Alejandravmartin
Rango6 Nivel 27 (1003 ptos) | Novelista en prácticas
#1
    Partes:
  • #2

Lo que me gusta de las palabras, es la eternidad que desprenden.
El vídeo, la grabación de voz y las fotografías nos enmarcan en un instante finito, no nos permiten ir más allá de él. Como un recuerdo. Siempre el mismo recuerdo. Nada más que un recuerdo.

Pero las palabras no son momentos, -aunque nazcan de la fusión del ser y su situación- las palabras simplemente son. Y por ser, se hacen infinitas. Por supuesto, al parirlas uno se hace eterno junto a ellas. Ya puede uno morir, que sus palabras escritas siempre evocaran vida.

Medité esto mientras terminaba de preparar las maletas que me llevaría al bosque. Mas tarde, en el tren, me di cuenta.
Observaba los campos primaverales y los cipreses pasar ante mis ojos. Ingenua. Y de pronto entró en mi una revelación, comprendí entonces el tremendo acto de hipocresía que había estado cometiendo.
A mis más cercanos les había dicho -incluso, a mí misma me había dicho- que me aislaría durante un tiempo en alguna cabaña dónde cerca habrían árboles, pájaros cantando y aire puro.

Hace más de 3 años Compartir:

2

9
Milena_90
Rango7 Nivel 31
hace más de 3 años

"Las palabras son la fusion del ser y su situación" amé esa frase :)
Espero seguir leyendo!

cla
Rango4 Nivel 16
hace más de 3 años

muy cierto... las palabras siempre evocarán vida :)
¡Muy bueno!


#2

-De verdad irás sola.
Me decían asustados, a lo que yo asentía con fervor.
-Sí, claro, por supuesto, necesito un tiempo ermitaño.

No me daba cuenta, no me había dado cuenta antes. No me iba sola, no era tan valiente.
Pese a que nadie me acompañara físicamente, me llevaba una caja llena de libros, y miles de conversaciones esperando retumbarme los pensamientos.

Todos habían preguntado por qué me iba. No hubo nadie que lo entendiera del todo.Ni si quiera yo misma. Pero me alegra que pese a ello lo respetasen.
Me hubiera gustado admitirles que aquel era un completo acto cobarde.

¿De qué huyes? hubiese preguntado alguno si alguien -entre los que me incluyo- hubiese querido provocar tal situación.

Me hubiera gustado, porque es precisamente a ellos a quienes no les confieso nunca de esa ansiedad que me causa la vida en la ciudad. Las redes sociales, las máscaras, rolles, estereotipos y todo este circo carente de sentido.

No hubiera ganado nada por hacerlo. Ellos, de haberse parado a meditar con seriedad sobre esto, podrían haber salido perdiendo. O lo que es peor, indiferentes. Prefería y prefiero no arriesgar a que lo piensen con seriedad y que entonces tampoco haya marcha atrás para ellos. No soy nadie para arrebatarles su felicidad.

Esa era mi verdad. Estaba cansada del mundo que me había sido dado.
Hay personas que piensan en otros planetas distintos a este, en si habrá vida en ellos o si se podrían habitar. Yo pienso que en este mundo hay muchos mundos, que no hace falta irse a otro para descubrir otras realidades y que esos nuestros mundos están unidos, aunque lo obviemos, por la causalidad.

La desgracia es que nadie quiere ser consciente de esto mientras compra compulsivamente o presume de tomar café en una terraza. Maldigo a las redes sociales por ayudar a promover que esos actos vanidosos son "el bien", "lo que hay que hacer", "la normalidad."

Hace más de 3 años

3

5
ValdiviesoDaniel3264
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 3 años

Que rara coincidencia, reacciono igual ante la modernidad q solo avanza sin conocer y aplasta lo sublime, ancestral, identitario @alejandravmartin