Jean
Rango7 Nivel 32 (1834 ptos) | Autor novel
#1

Poco a poco, tus pequeñas mentiras me carcomían por dentro, cada vez era más insoportable, el verte llegar con aquel pintalabios difuminado, y tú, sin apenas disimular aquellos besos que él te había robado. Con el pelo alborotado, y la misma excusa del viento huracanado que hacía. Qué extraño, pensé. Hacía sol.

Dormíamos en la misma cama, esa que tanto insististe en comprar, siendo por aquel entonces ya desconocidos... Se me hacía imposible el dormir, ver esa cara de felicidad y pensar que yo... yo dejé de ser el motivo de esta.

Calurosas mañanas de verano se convirtieron, de un día para el otro, en gélidos días de invierno. Aquellos días te buscaba con el rabillo del ojo, en busca de tus candentes labios para entibiarme. Esperaba y esperaba, pero quedó en nada.

Recordar, que te preguntaba constantemente si todo iba bien, y que respondieras con esa frialdad, digna de la mejor reina de hielo, que sí. Que todo iba perfectamente, y que siempre me extrañabas...

Y dime. Si era cierto que tus ojos anhelaban los míos... ¿Por qué dejaste que el tiempo oxidara lo que una vez fue acero?

Hace casi 5 años Compartir:

6

9
Demer
Rango6 Nivel 29
hace casi 5 años

Escribes muy bien, quiero leer más ;)

Jean
Rango7 Nivel 32
hace casi 5 años

Gracias, gracias y gracias. Y escribiré más para vosotros.

quizas
Rango3 Nivel 11
hace casi 5 años

¿Por qué dejaste que el tiempo oxidara lo que una vez fue acero? (oh, monada)

Jean
Rango7 Nivel 32
hace casi 5 años

¡Jajajaja palomita! Es una metáfora interesante.

Jean
Rango7 Nivel 32
hace más de 4 años

¡Muchísimas gracias, Edward! Un placer deleitarte