HernanACalvo
Rango13 Nivel 64 (19536 ptos) | Premio de la crítica
#1

Capítulo I

Voy a intentar, si la memoria me acompaña, recordar una historia muy particular, el único inconveniente es que pasaron tantos años. Fue en el año 1922 o creo que en 1923, en esos tiempos de mierda, cuando aún nos trataban como esclavos. Además estoy tan viejo y es muy poco lo que recuerdo, con la excepción de las iniciales de mi nombre y apellido, JCL.
Tampoco ni noticias de lo que hice hoy a la mañana, de hecho como inexistente y borrado totalmente de mi mente todo el día de ayer.
Aun así, por algún motivo o resorte que me funciona en la cabezota, me pican cosas de aquellos tiempos de joven pervertido, engañando a la una con las otras; y la historia que voy a largar la guardo por completo en mi mente.
Es como una daga que cada día se profundiza y me hiere aún más.

Hace más de 2 años Compartir:

7

10
HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Gracias amiga @sda_love50 como siempre tengo tu lectura. Te digo que al menos a mi es uno de los cuentos que escribí que más me gusta.

eleachege
Rango17 Nivel 81
hace más de 2 años

Esperemos entonces por el desarrollo de tu historia amigo @HernanACalvo la cual tendrá a JLC como protagonista enamorado. Saludos

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

No se si tan enamorado amigo @eleachege la vida nos da muchas sorpresas. Creo que si lo lees hasta el final te va a gustar. De lo que escribí es uno de los que más me gusta. Y fue un desafío viaje en el tiempo hasta el 1922 y me ubique en un pueblo que es donde se desarrolla con gente de aquel momento la historia.

casandra
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Pues va a ser todo un honor leer esta historia!!

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Gracias amiga @casandra por tu corazon. Si te parece enganchate creo que es uno de mis mejores cuentos. Fue un desafío que me plantee, viaje en el tiempo hasta el 1922 y me fui a vivir a un pueblo del interior de la provincia donde nunca viví. Nuevamente gracias.

Carlos_59
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

A ver lo que recuerda ese anciano. Seguro que será interesante lo que cuente @HernanACalvo

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Gracias amiga @Loki_Good por tu corazoncito. Creo que sería buena idea que la leas.


#2

Espero que esta historia o espina que tengo muy adentro, les llegue tal como se produjo paso a paso y que la memoria de Tonito y Clara, tanto como la mezcolanza de su prima Juana y tantas más que pasaron bajo el puente de mi existencia, me acompañen hasta el final del cuento y de mis días.
Por último, antes de comenzar con el relato, les hago saber que nunca me gustó que me llamen negro y mucho menos “negro de mierda”…
Pero ahora vamos a la cuestion, se trata de la historia de un muchachito joven, casi un chico, con cuerpo esbelto, músculos delgados bien marcados, su piel bien morena, de aproximadamente un metro ochenta de estatura, sus ojos vivaces bien negros, haciendo juego con su renegrida cabellera y sus ensortijados rulos, bien tupidos.
Antonio, Tonito, o el negrito, como quieran llamarlo, es lo mismo. Vivió desde que nació, en el mismo pueblo. En uno de los tantos del interior de la provincia de Buenos Aires, llamado Viejo Bueno.
Tonito, era hijo de Clara (claro se entiende, hijo de Clara), la criada de una de las familias más aristócratas del pueblo.
El jefe de la familia en aquel momento era el doctor Harold Sheffield, médico, su especialidad era la cardiología.
Había logrado gran renombre al cabo de muchos años de constantes estudios y trabajos sobre los avances de su especialidad, por su entrega y profesionalismo, tenía una bien merecida fama, en una vasta zona, de las ciudades del interior de la provincia.
Por su prestigio era director de la única clínica del pueblo, de la cuál, era uno de los socios fundadores, por supuesto tenía gran porcentaje de las acciones de la misma.
Pero no nos distraigamos, sigamos con lo nuestro, lo de Antonio, Tonito o...
Pensándolo mejor: -¡Con lo del padre de Tonito!…
Lo del padre de Tonito. ¿Cómo decirlo?…
-¡Cómo buscar explicación, cómo encontrar palabras!...
Mejor comenzamos con su madre: -¡Clara que se desvivía y adoraba a su hijo, y siempre le contaba la misma historia!
Sucedió aquel caluroso sábado de carnaval del año 1923, sin respiros permanentemente le juró y le perjuró a su hijo, lo sucedido aquella noche espantosa.
Su justificativo era que ella llego a dicha situación, por falta total de experiencia en la vida social y más aún, en los asuntos amorosos.
Luego, sin buscarlo, después de haber pasado muchos meses, con gran odio y angustia ella le decía: — ¡Observa lo qué es la vida hijo!
— ¡Sí, sí!
Después de esos largos nueve meses, llegó un regalo, le expresaba que posteriormente pasó a ser mi único motivo por el cuál vivir, mi gran amor, mi gran alegría, la de todos los días.
— Llegaste tú.
Después que pasó, lo que pasó...
La situación que le contaba siempre a Toni, fue sencillamente ésta: - En principio, ella de ninguna forma tenía intenciones de ir al club, pero tampoco encontraba ya más excusas para negarse a tan reiteradas invitaciones.
Todo motivado por la pesada insistencia de su prima Juana y una amiga de ésta, que tras ingeniosos argumentos la convencieron a concurrir a los carnavales que se festejaban en el club.
Finalmente, ya si poder de oposición, terminó aceptando.
La cuestión de todos era asistir, a lo que todo el gentío ansiaba soñando con impaciencia todo el año.
Se esperaban con fuerte agitación y se transformaban en el centro de las expectativas y miradas de todo el mundo, en el único club del pueblo, el Cruz azul.
Ella le contaba a su hijo que nunca acostumbraba a salir, y cuando lo hacía, era para dar únicamente, unas vueltas a la plaza central del pueblo, ni bien salía de misa los domingos, y de nuevo a la casa de sus patrones.
Clara nunca había ido, pero escuchaba lo que todos comentaban, sobre las fiestas de carnaval. La música, los bailes, las murgas, los cantantes, el agua, las bombitas, los disfraces, las caretas, la felicidad de la gente, las bebidas, (a las cuáles muchos no estaban acostumbrados) ésta les hacían perder la timidez, el pudor y animaban mucho a todos los que concurrían.
Terminados los carnavales, desde el mismo lunes siguiente, todo el pueblo, ya tenía habladurías para el resto del año.
Lógicamente, a partir del día de finalizado ya se preparaban para nuevamente el deseado carnaval del año próximo.
Aquella noche no faltó nadie del pueblo, hasta fueron sus propios patrones.

La situación dentro de la cancha de juego era muy entretenida, nadie conocía a nadie, por la poca luz, los disfraces y las caretas. Muchos escondidos detrás de éstas, se tomaban atribuciones, que ni ebrios se hubieran tomado, mostrando su verdadera identidad.
Ya eran como las dos y media de la mañana y seguía una temperatura de treinta y ocho grados, ese año, un calor como nunca.

Hace más de 2 años

9

7
HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Gracias amiga sda_love50 por tu lectura

eleachege
Rango17 Nivel 81
hace más de 2 años

Da para una linda y enternecedora historia. Me late que Harold Sheffield tiene algo que ver con Clara y Tonito. Bueno sólo una idea. Te amigo @HernanACalvo

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Amigo @eleachege creo que una triste historia pero que no tiene nada que ver con ninguna otra

PequenaSaltamontes
Rango6 Nivel 25
hace más de 2 años

Amigo @HernanACalvo consigues meterme de lleno en la historia! Buen trabajo, muy conseguido el tono de intriga y el escenario brasileño le da frescura al relato. Lo sigo con intriga por ver como acaba.

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Gracias amigo @PequenaSaltamontes por tu lectura. Te aclaro que soy argentino y el cuento se desarrolla hace cien años en un pueblo imaginario que cree con mi mente. Y como en todo pueblo siempre hay pocas cosas que hacer o festejar, una de ellas el carnabal. Ya con eso tienen tema para prepararse para el proximo y hablar del anterior todo el año. Gracias.

Carlos_59
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

Si que es verdad que acontecimientos como los carnavales, se preparaban en los pueblos, durante todo el año (máscaras, disfraces...). Había pocas distracciones que resultaran de tanto interés. Las personas se desinhiben culpa de la identidad desconocida.
Muy bien amigo @HernanACalvo

Sigo...

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Si amigo @Carlos_59 en esos pueblos la vida no tiene contrastes y justamente el carnabal es lo que los deja hablando todo el año hasta que se da el proximo carnabal y el resto es trabajo y pueblos con pocos habitantes y cada uno en lo suyo.


#3

Capítulo II

La gente en pleno festejo combatía esta temperatura con bebidas, jugos y mezcla de frutas y alcohol. ¡El famoso clericó!
Al perecer inofensivo, pero a los pocos minutos de ingerido ya hacía sentir su influencia a los novatos en bebidas alcohólicas. Que al comenzar a beber, mostraban alegría, transcurridos unos minutos, se les producían mareos o vómitos.
Avanzaba la noche, no disminuía el calor, ya muchos se propasaban, tirando papel picado, serpentinas y bombitas de agua que caían del cielo como lluvia, aliviándoles el calor a los que las recibían.
Hombres y mujeres, tomados de las manos giraban al compás de la música, alrededor del campo de juego.
Cuando la música paraba, para comenzar otro tema, varios salían de la ronda y otros entraban a la diversión.
Ella contaba que se vio desprendida de la rueda, sin darse cuenta agarrada con fuerza por la mano de un hombre. Este era moreno, se notaba, por la frente arriba del antifaz, lo mismo que sus manos y su pelo azabache, que se dejaba ver bajo el gorro. Estaba vestido de mosquetero, nunca lo había visto, y no contaba con la más mínima pista para poder reconocerlo.
Aparte, ella era de salir muy poco de la casa, no conocía casi a nadie de la gente del pueblo, menos a los de los pueblos vecinos. Comentaba que la abrazó fuertemente al comenzar un nuevo tema. Expresaba que ya estaba “entonada” por la bebida que le hicieron tomar, el motivo era sencillo, nunca había bebido antes. Poco a poco, ésta, le fue subiendo a la cabeza, se sonrió, sentía a un hombre, el primero en su vida.
Al comenzar el baile, levantó la vista para preguntarle su nombre y sin decir palabra, él le dio un fuerte beso en sus labios. Ella, sintió una sensación de rechazo por su atrevimiento e intentó soltarse para pegarle una bofetada y retirarse.
Mientras, nuestro desconocido ya le estaba dando otro beso más suave y más largo. Comentaba que le pincharon un poco sus bigotes, aún así le fue tomando el gusto, y comenzó a sentir un fuerte ardor interno.
Él la abrazaba con un ímpetu que la hacía levantar por los aires, era una mezcla entre tosco y delicado a la vez.
De su parte, se dejó llevar por los calores que sentía en el cuerpo. Él la acariciaba suavemente, primero su rostro, su cabello, su cuello y luego con desfachatez, sus senos. Lo hacía suavemente, con sus dedos la erizaban y se sentía sin poder de respuesta, con gran excitación en todo su ser.
Fue una experiencia apasionante, hermosa, desconocida, que nunca había sentido. De repente, cuando terminó un tema, la tomó de la mano, y la condujo, sin emitir una palabra, en busca de la salida del campo de juego, donde estaba toda la gente picada (borracha) y divirtiéndose.
Fueron saliendo, ella sumida en el sueño de una niña, seguían abrazados.
La llevó caminando por un callejón oscuro, hacia el fondo de la cancha de fútbol. Ahí había una gran arboleda de álamos y unas mesas rotas y viejas. Nuestro “pirata” y se comportaba como tal, estando solos, en esa oscuridad comenzó a abrazarla, besarla y acariciarla, sin ningún recato...
A lo lejos se escuchaba el griterío y las luces, entre abrazos y besos le dijo: —Te pido, no me reproches por todo lo que hagamos.
Luego sin oposición suya, debido a que se sentía como transportada en este nuevo juego amoroso, sin ella notarlo, comenzó a quitarle la blusa y desabrocharle el corpiño. Ella seguía como viviendo una fantasía.
Sin brusquedades, gran zorro, al final la hizo suya, entre las mesas.
Luego quedaron como acaramelados, sentados abrazándose y besándose.
Ella seguía sin tener noción de nada, seguía como en un ensueño. Tomaron un poco de bebida, que él había traído y al rato lo hicieron nuevamente, esta segunda vez se entregó enteramente y disfrutó mucho más.
Más tranquila, le preguntó quién era y su nombre, él le contestó que ya se enteraría, que como primicia, le daba sus iniciales, JCL.
Sin más, caminando lentamente entre besos, la llevó nuevamente al campo de juego. Sin entrar al lugar, le dijo que tenía unos asuntos que arreglar, que en un rato volvería, que la iría a buscar y que recién allí conocería su nombre y su rostro.
Al quedar sola, seguía aturdida, igual buscó corriendo a su prima para referirle lo sucedido. Ni bien la encontró le contó: — Un hombre me tomó de la mano bailamos, al intentar hablarle me cerró la boca con tremendo beso, procuré soltarme para abofetearlo y siguió con los abrazos y besos, mareada por la bebida no tuve poder de respuesta.
Aún lo recuerdo perfecto, alto, corpulento, moreno, lo notaba en sus manos y su frente arriba del antifaz. Me llevó al fondo y entre las mesas rotas me hizo de él. El único dato que me reveló suyo fueron sus iniciales JCL.
— ¡Qué sinvergüenza, cómo llegaron a tanto y vos tan recatada, cómo se lo permitiste!
— ¡Fue una locura! Le comentó — Creo que fue debido al mareo producido por la bebida y a su fuerte personalidad, la que no me dejó reaccionar. Que ni bien venga le pediría explicaciones.
La prima, al escuchar su relato no podía creer, conociéndola como la conocía que hubiese llegado a tanto.
Le preguntó: — ¿Clara, claro grandote, morocho y JCL?…
Como consuelo le dijo que esperaba que lo sucedido, no traiga futuros acontecimientos desagradables.
Lo esperó toda la noche en la entrada y como le contó y le contó a su hijo, él nunca mas apareció.
Salieron del club a las cuatro de la mañana.
Recién ahí se sintió violada.

Hace más de 2 años

6

6
casandra
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Ay pobre inocente, qué peligrosa es la inocencia!!

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Muchas veces amiga @casandra la inocencia se pierde, pero en este caso le dejaron un hijo adentro.

eleachege
Rango17 Nivel 81
hace más de 2 años

Entonces JLC es el padre de Tonito producto de una noche de rumba en carnaval. Nada que ver el cardiólogo. Interesante esta historia @HernanACalvo

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

No @eleachege este JCL no tiene nada que ver con el cardiologo. Si tiene mucho que ver con el sexo opuesto.

Carlos_59
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

JCL se aprovechó de la inocencia de Clara, y de los estragos que había causado en ella el alcohol como novata. Él desapareció como ceniciento ,dejando huella de su maldad en las entrañas de Clara.
Está bueno pibe @HernanACalvo

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Recien ahora de a poco @Carlos_59 vas conociendo a JCL (tus iniciales) espero no hayas seguido sus pasos. Era flor de atorrante y tremendo mujeriego. Y lo que hizo con esta pobre chica Clara no tiene nombre.


#4

Capítulo III

Durante todo el camino hasta la casa fue llorando, y no pudo dormir por los llantos y el odio que se apoderó de ella por el resto de la noche.
Le expresó: —“Toni después de unos meses de todo lo que pasó, el que apareció fuiste tú, el único hombre que tuve después de él”.
Con el paso del tiempo, a cada hombre que se le acercaba, ella instintivamente sentía hostilidad, aversión, odio, pensando que cualquiera podía ser el padre de su hijo. A los cuatro meses de los carnavales, cuando ya no podía ocultarlo más, les confesó a los patrones lo de aquella noche.
Estos se enojaron muchísimo y estuvieron a punto de dejarla en la calle por semejante falta y tan grave.
Pero no fue así debido a su buen comportamiento de siempre y a la ayuda de la señora Sara, la madre del médico, quién le rogó al matrimonio que recapaciten, diciéndoles que era una pobre chica decente, que había sido emborrachada y engañada por un mujeriego.
Que comprendan su inexperiencia amorosa, debido a que ella nunca había tomado bebida alcohólica antes y tampoco había conocido a ningún hombre.
Fue un gran disgusto pero justo a los nueve meses — le dijo:
— “Naciste tú” y pudo ver nuevamente su pelo, sus ojos y todo el odio que fue juntando en esos largos nueve meses.
Le expresó: — “Hijo, la vida es así” — no importa lo que haya pasado, te amo.
Se dio todo lo contrario, el odio que fue alimentando por el violador se transformó en amor en el instante en que dio a luz.
Desde ese momento le brindó toda su entrega y cariño a partir del nacimiento, para por fin llenar de felicidad su vida.
Por eso hizo siempre lo que pudo, dentro de sus posibilidades para que nunca le falte nada.
Le expresó cierto día: — “Ahora ya eres un hombrecito, llegaste a los catorce años, terminaste la escuela primaria, fuiste el hijo adorado que siempre quise tener, nunca pasé un mal rato por ti”.
Él la había ayudado siempre, desde chiquito, en las cosas de la casa y ahora que ya era más grande, lo felicitó, por el empeño que ponía en mantener hermoso el jardín de la casona, además por el cariño con que cuidaba los animales de la casa. Tampoco dejaba de observar, como siempre estaba dispuesto a acompañar a los patrones a hacer sus compras al mercado.
Aparte le habló de su pasión por el fútbol, que la hacía muy feliz. Que veía muy bien que haga deporte, que le contaron que ponía mucha garra, además, le dijeron que era muy habilidoso jugando al fútbol.
Finalmente le comentó lo que escuchó días atrás.
Le dijo que había venido de visita a la casa el doctor Castro, amigo del patrón y se notaba que era un gran amante del fútbol.
Que le escuchó decirle al patrón que había visto al chico de la casa jugar en un potrero. Que quedó impresionado con su juego por la velocidad y sus gambetas.
Y le propuso al doctor, contando con su aprobación, que lo acompañe a hablar con los directivos del Cruz Azul, para que al muchachito le den lugar y juegue en la divisiones inferiores.
La cuestión era cortar la tradición de muchísimos años, es decir que aunque no pertenezca a ninguna familia importante del pueblo, igual tenga por sus condiciones, un lugar en el equipo.
Si se llega a dar, le pidió por todos los santos, que nunca haga quedar mal al doctor ni a la familia. Y esto que le pidió, era un pacto de honor.
Diciéndole: — “De mi parte te perdonaría todo, como lo hace toda madre con sus hijos, pero para ellos, la cosa es entre caballeros, espero que estés a la altura de las circunstancias”.
Al final teniendo catorce años, con el consentimiento del doctor y de su madre lo hicieron ingresar en las divisiones inferiores del club.
Éste, era el centro de todas las miradas, reuniones sociales, políticas, fiestas, bailes y deportes. Todo el pueblo vivía y rondaba alrededor del afamado Cruz azul.
Así, como les contaba, entró en la sexta división de delantero, se jugaba el campeonato todos los domingos, a media mañana, contra otros cuadros de la liga.
Al poco tiempo, para verlo jugar, cada día se acercaba más gente, hasta que por su empuje y destreza, ya a los quince estaba en la cuarta división, por pedido de muchos hinchas.
Metía goles todos los partidos, al menos dos a tres por partido, el técnico decía, que tenía una habilidad tremenda.
Al verlo jugar decía que le recordaba a los grandes jugadores, velocidad mental, viveza en la entrega, siempre bien parado en la cancha, juego fuerte pero con nobleza, una sangre de aquellas, a su edad… rarísimo.
Parecía un jugador con muchos años de experiencia, hacía gambetas geniales pero únicamente cuando era necesario.
Su juego era rapidísimo, cuando picaba con la pelota por la punta, por derecha o por izquierda, dos o tres compañeros siempre corrían al centro del área, donde seguro recibían de Tonito un pase milimétrico, que terminaba en la red.
Era un gran chico, súper correcto, se hacía querer por todos sus compañeros y también por los rivales, la tribuna lo idolatraba y eso que aún estaba en las divisiones inferiores.
Pasó el tiempo y justo un domingo, llegó el ansiado día. Cumplía dieciocho años, recién ahí estaba habilitado para jugar en primera.

Hace más de 2 años

5

7
eleachege
Rango17 Nivel 81
hace más de 2 años

Buena suerte de Tonito haber encontrado un mecenas que puede enderezar su vida futura. Te sigo @HernanACalvo

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Si, @eleachege Tonito desde chico fue un ejemplar hijo y ademas un espectacular jugador de futbol.

Carlos_59
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

El destino premió a Tonito, y le dotó de excelentes facultades para el balón pie. O quizás lo heredó de su padre.

Interesante el giro que ha dado la historia @HernanACalvo

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Amigo @Carlos_59 en aquellos años, el futbol era para los señores, nadie de clase humilde blanco o negro podía jugar con caballeros. Por su condición excepcional le dieron lugar. Como cambiaron las cosas.


#5

Capítulo IV

Tenían un gran plantel, y justo ese año estaban terceros en la tabla de posiciones del campeonato, a un punto del segundo y a dos del primero.
Toda la hinchada se relamía pensando en las goleadas que vendrían, con lo que ellos decían, eran las genialidades del negrito.
Cada día dibujaba mejores jugadas en las divisiones inferiores, éstas que deslumbraban a todos, a locales y visitantes.
Todo lo ejecutaba con gran categoría y respeto por los jugadores rivales.
Éste fue al fin su domingo, coincidía del mismo modo con otro domingo, justo de carnavales. El técnico lo puso como todos los partidos, a partir de sus dieciocho años, alternando en tercera, luego en el banco de suplentes de primera.
Él se decía para sus adentros: — ¡Toni, ni por las nubes, pensarás en jugar ni un minuto con los monstruos de tus compañeros!
Pero el destino pensó distinto y como si estuviera todo preparado. - ¿Pero no, o tal vez?...
Quiso la providencia que Velásquez, uno de los mejores delanteros del equipo, en plena carrera, con pelota dominada hacia el arco rival, pisó un pequeño pozo de la cancha, se trastabilló y cayó con todo el peso del cuerpo sobre su pie izquierdo.
Se le produjo de inmediato, en el tobillo una enorme hinchazón, además un dolor tremendo. Terminaron sacándolo en una camilla e inmediatamente le pusieron una venda con hielo para bajar la hinchazón.
Imposible en esas condiciones, su vuelta a la cancha.
Al técnico se le produjo una disyuntiva; tenía en el banco un buen medio campista, con experiencia, pero sin llegada al arco rival. Si lo ponía, como mucho irían a empatar y se alejarían los punteros, y el posible campeonato se les escaparía de las manos.
— La gente pedía a gritos: – ¡¡¡ Tonito, Tonito, Tonito!!!...
Se acercó el técnico al medio campista, habló un minuto con él. En ese instante, se produjo un silencio total, ya pensaba toda la tribuna que sería el designado para ingresar.
De repente la gente comenzó a gritar.
— ¡Pongan al negrito, pongan al negrito que ganamos!
Al final el técnico dejó de hablar con el medio campista y lo miró. Tony tenía la camiseta número quince. Le dijo: –Negrito y sonrió — hoy es tu día, no nos defraudes. — Entiende que nuestro club y que nuestra camiseta, pesan mucho y le pidió que juegue entregando hasta el alma.
— Hace todo lo que sabes con tranquilidad, demostrando lo que vales y dio órdenes al banderillero para el cambio.
Entró con un total estado de excitación, se ubicó de delantero por la derecha, por orden del profesor.
Habían pasado dos minutos de su entrada, cuando le entregan una pelota, eludió a un rival que le tiró una patada, cuando ésta intentaba llegar a destino, él ya estaba a dos metros de distancia. Siguió corriendo y tiró rápidamente un centro perfecto, un compañero cabeceó y salió por pocos centímetros, por arriba del travesaño. Los aplausos llegaban de la tribuna, pero él no los escuchaba, estaba como en una quimera.
A los cuatro o cinco minutos, se repite un pase hacia su punta, en profundidad, tocó a la carrera la pelota, justo cuando un defensor la iba a despejar, lo que produjo que éste quedara totalmente descolocado.
Como la jugada era muy rápida, siguió en veloz carrera con la pelota dominada y le salió fuera del área el último hombre rival.
Se le vino a la carrera un grandote, el número dos, y en plena carrera como venía, le tocó la pelota por la izquierda y él siguió corriendo por la derecha, quedando el grandote totalmente desairado. Así se hizo nuevamente del balón, en dirección al arco.
El arquero rival al verse solo, salió corriendo desesperado inmediatamente a taparlo al borde del área.
El técnico comentó: — Toni, como si tuviera cien años en primera división, picó la pelota sobre el cuerpo del arquero. Éste lo único que atinó es a darse vuelta y ver que la pelota entraba justo en el centro del arco.
Tonito, miró y miró como entraba en el arco la pelota, mientras, por qué no decirlo, se puso a llorar como un chico, y corrió hacia el medio de la cancha gritando: — ¡ goool, goool!!!...
Justo al llegar entre llantos de alegría al anillo central, cayó con el pecho apoyado contra el césped.
Sus compañeros, al principio, pensaron que era un festejo y se tiraron cuatro o cinco encima de él, hasta que uno se dio cuenta que Toni no estaba bien.
Ahí le dijo: — ¿Qué te pasa Tonito? — ¡Respira, respira, negrito! — ¡Qué golazo, qué golazo!
— Desde ahora serás nuestra bandera, nuestro ídolo para siempre.
Se abrieron todos los jugadores, vino corriendo el médico, intentó en vano un restablecimiento, hasta que dijo con lágrimas en sus ojos:
— Ya no hay nada que hacer.
Mientras, sin saber de donde aparecieron, como por encantamiento, un montón de globos blancos y negros, que subían despacio hacia el cielo, éstos cubrieron toda la cancha. Se hizo una rueda de jugadores de los dos bandos alrededor suyo, comenzaron sus llantos, como los de muchos de los hinchas de las tribunas.
Cuando le avisaron a su madre, después de recibir el tremendo golpe, con sollozos en sus ojos, expresó: — “Hace veinte años, inesperadamente me lo regalaron un día de carnaval y hoy justo, otro día de carnaval me lo llevan.
Con un gran dolor lo bendijo…
— Seguro en este momento, tendrá que ir a darle amor y alegría a otros seres”.
De mi parte –dijo la madre — seguirá vivo, y yo con él, con su imagen, con su recuerdo, todos los días, a cada instante, mientras dure el resto de mi vida.
Ahora esta acá entre todos ustedes, no sé cuál es el motivo. Amigos calma, nada muere, todo continúa.
Tampoco ésta es su tribuna, pero seguro habrá acá, perdidos entre tanto gentío, unos cuantos hinchas del Cruz Azul, para los que seguirá jugando y mostrando su calidad como persona y su genio como jugador.
Respecto a mí; si, soy JCL. Tonito era mi imagen. Ya estoy mucho más viejo y muy orgulloso de mi hijo, el cuál nunca me conoció personalmente. Lo que no quiere decir que yo me haya despreocupado de él. Día a día lo seguí desde sus primeros pasos y luego mucho más desde su pasión por el fútbol y por supuesto me dolió tremendamente su partida.
Toda mi vida fui un mujeriego y lujurioso empedernido que traté con muchas mujerzuelas como Juana, la prima de Clara, con la cuál antes de aquella noche de carnaval ya veníamos enroscándonos hacía algunos años y luego de aquella noche tuvimos discusiones por lo que le hice pasar a Clara, igual pasado el temporal seguimos con nuestro amorío.
En realidad fue ella la que no me permitió acercarme a la vida de ambos.
Me asedió con la promesa de denunciarme y temí perder mi trabajo. Tuve miedo, lo reconozco, Juana es muy mal parida.
Me canse de equivocarme y no creo sea éste el momento apropiado para contarles todas mis andadas, ya habrá ocasión de largar el ovillo. Me creí muy vivo pero me perdí a Clara. — ¡Qué mujer!
Lo que no tolero es lo que andan diciendo de mí, aclaro:
— ¡Ningún negro de mierda!…

Hernán A. Calvo

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Amiga @WriterOftheNight espero que te haya gustado. Me propuse un desafío de viajar en el tiempo al año 1922 y a un pueblo del interior donde nunca he vivido y relatar la vida de esa gente. Es uno de mis escritos preferidos. Gracias amiga.

WriterOfTheNight
Rango9 Nivel 42
hace más de 2 años

Esta muy bien construido el escenario, la trama... todo!!

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Te agradezco amiga @Sedemiuqse por la lectura de todo el cuento, que espero que te haya gustado.

casandra
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

un relato genial!! me ha encantado!! Enhorabuena!

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Gracias amiga @casandra es un poco mas suave que tus relatos, pero hay trambieen una cantidad de sexo, en este caso algo desconocido pero no por eso no vivido. Negro de... Jaja. Es una alegría que te haya gustado, creo que este es uno de mis mejores cuentos. Sigo con lo tuyo. Escribes muy bien amiga dejando de lado lo erotico. Por otro lado todo el mundo se queja de ese tio de escritura pero te leen de a cientos. Te felicito y te seguiré leyendo, no por lo erotico sino por tu escritura. Suerte.

eleachege
Rango17 Nivel 81
hace más de 2 años

Una hermosa y a la vez triste historia. Bien narrada sobre todo en la práctica del futbol. Un cordial saludo amigo @HernanACalvo y nos estamos leyendo.

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Si amigo, @eleachege es una triste historia, la que para mi fue un reto que me hice de viajar en el tiempo, casi a 100 años y vivir en un pueblito de los del iterior de nuestro pais en los cuales nunca vivi, a lo sumo he pasado y he estado una a dos hora por ejemplo para un almuerzo y luego continuar al viaje hacia una ciudad importante. Pero la gente e definitiva es similar en un pueblo como en una gran ciudad. Lo único que los diferencia es que los pueblos chicos tienen muy pocas cosas por hacer o festejar. Un ejemplo de estos es el carnabal y de ahí la historia. Por otro lado todos los argentinos amamos el fulbol, pero el gran futbol. Gracias amigo.

PequenaSaltamontes
Rango6 Nivel 25
hace más de 2 años

@HernanACalvo gran final! El hilo de la historia me ha atrapado hasta el sabor agridulce de la última caja. Has sabido con maestría culminar el cuento de una forma inesperada. Te felicito.

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Si amigo @PequenaSaltamontes muchas veces la vida es así, lo que en este cuento quise destacar que me habìa transportado hacia atras cien años en el tiempo, ademas que me fui a vivir a un puebito del interior, en el cual nunca estuve, ni te diría en ningun otro a no ser parar por ejemplo para un almuerzo, mirar un poco y seguir hacia una gran ciudad. Otra cosa que tome en cuenta es nuestro amor por el futbol y por último JCL negro de tez, mujeriego empedernido que andaba con muchas mujerzuelas. La hace emborrachar a Clara, tiene relaciones con ella de ahí Tonito. Nunca lo conocio porque se lo tenía prohibido la prima de Clara que andaba con él y si lo contaba lo echaban del trabajo. Fui moviendo todas esa piezas. Gracias por tu lectura.

Carlos_59
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

Exquisita la descripción de la lesión de Velásquez, y exquisita la transmisión de la jugada. Eres un autentico locutor y comentarista deportivo.

Que triste final para Tonito que no pudo seguir con su recién estrenada popularidad. Tuvo una muerte súbita...

Creo, amigo @HernanACalvo , que el que más perdió de esta historia, fue JCL (por cierto, será casualidad, pero lleva mis iniciales. Jijijiji). Se perdió a Clara, una mujer maravillosa, y a Tonito, el mejor hijo que un hombre puede tener.

¡¡¡Excelente!!! amigo. Como todo lo que haces.

Un saludo...

HernanACalvo
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

@Carlos_59 gracias amigo. No puedo hacer otra cosa que agradecerte que valores mis escritos. Los que esribo con el alma. Te comento y no es por querer quedar bien con vos pero tu tamien escribes muy bien. Ahora incorporé otro cuento "Despedida a mamita" es un cuento para analizar y casi todo el mundo se equivoca en el personaje. Si podes poneme un corazon. gracias amigo.