Suri_El
Rango2 Nivel 7 (51 ptos) | Copista no remunerado
#1

Salía a contemplar la noche cuando se creía solo. A veces soltaba monólogos sobre las cosas que jamás decía a nadie (ni siquiera a ella), a veces sólo se quedaba allí, contemplando el cielo oscuro y las luces que titilaban a un ritmo complejo, casi improvisado.

Ella nunca le decía que siempre lo escuchaba o veía. No irrumpía aunque sentía que debían hablar. Ella lo veía sonreír tanto pero lo conocía y siempre, cuando él se creía desapercibido, notaba la tristeza en sus ojos. Tantas conversaciones truncas. Suponer era el fuerte de su amistad pero necesitaba alguien con quién desahogarse. Y ella lo sabía.

Él estaba de pie, recargado en el barandal del balcón, cuando salió. No había necesidad de verla. Ella quiso preguntar tantas cosas, expresar los te quiero tanto atorados en su garganta. Quería decir que ambos estaban evitando el mismo tema, que era tiempo de hablar.

Sin embargo, ella se acercó a su altura y, con la confianza que tanto se tenían, apoyó la cabeza en su hombro. Y, para su sorpresa, él hizo algo que jamás había hecho: acarició su cabello. Y la noche jamás se sintió tan íntima.

Hace alrededor de 3 años Compartir:

0

1