Andres_Fernando_Saumeth
Rango10 Nivel 48 (5481 ptos) | Fichaje editorial

SUCIO BASTARDO SUERTUDO

Rita tenía 40, y yo, 18; pero con la mirada nos enganchamos, fue una locura. Ella me enseñaba y yo le atendía. Con una ordinaria carcajada, me reprendió por cada una de mis fallas. Supe comprender. Algo satisfecha, se largó. ¿Cuándo la volveré a ver? Seguro mañana, es la mamá de mi compañero.

Hace más de 3 años Compartir:

5

27
MartaGuinart17
Rango11 Nivel 54
hace más de 3 años

Ella 40 y él 18... me encanta el reto que supone unir dos personas de dos mundos tan diferentes, logrando crear el suyo propio.
¡Estaré atenta a las actualizaciones!

Astren
Rango6 Nivel 26
hace más de 3 años

Me recuerda a la película japonesa "El jardín de las palabras". Él decía: el mundo en que ella vive (se refiere a la edad) está muy lejos de mí...

casandra
Rango13 Nivel 64
hace más de 3 años

Ay qué picaros estos adolescentes!!!

Astren
Rango6 Nivel 26
hace más de 3 años

Me cuentas qué te pareció


#2

EL ENCABEZADO

Sigo sin entender cómo fue que terminamos aquí. El motel estaba a unos cuantos kilómetros de distancia, pero tú no podías esperar. Apenas me detenía, aunque ya te abalanzabas sobre mí; por poco no le pongo el freno de mano. Ése sí sería El Encabezado: “Caen al abismo por apretar la palanca errónea”.

Hace más de 3 años

3

9
andres24
Rango6 Nivel 28
hace alrededor de 3 años

😂😂 con todo respeto, me pareció muy gracioso.


#3

LA NOCHE

Un besito tierno y húmedo, como los que me gustan a mí, para pasar una buena noche y despertar agradecido con la vida, por esta picara compañera de cuarto que me han mandado. Pero ella no se detiene ahí, goza al dormir desnuda, acariciándome a cada momento. ¿Así quién se atreve a soñar?

Hace más de 3 años

3

8
casandra
Rango13 Nivel 64
hace más de 3 años

jaja seguro que ni duerme tampoco.


#4

VAYA PAR DE TONTOS

Eliza, hasta su nombre me incitaba al goce, me subía el ánimo de maneras que ustedes no se imaginan. Andaba con esos jeans tan apretados y siempre con la misma sonrisa. Ni siquiera una mirada, más yo conocía lo que a ella le encantaba que la desnudasen con la mirada. Como tonto, yo caía cada día.

Hace más de 3 años

0

7
#5

TREMENDO BOMBÓN

Todo su cuerpo era natural, terso y de un color caramelo. Deseabas comértelo a besos. Sonrisa encantadora y una mirada penetrante, que te provocaba tremenda exaltación. La fortuna era tenerla a tu lado, aunque su fuerte carácter lo hacía todo más complicado. Suerte de mí, que disfrutaba los retos.

Hace más de 3 años

0

5
#6

ANONIMO #69

Es preciso entender por qué te anhelo tanto. Tus largas piernas me incitan a recorrer el mundo entero. Tus bellos ojos café me hacen ver más allá de la niebla. Tu encantadora sonrisa me provoca desde el fondo de mi corazón. Tu agradecido busto me lleva a las más pecaminosas fantasías.

Hace más de 3 años

0

8
#7

ANTOJOS

-¿Estás despierto, mi amor? Sé qué lo estás, a mí no me engañas fácilmente.

-¿Qué pasa, Sara? Son las… tres de la mañana. ¿Qué haces despierta a esta hora?

-Tengo un antojo. No te enojes, quizás te guste. Quiero que me lo hagas ahora.

-¿De verdad?

-No sé si son las hormonas, pero me levanté con ganas de tenerte dentro de mí.

-Espera un momento, deja y busco el lubricante.

-No, deja así. El lubricante no será necesario. Mira, ya estoy húmeda.

-Eso no es lo que tú piensas, Sara. Acabas de romper fuente.

Hace más de 3 años

4

8
andres24
Rango6 Nivel 28
hace alrededor de 3 años

😱😱 Que susto.

YessGuill
Rango12 Nivel 58
hace alrededor de 3 años

¿Romper fuente? ¡¿Qué?!


#8

INSULTOS A LA MEDIA NOCHE

Tenía una mano amarrada y la otra libre, por eso del equilibrio. Yo, una pierna atada y la otra libre, para empujarme con fuerza contra ella. Estos eran los juegos que le encantaban, en los cuales teníamos que esforzarnos para encontrar el desahogo. Anheló por un poco más de presión y con gusto recibió la soga sobre su cuello, gimiendo como los ángeles. “Aprieta más”, me pidió, pero ya estaba al límite, lo más probable era que su fino cuello de cisne se quebraría. No lo dudó y apretó por su cuenta, llegando al orgasmo mientras yo chillaba para que se detuviera. Largo rato duró en abrir de nuevo sus claros ojos. Cuando al fin lo hizo, me llamó: “Pendejo”.

Hace más de 3 años

1

5
YessGuill
Rango12 Nivel 58
hace alrededor de 3 años

Tuvo miedo de dañarle


#9

CHARLAS DEL MUNDO MODERNO #13

Recostado sobre el sofá, a eso de las 4 de tarde, recibí el siguiente mensaje picarón.

-¿Estás libre esta noche, muchachote?

-Sí. ¿Por qué? –Le respondí- ¿Qué quieres hacer?

-Deseo verte, papi. Quiero que me mimes, que me hagas sentir mujer de nuevo.

Al fin pude abrir bien los ojos y descubrí que se trataba del número de mi mamá.

-Te equivocaste de número, mamá –Escribí-. Soy tu hijo, Antonio.

-Discúlpame, hijo. Era para tu padre.

Pero lo que más me chocó fue atinar que mi papá no tenía celular.

Hace más de 3 años

3

5
andres24
Rango6 Nivel 28
hace alrededor de 3 años

¿Qué haríamos en una situación de esas? Fuerte contexto...

EvaSttory
Rango10 Nivel 45
hace alrededor de 3 años

Ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy que se lia una casa !!!

casandra
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 3 años

jaja qué picarona tu mami, a saber para quién sería el mensaje!!


#10

NINA, LA MALQUERIDA

Era una tarde soleada de abril. La agarré por la pequeña cintura y sus largas piernas se enrollaron sobre mi cuerpo. Me susurró un tierno beso al oído y supuse que ya era mía. Desesperado, busqué la manera de quitarle su floreada falda, pero ella, en su goce, supo informarme que ésa era una mala idea. No importa, ya me las arreglaré para que ambos disfrutemos, entonces embestí con fuerza, así lograba sacarle uno de sus legendarios géminos. Muy coqueta, se mandó las manos a la boca, entonces pudimos escuchar la voz de su esposo fuera del granero, quien dijo:

-Nina, carajo, ¿dónde te has metido? ¿Acaso no piensa hacer el almuerzo?

Hace más de 3 años

0

5
#11

CALENTURA

Si estoy enfermo ahora, es por tu culpa. Sí, contigo es que hablo, Ángela, porque tuya fue la idea de ir a nadar desnudos con esa temperatura tan baja, y a esa hora tardía. Pero, ¿Qué estabas pensando? ¿Que no te iba a seguir la corriente cuando te vi quitándote esa tanga rojiza? Ya me conoces. Me encanta tu figura, tu coqueta forma de andar y la forma particular que tienes para incitarme a hacer cosas descabelladas. Sí es que todos los hombres me tienen envidia, por esa mujerona que me mando, arrojada, aventurera y algo atrevida. Ahora te toca tenerme un poco de paciencia, porque si he decido dormir contigo, lo mínimo que puedes hacer es colocarte algo de ropa. Sé que te cuesta, pero comprende. Dos calenturas en mi condición pueden resultar peligroso. Un tierno beso está bien, pero solo eso… por ahora.

Hace alrededor de 3 años

0

5
#12

EN LA OSCURIDAD TODOS SOMOS INOCENTES

A pesar de la intensa oscuridad, el baño resultó relajante, quien iba a pensar que excitante. Por la espalda, me agarró con vehemencia, posando una de sus manos en mi boca y la otra en mi hombría. Se entretuvo ahí, hasta hacerme feliz. Quise agradecerle por el favor. No me lo permitió, mas enseguida notó lo cambiado de mi empuje. Entonces se arrepintió de lo ocurrido. “Lo siento. Creí que eras tu hermano”.

Hace alrededor de 3 años

2

5
EvaSttory
Rango10 Nivel 45
hace alrededor de 3 años

Bonita confusión jejejje

casandra
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 3 años

jaja qué corte!! como se entere el hermano...


#13

ELLA ME CONTAGIÓ

Supe comprender el motivo de su reacción. Muy tierna ella, se llevó las manos hacia el rostro, sin embargo sus bellos ojos, al descubrir algo enorme y desconocido, encontraron la manera de echar un vistazo fugaz. Entonces la sangre le subió a la cabeza. Se puso toda colorada y ya no pudo evitarlo. Era la primera vez que le pagaba a un stripper por danzar. He aquí que mi empeño se duplicó y de repente mi corazón comenzó a bombear empuje hacia el sur. ¡Qué más da! Es una clienta especial y el trato también debe ser especial, por lo que me arrimé a su silla. Tembló al instante y su roce me contagió, hasta el punto de hacerme explotar con una gran sonrisa en el rostro. Se fue contentísima, de eso no queda duda, pues me dejó su número y una gran propina en la tanga. “Por tu gran empeño, y el final contagioso” –Me suspiró al oído- “Si tú lo ha logrado, es porque yo te lo he provocado”.

Hace alrededor de 3 años

1

4
andres24
Rango6 Nivel 28
hace alrededor de 3 años

Me encontraba inquieto por la próxima de la caja. Sin saber cuándo la publicarías. Sin duda valió la espera.


#14

TRAGO AMARGO

De aquel grupo de diez que habíamos salido esa noche para tomarnos unos traguitos, ya solo quedábamos tres sentados junto a esa hedionda mesa de madera. Todos éramos muy buenos amigos, pero aquellos dos en frente mío eran lo que se llamaban mejores amigos. Aun así, yo me la pasaba muy bien con ellos. Los tres teníamos fama de liberales, de mentes abiertas, y hablábamos de cualquier cosa que se nos pasase por la mente. Entre nosotros no existía un filtro de conversación, por ejemplo esa noche platicábamos acerca de lo excitante que podía resultar el sexo anal, bueno, al menos lo excitante que podía resultar para el sexo masculino. Simón, así lo llamaremos, el mayor de los dos, relataba, sin obviar detalles, su última experiencia anal con su actual pareja y le aseguraba a Javier, aunque ése no era su primer nombre, que no se había vivido el verdadero placer si no se había penetrado a alguien por el culo, ésas fueron sus palabras.

Continua...

Hace alrededor de 3 años

1

2
casandra
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 3 años

Ya ves... qué cosas...


#15

Pensando que yo estaba inconsciente debido a la bebida, Javier se acercó a su amigo y muy triste le relató que él ya lo había intentado en varias ocasiones, insinuándole a su novia que debería al menos intentarlo, pero ella siempre se negaba con el mismo pretexto:
-¡NO! Eso duele mucho. Pídeme lo que sea, menos eso. Por ahí seguiré siendo virgen hasta que muera –Explicaba Javier con tanta desgracia.
Entonces, al escuchar esto, Simón lanzó una carcajada tremenda y se olvidó del tema, así como así, porque de esta manera son las charlas entre borrachines principiantes. Luego bebieron un poco más, pues la cerveza no escaseaba al momento.

Minutos más tarde, y luego de que Javier regresara del baño, Simón retomó el tema, diciendo con mucha claridad y solvencia:
-¿Sabes? He pensado en tu problema.
-¿Sí? ¿Qué pasa con él? –Preguntó Javier.
-Deberías pagarle a una puta.
-¿En serio crees eso?
-Desde luego. Por unos billetes, ellas se dejan hacer cualquier cosa.
-No lo creo, Simón.
-Viejo, no te miento, ésa es una experiencia que jamás olvidaras. Luego me lo agradecerás.

Continua...

Hace alrededor de 3 años

0

1
#16

Y de esta forma siguieron, divagando entre pensamientos y opiniones; todo esto mientras continuaban bebiendo cerveza tras cerveza. Cabe apuntar que para esa hora el lugar ya estaba casi vacío, la música había bajado y las botellas eran demasiadas. De pronto Javier tuvo una brillante idea que decidió compartir con Simón, para eso se arrimó al puesto de su compañero y le dijo:
-Ella debe estar exagerando.
-¿Quién… –Hip- debe estar exagerando?
-Pues de quién te estoy hablando, de Raquel. A lo mejor no duele tanto.
-Que va a doler, si lo que se siente es rico –Agregó Simón.
-Lo digo por ella.
-Bueno, eso ya es otra cosa.
-Viejo, ¿podría pedirte una cosa?
-¿Qué cosa? –Hip- ¿Qué será?
-Si te pido esto, no es para que pienses mal de mí… Yo quiero saber si en verdad duele por ahí.
-¿Acaso eres gay?
-¡NO!
-¿Entonces qué es lo que quieres exactamente?
-Que me la metas por el culo –Dijo Javier muy tenuemente, pero no lo suficiente para que yo, en mi estado semi-inconsciente, no lo escuchara-. Pero no pienses que soy homosexual, pendejo. Es para salir de duda, no quiero llegar a pensar que mi novia me miente. ¿Cómo sabe ella que duele?…
Ante dicha proposición, Simón permaneció en silencio, dio un largo trago de su cerveza y escuchó el resto de la absurda petición.
-…Si te lo pido a ti, es porque te tengo confianza. A ningún otro le pediría eso –Llevaba una tímida sonrisa en la boca y sus ojos no lograban concentrarse en un punto fijo-. ¿Qué me dices, ah?
Pero al momento, el efecto del alcohol me pegó fuerte, consiguiendo noquearme por completo.

Hace alrededor de 3 años

0

1
#17

Permanecí dormido por un buen rato, hasta que la altanera mano de la camarera me despertó, agitándome con fuerza de un lado para otro. Casi me meo del susto, aunque eso no fue lo más chocante; lo fue descubrir que Simón y Javier no estaban presentes. Pregunté por ellos, sin embargo solo recibí una vaga respuesta que no llegó a satisfacerme en lo absoluto.
-Cada uno cogió por su lado –Respondió la camarera, al tiempo que limpiaba la mesa y recogía las botellas del suelo-. Ahora no me moleste más, que tengo que terminar rápido mi turno.
-Pero…
-Pero nada, si ellos descargaron su frustración conmigo, yo me desquitaré con usted.

Y ahí terminó todo. A partir de esa noche no volvimos a ser los mismos, nos distanciamos sin una explicación lógica. Los volví a encontrar por la universidad, pero nunca me atreví a preguntarles por lo ocurrido, no me sentía con el derecho suficiente para hacerlo; primero, porque había oído una conversación privada sin siquiera avisar de mi presencia, y segundo, pues yo había sido el que había iniciado a Simón en todo este asunto del sexo anal. En cierto modo, me sentí responsable de esa ruptura. De la nada surgió el rumor de que Javier terminó con su novia, dizque por traicionera y mentirosa, y ahí todo concluyó. ¿Quién iba a pensarlo? El más clavado de todos resulté siendo yo, sin el pan y sin el vino, sin mis amigos más cercanos y sin mis compañeros de tragos. Ahora brindó solo, un trago largo y amargo que es difícil del pasar en solitario, sin un oído comprensivo.

Hace alrededor de 3 años

0

1
#18

MI ÚLTIMA OCURRENCIA

Qué lamentable recuerdo sería éste, en el cual ella le hacía el amor a él con tanta pasión y yo, enterándome por haber regresado del trabajo antes de la hora acostumbrada. Había bebido de todo, cerveza, whisky y hasta un poco de brandy de jerez, sin embargo esa espantosa imagen seguía apareciendo dentro de mi cabeza. Pero la pena no era lo que más me acongojaba, sino el hecho de haber olvidado la pastilla de viagra ingerida mientras conducía a casa. Se suponía que era una sorpresa para ella, llevábamos meses sin hacerlo, pero ahora se convertiría en la pesadilla de aquél que entrase al estudio. Tremenda firmeza se materializaba en mis pantalones. Poco era lo que me faltaba para terminar, la espuma ya salía de mi boca y yo, agitándome sobre el suelo, continuaba imaginándome su preciosa boca anhelando por un poco más de empuje.

Hace alrededor de 3 años

0

1
#19

¡HÉROE DE MIL BATALLA, MUERTO EN ACCIÓN!

Bajo un gran aguacero, nuestros cuerpos por fin se encontraron, luego de tres años, dos meses y siete días, aproximadamente el tiempo que duró mi período en el frente de batalla. Ella aún mantenía su belleza intacta, de grandes caderas y senos hinchados; y yo, yo todavía conservaba ese fuego interno que me calcinaba por dentro cada vez que la veía llegar a lo lejos, con el meneo de su andar. Poco habló, no era su fuerte, aunque sus tiernos besos te relataban sus más profundos secretos, o eso pensé.
-Rápido, pide una habitación –Me dijo.
-¿Por cuánto? ¿Una hora, dos horas? –Le pregunté.
-Las que sean necesarias para complacerte…
Me deseaba, me anhelaba; lo sabía. Su cuerpo se alivianó luego de la primera caricia y pronto se entregó por completo al goce de la carne. Sudaba, temblaba, pero pujanza pidió y con gusto marché hacia el sur, divisando la cicatriz a lo ancho de su vientre. Me encantó de inmediato, conocía sobre sus dos pequeñas hijas, Mariana y Liz, sin embargo angustióse cuando al fin encontré el moretón a un lado de su cola morena.

Hace alrededor de 3 años

0

1
#20

-¿Te golpea? –La interrogué, recorriendo lentamente el camino en relieve trazado por la cicatriz.
-Solo en ocasiones especiales, y porque yo se lo pido.
-¿Por qué no lo dejas y te vienes a vivir conmigo, como siempre lo habíamos planeado?
-Es complicado. No lo entenderías.
-Habla, mujer, que yo sabré comprender.
Titubeó.
-Porque a ti te quiero, pero a él lo amo. –Me respondió, tomando, al momento, las riendas del placer.
-Es lo mismo, ¿no es así?
-No, no lo es, y por favor, no me pidas más explicaciones, porque no puedo ser más clara.
De un momento para otro su cuerpo palpitó y se dejó tumbar sobre mi pecho, anhelando por un poco de discreción, aunque eso era imposible para mí. El enfrentamiento apenas comenzaba, y ahora me tocaba a mí.
Contuvo la respiración por escasos segundos, luego dio un fugaz gemido y su labio mordió, evitando así que su boca la delatara de lo bueno que lo estaba pasando sin control, embestida tras embestida, mientras me enganchaba fuertemente de su ancha cintura.
-¿Te ha hecho así de feliz? –Le pregunté.
Pero no respondió.

#21

-Respóndeme, ¿Eres feliz?

Volví a preguntar, acelerando el ritmo de mis arremetidas, hasta que por fin logró pronunciar palabra.

-Mejor calla, y sigue, sigue así…

Hasta fundirse en un solo estallido, clamando por un merecido descanso, para su atormentada alma y su cuerpo agotado…

Lo siguiente que hizo fue despertar sobre mis brazos. Había dormido un largo rato, sin embargo no me atreví a perturbarla de su siesta. Su respiración tan tranquila y delicada convirtióse en la más bella de las melodías para mis sentidos. Seguía lloviendo afuera, a cantaros, pero eso no le impidió volver a colocarse su falda, quedándose de pie frente a la ventana empañada del pequeño motel, con el ceño fruncido.

-¿Cuánto hemos tardado aquí? –Ella preguntó.

-No más de tres horas. Pero escúchame, yo también he comenzado a preocuparme por el mal tiempo. Al menos ellas están con su papá.

-No deberían.

¿Por qué no? ¿Las maltrata a ellas también?

-Yo no se lo permitiría.

-Quiero conocerlas. Ya es el momento.

-Quizás. Ya veremos.

-¿Quizás, ya veremos? Esa no es una respuesta. ¿Cuándo las conoceré?

-Nunca. No te acerques a ellas, ¡JAMAS! Esto, esto lo hice por lástima, para quitarte de encima mío, porque te lo debía de cuando estábamos comprometidos, pero nada más. Lo nuestro terminó hace tres años, cuando decidiste enlistarte… ¿Sabes qué? Todo esto fue un error. No vuelvas a llamarme.

Y se largó de ahí, apenas colocándose su colorida blusa, dejándome con cierta desazón en la punta de la lengua. Y yo que creía haber regresado a casa como un héroe de la guerra. Qué equivocado estaba, supe acertar al instante, con un hueco en el corazón.

oikosBsAs
Rango12 Nivel 58
hace casi 3 años

@Andres_Fernando_Saumeth Hola. Buena. De todos modos he aprendido a hacer los diálogos más oblicuos. No a responder en forma directa, algo como más indirecto, dejando cosas que seguir respondiendo.