PresleyMercuryJackson
Rango13 Nivel 64 (19290 ptos) | Premio de la crítica
#1

Después de la causa que he iniciado en Sttorybox con la historia de mi vecina Patricia Aguilar Poveda, me gustaría rescatar del olvido esta otra desaparición que me llamó la atención desde niña. El Lunes Santo de 2006, un chico de 13 años llamado Josué Monge desapareció en el pueblo sevillano de Dos Hermanas mientras se dirigía en bicicleta a casa de un amigo para pasar la noche. Lo más extraño es que, tan solo 13 días después de que se perdiera el rastro del niño, su padre Antonio también desapareció tras decirle a su hijo mayor que iba a buscar a Josué y nunca más se supo de él. Al cumplirse once años de la desaparición de padre e hijo no se ha vuelto a conocer una sola pista confiable de su paradero. Actualmente, Antonio Monge se halla en busca y captura por la Interpol por presunto delito de homicidio.
En la foto de la izquierda véis a Josué en el momento de desaparecer y a la derecha el aspecto que podría tener ahora en caso de seguir vivo.
Ésta es una iniciativa desinteresada para apoyar a la familia.

SOS DESAPARECIDOS CON LOS CASOS ANDALUCES: http://sosdesaparecidos.es/andalucia

Hace más de 2 años Compartir:

10

10
PresleyMercuryJackson
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

@GerGERTZEN Casualmente una de las supuestas pistas o indicios movieron la búsqueda de Josué y su padre hasta Portugal aunque no se sacó nada concluyente.
Puede ser que yo sí que tenga un interés: colaborar con unas familias que ya se encuentran al borde de la desesperación. A este caso en concreto no se le dio tanta repercusión mediática pese a ser igual de delicada que otros contemporáneos. A pesar de los años que ya han pasado, una noticia muy mínima es importante para avanzar.
Gracias por seguir esta historia.

Hvit
Rango6 Nivel 25
hace más de 2 años

Haré redada por Burriana

ValentinBayonMuntaner
Rango11 Nivel 50
hace más de 2 años

Triste historia la que nos traes. Ojalá se averigüe algún día la verdad. Cómo en todo hay casos de primera y de segunda, cuando todos deberían ser prioridad.
Ánimos a la pobre familia


#2

UNDÉCIMO ANIVERSARIO
Hoy 10 de abril se cumplen once años de la desaparición de Josué Monge en Dos Hermanas (Sevilla). Casualmente, ese día de 2006 también coincidió en Lunes Santo como en este 2017. El próximo 23 de abril también será el aniversario de la de su padre Antonio. Recordemos que el progenitor tiene una orden de busca y captura por presunto delito de homicidio contra Josué al ser calificado como el principal sospechoso de la suerte que su hijo pudo correr.
En este día quisiera hacer un llamamiento tanto a ciudadanos como a las autoridades para que no cesen en la investigación de este caso y que nunca se olvide la delicadeza de esta historia que, desgraciadamente, no se ha recordado tantas veces pese a ser tan misteriosa y extrema como otros similares surgidos en la misma época.
Desde aquí todos mis ánimos y mi disposición para la familia y para todo el entorno de Josué.

Hace más de 2 años

0

2
#3

ALGUNOS PROGRAMAS DE TELEVISIÓN DONDE SE HA HABLADO DE LAS DESAPARICIONES DE JOSUÉ Y ANTONIO MONGE

"ESPEJO PÚBLICO", DE ANTENA 3:
https://www.youtube.com/watch?v=tQS97oSG_D4
https://www.youtube.com/watch?v=PBTRtGFolus&t=656s

"LA MAÑANA DE LA 1", DE TVE:
http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-manana/manana-casos-sin-resolver-josue-monge/2343378/

"LA TARDE AQUÍ Y AHORA", DE CANAL SUR (UN ESPACIO CON VARIOS CASOS):
https://www.youtube.com/watch?v=sUveF6JO36A&t=391s

OTRO MÁS DE CANAL SUR:
https://www.youtube.com/watch?v=Qso6C66vFco&t=152s

Hace más de 2 años

0

2
#4

JOSUÉ, PRIMER DESAPARECIDO
En abril de 2006, Josué Monge García tiene 13 años, es el mediano de tres hermanos (Benjamín, el mayor, tiene 20. Andrés, el pequeño, 11) y estudia 2ºESO en el instituto. Vive con su familia en el barrio nazareno de Huerta Sola, situado en la ciudad sevillana de Dos Hermanas. El chaval posee una personalidad tímida.
Al final del segundo trimestre del curso escolar, Josué suspendió ocho asignaturas y por ello tenía restricciones de horarios y salidas como castigo. Sin embargo, la tarde del Lunes Santo de ese año su padre Antonio le levantó el castigo pese al carácter tan estricto que le caracterizaba y Josué propuso quedarse a pasar la noche en casa de su amigo Rober, quien vivía a escasos 300 metros de distancia y con una vía de tren como única separación entre ambos domicilios, concretamente en la Barriada de Vista Azul. En un principio, Josué iba a reunirse con Rober a las 16:00h pero el chico llamó a su amigo sobre las 15:20h para avisarle de que se retrasaría hasta las 17:00h o las 17:30h. Las razones que daba es que su padre le obligaba a ir a trabajar con él. La última persona que vio a Josué fue una vecina que lo observó sobre las 16:15h junto a la furgoneta blanca de su padre. El niño vestía un chándal gris y unos botines de color rojo. Tenía pendientes en sus orejas: una en forma de argolla con una pluma y otro con una circonita. Consigo llevaba una mochila con la ropa para quedarse a dormir en casa de Rober y 30 euros en el bolsillo. Josué iba en su bicicleta. Nunca llegó a su destino.
La madre del pequeño, María Isabel García Chamizo, no se percató de lo sucedido hasta el día siguiente porque la noche del 10 de abril se fue a dormir convencida de que Josué se encontraba en casa de Rober. Cuando fue a buscarlo a casa de Rober, éste le comentó el aviso que le había dado Josué por teléfono pero en ningún momento apareció por allí.
La familia Monge ya lo tuvo difícil desde el primer momento para denunciar la desaparición de Josué en comisaría. La mayoría de los inspectores y policías de Dos Hermanas se encontraba de vacaciones por Pascua y no se profundizó en la investigación hasta una semana más tarde. En lo primero que se especuló fue en que se trataba de una fuga voluntaria o chiquillada por sus malos resultados académicos.

Hace más de 2 años

0

0
#5

LAS MENTIRAS DE ANTONIO Y EL MARGEN DE CINCO HORAS
El día de la desaparición de Josué, su padre Antonio salió a trabajar en su furgoneta blanca y estuvo unas cinco horas fuera de casa, volviendo sobre las 22:30h siendo una hora inusual para lo que solía tardar. Cuando regresó, Antonio llevaba una ropa distinta a la que vestía cuando se marchó y un pequeño arañazo en la cara (más tarde, su mujer Isabel le vería otro rasguño en una mano tal y como relató en el programa de "Espejo público" que he dejado cajas más arriba). Cuando su esposa le preguntó por su tardanza y el cambio de ropa, Antonio respondió que había subido a la azotea de la iglesia para buscar un camping con el que prolongar las vacaciones que la familia había planificado por Pascua, para las cuales ya habían reservado un hotel. Tres días más tarde, Isabel le pidió a su marido para lavarla la ropa con la que se había ido a trabajar el 10 de Abril y él respondió que la había tirado porque tenía mucha de sobra en el armario.
La salida que realizó Antonio cuando se perdió la pista de su hijo también acabó llamando la atención de Isabel. Rober, el amigo de Josué, le comentó al día siguiente la llamada telefónica del chico en la que le comunicaba que se retrasaría para acompañar a su padre al trabajo e igualmente la vecina que vio por última vez a Josué corroboró que los había visto juntos. Sin embargo, Antonio salió de casa y retornó en solitario, además de que aquel Lunes Santo su marido no le comentó en ningún momento que había estado con Josué.
Cuando la Policía comenzó a investigar los alrededores de Dos Hermanas en el margen de trece días comprendidos entre la desaparición de Josué y la de su padre, inspeccionó la iglesia donde Antonio aseguró que había estado la tarde en la que se perdió la pista del niño y descubrió que el supuesto camping no existía. Pero lo que sucedió entorno al padre durante estas dos semanas hasta que se fugó definitivamente hizo el caso mucho agudo de lo que en un principio se pensaba.

Hace más de 2 años

0

0