TanHorses_RL
Rango13 Nivel 60 (14271 ptos) | Premio de la crítica
#1

Caminas en dirección al parque, buscas un lugar donde sentarte, aunque realmente no deseas algo en especial, porque no te importa si la brillante luz del sol de verano pega en tus ojos o si es la refrescante sombra de un árbol la que te cobija; miras a tu alrededor y te das cuenta que eres el único que se encuentra solo en aquél lugar, lo cual ya no se te hace extraño, hace tanto tiempo que vives inmerso en tu soledad que incluso has olvidado qué se siente ser escuchado. Decides sentarte en el césped bajo un pequeño árbol, observas a las familias compartir alimentos, amigos riendo y a las parejas que demuestran su amor, te cuestionas el haber salido de tu casa para distraerte, estar en ese lugar te hace recordar lo triste de tu vida y antes de llorar tu realidad, te levantas, das una última mirada al mismo tiempo que sueltas un suspiro tan hondo que sientes ese dolor en el pecho que te recuerda el vacío en tu interior.
-Otro día más-, piensas al darte cuenta que la noche ha llegado, cansado y aburrido de tu propia existencia te dispones a dormir con la esperanza de no despertar…

Hace más de 3 años Compartir:

12

30
Gabe
Rango8 Nivel 36
hace más de 3 años

Pinta interesante

Sigue así c:

Zaper
Rango10 Nivel 47
hace más de 3 años

La segunda persona logra mucho en este texto, empatiza las emociones de soledad, vacio y "envidia". La narrativa excelente, ligera y capaz de atrapar al lector con facilidad, muy buen texto, me gusto mucho la parte donde mira a las otras personas, familias, amigos, parejas..

TanHorses_RL
Rango13 Nivel 60
hace más de 3 años

Hace tiempo que quería experimentar con la segunda persona, todo después de leer "Aura", y me da gusto saber que, en primera te gustase y en segunda que el texto transmitiera las emociones del protagonista. Gracias por tu comentario @Zaper :)

TroodonT
Rango8 Nivel 39
hace más de 3 años

Interesante forma de narrar.

Acá se te coló un tildecito:

solo en aquél lugar

Saludos!!

Oscar_GLeon
Rango6 Nivel 29
hace más de 3 años

Me gusta la segunda persona, que viene de la primera persona, que eres tú, o sea, la segunda persona a la que me refiero. Aunque; metafóricamente, tal vez, la segunda persona seas tu misma, porque de hecho, así es, pues tú estás escribiendo sobre esa segunda persona, que es la segunda persona en tu imaginación pero que posiblemente sea la primera persona o sea tú, porque tal vez estés escribiendo sobre ti.

TanHorses_RL
Rango13 Nivel 60
hace más de 3 años

jajajajaja @Oscar_GLeon deja analizo tu comentario, me enredé con aquello de la segunda persona, que soy yo, pero que posiblemente sea la primera ...


#2

La luz de un nuevo día entra por tu ventana, lastima tus ojos que con trabajo quieren abrirse, deseas quedarte en cama a dormir e intentar pensar que, por un día puedes estar tranquilo; pero recuerdas que tienes que ir a trabajar, estás advertido por tu jefe y sabes que con una falta más te despedirán, odias tu trabajo, la gente hipócrita que te saluda en las mañanas, aborreces el café corriente que sirven en la oficina y la computadora lenta que te han asignado; te preguntas ¿por qué sigo aquí? y tu cabeza de inmediato responde y te hace sentir mediocre, incapaz de encontrar algo mejor.

No tienes alternativa, caminas a la ducha y mientras te bañas, recuerdas aquel accidente que arruinó tu vida, llega a tu mente ese día en que tuviste que visitar la morgue para reconocer el cuerpo de tus padres, quienes venían a visitarte después de ocho años sin verlos, tú les pediste que fueran porque tu trabajo no te permitía salir por muchos días, te maldices y lloras amargamente, piensas en que si tu hubieras ido las cosas serían diferentes, los tendrías contigo; los pensamientos negativos llenan tu mente y te das cuenta que desde ese día, la tristeza se volvió parte de tu vida, que en consecuencia de eso, perdiste también a la mujer que amabas, por no dejar que ella fuera tu consuelo, la alejaste poco a poco, y te diste cuenta demasiado tarde. ‘Todo es mi culpa’, el único pensamiento que ahora da vueltas en tu interior.

TroodonT
Rango8 Nivel 39
hace más de 3 años

Acá un errorcito:

¿por qué sigo aquí?,

Creo, sólo creo que no puedes poner comas y cosas así luego de signos. Si me equivoco me dices, pero que yo sepa para poder poner puntos y cosas así debe estar entre comillas.

piensas es que si tu hubieras ido las cosas serían diferentes

(Esa frase suena rara, quizás ese "es que" debería ser " en que")

Qué trágico el final y melodramático el texto.

Mérito por transmitir eso.

Saludos!

TanHorses_RL
Rango13 Nivel 60
hace más de 3 años

Hola @TroodonT, tienes razón no se puede poner comas.
Leí de nuevo el texto y es verdad, se escucha raro, eso me pasa por no leer lo que escribo antes de publicar. Gracias por las correcciones.

Zaper
Rango10 Nivel 47
hace más de 3 años

Como dije antes, la segunda persona consigue hacer del texto algo muy bueno, me gusta esta parte donde el narrador parece mas la voz de tu conciencia y el computo de acciones cortas narradas al comienzo de esta parte


#3

Recuerdas entonces que aquella mujer de verdad te amaba, pero que fuiste demasiado débil para protegerla y cobarde para pedirle que se quedara; te detienes frente a la sala de tu casa, observas con tristeza el color azul pastel que ella eligió y que cuando estuvo te hizo sentir en el cielo, el coraje y la desesperación inundan tu garganta, encharcan tus ojos, te revuelven el estómago; de sobra sabes que con ella lo tenías todo, pero que no supiste valorarla. El dolor dobla tu cuerpo y caes de rodillas al piso, rompes en llanto, y las lágrimas amargas resbalan por tus mejillas; con una de tus manos logras alcanzar su fotografía, esa en la que el sol hacía juego con su sonrisa y que nunca quitaste de la mesa de centro con la esperanza de que ella volviera.
El sentimiento de culpa envuelve como manto a tu cuerpo, los recuerdos vívidos de tu pasado y de lo que pudiste haber hecho te atormentan, gritan en tu mente, tan fuerte, tan alto que sientes que cualquiera pudiera escucharlos, en un intento desesperado por callarlos, tapas tus oídos con las manos, pero no funciona, resuenan como eco por tu cabeza, en la habitación, sientes que te volverás loco y que tus fuerzas se acaban.

-Solo hay una cosa que puede aliviarme- piensas mientras te levantas temblando, casi a rastras; te diriges dudoso hacia la pequeña cantina que tienes frente a ti, el alcohol siempre ha sido tu salida fácil ante los problemas, las voces en tu cabeza te repiten lo cobarde que eres, lo poco que vales, lo insignificante y pequeño hombre en que te has convertido; y tú, aceptándolo, sin reproche, te pierdes entre las botellas de licor hasta quedar inconsciente, hasta sentir que por solo un momento, no existes.

Hace alrededor de 3 años

6

7

#4

Los rayos de la mañana te hacen abrir los ojos hinchados de tanto llorar, la luz del Sol no te permite terminar de levantar los párpados, cuando lo logras te das cuenta que has pasado la noche en la alfombra de la sala que ahora tiene ese olor a alcohol barato, no recuerdas qué fue lo que paso, pero al levantarte sientes que la cabeza te pesa y el piso se mueve. Al tratar de mantener el equilibrio, caes al piso y lastimas tu mano con una de las botellas rotas que dejaste allí, sientes el cristal penetrar tu palma, pero el dolor no se compara con ese sufrimiento que albergas en tu alma; sin embargo te hace reaccionar y salir de la pesadez que la noche anterior te dejó, vas en busca de algodón y alcohol para curar la herida.

Entonces te miras en el espejo del baño, estás hecho un desastre, la ropa sucia, tu camisa a medio abrochar, el cabello alborotado; sabes que la mejor decisión es tomar un baño, por lo que decides curar la herida de la mano y meterte a la regadera. El agua fría cae sobre tu cuerpo, pareciera que te asfixia, las gotas de agua te congelan, no puedes moverte por un par de minutos; continúas hasta terminar, sales mojado y más cansado que otras veces porque cada día que pasa odias más tu vida, odias más tu trabajo, odias más a tus vecinos. Te cuestionas constantemente por qué no has muerto, y te mofas al pensar que hasta la muerte se ha olvidado que vives, que existes; darías todo por dejar de habitar en este mundo, pero tus intentos por dejarlo han fracasado, como todo lo que has tenido...

Hace alrededor de 3 años

0

6
#5

-¿Qué he hecho mal, para merecer esto?- te preguntas entre lágrimas, golpeas tu cabeza contra la pared una y otra vez, jalas tu cabello desesperado, harto de ser tú, fastidiado de tu soledad, gritas aunque sabes que no hay nadie para escucharte ni para tenderte su mano.
La depresión en la que vives acaba lentamente con la vida que tienes, sabes que ya no puedes seguir así, que debes dejar atrás tu pasado, que debes continuar. Pero los recuerdos de cada tragedia que te ha tocado vivir te corta sin piedad el alma; vienen a tu mente los cuerpos fríos de tus padres y todo lo que te faltó decirles. El arrepentimiento de no decir a tiempo que los amabas te tortura; te dices que siempre fuiste cobarde para expresar tus sentimientos, para demostrarlos. Y entonces te das cuenta que por esa razón el amor de tu vida, de la vida que solías llevar, te abandonó.
Tomas una decisión, buscarla. Nunca habías tenido un impulso tan grande como el que tienes en este momento, sabes dónde vive y su rutina. Buscas la hora exacta para ir a su encuentro, para pedirle perdón por todo el daño que le causaste, para decirle que no la has olvidado. Corres sintiendo el aire chocar en tus mejillas, por fin después de tanto tiempo vuelves a sentir que vale la pena vivir, en tu cabeza pasan mil historias cuya escena son sus brazos. Pero así como el impulso de buscarla llegó, así también se esfumó al verla feliz, radiante, llena de vida, tomada de la mano de otro hombre.

Eled
Rango10 Nivel 48
hace más de 2 años

@TanHorses_JR esta vez siento que te sobre esforzaste. Siempre parece más limpio cuando no intentas hacerlo. Claro obviamente mejoraste esa parte. Éxitos. Seguiré por acá


#6

Te das cuenta que no te necesita en su vida, que quizá nunca fue así. La cabeza te da mil vueltas y sientes que todas las esperanzas que tenías por volver a ser feliz con ella se han esfumado, pero esta vez de verdad notas que ya ningún intento la hará volver; la amas y sabes que volver a ti solo traería dolor a su vida, porque te has vuelto gris. Reconoces que eres egoísta, que solo querías estar a su lado para sentirte bien tú, que no habías pensado en la amarga monotonía que vivía a tu lado; te reprochas haberla ido a buscar, y el alma se te llena de rabia, de coraje e incluso envidia de verlos felices sabiendo que aquella escena pudo ser protagonizada por ustedes.

Das la vuelta y regresas a casa, la impotencia recorre todo tu cuerpo; respiras lentamente para intentar calmarte pero el dolor que en el pecho sientes es más grande, ya no aguantas sentirte insuficiente, te desespera cada mañana abrir los ojos y saberte sin nada, no le encuentras sentido a la vida, ¿por qué estás aquí?
Te sumerges en la depresión en que has vivido todo este tiempo, te cuestionas la razón de que sigas vivo, ¿por qué seguir en un lugar en el que no tienes nada, donde a ninguna persona le importaría que murieras? Así que simplemente disparas.

Flaneta
Rango12 Nivel 58
hace 5 meses

Como escritora de corazón, supongo que después de 3 años para concluir el rollo se habrá quedado descansando.

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace 5 meses

Sí costó disparar, sí...
Pero tiene sentido la pausa y el gatillo.
O el salto.