Roger
Rango10 Nivel 49 (5752 ptos) | Fichaje editorial
#1

Anoche los perros ladraban muy fuerte... Hasta me daba miedo escucharlos. Todavía me acuerdo y se me pone la piel de gallina; los ladridos se escuchaban en todo el barrio... Desde anoche sentía algo aquí, en el corazón, que me lo apretujaba, y no sabía qué era... Cuando quise entrar al cuarto de mi mamá, decidí llevarme una sabanita, algo para arropar, pues. Cuando me acosté a su lado, le arropé los piecitos. Estaban fríos... Le acaricié el pelo como nunca lo había hecho, despacio, metiendo mis dedos y sintiéndolo, le di un besito en la frente, y le dije: “Gracias mi vieja, gracias mamaíta…, gracias por todo”. Y ahí estaba mi viejita, con los ojitos cerradítos, para no seguir mirando al mundo con tristeza... Mi mamá... mi mamá ya no estaba conmigo. Murió de decepción y dolor, y de tanta mierda que te lanza la vida… Se había tomado un pote entero de pastillas para dormir... Y nunca más despertó... Dicen que cuando estás dormido, no sientes nada. Desde ahí para acá, nada fue igual. Nada. Ni el aire que se respira aquí es el mismo que hace unas cuantas horas… Ahora solo me acompañan mis lágrimas.

Hace alrededor de 3 años Compartir:

4

11
MIRTA_B_MINEO
Rango11 Nivel 50
hace alrededor de 3 años

Fuerte y contundente, más aún tratándose de un microrrelato

AdyLuna
Rango5 Nivel 20
hace alrededor de 3 años

Qué triste...