gisanz_
Rango13 Nivel 60 (14217 ptos) | Premio de la crítica

Siento como mis huesos se vuelven viejos y frágiles,
como mis ojos se cierran por el cansancio de los días
y como el pesar de la melancolía me arrastra consigo.

Siento como el día se vuelve gris,
y el gris se vuelve negro,
y el negro se torna aún más oscuro.

Siento que el alma pesa,
que el sentir pesa,
que el vivir pesa
y que morir pesa el doble.

Hace más de 1 año Compartir:

9

110
Jesght
Rango10 Nivel 49
hace más de 1 año

¡Muy buen inicio!

1234
Rango11 Nivel 51
hace 6 meses

Señorita Guisante, cuándo iniciará una nueva historia? Escque engancharse al rollo a estas alturas es tan difícil como atrapar una mosca al vuelo.

1234
Rango11 Nivel 51
hace 6 meses

Y ya que se va a pensar, piense también mi propuesta de un viaje gratis en el ovnis (escque tengo varios).

Nubis
Rango12 Nivel 56
hace 6 meses

Tiene estilo.


#2

you look at me
with shiny eyes,
I look at you
with stormy eyes.

you got big hands
for holding tight,
I got tiny ones
to give you charm.

a messy head lies in my bed,
is this the one that I love?
is this the one that l care?
who knows, who knows.
I got him and he got me,
and I'll close his eyes
when he falls asleep,
and I'll count the stars
one by one.
and I'll count his moles,
his eyelashes,
his sins,
his scars,
and I'll count them a million times.

a messy head lies in my bed,
he looks so pure, innocent and quiet
can I kiss him in the forehead?
can I take away his sadness?
can I hold him before being apart?

Clashing
Rango13 Nivel 60
hace más de 1 año

Qué sorpresa encontrar un texto en inglés por aquí. Tan rítmico, se nota tanto el foot tan distinto al ritmo castellano. Muy genial el poema :)

Nubis
Rango12 Nivel 56
hace 6 meses

En plan introducción o canción.


#3

Estamos,

a una sonrisa de distancia,
a un paso de conocernos,
a un abrazo de querernos,
a un beso de amarnos.

#4

Y tú, te conviertes en todo lo que pensé que había perdido.
Y yo, temo.
Me tomas entre tus manos como tomarías a una mariposa
y me llenas,
de un sentir que no conozco,
de un efímero infinito,
de ti.

#5

Quiero a una estrella que no brilla porque está triste,
una flor que no tiene color,
un pajarillo que no tiene alas pero que vuela como ningún otro.

Tengo libros sin escritos,
canciones sin melodía,
lienzos sin pinturas,
cartas sin destinatario.

Tuve miedo de mis miedos,
soledad en compañía,
hilo y aguja para las heridas
y un corazón estallado.

Desasosiego2
Rango11 Nivel 50
hace más de 1 año

Hola pequeña Giselle, hace tantas iluciones que no nos leiamos ( ・ิω・ิ)


#6

Hojas muertas de Otoño caen de los árboles, el suelo está pintado por gotas de lluvia y he sido completamente noqueada por una fría brisa.
El sol brilla pero sigue siendo un día helado, mi cabello baila con el viento mientras mis pensamientos permanecen congelados. Veo rostros de ángeles y demonios cruzando caminos que conducen a futuros inciertos y senderos lejanos. Escucho risas y llantos ahogados, susurro las palabras que jamás les diré.

SergioPR
Rango12 Nivel 55
hace más de 1 año

Triste pero hermoso a la vez. Esperando lo siguiente. Saludos @gisanz_


#7

Tu sexo, el pozo y fuente de gozo de mi sexo.
Mi cuerpo, el mapa a trazar por tus dedos.
Tus ojos, la brújula que guía y espía.
Mis senos, almohadas que guardan tus sueños y pesadillas.
Tus piernas, caminos por recorrer.
Mi lengua, portadora de pecados.

_Alejandra_
Rango6 Nivel 26
hace más de 1 año

Jajajaja quien dice que lo hago, yo te aplaudo <3


#8

Conozco el sendero formado por las cicatrices en tu cuerpo
y el olor de tu sudor.
La textura de tu piel y el sabor de tus palabras,
el camino que transitan tus pensamientos en las noches
y la tristeza que emana desde lo profundo de tu alma.
Pero no te conozco,
ni siquiera un poco
ni siquiera en absoluto.
Conozco el sonido de tu voz y la manera en que caminas
no conozco el sonido de tu llanto pero conozco su silencio,
no conozco tu cuerpo desnudo ni en donde se esconden tus lunares, y tampoco conozco donde guardas tus pesares.
Conozco que te quiero hoy y te querré mañana,
y que al día siguiente probablemente aún lo haga.


#9

tomando té
miré al verdugo
que llevaba su hacha afilada
para cortar cabezas,
y a la niña
que tomaba de la mano
siendo su presa.

tomando té
imaginé las escenas
de memorias muertas
que se encuentran en mi pecho.
Impregnadas,
ancianas,
maltrechas.

tomándote quise olvidar
y volar lejos
del mundo,
de la vida.

tomándote quise creer,
crecer,
soñar.


#10

Quema en la piel, quema en el pecho como fuego, golpea como un relámpago y hace volver a la vida. Sólo en sus brazos siento la paz infinita y en su cuerpo descansa una pasión que invita; al amor, al deseo, a lo prohibido y a lo que aún no tiene nombre.
La distancia en la cercanía y la cercanía en nuestra distancia, ven, recuéstate, sigue el ritmo que marca el compás de mi corazón y duerme entre baladas. No digas adiós, quédate, en donde pueda admirarte, en donde pueda encontrarte

#11

Es usted un ser que siente
hasta el caer de una gota
que descansaba segundos antes
en un árbol.


#12

Mi numen entró sigiloso como ladrón en la noche
y de mi alma hurtó el arte del amor y la pasión.
Desvergonzado me observó mientas dormía
y quizás en su mente de mí se reía.

Soy plenulio prohibido y él un lobo forajido,
soy montaña inmortal y él cabañero inmisericorde,
soy sollozo de rubíes y él la necedad flameante.

Mi numen se ha marchado como nómada,
feroz, ermitaño e indescifrable.
Sin navegarme, sin acunarme, sin avisarme.
Grisácea es la hoguera mística que endulza la lágrima no derramada, pudor del manantial de la pupila.

Desasosiego2
Rango11 Nivel 50
hace más de 1 año

Interesante, muy interesante señorita 👍


#13

Intrépidos tabúes sacian mis delirios,
la ensoñación de analogías proféticas
se derraman en mi cuerpo atado y me invaden.
Sonrojados deleites de mi cataléptico encadenamiento
y la devoción clandestina que deambula en lo prohibido,
plegarias voraces beben del cáliz sagrado
y huellas profundas dejan marca en tempestuosos caminos.


#14

Asfixias la lascivia y violas el espacio que nos separa, y la manera en la que me empequeñezco por vergüenza.
Aniquilas como soldado de batallas mis miedos. Te tiendes y nos acoplamos como uno.
Se inquieta el tiempo y nos mima la dulzura de la calma.
Atesoro mil ternuras en tus brazos,
avivas la mocedad y monopolizas cada segundo.

Saboréame con besos en la frente,
tómame sin poseerme,
poséeme sin tomarme,
encuéntrame en muchedumbres,
siénteme en abrazos.


#15

Sonríe la media luna mostrando sus perfectos dientes, los faroles alumbran los vecindarios y de fondo suena una canción de piano.

Vestida de gala subo a la terraza y cuento las estrellas que adornan el cielo como bambalinas y luces de navidad. Los grillos hacen fiesta, lloran los despechados, cantan y ríen los enamorados. Y yo, restriego con mis dedos mis ojos cansados. Suspiro, respiro, sonrío y tarareo la letra de una canción inventada.

Imagino la cantidad de amor que reposa en la cama de amantes eternos en efímeros momentos y las lágrimas secadas con las suaves fundas de almohadas.
Y retratos,
y canciones,
y escritos fabricados por aquellos que se ahogan en miel por el placer de sentir.
E imagino y pienso que quizá mañana la luna no muestre sus perfectos dientes, que quizá, sólo quizás, me muestre su pupila reluciente.
Y quizás el sol de mañana no queme mi piel y sea tan sutil como palabras de cortesía.
Quizás mañana me acompañen luciérnagas, en vez de grillos.
Quizás se escuche jazz o marimba.
Quizás cuente menos estrellas y vista pijamas.
O quizás, tal vez, como los melancólicos, llore mojando mi almohada o cante con los enamorados para acompañarles en su gozo.
Quizás, sólo quizás, mañana sea un buen día.

Espero tener una copa de champagne burbujeante por si me toca festejar con el ruido ensordecedor del silencio. Ojalá lleve conmigo una pluma y algunas páginas para contarme a mí misma la morbosidad de las noches, para no olvidarlas, para poder guardarlas en un baúl de recuerdos. Recuerdos de días de mocedad y tempestades en frascos de cristal. Para recordar la chispa de fuego que encendía mi fogata, para guardarme con recelo.
Para acordarme de los nuestros, de lo nuestro.

Hace más de 1 año

2

8

#16

Huele a libros antiguos,
esos que ocultan los secretos de los risueños
y lavan el rabillo de las pesadillas.
Las aplacan,
las aquietan,
las ahuyentan
pero no por mucho.

Los atrapasueños más que amigos se vuelven en mi contra,
me apresan, me dejan sin aliento
tal cual pesadilla.

Y yo como luciérnaga
sigo,
persigo,
persisto,
insisto.

Hace más de 1 año

1

6

#17

No soy yo quien atraviesa los caminos de la vida, son estos los que trazan mis veredas.
No soy mis miedos ni tampoco lo he decidido.
Soy los miedos de los otros, reflejados como espejos.
Soy sus inseguridades, sus pesares y también sus tempestades.
Soy las gotas saladas que caen de mis ojos cuando hace mal tiempo.
Soy té de canela azucarado y el olor de pan recién horneado.
Soy la lluvia y el viento, y los primeros rayos de luz, y el cantar de las avecillas.
Soy el último pino, el jamás talado.
Soy gris, azul y blanco.
Soy los colores creados y los nunca ingeniados.

No quemo como el sol pero soy calurosa en noches frías.
No soy luz de luna, radiante. Pero sí como ella, fiel acompañante.
Tengo los días contados y un reloj detenido,
tengo dedos mágicos y un farolito que alumbra una plaza que esconde criaturas místicas, donde el viento huele a cerezas y hay un pozo de agua bendecida por lunas de cachitos y canciones de cuna.

Soy el corazón latente y la fuerza del rayo,
la luz del sol,
la oscuridad de la noche,
soy la poesía cantada y soy mía.

No soy de aquel que dice poseerme,
aquel que envenena con palabras suaves y dulces como nubes de algodón de azúcar. No pertenezco al falso que endulza con mentiras y palabras carentes para tocar firmamento y probar de mi cielo, y gozar de mi paraíso fantástico.
No pertenezco a aquel que deforesta mis bosques y arranca mis flores.
Ni de aquel que apuñala y ultraja con la mirada,
ni de aquel que me devora como bestia hambrienta.
No soy tuya, inmisericorde. Mozo malvado, zorro tramposo.
Soy mía y soy exquisita.

Hace más de 1 año

4

9
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 1 año

Las tres primeras estrofas son apabullantes

Muy bueno

DayDreamingLastNight
Rango20 Nivel 99
hace más de 1 año

Me emociona tanto leerte, me transporta a la majestuosidad de la libertad...


#18

Sometimes I think people’s laugh or smile could take away someone else’s sadness.
And the bright in someone’s eyes could be as the heat of the sun in a winter day.

Sometimes today feels too good to be true
or too wonderful to be happening,
or too great to be good,
and a day goes so quick.

Sometimes I’m not even afraid of living,
or dying,
or feeling too much,
or messing up.
Sometimes it feels like the first time
even though we had it before.

Sometimes the sun shines,
sometimes it rains,
sometimes it is dark,
sometimes we feel pain.
And sometimes we feel filled up
with small beautiful things
and we finally feel part of something big.

It is okay to be happy,
It is okay to feel sad,
It is okay to not know,
It is okay to be afraid.
Sometimes I feel free
even though I’m in a cage
and sometimes I feel trapped
while I’m running wild.

Sometimes I wish there was someone out there
that would bring cinnamon roll moments
and chocolate milk dreams
to share with me the life I’m living
or that at least I’m willing to live.

Hace más de 1 año

0

6
#19

There are vanilla skies
everytime I see you.
You give me apple pie feelings
and strawberry cheeks.

I think of milkshake chocolate
when your mouth drips out softly
and marshmallow words
are pouring out my name.

I feel drunk in dark coffee,
hypnotized,
addicted,
shaking,
melted.

My head starts turning in circles
my heart stops, stares and skips,
and I try to be as sweet and tender
as cotton candy would be.

Hace más de 1 año

0

6
#20

Las horas parecían segundos
y recé cada segundo
por un minuto más.

Ayer se volvió mi hoy
y hoy será parte de mi ayer,
sin lugar a dudas,
mi día favorito.

Hace más de 1 año

0

7
#21

Quiero buscar en el mar la lágrima que derramó por última vez,
el día del mes que desconozco,
del año que no sé escribir,
de la hora que se fue fugaz
y no pude anotar.

Quiero ver sus ruinas y conocer sus grietas,
y el polvo,
y su guerra,
y su averno.

Quiero de sus ruinas hacer fortalezas
y convertir ruinas en hogares,
para el necesitado,
para el que todo lo tiene,
para que a él no le falte.

Quiero ser más que interludio,
más que adagio,
más que sonata.

Hace más de 1 año

2

8

#22

Días contados en lugares de relojes averiados
y calendarios desaparecidos.

El pasado sigue siendo pasado,
El presente es hoy
y mañana es incierto,
luce a futuro.

Lo que fue, fue.
Lo que es, es.
Lo que será, es lo elegido por ti
en el hoy.

Hace más de 1 año

1

6

#23

Detente,
cada uno a su ritmo.
Aprovecha conocerte,
descubre qué buscas.

Enfócate,
sufre si es necesario,
inspecciona tu interior
y crece.

Deja ir tus ataduras,
conviértete
y se.

Hace más de 1 año

0

6
#24

Estoy aquí,
frente a la puerta de tu alma.
Llueve a cantaros
y me empapo
mientras espero
que decidáis abrir la puerta.

Estoy aquí,
sigo sin irme
y la tormenta no cesa,
y no creo que lo haga pronto.
Pero tengo fe
y pido al cielo
que no demoréis demasiado.
Y si lo hacéis,
espero que escampe pronto,
o que la vida
de vez en cuando
me preste una sombrilla.

Hace más de 1 año

0

7
#25

Despertó la primavera en botones
y el renacimiento del cielo resplandeció.
Visto tan poca ropa que mi desnudez se sonroja
y también se sonrojan mis mejillas.
Mis penas se avergüenzan
y se esconden tras curvadas cortinas negras,
y mis cortinas protegen café y leche,
y a veces,
leche y vainilla.

Despertó la primavera con bostezos y estiramientos,
y un sol que quema cuando quiere quemar.
Colecto la fruta
y planto,
y riego,
y descanso bajo un árbol casi tan viejo como la primavera.

Hace más de 1 año

1

7

#26

Atravieso la tela de tiempo fina que separa
a la primavera del verano.
El arco iris de la primavera se convirtió
en los rayos potentes del sol,
y el calor,
y el sudor.
Calmo la sed
con cítrico y hielo,
o con helado de menta con frutas,
o ese con sabor a chicle,
o ese que refresca.

La playa está abarrotada
por cuerpos a penas cubiertos,
los ojos se esconden tras gafas de sol,
las sombrillas cubren
por momentos
y las olas golpean con sutileza,
refrescan el tiempo.
El sonido de la marea calma,
guarda pensamientos y sentimientos
en los espacios más profundos,
y de vez en cuando
hasta los oídos más sordos
escuchan la canción de las caracolas.

Los pies van descalzos
y la arena se cuela entre los dedos,
las gaviotas van de un lado a otro,
los botes navegan alejados,
el cielo tiene azulados
con nubes que juegan
a las escondidas.

Hace más de 1 año

0

6
#27

El sol de otoño aún brilla, su reflejo en el agua encandila y deja ciego por segundos. Es un sol de naranja y mandarina, que irrita la pupila y broncea la piel que se expone indiscreta por prolongado tiempo. A veces ni quema, a veces sólo ilumina pasos. Las tardes son de canela y pastel de calabazas, y las noches son de leche con malvavisco.

Más allá de los árboles tan antiguos como el pacífico, duermen montañas y calles, y la vida parece hibernar ermitaña en los brazos de morfeo.
Más allá, en un lago, pasean dos cisnes un día de otoño que se parece tanto a ellos. Más allá del lago, se esparce sobre el pasto y en los suelos, un manto de follaje muerto. De fondo se observan siluetas sin cuerpo, sin sombra, sin sonido. Quizás las sombras sean esqueletos bailarines, o fantasmas, o algún animal, o algo que desconozco pero que intento maquinar.

Los edificios lucen tan pequeños desde esta altura y las personas han desaparecido. Quizás las brujas las atraparon en pequeñas esferas de cristal, con casas tan pequeñas como una nuez. Quizás en alguna banca haya una pequeña piña olvidada y una manta que cobija a nadie.

Es otoño y los ojos de la vida permanecen cerrados, soñando quién sabe qué, en quién sabe dónde, con quién sabe quién. Ha sido mi sueño, antes de mi nacimiento y será mi realce, antes de mi renacer.

Hace más de 1 año

0

6
#28

Se arrecia la zozobra de la somnolencia,
surca el mar y el espacio el sonámbulo
y el bramido escuálido del desasosiego entra
por las más estrechas grutas.

Desahucia precozmente el cadáver deambulante
y solloza cabizbajo.
Toca la mandolina
y va esporádicamente al malecón,
para llenarlo a gotas.

La comisura de la boca demuestra incertidumbres
y el pescuezo se acalambra.
Es sólo un prefacio a la pesadez,
el camino del túnel al desconcierto,
el destino al decaimiento del cuerpo.

Hace más de 1 año

2

8

#29

Tan cerca pero tan lejos,
tan lejos pero tan cerca.
Así como el sol y la luna,
como el día y la noche,
la cabeza y los pies,
el invierno y el verano.

Somos cercanos
porque de vez en cuando nos involucramos
intercambiamos o compartimos.

A veces no lo conozco,
no está presente en ocasiones,
quizás muchas,
quizás tantas que no puedo contarlas con los dedos.
A veces, no siempre es así.
A veces no me escucha del todo
o yo creo que no lo hace,
o quizá creo no le importa.
O quizás a veces siento que intento ser
y termino siendo,
en mi cabeza,
menos que nada
por él.

Quizá sea la repuesta al por qué al inicio
era difícil confiar,
o tan si quiera creer en el otro.
En ocasiones le necesitaba y no estaba,
pero tampoco le culpo,
no lo sabía
o quizá sí
pero no le importaba,
o no sabía qué hacer,
o qué decir.
Y entonces recuerdo,
porque aún mi memoria me lo permite,
las veces que sí ha estado
que quizá han sido muy pocas
y podría contarlas con una mano,
y por alguna razón,
cubre cualquier otra cosa
en el mundo,
en mi mundo.

A veces,
estando lejos,
lo siento cerca,
porque lo llevo conmigo,
no porque alguien me obliga
sino porque quiero y me hace sentir.
Sin embargo,
hay días que está más lejos que nunca,
de todas las formas posibles,
y se siente tan mal
que hasta sonreír hace querer llorar.
Simplemente se me hace difícil.
No sólo porque no esté allí en físico,
con eso puedo vivir,
sin él puedo vivir
pero lo prefiero a él,
hoy y siempre,
por siempre y un poquito más.
Sin embargo,
no sentirlo es lo que realmente lo hace difícil.

A veces,
estando cerca,
lo siento lejos,
porque la indiferencia ciega,
las acciones y las palabras,
e incluso lo que no se dice y no se hace afecta.
Sin embargo,
a veces lo tengo cerca
y no sólo lo tengo cerca
sino que también lo siento cerca,
y siento,
y me gusta sentir,
me gusta sentirlo.

Hace más de 1 año

1

7

#30

Se despide la lágrima
con un grito afónico
y emprende su trayecto,
hasta nuevo aviso.

Dice adiós al ojo
y hace pausa
en la cuenca,
y cruza el camino
entre la nariz y la mejilla,
a veces reposa en los labios,
y a veces sigue de largo y cae
en algún cuerpo
animado o inanimado.

La lágrima no se muere,
no necesita cripta.
Ella viaja,
peregrina
o nómada,
y vuelve,
y duerme en su morada
y descansa por un tiempo.
Y luego vuelve a partir.

La lágrima no se jubila
ni se pensiona,
ni se va perenne.
Ella sólo despierta,
ella sólo duerme.

Hace más de 1 año

2

7
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 1 año

Dentro de lo hermosa que es tu prosa
Este, en su nivel de detalle y recorrido, por sentimiento, provoca un pequeño escalofrío...

Es una lágrima conocida

Saludo

gisanz_
Rango13 Nivel 60
hace más de 1 año

Muchísimas gracias por sus palabras y ciertamente, por su tiempo. Me alegra mucho que le guste lo que escribo, espero poder seguir compartiendo cosas que sean de su agrado. ¡Que tenga un gran día!

@Romahou


#31

En lo imposible reside lo posible,
en la vida la muerte,
en el amor el odio
y en lo impuro lo puro.

Me quito la venda
y ahora veo,
y ahora percibo,
y ahora comprendo
lo perfecto en lo imperfecto.

Hace más de 1 año

0

5
#32

Antes de la lluvia,
ventarrón.
Después de ventarrón,
diluvio.

Llevo su alma,
la llevo en mi alma.
Espero que sepa nadar,
por si hace mal tiempo.
Por si me inundo,
para que no se ahogue.

Hace más de 1 año

0

5
#33

Quién dijo
que las flores silvestres están destinadas
a estar en el bosque
y los insectos escondidos en la hierba,
en espacios donde la luz no llega
o bajo las rocas.
Quién dijo que la crema batida debe empalagar
y que la de maní ha de pegarse al paladar.
Quién dijo que los gallos cantan
al renacimiento diario del sol
y los lobos lloran por ser la luna
su amor inalcanzable.
Quién dijo que el blanco era puro,
si se ensucia,
se curte,
no vuelve a ser el mismo.

Quién dijo que la piel no es fruta
si al igual que la uva se arruga.
Quién dijo que la luz
no hace más que alumbrar
si también da vida a la sombra
y la sombra es cuerpo.
Quién habrá dicho
que los confesionarios son
baúles para guardar secretos
y que las estrellas fugaces
cumplen deseos.

Quién habló,
que lo diga el mudo,
que lo escuche el sordo,
que lo vea el ciego.

Hace más de 1 año

0

8
#34

Toco la virginidad palpable de sus labios promiscuos.
Ha besado
pero sigue siendo virgen.

Sus labios son
pétalos de rosas
entre los que me hago camino.
Son gruta estrecha
pero me adentro,
me cierno,
me derramo,
me hago parte de la flor.
Soy tallo,
soy hoja
y soy insaciable.

Toco la virginidad de sus labios promiscuos.
Ha besado,
ha poseído,
y ha gemido
pero es virgen,
sigue siendo virgen.

Sello con un beso
la virginal comisura.
Ella es silencios
y también travesura.

Hace más de 1 año

0

7
#35

Si te despojo,
el hormigueo se matizará carmín
y me reclinaré embelesada
en la proa de tu barco.
Descafeinaré tus ojos,
saldrán a flote las ojeras
y veré
como se cortan las olas.
Navegaré como un náufrago
y me convertiré en geógrafa.

Si te despojo,
conoceré profundidades
y la superficie.
Seré Atlas
y seré alta
siendo diminuta.

Si te despojo,
prometo conocerte
y escudriñar taciturna tu orbe,
y no dar lugar al exilio.

Hace más de 1 año

0

5
#36

I slammed the door
and finally felt
the eyes of death
focused on my yet-living body.
She said
softly,
–To die you must live first–
And then
whispered in my ear
the sweetest words I'll remember.
–To live is to die every day
and accepting
that the energy
that once belonged to you
is returning to earth.
As simple as rainbows appears in the sky
and the rain falls in the ground.
As simple as the world smiles in flowers
and creatures are born. –

My brain,
now old and tired
took its time
and when the time arrived,
gentle words skipped out of my mouth
–So the gift of death is the experience of life–

Hace más de 1 año

0

5
#37

Cuando te odio
tengo que usar lupa
pa' encontrar tus labios
y bajar al prostíbulo barato
con olor a rata muerta
pa' buscarte
y al final
no encontrarte.

Cuando te odio
te lloro como si te hubiesen sepultado
y hasta te llevo flores a la cripta.
Cuando te odio
cierro la puerta con seguro
y me trago la llave,
y me alejo en un tren,
y confundo el fango
con tus ojos cacao.

Cuando te odio
saco mi anillo invisible del dedo
y me voy de juerga
pero como estoy de luto
me quedo sentada en un rincón
y leo un libro en el bullicio.

Cuando te odio
me burlo sola
de tus dientes,
de tu lunar en el cuello,
de tu perfume
y de tus manos.
Cuando te odio
frunzo el ceño,
aparto la mirada,
cierro los ojos
y aprieto la mandíbula,
porque te odio
e incluso cuando te odio
me es difícil odiarte.

Hace alrededor de 1 año

1

5

#38

La última vez que te vi no sonreía
pero saboree palabras dulces que salían de tu boca,
y tu verso
y tu prosa,
y tu poema de pergamino asomado en tu pupila,
y en la comilla de la comisura de tu boca,
y reflejado en mi pupila café
gracias a tu pupila cacao.

La última vez que te vi
refugié la ternura de tus ojos en mi abrazo
y tu ternura besó mis lunares
sin siquiera rozarme la silueta.

La última vez que te vi
tejí un suéter de lana
de ovejas que conté en sueños pasados,
y te abrigué la duda
y el desconcierto,
y te regalé una caricia sin lazo.

La última vez que te vi
te abracé con cierta melancolía
porque son así las despedidas.
Yo,
más allá que acá,
con el alma en el subsuelo,
dije un -hola- con intención de -adiós-
y mi -adiós- no dicho nunca llegó a tu oído.
He de admitir,
que de fantasmas no puede vivirse
y por eso bajé la cabeza
como culpable de todos los crímenes
y quizás debí gritar -adiós-,
para iluminar la sombra fantasmagórica
y hacerla desvanecer en la luz
pero cómo se dice adiós
cuando se quiere decir -hola-.
Pero juro,
porque puedo jurarlo,
que la última vez que te vi,
no me quise ir.

Hace alrededor de 1 año

0

7
#39

Si el percibir con las manos es
ver como lo hacen los ciegos,
debo decir que conozco a ciegas tu belleza,
porque tanteo con los dedos tu silueta
y la saboreo,
y quizás abuso
del uso de las caricias.
Y a veces soy un poco indecente
y recorro con los labios
toda superficie que te envuelve.

Y debo decir también,
que te leo con los dedos
y te escucho con los ojos.
Que te veo con los oídos
y te hablo con el cuerpo.
Y que a veces,
lo quiera o no,
confundo tus lunares con planetas
y tus labios con melocotones.
Y mis días se vuelven frescos,
y mi cielo se matiza pastel
y la lluvia es orquesta.

Hace alrededor de 1 año

0

5
#40

Él tomó su cabello (el de ella)
con una sutileza tal
como la de aquel que cuenta
uno a uno,
cabello por cabello.
Ella
cerró sus ojos ajena al solsticio,
y al silencio ensordecedor,
y al ir de las horas.

Su regazo (el de él)
yacía invadido a esa altura,
quizá,
sería un suicidio intentar cualquier cosa
tan si quiera con una rosa.
Sus labios (los de ella)
finos lirios rebosantes de juventud
descansaban inmóviles.
Los de él,
tiernos, entreabiertos y sedientos de juventud (la de ella).

Ella comenzó a soñar
la historia que él empezó a contar,
una historia que nunca llegó a escuchar
pero que bien puede recordar.
Él
con su mirada de águila
puntualizó cada mal augurio (los de ella y los de él también)
y localizó el reloj de pared,
el del hombrecillo sonriente,
aquel que ahora marcaba el destiempo.
Faltan,
dijo sin decir palabra
y quizás más con la mirada,
dos minutos para decir adiós.

Hace alrededor de 1 año

0

4
#41

Mi propósito no es curarte
ni arreglarte,
ni cambiarte.
Mi propósito es
conocerte
y salvarte
de ti.

Mi plan no es luchar por ti
ni perseguirte,
ni cortar tus alas,
ni amarrar tus pies al suelo.
Mi plan es
ser y estar,
y amar tu libertad
e impulsar tu vuelo.

Mi estrategia es quedarme,
mi plan es cuidarte,
mi propósito es salvarte
sin salvarte,
mas ayudarte a salvarte tu mismo,
de ti.
Porque mi gran anhelo es enseñarte
y que aprendas.
Conmigo o sin mí
pero que aprendas.

(Fragmento inspirado en Táctica y Estrategia de Mario Benedetti).

Hace alrededor de 1 año

0

3
#42

Un corazón como el tuyo come, parte y reparte.
Da sin esperar a cambio y quiere, como el cuerpo pide querer.
Un corazón como el tuyo pisa fuerte y deja huella
para imposibilitar el sentimiento de ausencia que deja el olvido.

Un corazón como el tuyo mira con los ojos cerrados y también deja ir,
porque es libre y deja serlo.
Porque quiere a quien quiere,
cuando quiere y cuanto quiere.

Un corazón como el tuyo ansía y busca,
y abre la puerta para quien toque cuando toque.
Un corazón como el tuyo no se marchita ni se añeja, ni se hace pequeño.
Un corazón como el tuyo sabe querer, cómo querer, cuánto querer.

Hace alrededor de 1 año

0

4
#43

Tú,
que apaciguas mi ser con tu presencia
y que envenenas mi ser con tu partida,
que me quieres de a ratitos
y me odias en ocasiones.
Tú,
que llenas mi ser de ️️alegría
y que das paz y armonía a todo aquel que acoges en tu recinto.
Y yo,
más loca y enamorada
que doy todo lo que tengo
y hasta lo que me falta.

Hace alrededor de 1 año

1

3

#44

El júbilo incauto del infame osado
oscila entre la horda fúnebre de esqueletos
y se posa hosco y huérfano.
Yerma al mundo
-su mundo-
y se mofa del desdichado.
Se desliza, dueño de todo y nada,
y nada dueño de todo.
mira de reojo cual anarquista,
su mutismo altera
y su hiperacción enmutece.
Se rehusa a desaparecer a tiempo previo
y el manso ora en opulencia misericordia,
para que no sea el mutismo la causa de su muerte.

#45

I've got soft lips for a tender kiss,
to the man I love and whom I've never been.
He harbors them as a hidden treasure
for our mouths to meet
there must be a rainbow,
and maybe a rainy day will also help
so we could be heaven prisoners

#46

Me gustas,
para una vida juntos o una eternidad separados
pero contigo en el alma.

Me gustas,
porque eres los primeros rayos de sol
que besan la piel del recién nacido
y de aquellos que morían de frío en invierno.

Me gustas,
porque hasta de tus huesos me siento dueña
a pesar de no serlo
y porque estar contigo es mi nuevo vivir
pero te dejo
porque prefiero dejarte que atarte al suelo,
que dejarte conmigo en este infierno
y que debas morir.