Ocean
Rango6 Nivel 27 (1096 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Siempre fui la niña que no era suficiente, ni para mí ni para nadie. Siempre fui la mitad, la luna menguante, la que no llega. Siempre tuve miedo y un vacío enorme por no llegar nunca a estar llena. Trataba de completar el puzle, de encajar la última pieza, pero siempre quedaba inacabado, siempre faltaba algún detalle que convertía todo el esfuerzo en nada, todo lo que estaba bien, en “no está”.
Y crees que cuando pase el tiempo eso desaparecerá, pero eso no ocurre; creces, y la sensación sigue siendo la misma, siempre a cinco minutos de la meta, a dos pasos, a medias tintas , y el mundo lleno de tintas enteras. Siempre no siendo suficiente, sintiendo que nunca llegas, siempre sintiendo el vacío, el no soy, y un “no te preocupes que tampoco te pierdes nada”, que solo soy yo, una hoja caída, habiendo tantas ahí en las ramas.
Pero entonces trato de recomponer el puzle, y buscar esa última pieza, aunque solo sea por mí, aunque solo debiera ser esa la meta. Al menos estar completa para mí, aunque no sea más que esa hoja que el viento mueve sin previo aviso, que siente que pierde el...

Hace alrededor de 3 años Compartir:

4

5
TinadeLuis
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 3 años

Eso mismo pensaba yo: Hay que sentirse completa para sí misma. Esa es la mayor satisfaccion, @Ocean.

HernanACalvo
Rango14 Nivel 65
hace alrededor de 3 años

Amiga @Ocean muchas veces uno vive criticandose, restandose valor. En la historia del hombre a habido muchos que con las pequeñas cosas han llegado a ser gigantes. Te falta uno pieza pero pusiste 499. Ya pondras la última.

HernanACalvo
Rango14 Nivel 65
hace alrededor de 3 años

Amiga @Ocean muchas veces uno vive criticandose, restandose valor. En la historia del hombre a habido muchos que con las pequeñas cosas han llegado a ser gigantes. Te falta uno pieza pero pusiste 499. Ya pondras la última.