Pacdemiso
Rango9 Nivel 43 (3797 ptos) | Escritor autopublicado
#1

La lluvia es un milagro del firmamento, son las gotas de tu cuerpo. Tu rostro etéreo y sonriente yace en la bóveda celeste, hadas y duendes corren por el paisaje de tus cabellos. Eres una obra compuesta por dioses, indignos somos los humanos de contemplar tu ser. Hidalgos y plebeyos te veneran, eres la reina del imperio majestuoso de los cielos y el averno. Beber del cántaro de tus labios es un honor tan grande como el mar que abrió Moisés, como el arca construido por Noé, como el olimpo, como templos budistas. Tu sangre es sagrada, es azul como el manto que cubre el sol. Las gotas de sudor de tu cuerpo se condensan en la atmósfera de tu espalda, miras el horizonte y aparece el alba. Rayos salen de tus ojos y traspasan mi alma, le dan calma y salvas al niño que en mi interior se ahoga en magma. Arropa mi morada con tus brazos, desata mis manos que se atan al ocaso de la desidia y fracaso. Tu eres la mejor pieza de picasso, levántame de entre los muertos como Lázaro, cura mis penas como a las enfermedades Pablo...

Hace alrededor de 2 años Compartir:

2

11
SergioMaestri
Rango13 Nivel 61
hace alrededor de 2 años

Maravillosa idealización del amor @Pacdemiso El ojo de un hombre enamorado siempre ensalza el objeto de su amor, al punto de lo inconcebible. Buen relato.

Pacdemiso
Rango9 Nivel 43
hace alrededor de 2 años

@Prometeo gracias nuevamente. El ojo del hombre enamorado dispara poesia a mansalva.