CrisFigueroa
Rango6 Nivel 28 (1140 ptos) | Novelista en prácticas
#1

*Antología de relatos, poemas y otras cosas pequeñas que nacen del desasosiego de estar enganchado a las uñas de la corriente de un río.*

La vida (ya se sabe) es una corriente que a veces subterránea nos envuelve con su calidez de estrella, y nos permite escuchar su eternidad en el sonido de su agua. A veces es también luminosa, y en sus reflejos vemos árboles que nos sonríen, sentimos peces que nos hacen cosquillas en la piel, y olemos a la tierra mojada en la orilla.

Pero hay momentos, grandes curvas por la corriente que se desboca y cae en picada; en los que nos damos cuenta de que nos tiene enganchados con sus uñas, y toda esa belleza que habíamos visto y sentido antes por ella, la cambiamos por la incertidumbre de no entender por qué nunca nos suelta.

Hace alrededor de 3 años Compartir:

3

5
7mo31
Rango5 Nivel 23
hace alrededor de 3 años

Hola Cris, encanta tu relato... No tengo claro lo de la invitación... Un abrazo.

CrisFigueroa
Rango6 Nivel 28
hace alrededor de 3 años

Hola @7mo31 gracias :)... lo de la invitación es que lean si quieren, haha


#2

Tallo blanco

Cuando sus piernas reventaron

se hicieron tiras en el suelo

que hacia el sol ansiaron crecer.

Como un Ocozol quiso ella estirarse;

durante años deseó un árbol ser.

De sus raíces tardó en brotar

más de diez años un tallo blanco,

de paz y acierto, de seguridad.

Un tallo blanco llegó a cantar

con las hormigas y plumas de sal.

Bajo la luna luego sintió

que era frondosa como un Ocozol,

pero a la luz del día ella se vio mejor

y encontró que no era así,

no era un árbol como todos.

Pero eso no le impidió

darse cuenta de que ella era luz,

luz de flores y pétalos largos

que se reían por el jardín.

Fue lo más bello que había allí.

Hace alrededor de 3 años

0

2
#3

Gracias Chicharrita

A mi tía, quien perdió a una madre, pero ganó hace poco a una nueva vida.

Fue hace más de veinticuatro años que tus manos dejaron de guiarme, pero tu recuerdo permaneció levantándome cada vez que llorando por ti me veías. Es la sensación de esperanza que dejó tu pérdida tan lastimosa la que me ayudó a entender que yo debía seguir adelante sin nunca pensar en dejarte atrás.

Por muchos años mi vida llovió y se destruyó debajo de todas las gotas que inundaban a mi pecho; pero sé que esos pedacitos de mi esencia crecieron hacia el cielo para extenderse a través de las nubes y dejar un espacio para que se sembrara una raíz de color grisáceo y brillos ocres.

Lo sé porque yo vi cómo de esas nubes brotó, no tu risa, sino la respuesta de tu sonrisa en algo tan diminuto como la nueva vida de un niño que aun espero que abra sus ojos. En él encuentro que, en efecto, tú me diste todo; y sobre él lloro más lágrimas, pero de agradecimiento, porque me has heredado tan perfecta fortuna.

Hace alrededor de 3 años

1

2
7mo31
Rango5 Nivel 23
hace alrededor de 3 años

Muy conmovedor y tierno... Este relato me lleva al pasado y me proyecta al futuro, con ese ser que ha de llegar, cargado de vida , a llenar vacíos y combinarse con nuestros recuerdos... Un abrazo.


#4

Árbol de nueces

Junto a las 3 corrientes que Dios dibujó en el mar,

una tortuga violeta espera a que dos peces la vean

y le den una señal con sus ojos de hueso.

La tortuga observa sus escamas,

entiende que todas se conectan.

Ama que en ellas se dibuje un árbol deforme

que cuelga de los barriletes de noviembre.

Y espera,

sigue esperando a una señal,

que le apunte a una corriente,

en la que nade a su árbol de nueces.

Hace alrededor de 3 años

1

2
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace alrededor de 3 años

Grande
Sentido y bueno

Espero que sigas

Saludo