BeltieroZ
Rango9 Nivel 41 (3467 ptos) | Escritor autopublicado
#1

Un pequeño robot tocaba la puerta de madera de la familia billones, quien abrió fue una hermosa muchacha, el robot sintió palpitar su corazón "pum" y paro,, la muchacha cogió al robot por las axilas, levantándolo y mimándolo como un pequeño bebe
- cartino , ¿ pudiste completar la tarea que te di?- la muchacha musito con un pequeño canto susurrante
- informe de la misión doce - una voz cromática y rebotica salio del ser de metal - la misión fue un éxito
- te dije que podías hablar normal cuando estés conmigo - recogió un mechón de cabello que le rodaba por su pálido rostro, poniéndoselo delicadamente y con suaves y elegantes movimientos, luego de esta acción , la desnudez la invadió, dejo ver las puntas de sus largas y afiladas orejas - se sonrojo - pronto se dio cuenta que el robot era el único que estaba presente, la calma no la invadió del todo, al pequeño robot se le electrificaron las dos antenas que le salían por la redonda cabeza

Hace más de 3 años Compartir:

1

20
DarioAkc
Rango6 Nivel 25
hace casi 3 años

me atrapo. Es entretenida tu historia, demasiado.


#2

Monkeseran y la caja musical

La luna había llegado a su fin, los ladridos de los perros marcaban el amanecer, el sol morado como las oscilaciones del viento alumbraban la ventana de la bella muchacha, el pequeño robot la observaba despertar
- Señorita hoy ase un bonito día – dijo el robot
La muchacha se levantó desnuda el pequeño robot se sonrojo, se puso la piel de una gran bestia que hace mucho había quedado extinta “los osos” la piel cubrió su bello cuerpo desnudo, se recogió el cabello para dejar ver sus orejas de elfo, ya no le causaban vergüenza y menos frente al pequeño ser de lata
- Me iré cartino – susurro la muchacha – el robot se mostró un poco incomodo
- Señorita – hizo una pausa, miro abajo buscando las palabras correctas- ¿puedo acompañarla?
- No – dijo la muchacha en tono serio – no sé dónde iré, mientras tanto tu debes quedarte cuidando la casa de esos feos alienígenas
El robot salió deprisa de la habitación de la chica, la muchacha se quedó mirando la puerta enseguida se puso hacer su maleta
- No me ara mal llevar una pistola – puso la pistola con seguro de vida incluido – aunque soy más de cuchillos – jugo con una pequeña pero elegante navaja, se la paso por el cuello - pero, por que dejar atrás mis raíces , cogió una runa para luego darle un beso y guardarla en un pequeño bolso
El robot entro deprisa a la habitación
- Señorita – grito
- Si cartino – dijo con esa voz suave y tan acogedora que la caracterizaba
- Señorita – el robot cargaba algo en sus manos – esto es una caja musical
- Si cartino lo sé - su voz era considerada la más suave en el reino de odyseum
- Señorita, ¿Por qué no la abrimos? – el robot emitía ondas de persuasión mientras intentaba convencerla
- Cartino, ya deja eso, me iré de cualquier modo – la suave voz adopto un tono serio, pero hermoso
- Señorita pero el mundo
- El mundo, eso es a lo que le temes – la bella muchacha frunció el ceño mirando fijamente al robot
- Pero…
- Pero nada... sé que miles de personas mueren a diario- hizo una pausa para sacar la navaja – pero yo no soy una persona – su voz paso de ser una suave a ser la voz de la muerte, tan susurrante que podría confundirse con la voz de una alma en pena
- El mundo no es como antes señorita ,¡ todo está mezclado¡, no sabemos dónde aparecerá la casa mañana… si usted se va… ya no podrá regresar – el pequeño robot empezó a rogar casi llorando
- ¡Cartino¡ - grito- te dije que no intentaras llorar, no puedes
- Señorita...
- Abriremos la caja de boleros - la muchacha estaba un poco molesta mientras que al robot se le dibujo una sonrisa
El pequeño robot puso la caja en la cama, la cama estaba cubierta de piel de tigre era la piel que guardaba más calor de entre todas las pieles que la muchacha había conseguido
- Atrás – dijo la voz cromática del robot
La caja fue abierta dejando escapar un brillo azul que se combinaba con toda la habitación, de la abertura de la caja dos danzantes salieron y se pusieron a bailar
- Rogad perdón – gritaba el danzante hombre
- Ased tu justicia – gritaba la danzante femenina
- ¿Quién osa invocarnos? – los dos danzantes dicen a la misma vez, mientras que seguían bailando dando vueltas por toda la habitación
- Disculpe – dice el robot
- ¡disculpado estas¡ dicen los dos danzantes
- Ya basta – Monkeseran lanza la navaja que atraviese la cabeza de uno de los danzantes
Los dos danzantes paran al fin, consternados por la magnífica puntería, de no ser que los danzantes fueran invocaciones uno de ellos habría muerto
- Por qué nos detienes – dice la voz femenina de una de las invocaciones
- Los invocamos para hacerles una pregunta – dice la muchacha
- ¿Cuál será esa pregunta? - responde el danzante al que atravesó la navaja
- ¿Mi destino?
- ¡su destino¡ - aumenta el robot
Luego de haber explicado el problema, los danzantes piden permiso para regresar a la caja mucical y conversarlo, la muchacha asede amablemente, mientras que el robot juega con sus manos, luego de doce minutos los danzantes salen sonríen a la muchacha y por fin le dicen
- Ve a conquistar tu destino bella muchacha – dicen los dos a la misma vez
- Enserio – Monkeseran salta de alegría, mientras que el robot se cubre la cara
- Eso es todo, ya pueden regresar a su caja y danzar hasta el fin de los nuevos tiempo – dice el
- Espera – dice la danzante – tendrás un problema más adelante
- ¿y? – responde el robot
- Necesitaras de nuestra predicción, tienes que llevarnos contigo

CONVERSACION DE LOS DANZANTES
- Mario…
- María…
- Esa perra cree que le vamos a decir su destino después de que te intento matarte
- Escúchame maría, ella ya sabía que no podía morir por eso lo hizo
- Estoy harta de bailar por la eternidad y cuando salgo a bailar para alguien, solo nos detiene lanzándonos un cuchillo
- María…
- María nada , escucha, tal como está el universo ahora mismo nadie podría sobrevivir solo fuera de su casa
- María…
- Le diremos que salga así morirá en un par de días
- Pero maría, nuestra maldición dice que debemos leer las cartas siempre
- Nuestra maldición es eterna, que más nos podría pasar
- María y si el señor nos descubre
- Ya nos habremos escapado

Hace más de 3 años

3

5
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Me gustan las historia y las ideas que conllevan.

Como sugerencia, le daría un repaso y corrección, porque merece la pena y pierde la lectura. Sugerencia nada más.

Saludos

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 3 años

Voy a echarle un ojo y te digo.

Para ver viabilidad, aunque no soy muy afín a redes sociales

Has mirado más autores aquí?
Hay cosas y textos excepcionales

Vamos hablando y gracias por pensar en mí.

Saludo


#3

MONKESERAN Y LOS GIGANTES DE ARENA
El último día transcurrió rápido, Monkeseran se despidió del pequeño robot, le dio unos cuantos consejos
- Cámbiate el aceite a diario, que no se te olvide encender la luz de noche
- Si, señorita – el robot respondía tímidamente
A si fue que el amanecer morado llego nuevamente, lo que marco la partida de Monkeseran, la bella muchacha escondió sus orejas de elfo, se puso un vestido rosa que resaltaba su silueta, el pequeño robot gritaba de emoción y contenía lágrimas de tristeza
Mientras la muchacha caminaba la casa se alejaba de ella, no sabía a donde ir, solo sabía que a donde fuera le resultaría cultural, en el camino no encontró nada, atravesó el bosque hasta que encontró un pequeño sendero con piedras moradas, decidió seguir el camino, a ver a donde la llevaba, ya después de varios minutos de caminata cuando sus delicados pies descalzos pedía un descanso, en el horizonte se asomaba un gran reino, Monkeseran decidió seguir caminando, ya descansaría cuando llegue , las puertas se volvían imponentes cada vez que se acercaba más a ellas, “cuarenta metros” pensó la muchacha “seguro que los que viven acá son gigantes “ pero para dar veracidad a sus pensamientos decidió tocar la puerta y para su asombro después de unos quince infinitos segundos la puerta empezó a vibrar y dar señales de que alguien estaba abriéndola por dentro, Monkeseran retrocedió para dar espacio a la imponente puerta .
La puerta se abrió de un gran zarpazo y dejo correr una gran alfombra morada, si Monkeseran se habría quedado enfrente de la puerta lo más probable era que muriese al inicio de su épica aventura, “pero no fue así” se dijo para ella misma, luego una gran voz dijo
- Arrodíllense ante su majestad – la voz venia de unos megáfonos situadas en las esquinas superiores de la puerta ya abierta, luego unas trompetas sonaron
Monkeseran rápidamente busco en su bolso, cuando encontró lo buscado se dibujó una bella sonrisa en su rostro, una pequeña piedra blanca con un dibujo bastante raro, Monkeseran lo lanzo al suelo y la piedra exploto como si fuese polvo
Varios gigantes de arena salieron por la gran puerta todos corrían para afuera y luego se arrodillaban, ninguno de ellos se percató de la presencia de la intrusa, uno de ellos se paró a lado de Monkeseran pero tampoco se dio cuenta de la presencia, el gigante se colocó un pequeño micrófono delante de su boca de arena y dijo
- El rey de Sodoma – hizo una pausa para tomar aire y gritar – ¡venedigo cero¡
Los gigantes arrodillados golpearon tres veces el suelo haciéndolo temblar, Monkeseran hizo todo lo posible para no tambalear durante el pequeño sismo provocado, luego de varios segundos de suspenso otro gigante se asomaba por la gran puerta este llevaba una gema clavada en su frente y cargaba consigo en su mano derecha a modo de bastón, un gran cetro con una gema parecida a la de su frente
Los gigantes dejaron de respirar y solo se escuchaba los exhaustos respiros de exasperación del rey, El gigante que estaba a lado de Monkeseran también se arrodillo y bajo la cabeza parecía muerto por lo inerte que estaba, el rey caminaba de un lado a otro con una gran imponencia en sus pasos y luego de los habituales segundos de silencio dijo
- Hoy su rey se marcha, pero no me iré solo me llevare a tres de ustedes - los gigantes golpearon el suelo nuevamente - ¿Quiénes serán los que me acompañaran en mi odisea?
Nadie se levantó, el rey se enfadó mostrando agresión al caminar
- Estoy dispuesto a morir por mi reino , pero veo que ustedes son simples miedosos indispuestos, dejare que el cetro decida – los gigantes nuevamente golpearon el suelo a un solo compas
El rey dio una caminata acercándose al centro de todos los gigantes de arena y golpeo el suelo con el bastón, enseguida la gema de su frente y la del cetro brillo de un color rojo, del cetro salieron tres brillos rojos que volaban por encima de los gigantes, el suelo empezó a temblar Monkeseran se percató que eran los gigantes los que temblaban “era por el miedo” se dijo,
Las tres luces se posicionaron encima de tres gigantes, una de los gigantes se calló para atrás miro la luz y sus ojos temblaban “tienen miedo” se dijo Monkeseran, estos brillos o luces absorbían a los gigantes hasta desaparecerlos, una vez completada esta acción las luces regresaban al rey y este se los comía, luego el rey reí fuertemente demostrando autoridad sobre todos los arrodillados , el gigante que estaba a lado de Monkeseran se quedó pasmado al ver tal acción sus ojos contenían lágrimas, Monkeseran enseguida se dio cuenta que uno de los elegidos era familiar del gigante de la gran voz
- Despidan a su rey – dijo el gigante, todos los gigantes golpearon el suelo, mientras que el rey caminaba hacia el horizonte
Todos los gigantes se levantaron una vez que la presencia del rey desapareció, uno de los gigantes empezó a llorar, Monkeseran al mirar y estudiar sutilmente los rasgos de los gigantes se di cuenta de la presencia de hembras, algunos gigantes se abrazaron otros entraron tristemente al reino, el gigante de la gran voz fue al lugar donde uno de los gigantes había desaparecido, se arrodillo y lloro débilmente

Hace más de 3 años

0

3
#4

MONKESERAN Y LA CIUDAD TEATRO

La lluvia no dejaba de caer , los pétalos de las rosas gritaban, las aves escuchaban los chirridos y enseguida surcaban los vientos torrenciales para darles cobijo
la ciudad teatro tenia un gran escaparate con las luces moradas uvas, sus guardias eran personas con alas de gallina y piernas de pavo
Sus grandes atuendos tapaban las piernas, pero si mirabas bien el miedo de lo raro te invadía
monkeseran buscaba un refugio, la lluvia se tornaba más potencial una puerta se abrió y gritaron

- ¡muchacha acá¡ la casa a simple vista parecía normal, dos ventanas, una puerta y una familia acogedora
monkeseran giro y vio a una linda viejecita, vestida modernamente con unos zapatos tipo astronauta que además hacía que la gravedad disminuyera para que así la viejecita se mueva con facilidad, tambien tenia puesto unos lentes llamados (SV) estos hacían que todo lo que viera le causara gracias, también eran usados para la depresión
La señora era mitad sapo y mitad humana, su gran vestido tapaba sus prominentes piernas saltarinas, mientras que su actitud tan cordial hacia que fuera la más humana de toda la ciudad

Monkeseran entro vacilando a la casa

Hace más de 3 años

0

2
#5

Por dentro la casa no hacia mas que darle asco
monkeseran no era una chica hogarenea, lavaba los platos cuando los necesitaba
la casa tenia una cocina bien armada, ollas, servicios, artefactos de limpieza, todo estaba hay
monkeseran se sintió un poco frustrada, no savia si matar a la anciana ahora o después que pase la lluvia, su vergüenza era tanta que paso a acariciar sus largas orejas, la anciana se percato de las largas orejas y dio un salto chocando se con el techo de la casa
- ¡un elfo¡ - grito, su cara paso a arrugarse por el miedo, monkeseran no entendía nada, de pronto empezó a reír fuertemente, "sea mala o no, su risa era angelicalmente perverso" la anciana entro en tanto pánico que pronto murió de un ataque al corazon

Hace más de 3 años

0

2
#6

LA CIUDAD TEATRO

Monkeseran palideció con la muerte de la anciana se sintió un poco mal por que ella no la había matado de pronto el cuerpo de la anciana empezó a temblar a monkeseran no le dio gracia, la anciana se estaba convirtiendo en un sapo
La bella muchacha retrocedió y vio como ante sus ojos la anciana termino convertida en un feo y gordo sapo, la lluvia había cesado, monkeseran se asomo hacia la ventana, vio como las personas salian de sus casas, pero "pensó", si la anciana era mitad sapo, ¿como serian los habitantes de la ciudad?, la intriga la éxito y se arreglo antes de salir de la casa, escondió sus largas y blancas orejas y por fin salio

Hace más de 3 años

0

1
#7

LA CIUDAD TEATRO

Monkeseran la elfa, tan confundida como siempre.

Las calles se llenaron instantáneamente, parecía mágica, la vacía calle ahora poblada de seres antropomorfos intentando esconder su lado animal, pero a pesar de eso parecían felices, los niños con cuernos y algunos con colas de mono o algo que sobresalía de sus espaldas todos ellos cantaban.
Los adultos miraban el cielo y hablaban entre ellos sobre cuando sera la siguiente lluvia, algunos controlaban a sus hijos para que no pisen los charcos de lluvia.
Monkeseran salio de la casa y se sorprendió al ver las combinaciones de humano animal que existían, todos eran diferentes, algunos mas que otros.

Monkeseran pasaba por las calles, intentaba conseguir un buen refugio o un hotel si aun existieran, Después de los decretos supremos el mundo y la misma realidad cambiaron de una manera drástica.
La muchacha fue atraída por un pequeño letrero que no destacaba mucho de los otros pero en el decía "pregúntale al oso", los osos se extinguieron hace mucho y nadie conocía como era su verdadera forma, entro en la posada y al instante un anciano que tenia unos prominentes cuernos de cabra dijo
- ¿tu no eres de acá? - monkeseran ágilmente empuño una pequeña daga - ¡¿que es lo que quieres gitana?¡
monkeseran no contesto nada, siguió caminando hacia el anciano con la intención de asesinarlo pero antes de hacerlo el anillo del anciano empezó a vibrar
-¿quien eres? - el anciano tomo un arma "una pistola espíritu"
- nadie para ti - respondio monkeseran, rápidamente salto el estante que los separaba y apuñalo al anciano, lo abrazo para que no se cayera al suelo y susurro - como salgo de la ciudad
- ¡no podrás elfo maldito¡ - el anciano cayo muerto en los brazos de monkeseran

Hace más de 3 años

0

0
#8

LA CIUDAD TEATRO

En los tiempos de sangre merman las almas con ilusión, era lo que decía en la puerta de la tienda.
el anciano yacía muerto en los pies de la bella muchacha, monkeseran husmeaba entre todos las cosas del anciano, buscaba algo que le podría servirle, luego de un rato de búsqueda encontró una caja musical igual a la suya, saco ambas cajas para abrirlas y se dio con la sorpresa, de que de la otra caja musical también salieron espíritus de danzantes estos eran de un genero diferente y eran muy distintos a Mario y Maria.
Uno de los espíritus se presento cordialmente - Buenas tardes bella dama, Mi nombre es Doz y mi acompañante es Tralina - encantados de conocerla dijeron a la misma vez
- ¿Doz? - se pregunto monkeseran
- Si. doz, como dos pero con zeta y ella es Tralina
- Encantada - dijo tralina sonriendo a monkeseran
- Hola tralina ellos son maria y mario, son espíritus como ustedes - presento monkeseran
Mario y Maria se mostraban des cordiales y se alejaron de monkeseran para conversar sin ser escuchados, mientras tanto Doz explicaba que para ser danzante de tango había que ser muy romántico y había que tener bastante elegancia al momento de moverse, monkeseran escuchaba atentamente la explicación al punto de olvidar que un hombre muerto estaba en el suelo de la pequeña tienda.
Maria se acerco rápidamente a tralina y dijo "retamos a un duelo de danzantes", tralina accedió amablemente, monkeseran pidió una explicacion

REGLAS
-Los danzantes tienen que demostrar su habilidad en las danzas, tanto en su danza madre como en la danza de los retadores
-La danza devén ser de dos personas una mujer y un hombre
-En caso de empate los retadores tendrán que danzar una danza que no sean las danzadas anteriores
-En caso de constante empate, el piso se prenderá de fuego y la pareja que abandone primero sera la perdedora
-Ambos grupos devén escocer quien sera el jurado
-El grupo perdedor sera ejecutado instantáneamente
-La ultima decisión lo tiene el jurado escocido por ambos equipos

Luego de explicar las reglas ,tralina voto a monkeseran como el jurado, ambos equipos estaban de acuerdo, conversaron por un momento hasta que finalmente decidieron que el duelo seria hoy a media noche, justo cuando el ultimo gato desaparece de la faz de la realidad, y el aullido del lobo que murió hace décadas es escuchado
- ¿por que a media noche? - pregunto monkeseran
tralina amablemente respondió "es por el castigo hacia el perdedor", monkeseran entendió instantáneamente y le causo un poco de gracia, (Morir por perder un concurso) pensó (que irónica vida)

Hace alrededor de 3 años

0

0
#9

El concurso había empezado, como era de esperar ambos contrincantes parecían tener fe en ellos mismos.
Monkeseran se para enfrente de los dos parejas, las reglas estaban claras, ambos sabían que el premio era la vida y el perdedor quedaría atrapado en las garras de la muerte
- ¡empiecen¡ - grito monkeseran
Las parejas saltaron atrás y rápidamente maría salio hacia la pista destellando luz, una bonita sonata resonó en el ambiente, monkeseran sintió una calma extrema, su corazón latía con cada paso de maría , mario se unió a la danza en el minuto dos, alzo por la cintura a maría y el ballet hizo lo suyo, la danza danzaba con el ambiente, la música sonaba en todos y en cada una de las partículas que tenían oído.

la música seso y el mundo regreso ala vista habitual, la siguiente pareja decidió que era momento de hacer su entrada.
Tralina entro a la pista y corrió haciendo un circulo en la pista, todo eso desencadeno que un pequeño escenario luminoso se creara de la nada,
Con un gran salto Doz entro a escena y el ambiente sintió un cortejo de naturaleza, la gran sonrisa de tralina desencadeno felicidad en monkeseran.

A si de rápido el concurso termino, la decisión recaía en monkeseran, eligir entre la vida y la muerte, eligir, partir, decidir.
-¿Seria capaz de matar a alguien? - se cuestiono mentalmente
- CLARO, ya e matado con anterioridad - se respondió
- pero ninguno de ellos merece morir
- Sabias las reglas y aun así te quedaste - sonrió amablemente
- Ahora tengo que matar a uno - pregunto para si misma
- Maria y mario ...
- dejarlos con vida
-no, matalos

Hace alrededor de 3 años

0

0
#10

- Mario y maría - pronuncio monkeseran

SILENCIO.

- ¿ganamos? -pregunta maría
- me caen mal desde que los conocí, ustedes pierden - anuncio.
Una picarda se dejo notar en el ambiente.
Tralina se puso a cantar, la felicidad la embargo
- escuchaste eso doz -musito
- si . - respondió doz
- ¿ Ganamos ? - dijeron en coro.
La luna creció, el aullido se escucho, la sonata de la muerte empezó a cantar.
Una riza rasgo el silencio, el grito de maría se escucho asta el plano astral.

Monkeseran se alejo de mario y maría, se refugio con tralina y doz.
pequeños roedores negros empezaron a caminar por debajo de la tierra, por alguna razón se concentran en los pies de los perdedores, tralina se sorprende, un poco de pena resalta en su rostro, "miedo hacia la muerte", ahora tralina estaba experimentando una clase de miedo.
Momkeseran se muestra tan fría como siempre, ella analiza cada movimiento de las ratas, entre analizar, distingue que solo dos ratas tienes ojos rojos, los demás no tienen ojos
- ¿ que hacer ? ¿ como actuar ? - se pregunta monkeseran
- Dispárales a la cabeza- una voz le contesta, una voz que reconoce que es la suya - tal vez así detengas a la muerte.
Un recuerdo fugaz cruza la mente de monkeseran, ella ya había visto esta escena, ya había visto a la muerte, de hecho ella conocía a la muerte
- tal vez si disparas a las ratas de los ojos, podrás responder algunas preguntas

SUENA UN DISPARO.

Es en vano, la bala atraviesa la cabeza de la rata, no consigue hacerle daño-
- Son espíritus - le dice la voz.

Al comienzo las ratas se posan a los pies de los perdedores, después de varios segundos infinitos, segregan una toxina alucinógena, el espectro de la muerte se forma de las toxinas.
la muerte, sin dejar ver un trozo de piel o de lo que sea que este formado, su gabardina oscura la cubre por completo, una voz angelicalmente melodiosa empieza a cantar en la realidad
- MARIO Y MARÍA - pronuncia en una armonía perfecta- hoy los reclamo como míos

Hace alrededor de 3 años

0

0
#11

Monkeseran se pierde en el vórtice de sus pensamientos
- esa voz, la conozco - musita para ella misma
Mario y maría no saben que hacer, las ratas empiezan a quemarse, arden en un fuego verde y arrasador, tralina agobiada por tanto dolor se refugia en los brazos de doz.
La escena acaba con las ratas quemándose y desapareciendo junto a los perdedores, luego las cenizas desaparecen con el viento, como algo mágico.

Tralina entre llantos abraza a doz, el ambiente se hace silencioso

- ya acabo - dice doz
- ¿que aran ahora? - pregunta monkeseran

Tralina deja de abrazar a doz y corre hacia monkeseran, monkeseran se pone en guardia al instante, su mano se poza sobre una daga escondida

-Gracias - dice tralina en un gran llanto y sigue llorando perdida en su pena y su gracia - monkeseran se tranquiliza

- Recorreremos el mundo, ahora que ya no estamos ligados a la caja - responde Doz
-¿ eso era parte del premio ?
- SI - dice doz con aire de esperanza - El premio de la vida, es por eso que los danzantes nos retamos a danzar, si ganas, ganas libertad, ganas vida y si pierdes te espera la muerte
-¿ solo los danzantes pueden retar ? - pregunta monkeseran

Hace alrededor de 3 años

0

0
#12

-¿solo los danzantes pueden retar? - pregunto monkeseran
-si , solo los malditos por la caja pandora
- qué pena- silencio
- ¿dos como salgo de esta ciudad?
- ¿no sabes cómo salir monkeseran , pregunto doz con cierto sadismo
- no, es que es como un laberinto
-no es un laberinto precisamente, es un puñado de un mundo paralelo
- no lo entiendo doz – dijo monkeseran
-Escucha, los habitantes de la c ciudad teatro en realidad no pertenecen a n nuestra realidad, parecerá un poco loco lo que te voy a contar monkeseran, pero te lo contare y seré precavido en decirte que hasta ahora esto solo es un mito
- monkeseran se ve confundida el típico gesto de aquella chica guapa, pero que no entiende una ecuación
- tienes que imaginar a la realidad como un objeto ahora los objetos se rompen, eso paso, la realidad se rompió, y eso hizo que las líneas del tiempo se crucen, ¿recuerdas que hacías hace un mes
- monkeseran dudo, su mente empezó a intentar recordar, pero no pudo, no recordada nada,
Recordaba conocer a maría. Habían trabajado juntos en una oficina, n o era su mejor amiga pero si fue una de sus amigas
- No recuerdo nada doz
- Nosotros los espíritus no sufrimos la ruptura de realidad, por el hecho de que no tenemos un cuerpo físico