Iker_Salart
Rango12 Nivel 55 (9568 ptos) | Ensayista de éxito
#1
    Partes:
  • #2

El día 25 de mayo de 1937 el calor sofocaba Bilbao. Mi madre abrió la puerta a un soldado bañado en sudor. La oí llorar desde la cocina. En la nota que el soldado le entregó, el Gobierno Vasco me llamaba a filas. Tres días más tarde tendría que presentarme en la gobernación civil, como todos los quintos de 1925. La puerta se cerró, y al volverse vi las lagrimas de mi madre, y yo me sentí ahogar en ellas. Me acerqué.
Madre. Volveré a casa. Se lo prometo.
Maldita guerra y malditos los africanos. Después de un año el frente estaba a nuestras puertas. Aún no teníamos dieciocho años, y allí nos encontrábamos, frente a gobernación, esperando a que el médico nos nombrara aptos para ir a disparar al enemigo. Muchos de mis amigos estaban allí. Después de un pequeño examen, y dado que había comenzado mis estudios en la escuela de enfermería me nombraron enfermero con el grado de sargento. Al salir de la sala, un oficial me dio el uniforme, las botas y una pequeña bolsa de cuero, ajada y agujereada aquí y allí, y la abrí. "Tus herramientas, enfermero", me dijo. Gasas. Y media botella de alcohol....

Hace más de 3 años Compartir:

1

15

#2

Aquella noche intentamos dormir en el cuartel. A mi alrededor los compañeros se revolvían en sus lechos, y al fondo creí oir unos sollozos, que enseguida se fundieron con el calor y la oscuridad. El viaje acababa de comenzar.

Hace más de 3 años

0

5