Craith
Rango5 Nivel 23 (639 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Capitulo I: El hilo que nos une.

Noche, 3 AM. Domingo 5 de Diciembre de 2027.

Desperté de nuevo, a la misma hora, y con la misma sensación. Revisé de nuevo el reloj para cerciorarme. Creo que es la quinta vez que sueño con ella, y todas las veces es el mismo sueño: Estamos en un barranco, ella al borde, yo a unos metros de distancia. Estábamos unidos por un hilo negro, y aunque intentara con todas mis fuerzas, no podía acercarme.

Descansé mi cabeza sobre el brazo, intentando recordar quien era ella, sin resultado. Sabía que la había visto antes, pero no en donde. Tampoco tenia mucho tiempo para perder pensando: Época de exámenes, y en los últimos días había tenido malas calificaciones por no dormir. Aunque hoy logré verla mejor. Quizás podría reconocerla, si es que era real. De pelo ondulado, tez morena y ojos cansados, de alguna forma su rostro me causaba mucha calma, incluso en la situación que estábamos. Me producía una sensación de estar en un lugar seguro.

Al final terminé pensando en ella por mas tiempo del que debía... ¡Por un demonio!
Espero no dormirme en clases otra vez...

Hace más de 2 años Compartir:

0

1
#2

Día 6 - 8:00 Am

Esta vez no tuve ningún sueño, pero me siento algo vacío. Olvidé algunos materiales que iba a ocupar en clase gracias a ello.

El viaje a la escuela se me hizo aún más tedioso hoy, con todo lo que pensaba. Ni siquiera la música lograba callarlos. Aunque no me di cuenta de todo el viaje hasta que estuve frente al portón de entrada. Estuve ensimismado en su recuerdo.

De alguna forma, me había acostumbrado a verla. A pesar de que solo fueron unos días.

Dia 10 - 9:00 Am

Estuve al menos diez minutos con la mirada fija en la pizarra antes de darme cuenta que no habia escuchado nada de lo que el profesor había explicado. Lástima para mi, me gusta esta clase. Tendré que ponerme al corriente con alguien más.

Va una semana también en que no he soñado con ella. Podría dejarlo pasar y asumir que fue alguna ocurrencia de mi mente, pero por algun motivo me causa mucha curiosidad esa muchacha. Espero poder verla de nuevo.

Se acercan las vacaciones de verano, recordando la fecha. Al menos tendré algo de tiempo extra para pensar y recordar detalles. Espero poder entender por qué no puedo quitarmela de la cabeza. También faltan solo unos días para navidad, y aún no he comprado nada para mis padres. No quiero dejarlo a última hora como el año pasado, tuve suficientes problemas por ello. Mañana compraré ambos regalos. No tengo claro que darles, y también debo concentrarme en la clase.

Además, debo comprar una libreta nueva. A pesar que aún tiene hojas, no me gusta mezclar años en mis anotaciones. Fin de cuentas, aquí expreso lo que pienso, siento y todo aquello que no quiero decir.

Dia 11 - 6:00 Pm

Compré los regalos de mis padres, simples pero bonitos: Un bolso deportivo para mi padre (Estuvo dos semanas aireando que necesitaba uno), y ropa para mi madre. Consumir mis ahorros en esto no vale la pena, pero al menos ellos son felices.

Por otro lado, me dió la oportunidad de distraerme de mi mente y sueños recurrentes. Hoy creo podré dormir tranquilo sabiendo que es posible no tenerla presente siempre.

Hace alrededor de 2 meses

0

0
#3

Día 14 - 8:00 Pm

Por algun motivo, a mi padre le dio por hacer una fiesta familiar. No me quejo de ello, simplemente es raro. No es el tipo de persona que planifique algo en un solo día, usualmente le toma meses hacer algo así. Por lo menos, si es algo que de verdad tenga sentido.

De cualquier forma, nos invito a comer pizza y dulces. Dijo era para alivianar los animos, dada las fechas que se avecinan. Por mi parte creo solo quiere comer comida chatarra y excusarse. Mañana será un día pesado, por lo que comer algo dulce tampoco me viene mal.

Día 15 - 3:00 Am.

Desperté sudando frío. No estaba seguro que era, pero no me agradaba en nada la criatura que habia visto en mi sueño. Tenia forma humana, aunque se confundía con el entorno muy fácilmente. Y de alguna forma, sentía que me acechaba.

Intenté huir, pero mi cuerpo se sentía cada vez más pesado por cada paso que daba, y eventualmente, caía de cara al piso. Tras un momento de forcejeo para avanzar, me rendía y permanecía tendido en el lugar. Esperando. Habrá sido quizás un solo minuto, pero esos segundos se sintieron eternos. Luego de ello la imagen se vuelve difusa y lejana.

Debo dejar de comer basura antes de dormir.

Día 21 - 8:30 Am

Sigo teniendo el mismo sueño. Supongo puedo descartar los dulces de la ecuación, dado que no he consumido azucar en varios días.

Es obvio que no he dormido en todos estos días, mis ojeras superan el tamaño normal, y mi humor está peor que de costumbre. Por lo menos estos días serán más tranquilos. En estas fechas, mi escuela suele hacer una feria para amenizar con el ambiente, y este año no es excepción. Aunque claro, para alguien que no ha dormido y quiere descansar aunque sea un poco no le viene bien todo el bullicio. Tendré que soportarlo por ahora.

Día 22 - 3:40 Am

Misma historia, aunque algo es distinto. Escuchaba a alguien pedir ayuda.
Internamente pensé "Es lógico pedir ayuda en una situación así", pero algo se sentia fuera de lugar. La voz me parecía conocida.

No, estoy seguro de haberla escuchado.

Día 23 - 4:00 Pm

Al igual que otras veces, el sueño se desvaneció después de asediarme por varios días. ¡Al fin pude dormir como alguien normal!

Decidí salir con unos amigos, y platicarles de mi situación. Pensé que quizás tendrian alguna idea de que era lo que me ocurría o si les había pasado algo similar, pero fue caso perdido. Ninguno de ellos había tenido sueños recurrentes antes.

Preferí restarle importancia por el día y nos encaminamos a comer algo ligero mientras pasabamos el rato en un centro comercial. Después de unas cuantas vueltas, me separé de ellos y empecé a vagar por mi cuenta, mientras pensaba. Mis pensamientos me llevaron a un parque que estaba cerca. Busqué un lugar cómodo para recostarme, y me mantuve en ese limbo, disfrutando el ambiente calido y el viento fresco, mientras mi mente daba vueltas entre ideas varias.

Lástima mi calma no duró mucho: un mensaje de mi madre me devolvió a la realidad. Me pedía volviera pronto a casa, y que tenía una noticia que darme. A estas alturas, si puede escribir un mensaje de forma correcta es capaz de decirme en el mismo la noticia que quiere darme. Incluso llamarme es más sensato si es algo importante.

Con un suspiro, tomé mis cosas y retorné a casa.

Hace alrededor de 2 meses

1

0
Craith
Rango5 Nivel 23
hace alrededor de 2 meses

@Ed_Venaplus Agradezco la oferta, pero dado que el país en el cual resido no es España, no estaría dentro de las opciones poder publicar para ustedes. Sin embargo, les doy las gracias por el interés en mi trabajo.


#4

Dia 23 - 06:30 Pm

Mi madre se motraba muy emocionada al al contarme la nueva, mientras que mi expresión contrastaba completamente con ella.

Una salida de escuela, en Navidad, a un hospital...

Simplemente suspiré en desgano. Mis intenciones de vagar ese día se fueron a la basura. La única salvación que tenía es que era cerca de mi hogar, aunque no quitaba mi sentimiento de que era algo fuera de lugar. Según ellos, es una oportunidad para demostrar el espiritu navideño y aportar a la sociedad. Si fuera solo por mi no pensaría en ir, pero mi madre tiene la última palabra. "Te servirá como experiencia en el rubro, Vahn", como si fuera a estudiar medicina.

Mi Navidad tendrá un amargo olor a medicamentos...

Día 25 - 08:00 Am

"Agradecemos que se hayan reunido a ayudarnos y apoyarnos en este día para darles una sonrisa a nuestros pequeños pacientes!"

Mi cara de odio hacia mi profesor se hizo evidente. Al parecer solo la mitad de nuestra clase participaría en esto, junto a unos cuantos alumnos más de otras clases y escuelas. No alcanzabamos a hacer cien, si mi estimación era correcta. En fin...

En cuanto se nos dejo libres, empecé a vagar por el lugar. No tenía un objetivo específico, simplemente quería conocer el lugar y familiarizarme con él. Todas las actividades empezaban al mediodía, por lo que tenía tiempo de sobra para hacerlo y ayudar con las preparaciones.

A pesar de ser un hospital reconocido, era bastante pequeño en comparación a otros: tres pisos en total, y un aproximado de cincuenta habitaciones. Era un recinto especializado en pediatría, por lo que era comprensible que fuera más pequeño, dado que no poseían demasiados pacientes. Sin embargo, en situaciones especiales o de emergencia, podían recibir adultos o mayores de edad sin problemas.

Los primeros dos pisos que ví poseían muchisimas imagenes de animales y personajes caricaturezcos. En esos dos pisos se alojaban la gran mayoría de pacientes menores de edad, por lo que mantenían un ambiente grato para ellos. Parte de mi infancia se reflejaba en aquellas imágenes. El tercer piso era más sobrio, sin imagenes a la vista y con un ambiente un poco más neutro. Dado que su flujo de pacientes era bajo, no necesitaban mantener todas las instalaciones con la misma ambientación.

Mientras caminaba, me di cuenta que solo había una entrada a este piso, y era la escalera por la cual había subido en primer lugar. Fuí revisando de forma recatada las habitaciones por las ventanillas en las puertas, cerciorandome si había alguna ocupada. Solo unas pocas estaban con pacientes.

Al parecer, leyendo las notas en las puertas, hubo un accidente hace relativamente poco. Y todos los pacientes en este piso habian sido afectados por el mismo, fuera de forma directa o indirecta. Varios adultos... Posiblemente, un accidente de tránsito. Recuerdo haber oído algo de ello cuando estaba desayunando. Al llegar al final del pasillo simplemente solté un suspiro y me devolví hacia la escalera. Al avanzar noté que se acercaba una enfermera con una paciente, al parecer de mi edad, y que tenía parte del cuerpo vendado, incluyendo su rostro en el lado derecho.

Por algún motivo, decidí quedarme a observarlas. No había nada interesante en ellas, simplemente tenía curiosidad sobre ella. Al percatarse de mi, la enfermera se volteó a preguntarme si era parte de los alumnos que apoyarían en el día con las actividades, a lo que respondí que si. "Agradezco mucho que nos ayudes, a los niños les va a encantar tener a alguien que los apoye en días asi, al igual que los adultos que se encuentran acá". Le pregunté el por qué habían adultos, siendo que era un hospital pediátrico, a lo que respondió que ellos eran los que tenían menor gravedad dentro del accidente que había ocurrido, y que los demás hospitales cercanos estaban copados. La joven, por algún motivo, no dejaba de mirarme, aunque de ello me percaté casi cuando la enfermera decidió continuar con su ronda. Luego de unas cuantas palabras más de su parte y de volver a agradecerme por mi ayuda, siguió en su camino junto a la joven. Yo hice lo mismo hacia los pisos inferiores.

Al ir a medio camino en la escalera, la enfermera volvió a aparecer, un poco agitada. Me dijo que la joven quería hablar conmigo por algún motivo, y que insistió en que fuera ahora. Revisé mi reloj para cerciorarme cuanto tiempo me sobraba para perder, y según lo que había calculado, tenía media hora más para continuar vagando, por lo que acepté la petición.

Al entrar a la habitación, la enfermera dijo que debía volver a sus labores, por lo que me dejó a solas con la joven, cuyo nombre al parecer era Emma, según el registro. Me acerqué a su cama para poder conversar con ella. En otras circunstancias me habría opuesto a ir, pero ella me daba curiosidad. Cuando me vió acercarme se incorporó, sentandosé y manteniendo las manos en su regazo.

"¿Puedo preguntarte algo que quizás suene fuera de lugar? Incluso, puede que te sea imposible creerlo".

Su voz me era muy familiar, lo cual aumentó mi interés en ella. "Claro", respondí. Agachó su mirada por un momento antes de soltar la bomba que quería decir.

"¿Eres tú el joven con el cual he estado soñando todos estos días?".Al decirlo, volvió a levantar la mirada y me observó fijamente. Mi rostro se desfiguró por un momento al recaer en el por qué ella me había interesado tanto en primer lugar...

Era ella. Cien por cien seguro. Era ella con quien había soñado todas esas noches.

Hace alrededor de 2 meses

0

0