Beka
Rango7 Nivel 31 (1656 ptos) | Autor novel
#1

Un ruido se escuchaba a lo lejos, quería despertar pero mis ojos se negaban a hacerlo. Estaba sumida en la desesperación por querer moverme y no poder.
Abrí los ojos y lo único que pude ver fue la tenue oscuridad de la habitación en donde estaba, y una luz al final del pasillo.

Escuché el chirrido de la puerta principal y me quedé estática.
La puerta se abrió y pude ver la figura del Hombre que estaba frente a mi y lo reconocí inmediatamente.

El Hombre se acercó a mi, con pasos lentos, mirándome fijamente y con algo en su mano. Me tomó en brazos y me depósito en una vieja silla de madera. Comenzó a acariciarme el mentón, como queriendo decirme que todo iba a estar bien. Cuando llegó a la superficie de la oreja agarró mi cabello y lo jaló hacia adelante. Con lo que traía en su mano me dio un golpe en la cabeza que me envió directo al suelo. El golpe me palpitaba como si tuviera vida propia, tornando todo negro a mi alrededor.

Hace más de 3 años Compartir:

2

15
Iblu20
Rango7 Nivel 33
hace más de 3 años

Un principio muy potente @Beka . Espero que la sigas pronto

Beka
Rango7 Nivel 31
hace más de 3 años

Gracias ;) claro la continuaré! @Iblu20


#2

Siento la brisa fresca que se cuela por la ventana de mi cuarto y el humo saliente de mi taza de café, junto con la melodía dulce de la música todo se siente tranquilo.

Oigo a Jessie llamándome desde su habitación, seguramente quiere mostrarme uno de sus dibujos, y se escucha un grito proveniente de la cocina, luego nada, sólo silencio. Yo no me muevo de donde estoy, estoy paralizada porque no sé qué es lo que hay allá afuera.

Poco a poco iba cayendo en la realidad y entre abrí los ojos, adaptándome a la poca luz que había, cuando estuve completamente despierta, vi a Fitzpatrick frente a mí esperando impaciente.

Él no Habla, nunca lo hace, y considero que siendo así es más peligroso, porque todo el odio y la ira que tiene por dentro no la expresa, se la calla, y me la hace pagar con hechos.
Lo vi detenidamente, observando sus ojos varios segundos, aquellos de los que estuve enamorada tres años y medio antes de que él se volviera contra mí, antes de que se convirtiera en un monstruo, en una maquina de destrucción.

El sonríe, así como lo hizo antes de matar a Jessie ante mis ojos, a mi hermana, a lo único que tenia y quería en la vida después de mis padres. Quiere verme destruida completamente, va a hacerme daño, lentamente, paciente, e insufrible.

Se acercó a mí lentamente, y acarició mi cuerpo, cada vez que me tocaba me sentía sucia.
Miré hacia todas partes en busca de algo que me sirviera para salir de esa casa.
Fitzpatrick miró mi rostro y salió de la habitación.

En el pequeño closet que estaba en el fondo de la habitación habían todo tipo de artefactos de tortura. En lo que me permitían las ataduras rodé mi cuerpo hacia los cuchillos y comencé a rasgar la cuerda.
Cuando ya estuve libre se comenzaron a escuchar los pasos de Fitzpatrick subiendo las escaleras. Como pude, escondí el cuchillo más pequeño debajo de la silla.

Él se acercaba lentamente a mi, hasta que estuvo a unos pocos centímetros de mi rostro, y comenzó a besarme.
Yo me resistía, sus besos prolongados me caían como ácido al estomago.
Comenzó a tocarme la entrepierna, y después embistió con fuerza mi cuerpo, haciendo que sangrara.

Luego de unas dos sesiones iguales, Fitzpatrick se agotó y se dio la vuelta para salir.
Pensando que el cansancio no me dejaría hacer nada, me desató las cuerdas que ataban mis manos, o tal vez fue una clase de recompensa.

Agarré el cuchillo que estaba debajo de mi lo más rápido que pude y lo clavé en su espalda, haciendo que dejara escapar un gemido de dolor.

Intentó agarrarme, pero la salida de sangre no le permitía moverse.

Corrí hacia la puerta principal y salí de esa casa del demonio.

Hace más de 3 años

2

5
AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace más de 3 años

Recordaba vagamente haber leído ya esta historia, y que me gustó mucho. Continúa.

Beka
Rango7 Nivel 31
hace más de 3 años

Si :) ya la había subido antes, pero la borré y le cambié unas cosas. Muchas gracias por leerme! @AngelMagat


#3

Hospital Real de Bethlem, Inglaterra.

La habitación era totalmente blanca. Sin paredes. Nada con lo que podía entretenerme. Había mucho silencio.

Silencio para pensar.

Para pensar que era una asesina.
Que asesiné a Fitzptrick.

La chica del uniforme también blanco viene dos veces al día para revisarme y preguntarme como estoy, la verdad no sé porque lo hace, ya que no tengo un resfriado ni nada.

Cada vez que tengo oportunidad intento decirle que me lleve a casa, que me siento atrapada aquí, que quiero ver a mi madre, y hablarle, pero ella me ignora.

A lo lejos, escuché la voz de jessie, llamándome, de seguro estaba en otra habitación, encerrada, igual que yo. A lo mejor quería mostrarme un dibujo, pero la chica nunca me deja salir.
Cada noche sueño con El, y cada vez pasa lo mismo.

Siempre lo asesino de distintas formas.

Ya era de noche y escuché pasos afuera, la puerta se abrió y entró fitzpatrick con su sonrisa macabra. Yo no podía moverme, no podía defenderme.
El se acercó lentamente, con su mirada fría y penetrante, sacó su cuchillo, el mismo con que yo lo maté hace unos meses, o días, ya no lo recuerdo.

Rasgó mi ropa y yo grité, pero nadie me escuchaba. Me hizo un corte en la pierna, estaba sangrando pero no me dolía.

Grité aún más.

Nadie me escuchaba.

El seguía haciendo cortes en mi cuerpo y mis gritos no parecían importarle.
Luego entró la chica del uniforme con una jeringa, ella no lo veía, ni todo el daño que me hacía.

La chica del uniforme blanco.

Ella me inyectó, y ya no vi más nada.

Lo único que resonaba en mi cabeza era la voz de jessie llamándome para mostrarme un dibujo que luego se convierte en la voz de mi madre, y en la de Fitzptrick.

Nadie me escuchaba.

Nadie veía el regreso de Fitzpatrick.

Hace más de 3 años

6

5
AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace más de 3 años

Revisa un poco tu historia.
Por ejemplo Fitzpatrick lo has escrito con mayúscula y minúscula.

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Muy intenso

Esa vigilia entre realidad y fantasía

Saludos

Iblu20
Rango7 Nivel 33
hace más de 3 años

Buena la mezcla de sueño y realidad, aunque al principio confundía un poco.
Sigues con la misma fuerza. Enhorabuena.

Beka
Rango7 Nivel 31
hace más de 3 años

La estaré revisando :)

Beka
Rango7 Nivel 31
hace más de 3 años

Muchas gracias @Iblu20 la idea era que te confundieras jaja

Beka
Rango7 Nivel 31
hace más de 3 años

Gracias @Romahou me alegra muchísimo que te guste :)


#4

Edward me tomó del brazo y salimos corriendo de la orilla evitando así que el agua salada nos tocara los pies.

-Creo que no tiene mucho sentido escapar luego de que estás todo mojado- Reí.

-Tienes razón-. Edward también sonrió.

Seguimos caminando tomados de la mano, descalzos, sintiendo como los granos de arena se filtraban entre los dedos, y mirándonos con los ojos achinados y sonrisa tonta, característica de las personas profundamente enamoradas.

Había salido del trabajo en la cafetería cuando Edward vino por mí con una “sorpresa” de aniversario por haber cumplido tres meses juntos.

Nos habíamos conocido en mi trabajo, había sido un cliente particularmente especial cuando la primera vez que fue al local yo derramé el café en su camisa perfectamente planchada.

Sorprendentemente volvió.

Andrés, mi jefe, insiste en que sólo volvió porque yo le había gustado, y no por la buena calidad del café y rosquillas por los que era conocida la cafetería, aunque estoy segura que eso también influyó muchísimo.

Luego de eso, Edward se quedaba hasta después que se cerraba la cafetería para invitarme a salir y charlar.

Me pidió que fuera su novia tres semanas luego del accidente con el café.

Había preparado una pequeña canasta con frutas y sándwiches para cuando llegáramos a la playa.

Edward tendía el mantel de cuadros blanco y rojo cuando grité.

-Deja eso y ven rápido, el sol se está ocultando-. Lo apuré, jalando su brazo.

Lo abracé y vi encantada cómo el sol se escondía entre las montañas que estaban a lo lejos. Éramos los únicos espectadores del espectáculo, las personas se habían estado retirando a medida que entraba la noche, Edward y yo encontrábamos esta hora como la perfecta, había paz, sólo él y yo disfrutando de la comida y lo reconfortante de nuestra compañía.

Cuando volví a casa, Jessie, mi hermana menor, me estaba esperando en mi cuarto con una de sus nuevas pinturas. Se estaba preparando para entrar en una academia de arte, yo la apoyaba en lo que podía, sus dibujos eran geniales.

En el lienzo, mi hermana había dibujado un árbol enorme, un roble, grande y fuerte, resplandeciente, en medio de una tormenta. El contraste que creaba la pintura era impresionante y surrealista. Daba la impresión de que en cualquier momento, la tormenta podría salirse de control y tumbar el roble, pero al mismo tiempo, este último se mostraba tan fuerte y firme, que creerías que ni siquiera el diluvio mencionado en la biblia podría con él.

Le conté todos los detalles a Jessie de cómo había ido la noche con Edward, ella se mostró paciente y asentía o preguntaba en los momentos en que yo pausaba, era mi mejor amiga.

Era tarde, así que caí rendida en los brazos de morfeo escuchando el débil sonido de la música que escuchaba Jessie en la habitación contigua, y soñé.

Con ojos negros que me observaban, con la sensación de la arena en mis pies, con el sol y el brillo que reflejaba el cabello de Edward Fitzpatrick mientras se ocultaba, y por supuesto, con manteles que se enredaban en mi cuerpo mientras me entregaba en el amor a mitad de la noche.

Hace más de 1 año

0

0