JulianCangrejo
Rango10 Nivel 46 (4582 ptos) | Fichaje editorial
#1

Es algo así como la vida. Esta noche dormiré con las luces encendidas.

Hace casi 3 años Compartir:

1

30

#2

Por más que descubro las ventanas en las mañanas, no entra un solo rayo de luz a mi habitación. La culpa es de ella.

DayDreamingLastNight
Rango20 Nivel 99
hace casi 3 años

Quien domina tus días con la sombra y las cadenas de un amor que no fue.


#3

¿Por qué es tan difícil la soledad?


#4

Tuve un sueño con ella. Ligero y pesado al tiempo. Ella sonreía altiva, y yo la masacraba con mis palabras. Un simple sueño, me dije.

#5

La siguiente noche, justo después de cerrar las cortinas, observé mi mano pálida. Comprendí que el obstáculo era yo.

#6

La tarde del viernes revisé las cajas de fotos que encontré bajo la cama. Todas cargadas de luz. Mis dedos revelaron los negativos.

#7

Si voy a la cocina no es por hambre. Hay algo en ese espacio que no puedo descifrar; algo que me aturde. ¿La luz, acaso?

#8

Cuento las horas y los días. Me gusta pensar que el tiempo es relativo, aunque no sea así. No puedo seguir engañándome, sé que detrás de las puertas aún están las sonrisas de ella. No iré a buscarla: haré que venga.

#9

Las siguientes semanas las pasé recostado en la cama. Solo tomé agua. En tres ocasiones unos picotazos en la ventana irrumpieron mi calma.

#10

No es saludable vivir sin comer, pero tampoco lo es vivir sin ella. ¡Que alguien me explique qué es vivir! Doy vueltas a la casa, como siempre. No hay una rutina que me defina. Si no consigo dormir esta noche, abandonaré el agua. Picotazos.

#11

Durante dos días los grifos del baño, el lavaplatos y el patio estuvieron abiertos a máxima potencia. Los dejé así. El vidrio de la ventana de la sala estaba roto. Mi sorpresa fue encontrar a los pájaros sobre las sillas.

#12

Ahora están sobre mí. Se rascan sus panzas con las patas y el pico, y las plumas que caen se impregnan en mi cuerpo. Son frías. Son muchas. Me cubren.

#13

Se ha caído la puerta del balcón. Y algunas tejas. La ventana está podrida. Los pájaros quieren irse, pero no quiero que me abandonen, pues ella no regresó y se robó la luz. Las fotos se quemaron entre mis dedos.

#14

Me invitaron a acompañarles. Vámonos, les dije. Y emprendimos vuelo.