Laura_Rivera
Rango10 Nivel 46 (4572 ptos) | Fichaje editorial
#1
    Partes:
  • #2

I.Coïncidences

París. 1905

Léonore tiene 21 años. Es una muchacha impaciente y le gusta, le gusta molestarse cada vez que Adélaïde, la cocinera, sirve crème brûlée de postre y en el comedor comienza una guerra franco española en la que Mariana, su madre, digna defensora de la patria que la vio nacer, asegura que la crema catalana fue primero que la crème brûlée, retando la mirada suspicaz y reprobatoria de su marido Dominique, quien desde la trinchera francesa asegura que el caramelo fue un invento francés; por lo que la crème brûlée fue primero que la catalana. Ante el ataque, Mariana pide ayuda a su sobrina María Cecilia, pero a la joven le importan muy pocas cosas, y defender la patria de su familia materna ante la ofensiva francesa no es una de ellas. Léonore sabe que la discusión termina cuando el platillo se enfría un poco y está listo para ser degustado. Se escucha el crujir del caramelo al romperse y la familia ocupa sus lenguas en algo más placentero que una discusión sin fin.

Hace más de 2 años Compartir:

3

10
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace más de 2 años

Digamos @Laura_Rivera que el postre, es originario de la Cataluña francesa y todos en paz. Muy entretenida tu historia por ahora endulzada de familiar y te sigo.


#2

Léonore habla mucho, pero también le gusta escuchar. A menudo riñe con su prima María Cecilia, porque no es capaz de seguirle el ritmo al momento de conversar.

— ¿Para qué quieres que hable? Con tu conversación tenemos suficiente para las dos— contesta María.

— ¡Marie! Lo divertido de contarle secretos a alguien, es que te cuente sus secretos.

— Yo no tengo secretos — contesta Marie lacónicamente y con una sonrisa sincera.

Marie tiene la misma edad que Léonore. A Marie no le gusta hablar. Quizás porque no está conforme con su destino y haber dejado Madrid a los 10 años — tras la muerte de su padre— para vivir con la familia de su tía materna en París, le había obligado a aprender un idioma que desde la primera vez que lo escuchó le pareció cursi. Al principio se propuso no aprenderlo, pero la tía Mariana no podía ser la única persona con la que se comunicara, y soportar el hecho de que sus primos murmuraran cosas en francés y se rieran de ella a diario le pareció tan imposible como dejar de patearles las costillas cada vez que lo hacían. Así que la pequeña María Cecilia se resignó a convertirse en Marie Cécile, guardando en una cajita su español, junto con las palabras bonitas y los besos de su padre.

Hace más de 2 años

2

3
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace más de 2 años

Parece que el rol antagónico lo van a tener Leonor y María. Presentas sus características: Leonor muy locuaz y Marie algo introvertida. Esperaremos por sus secretos. Saludos @Laura_Rivera y te sigo en tu historia.