Mia_Garcia
Rango8 Nivel 37 (2762 ptos) | Poeta maldito
#1
    Partes:
  • #2

Esta es la historia de Paul Derriks, ¿Qué quien es Paul Derriks? te preguntas.

Muy sencillo es un hombre ambicioso, con un fuerte carácter, en ocasiones puede parecer prepotente. Siempre obtiene lo que quiere, siempre.

Además es el personaje que trae de cabeza a Beth, la protagonista de "Sobre Sus Tacones". Esta historia nace para contar la versión de la historia de Beth y Paul, o mejor dicho la posible historia entre Paul y Beth. Pues ambos tienen un carácter fuerte, cada uno por diferentes motivos.

Ella por un gran... (no puedo decirlo todavía, porque esta no es su versión).

Y él, él porque siempre ha sido arrogante, a la par que misterioso. Adorable e irresistible para las mujeres, u odioso y pesado, depende de la mujer que lo mire.

¿Crees que, al final, habrá historia? ¿De Amor? ¿De odio? En breve conocerás a Paul, y a Beth, solo tienes que ir a Sobre Sus Tacones para conocerla algo más.

Hace más de 3 años Compartir:

7

14
eleachege
Rango17 Nivel 82
hace más de 3 años

Bueno @Mia_Garcia ya estoy montado "En sus zapatos" y esperaré la versión que nos tienes, sobre Beth y Paul Derriks. Un saludo para ti.

Mia_Garcia
Rango8 Nivel 37
hace más de 3 años

@GerGERTZEN no sabia a la frase que te referías... es está en esta versión... cuandi digo su versión... me refiero a la versión de Paul... porqué la de Beth está en Sobre Sus Tacones


#2

CAPITULO 1: ¿QUIÉN ES PAUL DERRIKS?

Llevaba tiempo observando, más del que quisiera, quizá lleve más de una década. El tiempo pasa demasiado deprisa, pensó sentado frente a su ordenador, en su amplio despacho. Miró a ambos lados, todo lo que le rodeaba era glamour, siempre había sido así, desde bien pequeño. Procedente de una familia de las más acomodadas, dueño de la mitad de las empresas del país, y de parte del extranjero.

Desde hace un par de años, varias fusiones empresariales, le habían colocado dentro del ranking mundial de millonarios.

La riqueza le venía desde la cuna, su abuelo un gran empresario, que después formó parte, de la alta alcurnia política, su padre siguió sus pasos, al igual que su hermano mayor, metidos en la gran política nacional, e internacional. Él siempre había permanecido a la sombra de sus dos hermanos mayores. Heredó, lo que a partes iguales les tocaría a todos, pero con la diferencia, de qué, a sus hermanos, no les interesaban los negocios. Por lo que, cedieron su control absoluto a Paul. Qué desde que terminó sus estudios, se hizo cargo y estuvo al frente de la gran mayoría de empresas familiares.

En cuanto a su vida social, poco se conocía, acudía a los grandes mítines de sus hermanos, y a los eventos que sus empresas realizaban, al igual que a aquellos eventos solidarios con los que colaboraban, desde el gran entramado de empresas que poseía.

No se le conocía novia o mujer con la que hubiera sentado su cabeza. Se le había relacionado con algunas de las más ricas herederas del país, y con grandes modelos, actrices, y un amplio etcétera.

Pero desde bien joven, el solo tenía una persona en mente. La hermosa y joven, morena de cuerpo fastuoso, que corría, tras aquel imbécil de Alan, un compañero de universidad, con él que al terminar la carrera terminó casándose, aunque no duraría mucho. Los continuos engaños con mujeres, fueron descubiertos al poco de contraer matrimonio.

Aquella mujer, que siempre le había quitado el sueño, era morena, de curvas inspiradoras, que dejaban entrever el placer de compartir una vida con ella. La hermosa Beth, sus ojos color castaño, eran de un color especial. Era de una belleza irreal, y a la vez modesta. Estaba obsesionado con ella. Jamás pudo acercarse más, de lo que hasta ayer, lo había hecho.

Durante una década, intentó localizarla, después de saber que se había divorciado. Pero no había sido hasta hacia poco más de un año, que la había vuelto a encontrar. Ella montó un negocio con un viejo amigo, amigo común, aunque quizá fuese más amigo de ella, que suyo propio, pensó.

Y continuó con su trabajo. La mañana pasó en un suspiro, varias reuniones, algunos emails, con su grupo de amigos. Esa clase de amigos con los que compartes hasta tus grandes miedos, y tus hermosas perversiones. Estaba deseando que llegase la tarde, pues aquella tarde, volvería a ver la hermosa Beth, habían concretado una reunión en el club. Una despedida de soltero se proyectaba sobre el grupo.

Llegaron al club con la puntualidad que les caracterizaba, entre risas, y el tintineo de los hielos en el cristal de sus copas, amenizaban la espera. Ash se apartó del grupo, tomando su móvil, parecía algo nervioso. Después de más de treinta minutos, aquella mujer aparecía allí.

No se parecía en nada, a la que la noche anterior había estado observando, la vestimenta de ahora la hacía parecer una joven desenfadada, nada similar a lo que en el club parecía.
Una dama de hielo, con mano de hierro, encargada de los más mínimos detalles, con mirada fría y distante, paseaba por el club, observando cada pormenor, parecía preocupada en todo momento. Sus ausencias durante la noche eran evidentes, ¿dónde iría? Se preguntaba cuando la veía desaparecer por aquel largo pasillo.

Se deshizo de los pensamientos de la noche anterior, vio como Calvin y Ash se acercaban a ella, aunque solo Ash permaneció a su lado, buscando explicación, sobre algún tipo de comportamiento. Un suave toque en el hombro, distrajo su atención, y cuando volvió la mirada nuevamente a la puerta, Ash caminaba con aire desenfadado, e invitándoles a pasar por aquel pasillo. Quizá descubriría donde iba Beth la noche anterior.

Comenzaron a caminar por aquel angosto, pero largo pasillo. Se quedó de los últimos, observando cada detalle, el color de las paredes, los marcos de las fotos, algunos eventos importantes del escaso recorrido de aquel club, la apertura, alguna fiesta señalada, los rostros imperceptibles de los que se hayan en las fotos. A mitad del pasillo se encontraron con una puerta, daba a una gran sala de reuniones. Beth permanecía sentada al frente de la mesa. Estaba radiante, parecía enfadada. Todos los asistentes fueron tomando asiento. Cuando quiso darse cuenta, solo quedaban huecos alejados de la hermosa Beth, esa que consumía su vida desde hace bastante tiempo.

Al ser uno de los organizadores de aquella fiesta, decidió levantar a uno de los ya sentados, y tomar su asiento. Desde allí, no estaba tan alejado, quizá no era tan cerca como pretendía. Pero su visión de aquella mujer era excepcional.

Hace más de 3 años

4

9
eleachege
Rango17 Nivel 82
hace alrededor de 3 años

Bueno @Mia_Garcia, estaremos esperando por ese primer encuentro entre Beth y Paúl. Saludos

Mia_Garcia
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 3 años

@eleachege... el primer encuentro esta en Sobre Sus zapatos... en la parte de la historia contada por Beth

eleachege
Rango17 Nivel 82
hace alrededor de 3 años

Ah Ok ya entendí. "Sobre sus tacones" es tu primera historia y no la he leído, pero le dí un vistazo para entender esta. Un saludo @Mia_Garcia

Mia_Garcia
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 3 años

Uis puse zapatos... estaba dormida. Era tacones. Jajaja. Menos mal que me entendiste @eleachege