MR_Castillo8
Rango10 Nivel 49 (5849 ptos) | Fichaje editorial
#1
    Partes:
  • #2

¿Cómo me siento?

No lo sé. Es tan confuso.

Yo creo mi propia confusión.

Me siento vacía,

Sin gracia ni determinación.

Soy solo un cuerpo que no sabe lo que es amor propio. ¿Alguna vez seré feliz?

Amo, si que amo. Pero no me aman.

Lloro, en silencio, mientras observo como te alejas lentamente sin siquiera darme una oportunidad, sin siquiera tener un poco de esperanza.

Me desvele pensando en mí y en ti, en todo lo que perdí sin vivir.

Sin ti, sin mí. Sin nadie.

Siempre fui yo después de todo, sola siendo un desastre.

Conmigo, con todo.

Lloro y trago mis lágrimas amargas.

Desprecio, me desprecio.

Sin censura, sin piedad. Soy mi propia juez que critica hasta mis virtudes.

Lo lamento, ¡vaya que si lo hago!

Pues jamás seré para ti, ni yo seré para mí.

Por mi culpa, por mis defectos.

Sin mi gracia ni conocimiento.

Soy despreciable, y lo siento.

Y también te entiendo, y pienso que todos mis anhelos se basan en simples deseos inalcanzables.

Hace alrededor de 3 años Compartir:

5

27
ItzelValeriano
Rango16 Nivel 75
hace alrededor de 3 años

Te seguiré sólo porque pareces tan depresiva como yo.
Muy buen escrito, triste, pero es muy bueno.

jennyferarias
Rango7 Nivel 34
hace alrededor de 3 años

Somos nuestros propios fiscales, tan estrictos y feroces.
Somos nuestros abogados, nos demuestran las virtudes que hemos y estamos cultivando.
Somos nuestros jueces, dictando su veredicto, aveces es cruel y amargo y otras reconfortante y amable.
@MR_Castillo8

Yosoydanygodoy
Rango11 Nivel 50
hace más de 2 años

Vaya que me identifico bastante con este pesar...


#2

Quise ser para mi
Y solo conseguí
Pena y dolor.

Me herí y no se porque me rompí.
Me rompí y no supe como reconstruir los pedazos.

Quise conocerte y tu volabas,
Quise descubrirte y me perdí en el camino.
Te busque para salvarme
Pero ya tu me habías olvidado.

Y entonces le pregunté a la muerte
Por tu paradero
Y me dijo que en besos de otro ángel estabas.

Lloré.

Y la muerte atenta y juguetona
Prometió cortarle las alas a tu ángel
Si yo aceptaba llorar,
Lágrimas de sangre.

Acepté y me ahogué en mi río,
Mientras sus alas caían,
En mis aclamantes alaridos.

Chriz
Rango7 Nivel 30
hace más de 2 años

Tal maldito es el dolor, que llena las manos de miseria.
Maldito dolor.
Tan maldito que es como sangre en aguas de tiburones, atrayendo demonios por montones.

Carlos_59
Rango14 Nivel 68
hace más de 2 años

Dura y desgarradora. Una situación traumática por un amor fallido, que ha llevado a ese estado de severa auto-crítica y melancolía extrema... @MR_Castillo8.

Triste en su argumento, pero bello en la redacción. Un saludo

ItzelValeriano
Rango16 Nivel 75
hace más de 2 años

Impresionante.
Un poema tan desgarrador como hermoso.
Saludos.