, queda, sin ruido y el aterrorizado soñador cae en un incómodo sueño. Espera que sea solo una pesadilla. Acierta, es una pesadilla. El comienzo de ella.

Hace más de 3 años Compartir:

8

22
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Estupendo.

Más.....

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Poco a poco @Romahou . Hoy una visita. Mañana vendrá la otra...

No es el hombre lobo @Atico pero espero infundir algo de miedo, aunque sea a nivel básico :)

Flaneta
Rango12 Nivel 57
hace más de 3 años

No esta´ mal, chavalote. Ahora bien, esa "tenue fosforescencia" y "suave cadencia de una ritmica" y "de repente", en fin, son detllalles que te hacen pensar ma´s en la urdimbre y salirte de la historia: H6 (b.v).

SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace más de 3 años

Yo diría que ese personaje es Hipnos Dios del sueño nada que ver con su hijo Morfeo. Seguiré leyendo @Ichabod

Nacho_Saavedra
Rango6 Nivel 29
hace más de 3 años

Muy bueno el comienzo. Vamos a ver que tal sigue.

Arendar
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

¿Ese "dormitante" es de invención propia?

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Si, esa invención total @Arendar , o al menos eso creo jajaja!! No me terminaba de sonar mal así es que... ¿por qué no? :)

JulesSchmidt
Rango12 Nivel 57
hace más de 3 años

A la creatividad no se debe poner topes, ni en el vocabulario. Interesante propuesta, te apoyo.


#2

Medianoche, otra vez.

La habitación está igual de callada que la noche anterior. La misma fluorescente luz del despertador juega con la ropa y libros desperdigados por el dormitorio formando extrañas sombras. Eso no incomoda al plácido soñador el cual, antes de dormir, recordó la extraña pesadilla de la noche anterior. «Solo fue un mal sueño» pensó, e inocente, se durmió.

Y de nuevo, un crujido. Y de nuevo, el durmiente se despertó inmóvil y mudo.

Su respiración comenzó una cadencia agitada, nerviosa. El pulso enseguida la acompañó en una arrítmica carrera. Los ojos se fijaron inquietos en la puerta. Cerrada. Nada se movía a su alrededor, nada se oía. «¿Ves como solo era una pesadilla?» le dijo su mente «solo estoy jugando contigo».

La calma volvió lentamente al cuerpo del soñador. De pronto, otro crujido. Esta vez más fuerte. Y la puerta, comenzó su sombría apertura.

Unos desorbitados ojos no quieren volver a ver la lúgubre figura que espera al otro lado de la puerta. Quiere moverse. Imposible. Pide auxilio. Solo se oye el crujir de la madera abriéndose. Solo ve. Solo oye. Y ahora, también siente.

Una fría brisa llega hasta la cama calando hasta lo más profundo de sus huesos. En la puerta, la misma vaporosa figura negra pide silencio mientras lo escruta con sus perversos ojos amarillos.

No puede retirar la mirada de esos ojos. Quiere, pero no puede. La negra pesadilla lo sabe y esta vez, avanza cruzando el umbral de la puerta. Detrás de él nada. Solo oscuridad. Niebla y oscuridad.

No anda mucho, solo un par de pasos. Alarga una mano y comienza pasar un delgado y afilado dedo por la puerta todavía abierta. El sonido de un agudo arañazo llega hasta los oídos de un sudoroso soñador. Su cuerpo busca moverse incomodado por el sonido, pero ninguno de los músculos se mueve un ápice. Quieto, boca arriba y en silencio sufre una continua tortura auditiva que perfora sus más profundos pensamientos.

La respiración es tan alta que los pulmones no dan a basto para respirar. El pulso está tan acelerado que un lacerante dolor comienza aparecer en su pecho. Y de repente, silencio otra vez. La malévola pesadilla sonríe de forma macabra y deshace los dos pasos dados antes. Vuelve a pedir silencio. Vuelve a cerrarse la puerta de golpe, sin sonido alguno.

El durmiente cierra los ojos y vuelve a entrar en un apacible sueño, como si nada hubiera pasado. Su mente le repite: «Solo es una pesadilla».

La segunda visita ha terminado. Lamentablemente no es el fin del mal sueño de nuestro soñador.

ggg
Rango7 Nivel 34
hace más de 3 años

Con lo que sufro yo con las pesadillas, pobre

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

O un demonio, un asesino en serie, una fantasía... Pueden ser muchas cosas @SDA_love50 :)

Arendar
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

Compañero, te dejo algunos apuntes:

"La misma fluorescente luz del despertador, juega con la ropa y libros desperdigados por el dormitorio formando extrañas sombras." La primera "coma" es mejor que la omitas porque rompe la relación entre el sujeto y el predicado.

"Su respiración comenzó un ritmo agitado, nervioso. El pulso enseguida la acompañó en una arrítmica carrera." Aquí yo propondría un cambio en "ritmo" o "arrítimica" por cuestión de no repetir.

"La malévola pesadilla sonríe de forma macabra y deshace los dos pasos dado(s) antes."

"Vuelve a cerrarse la puerta de golpe, sin sonido alguno.

El durmiente cierra los ojos de golpe". Aquí otra repetición que quizás se pueda cambiar.

"La segunda visita (h)a terminado"

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Gracias por los apuntes @Arendar . Miraré de corregir en breve.


#3

El durmiente espera esta vez despierto a que se haga la medianoche.

Ha pasado un par de días desde la última visita del hombre de ojos amarillos, como él lo llamaba, y no estaba dispuesto a volver a sufrir y padecer lo de noches anteriores. Había forzado su cuerpo a no dormir por miedo a que volviera, pero también por un extraño e incongruente sentimiento de valentía para enfrentarse a él. El resultado fue nulo. Las dos noches anteriores nadie abrió la puerta del dormitorio. Las dos noches anteriores ningún par de ojos amarillos lo observó. Esta noche aparecería, estaba seguro.

El cuerpo, y mente, del soñador sin embargo, solo pensaba en descansar. Él se resistía. Había visto muchas veces la película de Freddy Krueger y sabía que no podía dormirse, tenía que estar despierto, pero poco a poco se fue venciendo a esa forzosa necesidad de descanso y así, justo cuando faltaban dos minutos para que su despertador digital diera la medianoche, cayó rendido encima de las delicadas sábanas y emplumada almohada.

El silencio se hizo dueño y señor del lugar.

Una suave lluvia comenzó a golpear delicada la ventana de la habitación para, poco a poco, subir en intensidad y convertirse en un torrente descontrolado. Rayos y truenos acompañaron el inmenso aguacero que caía iluminando a ráfagas la habitación en la que dormía apacible el soñador, después de dos días sin descanso.

Cada vez se acercaban más los rayos y truenos hacia la casa, hacia la habitación y así, uno de ellos cayó tan cerca y sonó con tal crudeza que despertó de golpe al durmiente.

Abrió los ojos asustado, casi sin aire en los pulmones y enseguida notó la falta de movilidad y la nula capacidad de habla. «Otra vez, no» pensó. Dio un rápido vistazo en busca de esos inquietantes ojos amarillos, de esa incorpórea masa negra, pero nada apareció delante de él. Aguzó el oído, pero solo oía los truenos y el golpeteo del agua contra la ventana.

Se intentó tranquilizar, pero un trueno volvió a caer, potente, como si Dios estuviera jugando a los bolos de forma tosca y ruda. Su cuerpo pidió encogerse del susto, pero no se movió un solo milímetro. La sensación de querer moverse y no poder era cada vez más agobiante. Igual que la de pedir auxilio y no oír ni el más tímido susurro de su garganta.

Una fuerte ráfaga de viento abrió de golpe la ventana mojado la cama y su propio dueño y entonces lo sintió.

Esta vez no se abrió la puerta. Esta vez no vio los ojos amarillos al otro lado. Esta vez lo sintió, frío, helado, sujetando sus brazos.

¿Dónde estaba? Enseguida se dio cuenta. Abajo.

Sus frías garras asomaron por cada lado de la cama agarrando con fuerza sus brazos. Una oscura risa comenzó a surgir de debajo de su cama. La impotencia de querer huir y no poder moverse lo estaba matando. La lluvia arreció con mayor fuerza, los truenos aumentaron de potencia, una lúgubre risa llenó toda la habitación y las lágrimas comenzaron a asomar en el rostro del casi desfallecido durmiente.

Entonces, sin previo aviso, todo paró, enmudeció y una negra voz resonó dentro de su cabeza. «Todavía no es la hora».

No la oyó pues nadie habló en la habitación. Pero resonó con fuerza en su cabeza y así, congelado por el horror y la lluvia, nuestro durmiente se sumió en un oscuro sueño hasta la próxima y, quizás, última visita.

juanCarlos
Rango8 Nivel 35
hace más de 3 años

A medida que leía iba recordando miedos de la infancia y pesadillas recurrentes. A ver que pasa en la siguiente visita.

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Todo influye en esta historia @juanCarlos Pronto habrá una nueva visita...

ggg
Rango7 Nivel 34
hace más de 3 años

Me tienes en ascuas

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Te noto insistente con Hipnos @SDA_love50 jajajaja!! Es necesario personificar el miedo del durmiente? Pregunta que lanzo al aire...

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Parálisis del sueño
Viejos amigos somos.

Muy buena amigo

Mira "sin previo aviso".
Y reconstruiría "igual la de pedir auxilio". Suena.... Raro como poco

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Mejor ahora @Romahou ? He añadido un "que" en "Igual la de pedir auxilio". La verdad es que sonaba como si le faltara algo... Esta vez no hay un escrito previo en word. En este relato voy directo a la caja de Sttorybox, escribo sin pensar, sin corregir a la vez que pulso las letras en el ordenador. Todo lo demás, una recreación previa en mi cabeza, pero como mera indicación de lo que quiero exponer.

Arendar
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

otras correciones más, @Ichabod, a ver si te ayudan. ¡Que aunque escribas aquí directamente, eso no te exime de revisarlo, pájaro!

"Han pasado un par de días desde la última visita del hombre de ojos amarillos, como él lo llamaba, y no estaba dispuesto" Fíjate que aquí ese "han pasado" no se correla con el resto de tiempos verbales.

"...tenía que estar despierto, pero poco a poco se fue venciendo a la imposible necesidad de descanso y así, justo cuando faltaban dos minutos para que su despertador digital diera la medianoche, cayó rendido encima de las suaves sábanas y emplumada almohada."

Creo que el comienzo esta mal expresado, @Ichabod. Esa "imposible necesidad de descanso", ¿no sería imperiosa o algún adjetivo similar? En el último renglón también "almohada" está sin artículo.

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Paso a corregir @Arendar . Sorry :P...

He releído varias veces en voz alta esa última frase y no me suena mal ese almohada sin artículo. No lo veo... como decirlo, necesario? Es como ese verbo ser/estar que en griego clásico se omite a veces en las frases pero está ahí realmente. Si acaso, creo debería cambiar el "suaves sábanas". Ese "su-sa" tan seguido me parece algo complicado o molesto...

Gracias por los apuntes @Arendar !!

Arendar
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

@Ichabod he pensado como tú, pero aun así te lo he comentado porque creo que es incorrecto analizado según las normas de la academia. Porque el número no es el mismo, entonces ese "las" no sirve para "almohada". De nada, siempre es un placer!


#4

Todavía no es la hora. Esa frase que oyó en su mente la noche anterior estuvo sonando en su cabeza durante todo el día.

Todavía no es la hora. ¿La hora de qué? ¿Qué significa eso? ¿Voy a tener que soportar más encuentros? Nuestro soñador no obtuvo ninguna respuesta a esas preguntas en todo el día, en cambio, si descubrió algo que, en cierta manera, lo tranquilizó.

La parálisis que sufría por las noches tenía una explicación científica. Se llamaba "Parálisis del sueño". Era algo normal, o al menos poco excepcional, que ciertas personas con un nivel de estrés elevado se despertaran en mitad de la noche, durante un breve período, completamente inmóviles y sin poder hablar. También era parte de eso el sufrir ciertas alucinaciones. Eso lo tranquilizaba y hacía mantener cierta cordura en su cabeza pero, ¿de verdad le pasaba eso o solo lo usaba como placebo para que no fuera realidad? Las frías manos que lo sujetaron anoche las notó bien reales. La oscura risa que llenó la habitación la oyó perfectamente, no fue una alucinación. ¿O sí?

Con estos pensamientos se acercó a la cama. Con cierto temor se agachó y miró debajo. Nada, solo algo de polvo. Inspeccionó cada rincón de la habitación, pero estaba solo en la habitación. La idea de otra visita lo alarmaba, pero no había nadie. Se tumbó en la cama, nervioso y miró el reloj. Quedaban algo menos de media hora para la medianoche. Se arrebujó con las sábanas hasta el cuello y se quedó mirando el despertador, en silencio.

Las once y cincuenta. Los ojos comienzan a pesar a nuestro durmiente y una muda habitación comienza acunarlo suavemente.

Las once y cincuenta y cinco. El repiqueteo constante de las ramas de un árbol cercano por culpa del viento se convierte en hipnótico a oídos de nuestro durmiente.

Las once y cincuenta y ocho. Las últimas defensas caen ante el poderoso poder de Morfeo. El soñador cae en un profundo sueño mientras una oscuridad se acerca a su cama para acompañarlo en la última visita.

Unos ojos amarillos se iluminan profundos y tenebrosos, en el interior del armario del durmiente. Dentro de poco lo visitará por última vez.

SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace más de 3 años

No es Morfeo. Morfeo no crea pesadillas, Morfeo es el Dios del sueño pero a diferencia de su padre el sabe lo ocurre.

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Alegoría @SDA_love50 o metáfora, como quieras decirlo. Algo para dar un mejor toque a la narración. No quieras buscarle los cinco pies al gato... Aunque igual los tiene, quien sabe...

Mardus
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

Pobre hombre. Con lo jodido que es no dormir.

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Si, se quien es @SDA_love50 . Explicación rápida: Hijo de Nix (Noche) y padre de los Oniros, el primero de ellos Morfeo. La madre de ellos varia depende de la fuente. Creo recordar se suele vivir en las Tinieblas o Infierno, pero pasas una cosa por alto. Se le representa como un ser alado y eso no lo he hecho.

Es agradable que pienses quien puede ser. Puede ser él? Es posible, pero no le busques los cinco pies al gato. Con cariño @SDA_love50 :)

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Ya te digo @Mardus . Con lo jodido que es dormir con el calor que hace ahora y que encima sufras, o creas que sufres, de Parálisis de Sueño acompañado de alucinaciones. O no lo son?

Pobrecito. De aquí a un manicomio que lo llevan...

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

No @SDA_love50 , no!! Es agradable el interés por averiguar quien es el de los ojos amarillos. Eso me hace ver que lo que escribo incita a la gente a pensar y siempre es positivo.

Nunca dejes de comentar :)

Mardus
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

A mí, por ejemplo, me recuerda al demonio de ojos amarillos de Sobrenatural. :)

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Ese no era Lucifer @Mardus ? Me pilla ya lejos las primeras temporadas de la serie...

Mardus
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

Creo que no, ahí ese todavía sólo era un demonio poderoso sin más. Ya más adelante la serie enloqueció por completo.

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Azazel, un ángel caído. Me acaba de venir a la memoria @Mardus


#5

Medianoche. Una última vez.

El apacible sueño en el que el durmiente se haya inmerso comienza a cambiar hacia algo más oscuro, tenebroso. La plácida quietud de su cuerpo en la cama se invierte. Rápidos y eléctricos movimientos de brazos y piernas se suceden sin parar. Un suave quejido brota de su garganta. No deja de moverse, más y más rápido cada vez y al final, como en toda pesadilla, un grito sale de su boca despertándolo de golpe.

¿Grito he dicho? No, más bien un silencioso grito pues de su boca no salió sonido alguno. Estaba paralizado otra vez, una última vez.

Esta vez, sin embargo, nuestro soñador sabía lo que le estaba pasando. Sabía que todo lo viera a partir de ahora eran meras alucinaciones, que realmente estaba durmiendo, que nada era real.

Haciendo acopio de toda su fuerza de voluntad, pues una parte de él se resistía ante esa información científica, respiró todo lo hondo que pudo y poco a poco se fue tranquilizando. En pocos minutos volvería a dormir apaciblemente.

Fue entonces cuando un crujido, el mismo crujido de noches anteriores resonó en la habitación. Nervioso pero sabedor que aquello que viera no era real, centró su mirada en la puerta. El crujido continuó, alterando la calma de instalada en la habitación y en la mente del durmiente. Pero la puerta no se abrió. En cambio, una suavísima brisa glacial comenzó a recorrer cada pared, estantería y hueco de la habitación.

El cuerpo de nuestro durmiente tembló, o más bien quería temblar, pero no se movía. Un sudor frío recorría su frente y sus ojos, visiblemente alterados recorrían velozmente el dormitorio. Nada. Solo viento y frío. Solo viento y temor. Solo viento y silencio.

Si aviso, sin nada que indicara su presencia anterior, la vaporosa figura negra de ojos amarillos surgió, amenazante, a los pies de la cama del soñador que, aun sabiendo que era una ilusión, estaba completamente aterrado.

Otra vez volvió a gritar. El silencio le respondió. Otra vez intentó moverse. La inmovilidad lo sujetó.

La negra figura no sonrió esta vez. Ni pidió silencio. Solo le observaba, frío y perverso, como si de una mosca atrapada en una telaraña se encontrara. Nada se oía en esos momentos, todo estaba cubierto bajo un manto de silencio y oscuridad impenetrable.

«Es una ilusión, es una ilusión...» pensaba de forma insistente nuestro durmiente. La parte racional de su cerebro intentaba convencer a la otra, pero la batalla la estaba perdiendo poco a poco.

El visitante de ojos amarillos comenzó a moverse hacia un lateral de la cama. No se oían sus pasos, pero su presencia, imponente y tenebrosa, se hacía cada vez más real a ojos del paralizado dueño de la habitación. Con calma se sentó en la cama y esta se hundió bajo su peso. ¿Real o imaginación? Su mente no sabía que responder.

Los ojos amarillos no habían dejado de mirarle en ningún momento, escrutando hasta lo más profundo de su ser. Fue entonces cuando sonrió. No fue una sonrisa bonita y agradable, era más bien grotesca e infernal. Llevó una mano hacia la boca del durmiente y le pidió silencio. No lo tocó, pero podía notar el frío glacial que desprendía.

«Querrás saber quien soy, ¿verdad?» La voz resonó en su mente, pues del visitante no salió sonido alguno, no se movió un solo centímetro la horrible sonrisa.

«Soy tú. Soy todos tus miedos, temores, dudas. Soy ese insecto que no puedes ver, ese olor que no puedes soportar, esa parálisis antes de un examen. Todo eso y más soy yo. Esos miedos de tu niñez, y los de adulto también. Vivo dentro de tí. Te acompaño allá donde estés y jamás te abandono, solo me escondo un poco mejor. Crees olvidarme, pero tan solo desaparezco hasta tener una mejor oportunidad, como ahora. Nada te puede defender de mí. Nada te sirve de consuelo, de ayuda. No me mires así, no te estás volviendo loco compañero, ya lo estás. Es por eso que he conseguido hacerme tan corpóreo delante de tí. Te lo agradezco.»

Cada una de las palabras enmudecieron y paralizaron más, si eso era posible, a nuestro soñador. Empapado en sudor y brotando innumerables lágrimas de sus ojos supo cual era su destino. El visitante de ojos amarillos retiró la mano de la boca de nuestro durmiente y la alzó hacia el techo, entonces, la habitación cambió por completo. Ante los aterrados ojos del soñador se hicieron presentes todos los miedos, temores y horrores que su mente albergaba. Uno por uno pasaron delante de él, riendo, tocándolo, martirizándolo. Su cuerpo inmóvil no pudo aguantar más. Su mente estalló. Sus ojos miraron por última vez al visitante, pidiendo clemencia, pero esté solo se llevó un dedo a la boca pidiendo silencio. Su corazón de paró.

«Y ahora me faltas tú. Si tú, el que me estás leyendo. ¿Crees que me venciste de pequeño cuando tu padre me buscó en el armario? ¿Cuando te tomaste esta tila milagrosa antes de un examen? ¿Cuando se solucionó "in extremis" ese peligroso problema que te agobiaba? Recuerda, soy tú. Soy tus más profundos miedos y temores. Nunca te librarás de mí y llegará un momento en el que abriré la puerta de tu habitación y te pediré silencio. Ten cuidado, no vaya ser que esta noche recibas una visita inesperada.»

ggg
Rango7 Nivel 34
hace más de 3 años

Espero que no venga noche a mi cama😉

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Oblígalo a que siga escondido @lamarsalada . No le dejes vía libre a escapar y no te visitará, o si... :)

Isatxo
Rango9 Nivel 44
hace más de 3 años

un relato genial, me ha atrapado desde la primera palabra

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Como diría mi padre: Gracias hermoso! :)

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Muy bueno

Lo de sentir el peso, ver deformarse la cama, que oprima tu cuerpo, es literal....

leo1
Rango12 Nivel 57
hace más de 3 años

Excelente relato @Ichabod me dejó temblado. Muy buen ritmo y con un estilo que mantiene la atención del lector hasta el final. Y así es, cuando el miedo se apodera de nosotros, la vida se convierte en una pesadilla, nos paraliza y quita el sueño y nos hace perder lo grato de la vida. Felicitaciones!!!

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Gracias @Romahou . Yo no he sufrido eso que llaman "Parálisis del sueño", solo he hecho una pequeña investigación para no meter la pata y que pareciera lo más verídico posible.

Muchas gracias @leo1 !!El miedo siempre va estar ahí, dentro de nosotros, expectante a que bajemos la guardia y atacar. Tenemos que estar siempre alerta y no dejarnos vencer.

Arendar
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

¡Acabado! Un texto correctísimo, aunque debo confesarte que me ha agotado un poco al leerlo. La tensión es constante y creo que se alarga demasiado, además los fragmentos se hacen demasiado circulares; no pasa nada más allá de otra descripción física, de la habitación, de la lluvia, el aire que entra... y de los movimientos del ser. Para generar suspense, quizás deberías cambiar algo más en la situación o reducir la extensión de cada encuentro con lo esencial, intentando condensar algo más. El final ha sido un buen enfoque. Lo de involucrar al lector en textos de este estilo siempre funciona.

Sobre la parálisis, a mi me ocurrió algo curioso. Soñé que no me podía mover durante varios minutos que fueron una agonía, depués descubrí que soñaba y me forcé a despertarme. Me desperté empapado en sudor y con el pulso a mil. Doy gracias por no padecer este tipo de males.

juanCarlos
Rango8 Nivel 35
hace más de 3 años

Muy buen final. Inesperado.

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Gracias @Atico @juanCarlos ! Me alegro que os gustara, sobre todo el final :)

La idea inicial @Arendar eran cinco visitas nocturnas seguidas aumentando poco a poco el miedo del protagonista en cada una de ellas. Mientras escribía me pareció demasiado cinco noches seguidas, de ahí el lapso de dos días sin que apareciera el visitante, pero quería mantener ese aumento progresivo del miedo, haciendo que dudara si era una alucinación o no, que pensara que era fruto de una enfermedad... No se, quizás demasiadas cosas en la cabeza para plasmar y que al final no se han llevado a cabo del todo bien. He de reconocer que este relato es bastante improvisado y escribo casi a la vez que me venían las cosas a la cabeza. Quería desencorsetarme de la manía que tengo de escribir un párrafo, corregir (ortografía e historia), escribir otro, corregir. Buscaba redactar de forma más libre y probar a ver que salía.

De todas formas me anoto lo que dices para que el próximo salga mejor. Gracias @Arendar !!! Y aunque te agotara un poco, espero que te haya gustado :)

SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace más de 3 años

No todo el mundo escribe pensando si esto encaja o no. Se escribe como uno lo piensa y sino te gusta lo editas @Arendar
@Arendar te ánimo a pasar por mi perfil y me comentas.

SARACEN
Rango15 Nivel 74
hace más de 3 años

Me encanta tu forma de escribir, y la historia estuvo tétricamente genial. @Ichabod

artguim
Rango13 Nivel 63
hace más de 3 años

Me ha gustado la historia, @Ichabod. Logras poner en tensión al lector casi desde el primer instante, y el final no decepciona.
Si te interesa, tengo un relato en mi perfil (Incubus) que describe una situación semejante de parálisis del sueño.
Un saludo.