Iker_Salart
Rango12 Nivel 55 (9568 ptos) | Ensayista de éxito
#1

Cualquiera que se parara a recapacitar sobre este asunto podría, sin duda, llegar a la misma conclusión que él: la vida no lo ha tratado con amabilidad. Y cuando a uno no lo tratan con respeto, la reacción, muchas veces, al cabo del tiempo, con esa acumulación de desagravios, puede ser brutal. No lo dudo. Pero añadiría algo más. Algo que suele pasar desapercibido, solapado a las razones. Algo mucho más básico e individual. Arturo Rodríguez era, simplemente, un hijo de puta.
Ya lo sabíamos todos en la escuela, en los primeros cursos de primaria. “Vamos a respetarnos”. Esto decía siempre la profesora cuando Arturo nos robaba los lápices de colores o pegaba mientras jugábamos en el patio. ¿Respetarnos? Mi mayor ilusión hubiera sido, en aquellos momentos, que el monstruo que vivía en mi armario saliera de día, me acompañara a clase y se comiera a Arturo dejándonos sólo su pérfido recuerdo y la alegría de su ausencia.
Ahora, al cabo de los años, tengo una imagen de aquella situación mucho más objetiva y madura. Pienso que Arturo era, en realidad, una víctima del sistema en el que vivimos....

Hace casi 3 años Compartir:

4

8