Jean
Rango7 Nivel 32 (1834 ptos) | Autor novel
#1
    Partes:
  • #2

Corría el año 2389, tras una guerra biológica la cual todo apuntaba a una conspiración por parte del gobierno estadounidense, pero otros decían y señalaban al gobierno ruso. Aquella guerra acabó con más de la mitad de la población del mundo erradicada. Con fin de gobernar con poder absoluto el mundo, Rusia y USA seguían con la disputa, mientras que los ciudadanos, aquellos que perdieron la esperanza, morían en la obscuridad. En cambio, en el otro lado del charco, crecía y se hacía cada vez más fuerte, una aglomeración de personas, deseosas de erradicar la guerra. De terminar lo que empezó.

Estos, se armaron. Pero no de armas, no. Sino de valor. Trabajaban en las sombras, eran silenciosos, metódicos. Pero solo un chico, no mayor de 17 años destacaba. Su apodo era "As". Si no cumplían por cualquier razón, As se ocupaba de finalizar el trabajo, o de empezarlo. Él, era la carta de triunfo. Nunca se vio antes a un chico con aquella peculiar mirada.

Hace más de 4 años Compartir:

2

9
David_escritor
Rango7 Nivel 30
hace más de 4 años

¡Qué interesante! Me encantan las historias que tocan estos temas.

Jean
Rango7 Nivel 32
hace más de 4 años

¡Esta sí prometo continuarla jajaja! Gracias por leerme.


#2

Nadie sabía nada de As. Cómo llegó a ser la mano derecha del general, ni de dónde proviene. Lo único que podía apreciarse de aquel joven muchacho, era su mirada de no temerle a la muerte. As no hablaba, se movía entre la umbría. Nunca estaba en la base, y si lo estaba, ni lo notabas.

Muchos, relacionaban a As con el niño del primer poblado que fue extinguido por el polvo verdoso y las explosiones. Cuenta la historia, que el primer objetivo del ataque biológico fue una aldea que se opuso al régimen estadounidense. Pero nunca se confirmó que ellos fueran los culpables de la erradicación de la aldea. En esta, vivía una familia amable, conocida por todos. El padre, James, la madre, Elizabeth, y su pequeño hijo, John. Estos fueron asesinados enfrente de su hijo, y a este lo abandonaron entre las llamas y el polvo que se levantaba tras cada estallido.

Tras olvidar completamente el incidente, un muchacho con una mirada fría y unas cicatrices de quemaduras que mostraban un pasado lleno de sufrimiento y oscuro, apareció de entre la penumbra de una de las esquinas de un bar. El joven, en voz alta, pero calmada, pidió una jarra de ron. El camarero se la sirvió sin problemas. A su lado habían un par de soldados, armados completamente de arriba a abajo, con una máscara que cubría hasta la mitad de la nariz.

-¿Vigilas hoy, D? -dijo el soldado más cercano al muchacho.
-Sí. Qué mierda, B.

El muchacho, con mirada perdida, paraba atención a lo que decían. Entonces un grito ahogado en ira, se oyó desde las afueras del bar. Una tropa, interrumpió en el bar con disparos y aplacando a los dos chicos que se hallaban a su derecha.

-¿Sois Dan y Bartholomeu? -dijo el que aparentaba ser capitán- responded. ¿Sois del grupo revolucionario?

D, respondió con un sí contundente, sin vacilar, sin temblar. Los acribillaron a balazos antes de poder reaccionar. El joven ni se inmutó, se giró, miró al capitán y musitó una injuria.

-¿Disculpa? -dijo el capitán apuntando al chico.
-Nada. -respondió poderoso, intimidante.

Pagó su jarra y se fue. Dejando al capitán con un escalofrio que le recorrió el alma.

¿Que quién contaba la historia? Will Pitten, el cuenta cuentos.

Hace más de 4 años

1

4
Jean
Rango7 Nivel 32
hace más de 4 años

Estoy liadillo con los exámenes, en cuanto pueda, te prometo subir otra parte. Tanto de esta, como la de Asignatura pendiente. ¡Gracias por leerme!