Tete
Rango13 Nivel 61 (15764 ptos) | Premio de la crítica
#1

Las muestras obtenidas y su minucioso análisis eran evidentes: Incompatibles con la vida en un intervalo no inferior a unos miles de años.
Los datos certificaban que la radiactividad residual no era ningún fenómeno debido a la naturaleza propia del universo, era artificial sin duda y esto lo desconcertaba.
Con la luz de la estrella retornó a la superficie, se quitó la protección de sus extremidades y aún a riesgo de ser dañado palpó aquella zona que se repetía a cada instante en sus pensamientos; aquel lugar lo perturbaba.
-¿Qué pasa aquí?- se dijo mientras apretaba la superficie arenosa. La aplastó y permaneció atento, como a la escucha.
Una tristeza extrema le inundó, lo invadió por completo.

Hace alrededor de 3 años Compartir:

5

39
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace alrededor de 3 años

Aqui queda mi apoyo y acompañamiento en el viaje.

Algunos relatos son guerras...

Abrazo

Ichabod
Rango10 Nivel 49
hace alrededor de 3 años

Una duda que tengo. Radiactividad o Radioactividad? Las dos son correctas o una más que la otra?

Los relatos que más cuestan son los que mejor sabor te dejan cuando los acabas @Tete :)

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace alrededor de 3 años

Es más correcta la primera según la rae @Ichabod
El diccionario, al buscar la segunda, te envia a la primera.

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Muy bueno amiga. vamos por un cuento que en realidad no se si es un cuento o una realidad. Te sigo


#2

Reconocer el sentimiento le provocaba una enorme curiosidad. Era consciente de que en civilizaciones, especies antecesoras y extraplanetarias habían existido estas sensaciones, condicionado su existencia, pero ellos consiguieron dominar estas alteraciones e implantar la razón y el conocimiento, haciendo perdurable a la especie.
En un impulso fuera de toda lógica se desprendió del traje volviendo a desparramar su cuerpo sobre el terreno, ahora la superficie de contacto era mayor y sin sorpresa percibió con mayor fuerza la aflicción que emanaba a pulsos, bombeante.
De repente captó algo diferente, una imagen se unía al estímulo en forma de sentimiento que ahora pasaba a invadirlo, impregnándolo por completo.
Era un ser pequeño, de toda su fisonomía una especie de globos brillantes fueron los que captaron su atención.
Estaban fijos en él, como si pudieran verlo, como si tuvieran la certeza de que era observado; notó el dolor de aquel ser allí atrapado.

(Miles de años antes).
-Los hemos citado para comunicarles el resultado del informe orientador del centro acerca de las extraordinarias capacidades de su hijo- sentenció el director, sentado en la mesa de reuniones del despacho acompañado por el jefe de estudios y el psicólogo del colegio.
La madre apretaba las manos humedecidas, en espera de que aquella conversación hiciera luz en la oscuridad que suponía para ella algunos aspectos desconcertantes que venía observando en su pequeño.
Tomó la palabra el orientador:
-El informe es concluyente, la superdotación de su hijo salta a la vista, pero quería matizar que lo que no somos capaces de determinar, porque no existen pruebas específicas, es la extraordinaria sensibilidad que posee junto a otras destrezas que ahora no viene a cuento detallar, porque entendemos que ya las conoce. No podría darle más información por el momento. Tengo que averiguar qué es lo que lo hace tan diferente, extremadamente sensible a percepciones que el resto de humanos ni entendemos ni somos capaces de imaginar.
Ya en casa sin mediar palabra se dirigió a su madre:
-Mamá- acabó por decir- ¿De verdad no hay solución para todo esto? ¿Vamos a acabar de esta manera?.
-¿Qué me cuentas cariño? ¿De qué estás hablando?- y contempló atónita cómo dos lágrimas bordeaban su rostro horrorizado.
-¡No sufras mi amor!, no va a pasar nada, seguro que es el recuerdo de un mal sueño, yo estaré siempre a tu lado, cuidaré de ti.
-Y a los demás, ¿también podrás cuidarlos?- afirmó enmudeciendo de golpe.
Conforme pasaban los días la madre observaba inquieta como su pequeño emprendía una marcha interior, aislándose cada vez más, sin apenas salir de su habitación.
-Mamá, ahora entiendo por qué es inevitable.—musitó un día retornando de su retiro.
-Martín, no digas eso, ya te he dicho muchas veces que no me gusta que me hables de esas cosas.
-He decidido que no volveré a participar en ningún estudio, ya saben cómo soy, tienen información más que suficiente aunque sean incapaces de comprender.
-No podemos negarnos, cariño, esto se ha convertido en un asunto de estado, es imposible decir que no, no van a dejarnos tranquilos.—Advirtió mientras se paseaba de un lado para otro.
-Si lo harán-afirmó Martín.—Su mirada erizó la piel de su madre.
Hacía meses que los medios de comunicación, discretamente, relataban lo terrible de la situación. Con órdenes precisas para no alarmar ni sembrar el pánico, destilaban con cuentagotas pinceladas sobre el despliegue de tropas y armamento que se estaba llevando a cabo por los bandos.
Martín conocía de antemano cada paso que iba a tener lugar, tipo de operación, armas nucleares y posicionamientos. Intuía lo que en poco tiempo sucedería inevitablemente, y lo más traumático para él, es que era consciente de que no podía hacer nada, solo un curioso pensamiento lo evadía de tan terrible escenario: se sentía observado.
-Tengo que pedir ayuda, no puedo solo, no puedo parar esto solo-repetía desesperado mientras percibía de nuevo la presencia de ese algo que a veces en sueños y otras despierto parecía contemplarlo con el mismo asombro.
-¡Ayúdame a pararlos, tenemos que hacerlo, esto no puede acabar así, no sé cómo, dime cómo! - se sorprendió gritando mientras su rostro se llenaba de lágrimas.
Por un instante, atendió al cariz de su naturaleza, se sabía diferente, decidió que recurría a las peculiaridades que les habían sido dadas para intentar hacer algo, por muy disparatado que fuera.
De nuevo lo vio, ese algo estaba ahí, mirándolo perplejo y sin saber cómo, en un acto reflejo tal vez, de su interior partió un sonido reverberante y perturbador, sin sentido quizás para cualquiera que lo escuchara, pero que estaba seguro que ese ser proveniente de otro momento, otro lugar, entendería.
(Miles de años después).
-¡Ayúdame a parar esto!
Se dejó caer hacia atrás sorprendido por el contenido del mensaje…

Hace alrededor de 3 años

7

13
Sixto_GS
Rango10 Nivel 48
hace alrededor de 3 años

Está claro que estoy contamindo por lo que recuerdo de la anterior versión. Encuentro ésta más clara en el desarrollo del argumento, no sé hasta qué punto por haberlo leído antes. No me parecía mal que nos mantuvieras intrigados salvo por el hecho de no disponer de la continuación para seguir leyendo. ;-)
De estos personajes tan especiales que has creado siempre se quiere saber más. ¡A ver qué pasa!

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace alrededor de 3 años

Qué cercano se siente ahora...

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace alrededor de 3 años

Es difícil ensamblar con poca distancia textual dos o más situaciones álgidas en la acción. Lo que tienes en la cabeza es grande,de ahí que a menudo nos preguntemos al escribir: ¿cómo leches explico esto que tengo dentro de mi cabeza para que lo entiendan/vea tal y como yo lo hago?? Respuesta:hay que seguir escribiendo y releyendo.
Contextualizar previamente con introducciones o utilizar capítulos/cajas "enlace", o insertar nuevos personajes en la trama, también ayuda. Por favor , quiero saber más de ese niño y de su sorprendente capacidad analítica ;)

TinadeLuis
Rango13 Nivel 62
hace casi 3 años

Presente y futuro muy lejano agarrados de la mano. Superinteresante, @Tete

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Vamos entrando en la trama que sin dudas atrapa al lector.

Tete
Rango13 Nivel 61
hace más de 2 años

@HernanACalvo, es una historia que tengo pendiente de terminar. Me está costando mucho darle forma.

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Tener un hijo que ve el futuro en algunos casos puede ser hermoso. En este caso es una situacion tremenda porque esta viendo lo que se nos viene encima, una catastrofe. Seguimos


#3

(Miles de años después)
—¡Ayúdame a parar esto!,¡ayúdame a parar esto!—Repitió para sus adentros una y otra vez mientras miles de cuestiones sin respuesta lo aturullaban. Decidió calmarse, sintió inquietud. No era posible sentir inquietud ¿ o si?, él ahora la estaba sintiendo, ¿estaba nervioso, podía ser eso?. Su especie era el resultado de miles de años de evolución, su genoma modificado y adaptado para sobrevivir en multitud de escenarios desfavorables, y en ese instante se sentía ¿nervioso?.
—¿Es posible que ese ser, ese sentimiento se esté comunicando conmigo? ¿cómo ha podido hacerlo? ¿ se trata de una especie primitiva?,¿estará catalogada?,¿es posible que el mensaje provenga de..., de otro momento en el tiempo?.
Logró avanzar tras un largo instante de pesadumbre donde se cuestionó por primera vez en su vida todo lo conocido.

(Miles de años antes)
—Me ha escuchado, lo se—se sintió aliviado.
—Este es el camino—sonrió mientras en su cabeza daba forma a una especie de táctica con la que frenar el despropósito humano que adivinaba.

#4

(Miles de años después).
Regresó a la nave, se desprendió del traje a la par que activaba el autochequeo. Las constantes vitales eran normales, la radiación no había afectado a su sistema inmune, había funcionado como esperaba.
Por el inmenso panel frontal contempló reflexivo la belleza perturbadora de aquella masa planetaria, quiso imaginar como podría haber sido la vida allí tiempo atrás, imaginó seres de aspecto parecido al de su visión y desconcertado recordó el dolor que había sentido.
Decidió desconectarse y regresar a la base, a veces los extremos a los que otras atmósferas sometían a los cuerpos podrían generar ligeras anomalías en ellos.
—Se deberá a la radiación, cuando regrese me someteré a una regeneración, no debí quitarme el traje.

(Miles de años antes).
Martín se supo abandonado, el plan que intentaba llevar a cabo no contaba con la deserción de una de las partes. Debía volver a captar su atención pero, ¿cómo? Si no estaba seguro de nada.
Por otro lado, tras zafarse en varias ocasiones de la persecución a la que estaba sometido, entendía que no tardarían mucho en dar con él. Ambos bandos eran conscientes de que ese crío, podría ser determinante a la hora de alcanzar la victoria.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace casi 3 años

Me tienes perdido, @Tete. Me está gustando, pero no tengo ni idea de hacia dónde vas a continuar. Creo que por eso me gusta todavía más.

Un saludo.

W_G_Greulach
Rango7 Nivel 34
hace casi 3 años

Muy interesante, mantienes al lector pegado a tus palabras...


#5

(Miles de años después).
—No hay nada como regenerarse—pensó. Se sentía bien, aliviado. Las regeneraciones consistían en una especie de reseteo o reinicio físico y psicológico corrigiendo deterioros de la forma física, descargando el sistema nervioso de las posibles situaciones de estrés debidas a largos viajes exploratorios.
Se creyó a salvo, de regreso de una pesadilla, dando por hecho que todo había sido fruto de una alteración significativa.
(Miles de años antes).
—Si al final sucede lo que parece inevitable, no habrá lugar en el mundo donde guarecerse, no servirán refugios ni búnkeres, no quedará nada, no hará falta huir, todo será destruido—dijo apesadumbrado el periodista.
La madre de Martín lo miró de reojo, con curiosidad, como queriendo ver en él a un salvador, a un superhéroe que de alguna forma consiguiera parar todo esto. Recordó el rostro de su bebé marcado en su barriga cuando estaba embarazada, los dibujos que con sus dedos hacía desde el interior de su vientre hinchado a punto de dar a luz. Nunca dijo nada por miedo a que la tomaran por loca, como tampoco fue capaz de contar a nadie que no sufrió durante el parto, que por el contrario fue una experiencia placentera. Había pasado la vida callando, ocultando al mundo lo que ella no quería que se supiera, hasta que llegó la hora de ir al colegio, allí saltaron todas las alarmas. Pero ella sabía cosas, ella había vivido junto a su hijo lo que nadie imaginaba y solo ella era capaz de comprender la grandeza de ese pequeño ser que tenía frente a sus ojos.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace casi 3 años

Continúa bien, @Tete, revelando nuevos detalles.

Solo comentarte que se te ha escapado una tilde en "bebé", al principio del último párrafo. Ánimo con la continuación.

Un saludo.

Tete
Rango13 Nivel 61
hace casi 3 años

@artguim, gracias por tu ayuda. Lo he corregido. Un saludo.

TinadeLuis
Rango13 Nivel 62
hace más de 2 años

Es muy interesante e ingenioso este relato, @Tete.


#6

(Miles de años antes).
—¡Martín, Martín! ¿Estás ahí?—Se escuchó junto a unos golpes en la puerta.
Madre e hijo se miraron preocupados, les resultó increíble que hubieran conseguido dar con ellos tan pronto.
—No tengáis miedo he venido a ayudaros, soy el doctor Couper, por favor abridme la puerta.
Telma reconoció el tono de voz del científico que durante un tiempo estuvo destinado a dirigir el estudio sobre su pequeño. De aspecto amable siempre los trató con agrado, Martín se mostraba tranquilo cuando estaba a su lado a pesar de que era un crío en exceso reservado.
—¡Doctor Couper!— gritó Martín al escucharlo lanzándose a abrir la puerta.
—¿Cómo ha dado con nosotros, doctor?-inquirió la madre.
—¿Está seguro de que no lo han seguido?. ¿Podemos confiar en usted?
El doctor contestó con calma a cada una de las cuestiones.
—Debéis confiar en mí, nadie más que yo os podrá ayudar. Este sitio no es seguro, a decir verdad seguro no hay nada, pero conozco un lugar que aunque no nos pondrá a salvo nos dará tiempo para pensar, que es lo que necesitamos.
Couper llevaba más de la mitad de su vida trabajando en proyectos científicos de alto nivel relacionados con capacidades humanas extraordinarias, comunicación telemática así como otros aspectos de similar índole. Durante ese tiempo había recorrido multitud de países y conocido en igual número a las gentes que los poblaban. Su carácter afable y su generosidad le habían abierto las puertas de más de una casa, no tendría problemas en disponer de más de un lugar donde esconderse sin mediar ningún tipo de pregunta.
Durante el viaje Martín contó al doctor las curiosas visiones que a veces tenía, refiriéndole el intento de comunicación. No supo dar una explicación exacta de cómo lo hizo, sin embargo lo único que acertó a decir es que sabía cómo hacerlo.
Couper quedó pensativo durante un rato, de todos sus pacientes este crío se reveló como un gran caso, tenía constancia de una parte de sus destrezas, pero eso que le estaba contando se escapaba a toda lógica, a todo lo posible.
(Miles de años después).
—¡Ayúdame a parar esto!¡ Ayúdame a parar esto!—de repente recordó los enormes globos cristalinos fijos en él.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace casi 3 años

Intrigado me hallo, @Tete. Es un suplicio esta publicación a cuentagotas, pero comprensible, dada la complejidad de ir desarrollando la historia desde dos perspectivas temporales diferentes. Ánimo con la continuación.

Un saludo.

Tete
Rango13 Nivel 61
hace casi 3 años

Me he cuestionado muchas veces si seguir o dejarla en el tintero @artguim. He borrado partes y la he tenido abandonada unos meses. Ahora empiezo a vislumbrar algo, pero no estoy segura de nada. Gracias siempre.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace casi 3 años

Pues mientras tengas ánimo para continuarla, no la dejes, @Tete. Se aprecia la dificultad en su estructura y desarrollo, y al mismo tiempo la trama es muy interesante. Como lector, no me gustaría dejar de leerla. Esperaré paciente las próximas cajas.

Un saludo.


#7

(Miles de años después).
La regeneración no había funcionado. Debía informar a sus superiores de las deficiencias. En la mayoría de las ocasiones la sensación de bienestar se prolongaba por un espacio temporal amplio. El retorno suponía una liberación, pero no en este caso, donde seguía percibiendo con más intensidad si cabe una emoción perturbadora que lo alteraba. Era una petición de ayuda proveniente de miles de años atrás, como si en ese preciso lugar una oquedad espacio-temporal tuviera lugar, pero esto eran solo elucubraciones. Se preguntó si debía consultar sus hipótesis con algún superior o tal vez debía retornar a aquel planeta. Optó por la segunda, estaba seguro que algo en esa atmósfera alteraba sus percepciones, utilizaría medios de protección especiales esta vez.
(Miles de años antes).
-Doctor Couper, ¿cree usted que es posible comunicarse con un ser de otro planeta, con alguien de otro momento, puede que de millones de años después de este “ahora”?.
Couper permaneció en silencio durante un rato interminable, analizaba en su cabeza la remota posibilidad de comunicación con una especie procedente de otro planeta, más aún se le hacía incompresible esa posibilidad si se refería a otro tiempo tan lejano.
-Creo Martín, que esto que me dices me supera. No quiero desanimarte ni que tengas la impresión de que no te creo, solo que se me hace inimaginable tal posibilidad. -Continuó en silencio, meditando de nuevo. El niño jamás mentía y esto no parecía fruto de una imaginación desbordada, el niño hablaba con la seguridad de un científico en posesión de pruebas empíricas que avalasen una teoría.
-Doctor Couper, no invento nada, si hay alguna posibilidad está ahí fuera, debo intentarlo y usted debe ayudarme.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace casi 3 años

Parece que comienza a avecinarse un contacto entre ambos tiempos. La historia no deja de ganar en interés. Toca esperar a la siguiente caja.

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace casi 3 años

Es una historia inmensa y difícil de contar.
Crear vínculos y conexiones más allá de los límites
Romper fronteras

Lo llevas bien

Queremos más

Abrazo

Tete
Rango13 Nivel 61
hace casi 3 años

@artguim gracias. Te tengo reservado un hueco en vacaciones. Sorry.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace casi 3 años

No hay problema, @Tete. Cuando quieras.

Y gracias a ti por compartir la historia. Me está pareciendo una de las más complejas en su estructura que me he encontrado en Sttorybox, y me está gustando como la estás desarrollando.

Un saludo.


#8

(Miles de años después)
Era molesto el recubrimiento a modo de segunda piel que utilizó, pero estaba convencido de que debía protegerse, aislarse de las radiaciones y del posible efecto que ejercieran sobre su organismo. Esta vez no iría desprovisto, no se expondría más de lo necesario. Había decidido retornar una última vez y desquitarse de alguna manera de tanta incertidumbre, necesitaba datos concretos, certezas, no podía utilizar suposiciones o intuiciones si se decidía a trasladar a sus congéneres lo sucedido.
En el viaje de retorno de nuevo una hipótesis le empezó a rondar la cabeza.
-Y si...,-dudó un momento-¿y si de alguna forma fuera posible esa comunicación?- estaba dando la oportunidad a una teoría desprovista de rigor de asomar a su mente.
-Si ese ser ha conseguido comunicarse conmigo, ha de ser posible. ¿Y si pudiera atender sus súplicas y de alguna forma ayudarle?, ¿qué supondría esto, como afectaría un cambio de este nivel al resto del universo, se vería afectado?.
Dedujo que en el intervalo de tiempo concreto en el que sucedían los hechos algo grave estaba pasando, dedujo que debía ser de gran relevancia para la supervivencia de la especie puede que del planeta y concluyó su planteamiento con una suposición sobre la excepcionalidad del ser que contactó con el.
Pero si el intervenía, entonces ¿cómo afectaría ese intervención al instante actual, alteraría su presente?dedujo que no era posible modificar el rumbo de un momento pasado, aunque miles de dudas lo asaltaban de nuevo.

Se acercó a la zona caliente, aproximó su cuerpo y esperó.


#9

(Miles de años antes)
En un recóndito paraje de la Selva negra, una cabaña de madera con todos lo necesario para permanecer unos meses les aguardaba. La llave estaba en el lugar acordado, la leña apilada en el hueco de las escaleras y un papelito sobre la mesa, manuscrito con indicaciones sobre el funcionamiento de algunos electrodomésticos destacaba al entrar. Era una casa acogedora sin lujos pero limpia.
Tras deshacer el equipaje encendieron el fuego de una gran chimenea que adornaba la sala. Telma preparó un caldo caliente al que se asieron para recuperar la templanza de ánimo y aclimatarse al frío que los atería. Intentó un par de veces iniciar conversación pero sus interlocutores permanecían en silencio, tal vez cansados, tal vez absortos en sus pensamientos.
-El bando del este está preparado para iniciar el ataque, no queda mucho doctor, tiene todas las armas nucleares dispuestas de manera que no quede un país del bando contrario indemne del ataque. Por su parte el bando del oeste arrasará primero las centrales nucleares para seguidamente destruir cualquier núcleo de población. Todo es un disparate, pero es lo que veo doctor, es lo que nos espera. Ellos son conocedores de estos hechos, hace tiempo que les hice llegar mis visiones, me encargué de redactarlas con todo tipo de detalles para que fueran conscientes de lo que sucederá. La información que suministré solo era conocida por el estado mayor. Ahora me buscan, quieren utilizarme como arma para lograr la victoria. Pero están tan equivocados doctor…
Couper intentó tranquilizarlo cuando contempló preocupado como el crío rígido comenzó a emitir un gemido gutural escalofriante, los vibratos procedentes de su diafragma no parecían humanos. Tenía los ojos en blanco y parecía que de un momento a otro perdería la consciencia. Su madre se acercó para intentar que volviera en sí, se disponía a zarandearlo pero el doctor la paró en seco.
-Déjelo Telma, no debe tocarlo ahora.
Pasados unos instantes volvió en sí.
-¡Ha vuelto, doctor!- dijo con la más absoluta normalidad, tenemos mucho trabajo por delante y poco tiempo.

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Me lo comí todo, esta espectacular. Claro para que se cumpla lo que profetizó el chico ya tendriamos que estar entre medio de las bombas atomicas y no nos estaría llendo tan bien. Te felicito amiga y Dios quiera que que en un cuento nada más,


#10

(Miles de años después).
Nada sucedió, lo que le produjo alivio. Comprendió la importancia de la decisión que había tomado al regresar, ahora retornaría tranquilo, sin dejar lugar a la duda, como si nada hubiera pasado.
Se marchaba cuando un escalofrío se apoderó de él, amarrándolo al suelo, no pudo más que tumbarse de nuevo. Allí estaban, fijos en él, suplicantes, los globos que lo atormentaban. No podía moverse y se sentía incómodo al no tener control sobre su cuerpo. Solo podía dejarse llevar. Los globos le mostraron una sucesión de imágenes de seres con rostros semejantes al que tenían delante pero a la vez distintos. Mostraban parajes diversos, a veces hermosos los más y a veces desolados, supuso que lo que visionaba serían otras especies, otras vidas, infinidad de ellas. La visión de lo que parecían escenas cotidianas de alguna manera produjo en él un extraño efecto, percibió sentimientos diferentes, ternura, amor, aunque no estaba seguro. El miedo inicial de los primeros contactos no estaba presente en ese momento, todo le resultó agradable, aunque no duró mucho. Tras estas visiones vinieron otras con un cariz no tan amable, el fuego y la destrucción se apoderaban de todo, apenas quedaban edificios en pie, los rostros de sufrimiento y desesperación de algunos supervivientes eran más que aterradores, sin duda era lo más horrible que jamás había visto.
-Tienes que ayudarnos, sé que estás ahí y que me entiendes- escuchó atónito.
-Estamos abocados en poco tiempo a esto que te acabo de mostrar, no sé cómo, no entiendo por qué, pero eres el único que puede hacer algo para ayudarnos. Seguiré en contacto, no nos queda mucho tiempo.

Hace más de 2 años

1

6
TinadeLuis
Rango13 Nivel 62
hace más de 2 años

Estoy contenta con haberme leído varias cajas de un tirón, así no he tenido que esperar tanto. Muy bueno.


#11

La tranquilidad del crío al retornar de su trance hizo asombrar aún más al doctor que no acababa de encajar todo lo que estaba sucediendo. A pesar de confiar casi a ciegas en él, en el fondo un resquicio de duda debida a su incomprensión de la anómala situación en la que se veía envuelto lo hacía cuestionarse lo absurdo de todo.
-Mucho trabajo, ¿a qué te refieres?, ¿cómo va a poder ese ser, si es que existe, ayudarnos? Esto es muy complicado, no veo el modo. ¿Qué puede hacer “el” o “eso” o como quiera que lo llames?, ¿es que no lo ves?, no es posible, todo es irreal fruto de tu excesiva sensibilidad.
-No, doctor, el me dirá el modo. Una especie procedente de un tiempo tan lejano y capaz de llegar hasta nuestro planeta, seguro que posee conocimientos suficientes como para hacernos entender.
-Yo voy más allá e insisto que es imposible alterar el curso de las cosas, lo que pretendes puede afectar al resto del Universo, en pequeña medida, es verdad, pero es una alteración del tiempo. Si hacemos lo que dices afectará también al instante de tiempo en el que ese ser se encuentra, alterará su entorno ¿te das cuenta de lo que pretendes hacer, no ves que es imposible?
-Solo sé que debo intentarlo, algo me dice que debo seguir adelante. Entiendo sus dudas doctor pero no puedo explicarle más. Necesito que tome una decisión rápido.
-Está bien, mi conciencia me impide quedarme cruzado de brazos. Esto es una locura pero voy a seguirte.

Hace más de 2 años

1

6
TinadeLuis
Rango13 Nivel 62
hace más de 2 años

Decisión tomada, iremos viendo como se desenvuelve, @Tete. Sigue manteniendo el interés con esas conexiones de pasado y futuro. A esperar acontecimientos.


#12

(Miles de años después).
Dejó de cuestionar lo sucedido, de intentar forzar una explicación, ahora estaba seguro de lo que había visto, de lo que había sentido. Ese ser debía de estar provisto de alguna herramienta muy avanzada porque entendió que lo acaba de suceder era sino imposible si extraordinario: Había estado durante un fracción indeterminada de tiempo dentro de su cuerpo, lo que le había dado la posibilidad de ver a través de sus ojos y de percibir a través de sus sentidos. Comprendió desde ese instante lo complejo de todo lo que estaba sucediendo. Evitar una catástrofe de ese nivel le supondría un gran esfuerzo, barajaba varias opciones, no obstante en todas ellas era difícil disimular una intervención extraordinaria. Debería depurar más las posibilidades si es que estaba dispuesto a colaborar en tan extravagante petición.

#13

(Miles de años antes).
-¿Qué información es la que manejas exactamente de ambos frentes?- preguntó el doctor Couper de repente-creo que si yo la conociera tal vez pudiera ayudarte.
-No quiero involucrarlo doctor, si nos apresan cuánto menos sepa será mejor para usted, créame- esta vez no habló como un niño, la gravedad de su expresión dejó claro al doctor como había madurado en el corto período de tiempo que llevaban en la cabaña.
Habían transcurrido dos semanas, las existencias habían comenzado a escasear y la preocupación se incrementaba. No se había producido ningún contacto desde el día del trance.
-Deberíamos marcharnos de aquí,-dijo Martín-, creo que no tardarán en dar con nosotros. Siento que no andan lejos.
La madre se puso nerviosa, la posibilidad de que los capturaran e hicieran daño a Martín la hacía sufrir, no pudiendo disimular su angustia. Haciendo acopio de un valor que no tenía, se levantó de la mesa en la que se entretenía haciendo sudokus.
-¡Vamos, si eso es así, debemos ponernos en marcha!-Agitó los brazos haciendo indicaciones de que se movieran.
-¿Dónde iremos?-preguntó el doctor.
-Eso déjeselo a mi hijo, seguro que el sabrá lo que tenemos que hacer.

#14

(Miles de años después).
Trastocar los códigos de lanzamiento de las armas era una posibilidad, solo debía alterar con campos magnéticos especiales o algún tipo de onda a una frecuencia no perceptible el binario que lo respaldaba y todo quedaría paralizado.
-Esta solución lo único que haría sería posponer el conflicto en el tiempo-se dijo mientras recordaba las atrocidades que había contemplado.
-Estos seres están polarizados en extremos, es como si de dos especies totalmente distintas se tratara, externamente apenas hay diferencias significativas sin embargo..., están los que son capaces de infligir el peor de los daños a sus semejantes, indolentes antes cualquier muestra de sufrimiento por muy desgarradora que sea, mientras en otros la espiritualidad en diferentes grados es capaz de hacer fluir una especie de energía invisible que no llego a comprender. Sea como fuere, la solución debe de estar en ellos, han de ser ellos los que pongan fin al conflicto para que no sea algo volátil sino perdurable.
La compleja naturaleza de estos seres no hacía más que confundirlo, no quería tampoco de ninguna de las maneras modificar característica alguna de la especie, debía intervenir si es que lo hacía, de una manera sutil, indetectable.
-¿Cómo parar esto sin intervención directa, sin intromisión?¿cómo?.
Esta incertidumbre le provocaba inquietud notando que estaba siendo afectado en su propia naturaleza.

#15

(Miles de años antes)
No tuvieron que andar mucho, a la salida de la cabaña los esperaban. Martín torció el gesto enfadado consigo mismo por no haber sido capaz de intuir a tiempo la presencia de un ejército de encapuchados.
Los separaron y condujeron a vehículos diferentes. El chico, a pesar de la madurez de la que hacía gala, no dejaba de ser un crío y se sintió profundamente afectado al ser separado de su madre, a la que adoraba. La pena hizo que se escondiera en sí mismo, negándose a pronunciar palabra pese a la insistencia de los acompañantes que en algún momento del trayecto llegaron incluso a la rozar la crueldad.
-¡No te excedas! -gritó uno de ellos que parecía estar al mando- si te pasas podemos perderle. No debemos correr ese riesgo, hemos de llevarlo al lugar convenido sano y salvo. Si algo le sucediera rodarían cabezas, empezando por la mía y después la tuya, no lo olvides.