Miguel_Otxoa
Rango11 Nivel 53 (8295 ptos) | Artista reconocido
#1
    Partes:
  • #2

El circo rugía de impaciencia, bullía de excitación. Los niños agitaban sus manitas, deseosos de ver a quien los haría reír, e incluso los adultos aplaudían, contagiados de la felicidad que manaba de la juventud. Con todas las entradas agotadas, no cabían ni una sola alma viviente más en aquél pabellón, y la fuerza atronadora de mil gargantas amenazaba con derruir las gradas, en un alarde de fogosa pasión.

Al circo jamás le había importado la edad de su elenco, solo sus aptitudes. Fue por ello por lo que, cuando aquél niño de cuarenta años se presentó ante ellos, lo acogieron con sincera felicidad entre ellos. Poco tardó el hombre en sentirse como uno de los demás, e incluso consiguió forjarse, a base de martillear su ingenio, una reputación. Y así, empezó la historia de un payaso. El mejor de todos ellos.

Hace más de 3 años Compartir:

7

17
MartaGuinart17
Rango11 Nivel 54
hace más de 3 años

Prometedor inicio, sin lugar a dudas. Aunque no podía ser de otra forma, siendo tu el autor. ¡Estaré atenta a las actualizaciones, compañero!

Miguel_Otxoa
Rango11 Nivel 53
hace más de 3 años

Cuánta buena gente por mi humilde morada, @MartaGuinart17. Es un placer tenerte de nuevo por aquí, aunque sea intentando insuflarme ego con halagos inmerecidos jajaja
No sé cómo irá esto... Ya sé qué quiero escribir, pero estoy experimentando, variando un poco de lo que normalmente acostumbro. Ya sabes, saliendo de la zona de confort y todo eso... jajaja
Espero no defraudarte la próxima vez que pases por aquí.
¡Un abrazo, amiga!

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace más de 3 años

¿Los niños agitaban sus manecillas?

Miguel_Otxoa
Rango11 Nivel 53
hace más de 3 años

@AngelMagat Me he colado. Quería emplearlo como diminutivo de manos, pero tienes razón. Sutil apunte jajaja ya está corregido, como debe ser. Gracias por leer y verlo jaja

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Disparas la imaginación, amigo

No puedo esperar y sí solo suponer cómo seguirás

Miguel_Otxoa
Rango11 Nivel 53
hace más de 3 años

Me dijiste que escribiera más, @Romahou, y eso intento. Mejor o peor, ahora escribo algo diferente jaja
Ya me dirás si supones bien o no...


#2

Sí, hablamos de un payaso. Y ya sé lo que estáis pensando. ¡Seguro que era gracioso! Sí, de eso no os quepa la menor duda. Lo era. Cuando actuaba como un payaso.

No os mentiré. Esta historia no es feliz. Y no lo es por nuestra culpa. Sí, me incluyo a mí, y os incluyo a vosotros. Quizá no le veáis el sentido ahora, pero seguid leyendo, y comprobaréis por qué.

Como he dicho, poco tardó en colocarse en la cúspide de su arte. Era un hombre alegre, vivaracho, sencillo y feliz. Gracias a sus funciones, el circo creció, pues el aforo siempre estaba completo. La gente disfrutaba con todo lo que el elenco servía, pero pedían a gritos la función del maestro. Y, de vivir en un mundo perfecto, todo habría continuado así hasta que el hombre, ya marchito a causa de la edad, hubiese finalizado su carrera, con los más altos honores… Pero en este mundo, la perfección es una mera utopía, así que no podía acabar así. De tal modo, el payaso desapareció. Y, como policía, fue deber mío encontrarlo.

Me ahorraré todos los pormenores sobre mi investigación, nada entretenida. Sobre las múltiples pistas, todas ellas baldías, y sobre cómo, fruto de la más fastuosa curiosidad, pude hallarlo, oculto tras otra identidad. Lo asalté, y hablamos. Me permitiré el lujo de realizar una transcripción literal de nuestras palabras, pues creo que la ocasión lo merece.

Lo encontré en la terraza de un bar, encorvado sobre la taza de algún líquido que debía arder, a juzgar por la densidad del humo que brotaba de ella. Le daba pequeños sorbos, arrugando la nariz en un hosco gesto cuando se quemaba. Me senté a su lado y pedí lo mismo, fuera lo que fuese. Entonces me miró, con esos claros ojos azules. Fue una mirada fugaz, sutil. No necesitó más.

-Me conoces – dijo. Mi respuesta, un prolongado silencio, solo se vio interrumpida por el tenue murmullo de gratitud que dirigí a la camarera que, gentil, depositó la taza ante mí, con una onerosa sonrisa.

-Imagino que pensarías que me habían secuestrado - comenzó a decir, llenando el silencio –. Pero supongo que no lo creíste, porque, ¿quién podría secuestrar a un payaso? – El hombre hablaba, posada su mirada sobre el vaso que tenía ante él –. Y ahora estás ante mí, y estoy ileso, lo que corrobora tu teoría, esa en la que decidía refugiarme en la soledad del mundo, a la espera de que se me echara en falta.

Parpadeé, sorprendido por la exactitud de sus palabras. Pero me limité a tomar un trago del líquido verde que tenía ante mí, que parecía ser té, evitando que percibiera mi sorpresa.

-Y bien… ¿Por qué decidiste hacerlo, entonces?

El hombre se erigió. Su pelo, entrecano y lacio, caía sobre su frente, hasta que, con una suavidad inusitada, él lo sostenía detrás de su oreja. Su tez, morena, enmarcaba unos ojos azules, bellos y cristalinos, que contrastaban con la opacidad de las emociones que reflejaban.

-Tú, intuyo, eres policía. La gente te respeta. Seguro que incluso algunos niños sueñan con ser como tú. Tu mujer te quiere, o, si no, tu novia, o las mujeres con las que yazcas, me da igual. Yo, en cambio, soy un payaso. La gente me necesita. Medio mundo anhela reír. Las carcajadas suenas huecas, vacías, hasta que gente como yo les da un sentido, una razón de ser. Pero luego, solo hay desprecio por su parte. Nadie valora una profesión altruista como la mía, la de un soñador. Niño adulto, me llaman. Y hay connotaciones despectivas en ello. Ningún niño sueña, jamás, con ser como yo. Y, si alguno se atreviera a decirlo, sus padres lo acallarían rápidamente, disipando su ilusión tan rápido como se arranca una flor de la tierra, sin mirar si el dolor que le producen es más fuerte que la felicidad que esperan para ello. Y… – el hombre baja su mirada – necesitaba recobrarme de tanta indiferencia, de tanto desprecio simulado. Pero ya he llorado lo suficiente. Y era necesario, pues he encontrado mi mejor cara – su rostro, al levantarse de nuevo, muestra una amplia sonrisa –. Mi mejor obra. Y estoy preparado para volver.

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Quiero ver esa función...

Separaría los párrafos y los diálogos. Espacio entre letras para mejor lectura y ritmo.

Opinión, como siempre...

Te refieres a @Miguel_Otxoa , @SDA_love50
Yo apenas escribo ya...jajajaja

Miguel_Otxoa
Rango11 Nivel 53
hace más de 3 años

Yo también quiero verla escrita, compañero... A ver cómo sale jajaja
Tienes razón, por supuesto. Mucho más ligera a la vista, más estética y limpia. Gracias por el consejo. Y @Romahou ... escribe más.

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Espero volver en noviembre con todo mi esplendor... A escribir breves y sentidos...

Ahora es novela novela novela...

Ya contaré

Abrazos y tragos

Miguel_Otxoa
Rango11 Nivel 53
hace más de 3 años

Novela novela novela... ¡Yo quiero leer alguna novela tuya! Acabada o sin culminar. He visto cómo te desenvuelves en lo breve, pero no así en lo escrito... No voy a exigir, no todavía. Además, este cuatrimestre estoy más ocupado que en ninguno otro durante mi carrera, así que, para más adelante. Pero no se me olvida, compañero @Romahou...

Ichabod
Rango11 Nivel 50
hace más de 3 años

Me gusta, me gusta, me guuuuuuusta...

Espero la obra del payaso @Miguel_Otxoa , pero no se porqué, ha pasao un fugaz pensamiento de una obra no apta para todos los públicos. La palabra "venganza" suena en mi mente... Quizás le estoy dando un toque demasiado oscuro jajaja!!

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Me ha sonado similar @Ichabod

Esa sonrisa gastada, esa actitud vital, esa última gran actuación como nunca otra...

Miedo...

Creo soy mejor en los breves que en novela @Miguel_Otxoa .
Pronto fuera de dudas, publico en breve.
Os tendré al día.

Abrazos

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 3 años

@Miguel_Otxoa, reflejas muy bien el lado menos alegre de esa bonita profesión.
Si te apetece, te invito a pasar por mi historia, El payaso, le tengo un cariño especial. Admiro mucho ese oficio.

TinadeLuis
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 3 años

¡Qué bonito! El payaso que se encuentra a sí mismo, que se recarga a sí mismo de "ser" y "autenticidad". ¿Quién no se imagina que detrás de este oficio se oculta siempre una historia triste? Son muchos los que ni se paran a pensar que dentro de esa persona pudiera existir un alma. Muy bonita, @Miguel_Otxoa.

Miguel_Otxoa
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 3 años

Muchas gracias, @TinadeLuis. Este relato está inspirado en una canción, que habla más o menos de esto, de los sentimientos opuestos que anidan en el corazón de un payaso. Poca gente piensa en ellos, pero siempre han sido necesarios.

El relato, si somos sinceros, aunque podría concluir así, pretende seguir, aunque, como verás, no encuentro ni el tiempo ni la inspiración adecuada para su continuación. Espero que algún día...

¡¡Muchas gracias, compañera!!

Nocleido
Rango6 Nivel 27
hace alrededor de 3 años

Quizá sea la imagen elegida del famoso payaso Pogo, segunda piel de John Wayne Gacy, la que me lleva a imaginar que el individuo de su historia es capaz de llegar a realizar cosas tan atroces y horribles a su público.

Lectura muy amena con regusto a impaciencia por saber como continúa, amigo.

Miguel_Otxoa
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 3 años

Oh, @Nocleido, un buen apunte. Aunque he de decir que desconocía ese dato y esa imagen de portada es fruto de la más fabulosa casualidad... ¿O no?
Tengo la historia abandonada. Cuando tenga tiempo y la inspiración me ilumine, prometo sacarte de dudas. Intentarlo, al menos.
Muchas gracias por tu tiempo y paciencia.