EvanStock
Rango5 Nivel 24 (657 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Después del apocalíptico suceso llamado "Segundo Impacto", una organización secreta alemana llamada Seele convence a la ONU de crear un sistema de defensa para proteger a la humanidad de desconocidos invasores. Seele esconde demasiados secretos a las autoridades de la ONU. Sebastian Ilner, el hijo de 26 años del comandante, recibe una llamada de éste al lugar que lidera para que proteja a la humanidad. Muchas cosas van a ser puestas bajo la lupa por la capitán japonesa Misato Katsuragi, que ignora los secretos de NERV, un organismo creado por Seele debajo de la ciudad de Tokyo-3 para desarrollar y operar una serie de robots bióticos llamados Evangelion. Katsuragi sabe que no todo es lo que parece, ni lo que dicen que es. Sebastian deberá enfrentar el odio que siente por su padre y el dolor causado por la pronta muerte de su madre en una situación poco clara. A pesar de una piloto alemana pelirroja que carga mucho sobre sus espaldas y el misterio de la identidad que guarda una joven de pelo azul claro, Ilner deberá salvar a la humanidad. Basado en "Neon Genesis Evangelion", de Hideaki Anno.

Hace 2 meses Compartir:

0

9
#2

FOREWORD STAGE - SECUELAS DEL SEGUNDO IMPACTO

12-SEP-2000, Monte Markham, Antártida.
Arribó a la zona una expedición de científicos enviada por la organización Seele y liderada por el Dr. Akira Katsuragi. Había llevado con él a su hija de 8 años, Misato. La expedición buscaba comprobar que los Manuscritos del Mar Muerto están en lo correcto. Años atrás, la organización Seele había comprado una serie de manuscritos antiguos encontrados en la zona del mar muerto en Israel. Afirman que en algún momento del pasado habría caído la Luna Blanca. Una especie de contenedor que habría traído en su interior al ángel Adán. Según éstos manuscritos, adquiridos recientemente, dentro de la Luna Blanca además de Adán debería haber a su lado un objeto llamado Lanza de Lónginus. Acorde a los escritos antiguos Adán es el segundo ángel en venir a la Tierra y Seele buscaba localizar su ubicación para, con la lanza, regresarlo a un estado embrionario y así poder manipularlo.

Log de la Misión (Versión de Nerv)
28-JUL-2000 / Un objeto, posiblemente LB, fue encontrado con un sonar en las cercanías del monte Markham.
12-SEP-2000 / Arribo de la expedición de Seele encabezada por Katsuragi, Akira.
13-SEP-2000 / Katsuragi, Akira se reúne con Ilner, Geert. Éste último le entregó un objeto en el cual se contendrá La Llave de Nabucodonosor.
12-AGO-2000 / La expedición hace contacto visual con LB (Luna Blanca) enterrada bajo el hielo antártico. La lanza de Lónginus está al lado del ángel. Se confirma certeza de los manuscritos.
15-AGO-2000 / Katsuragi, Akira toma contacto con Adán e inicia el denominado Segundo Impacto poniendo en contacto al ángel con la Lanza. El ángel despliega un campo AT demasiado poderoso. Generó una explosión impresionante. Katsuragi, Akira alcanza a resguardar a su hija Katsuragi, Misato dentro de una capsula y la salva. Nadie más sobrevive al acontecimiento.
Fin del archivo

El Segundo Impacto cambió por completo el modo de vida de la humanidad. Las aguas de los océanos se volvieron rojas y el nivel subió más de 120 metros gracias al derretimiento del continente antártico. El eje terrestre se alteró de tal manera que el hemisferio norte pasará veranos eternos mientras que el hemisferio sur tendrá inviernos más crudos y de por vida. Aproximadamente 2 mil millones de personas murieron a causa del crecimiento repentino del nivel oceánico y otro tanto luego de que se desataran guerras en todo el mundo. Por la falta de alimentos y el desastre humanitario numerosos conflictos que ya se venían gestando terminaron de detonarse (India-Pakistán; Rusia-CEI; Corea del Norte-Asia del Este; África Central-África del Norte; Argentina, Chile y Brasil-Resto de Sudamérica; Península Arábiga-Asia del Oeste).
Todas las guerras se dieron por finalizadas el 14-FEB-2008 con la firma de los tratados de Uppsala, Toronto y Kaunas. Luego de finalizados los conflictos la población mundial se redujo a la mitad de la que había antes del Segundo Impacto. Los sobrevivientes tardaron mucho tiempo en readaptarse a estas nuevas condiciones de vida.
Seele había logrado su cometido a pesar del alto costo. En junio de 2008 regresó a la zona cero a recuperar la Lanza de Lónginus. La Llave de Nabucodonosor había sido enviada dentro de la capsula de salvación junto con Misato Katsuragi. Luego de recuperarlo fue enviado a Seele-Deutschland en Berlín, y la lanza fue enviada a una instalación de Seele en Japón.
Seele es una organización secreta que tiene mucho poder e influencia. Después del Segundo Impacto indujo a la ONU a tratar el tema de los ángeles en secreto. La gente común tenía otra versión distinta de los hechos, en realidad creen que el Segundo Impacto fue un meteorito de 10 cm viajando a la mitad de la velocidad de la luz y que por eso no fue detectado por ningún radar. La ONU convocó de urgencia y en total secreto a una reunión del Consejo de Seguridad en Berlín (habitualmente se reúne en New York). Solo fueron parte de la reunión los cinco miembros permanentes y Alemania, que presidía el consejo en ese momento, representada por Seele. En la reunión Seele expuso lo sucedido y presentó los aciertos de los manuscritos. La organización logró convencer a los cinco miembros de la necesidad de responder ante un eventual nuevo ataque y de la veracidad de los manuscritos. La ONU Aprobó por la unanimidad de los votantes, bajo la resolución 1876 del Consejo de Seguridad, la creación de la Comisión Especial de las Naciones Unidas para la Defensa de la Humanidad (UNSCOHDEF). Su implementación, a cargo de Seele, permite crear la organización Nerv. Seele fusiona una de sus ramas, Gehirn, con la nueva organización y así blanqueando sus cuatro instalaciones en Rusia, Alemania, Estados Unidos y Japón, Nerv comienza a operar y Seele designa como comandante al genetista Geert Ilner, quien trabajaba para Seele en Zürich. La organización, en sus inicios, también envió desde sus distintas ramas sus mejores investigadores hacia la instalación de Tokio-3. Entre ellos estaban la ingeniera letona Nadira Akaliņa y la biotécnica italiana Ivanna Miraglia. El esposo de Nadira, Vartan Akaliņš, desistió de ser parte del proyecto por cuestiones morales y rompió contacto con ella. En Alemania Seele decidió dejar una parte de la misma camuflada bajo la denominación Nerv-Germany dejando a cargo de las investigaciones a la investigadora alemana Karin Ziebert y a su esposo el doctor Sören Leffler, también alemán. Desde entonces se han ido sumando distintas personas hasta la actualidad, en la que se destacan la ingeniera lituana Rūta Akaliņa, el ingeniero estadounidense Ryan Pryor, el ingeniero británico Jay Collins, la ingeniera japonesa Maya Ibuki y la Capitana Misato Katsuragi de la Rikujō Jieitai (JGSDF).
El Comandante citó a su hijo Sebastian a la base de operaciones de Nerv en Tokyo-3.

Hace alrededor de 2 meses

0

2
#3

Stage 1 - El Tercer Ángel
Ahora que todo terminó es difícil de creer que aquel joven, una persona como cualquiera, fuese tan importante para toda la humanidad. Si le contásemos el lugar que ocupará, junto conmigo, dándole al hombre terrenal una tercera oportunidad se echaría a reír descontroladamente. Quizás es por eso que Cristo no supo que era el mesías hasta que no se halló colgado en la cruz.— Las Crónicas de Dios

Aeropuerto Internacional Hikarigaoka, Tokyo-3, 22-JUN-2027 Sebastian está parado en la puerta del aeropuerto. Minutos antes había arribado en un avión privado contratado por Nerv. No había civiles ni en las calles ni en el aeropuerto. Sólo el personal que operaba esa torre de control y su respectiva aduana, en todos los casos cascos azules de la ONU. Afuera no se oía el bullicio que uno esperaría de semejante ciudad. Varios aviones de la OTAN pasaron a gran velocidad en dirección al norte. A todo esto el joven se
acercó a un teléfono público, cruzando de vereda. Debía llamar a quien debía estar esperándolo, la capitán Misato Katsuragi. Mientras esperaba con el tubo en su oído vio en esa calle desierta a una joven de cabello azul claro mirándolo fijamente a 50 metros de su posición. Unos pájaros volaron repentinamente, haciendo que éste quite la vista. Cuando regresó sus ojos hacia la calle la chica ya no estaba. Mientras comenzaba a pensar si fue real lo que acababa de ver se dio cuenta del tono de ocupado que le daba la llamada. Colgó y cruzó de nuevo de vereda para esperar sentado junto a su equipaje. Dejó el pasaporte, de color rojo con letras blancas, para buscar un viejo iPod en su equipaje de mano. Unos minutos después llegó la capitán, en un Renault Twingo azul con las letras UN en blanco a los costados. Ella descendió sin apuros y caminó hacia él. Se presentó ante el joven y partieron hacia la base subterránea. El centro de comando informaba a Katsuragi mientras ésta conducía el auto, ahora con apuros, que un patrón azul había sido confirmado. Incluso cuando la capitán cuestionaba la veracidad de la información, el ángel fue confirmado por las MAGI y además tenían imágenes en alta resolución enviadas por el gobierno ruso. El invasor ha aparecido sobre el mar de Okhotsk, a 250 km de la costa de Sapporo. Entonces Misato pisó aun más fuerte el acelerador porque Maya, la operadora del centro de comando, le advirtió que Rusia estaba por utilizar una mina N² en cualquier momento. Al mismo tiempo que el auto ingresó en las instalaciones de Nerv la explosión más brillante jamás presenciada pudo ser vista detrás de la cordillera Hidaka. Una vez adentro, seguros, ella le explicaba al joven suizo por qué estaba ahí. La capitán le dio una carpeta amarilla, mientras él le comentaba que no veia a su padre desde la muerte de su madre, hace casi 20 años. Sebastian todavía no entendía la razón real de su llamada. Quedó impactado en cuanto pudo ver el tamaño de ese enorme complejo. Tenía el tamaño de la ciudad misma. La doctora Rūta Akaliņa, jefa de operaciones técnicas, estaba esperando hacía varios minutos en la entrada de esa sección para encontrarse con Misato y Sebastian. Cuando al fin lo hicieron la doctora le extendió su mano al suizo para estrecharlas y los escoltó a ambos hasta el hangar 01. Caminaron cerca de 50 metros sobre un puente de metal, que solo pudieron ver en cuanto las luces fueron encendidas. Frente a Sebastian había una enorme cabeza con el resto del cuerpo, de una altura cercana a un edificio de 30 pisos, inmerso en un líquido de un color rojo translúcido bajo el puente de metal en el que estaban parados. Mientras los temblores comenzaron a sentirse dentro del complejo el nuevo piloto todavía no había enfrentado su destino. En ese momento una voz de tono grave le dijo que el debía pilotear ese artefacto. Al identificar la voz del sujeto, su padre Geert Ilner, lo llamó imbécil y se negó rotundamente a abordar el robot. Como el joven se negó el comandante ordenó a la doctora que traiga a alguien de nombre Rei para pilotear el robot, pintado de color violeta con algunos detalles en verde manzana, en lugar del joven. Además Geert le ordenó a su hijo que no estorbe si no quiere ser de utilidad. Los temblores se sentían más y más intensos. Incluso cuando Rūta intentó evitarlo, le dio la orden al hospital. En menos de un minuto un grupo de 3 enfermeros trajo una camilla con una joven de 27 años. Ella estaba gravemente herida, con muchas vendas y suero intravenoso. La chica, muy parecida a la que había visto en la calle del aeropuerto, se sentó en la camilla con mucha dificultad. Aun con un enorme dolor en su cuerpo ella aceptó pilotearlo. En ese preciso momento, un gran temblor golpeó el complejo, haciendo caer a todo el mundo. Sebastian cayó cerca de la enorme cabeza. Repentinamente parte del techo caía sobre él, pero de la nada la mano del Evangelion unidad 01 se movió, protegiéndolo. Nadie podía creer lo que había pasado. No habían insertado la cápsula que necesita el robot biótico para funcionar, así que nunca podría haberse movido así. Es imposible. El joven ignoró eso y corrió hacia la chica de pelo azul claro, cuya cara no parecía japonesa. Más bien debía ser eslava. Rei no sólo estaba adolorida, estaba sangrando. Sebastian, confundido, aceptó pilotear el Eva. De otro modo la obligaría a ella a hacerlo, incluso si moría en el proceso. Se apresuraron a llevarlo a la cápsula, llamada Entry Plug. La insertaron y la comenzaron a llenar con el mismo líquido que rodeaba al Eva. Se llama LCL, Link Connection Liquid, y ayuda al piloto a conectarse neuronalmente con el robot. Ilner intentó aguantar la respiración, aunque la doctora le dijo que respire igual. Oxigéna directamente los pulmones. Todos comenzaron a activar al Eva, mientras el comandante observaba cuidadosamente. Enchufaron el cable umbilical. Informaron datos como terminales nerviosas normales, circuitos pentadireccionales abiertos, sincronización del Evangelion al 122%, sincronización del piloto al 141,3%, operando ambos en Simetría de Moebius. Los armónicos parecían normales. No se detectaban anomalías. La doctora Akaliņa y la capitán Katsuragi se tranquilizaban. A ambas le llamó la atención que el joven alcance la simetría al primer intento. Misato ordenó liberar los seguros y su posterior lanzamiento. Una vez afuera, y viendo al ángel a unos 300 metros, le dijeron al improvisado piloto que comience dando simples pasos. Se le dificultó controlarlo con la mente, por lo que cayó al suelo luego del tercer paso. El invasor, que se veía mas como un monstruo que como un ángel real, corrió hacia él y comenzó a atacarlo. Levantó a la máquina biótica por su cabeza y con la otra mano lo tomo de un brazo para romperlo. Como los Eva se conectan completamente con su piloto Sebastian sentía el dolor como si estuvieran por romperle su brazo. El dolor era muy intenso. La capitán le decía que no era su brazo real, pero no le ayudaba demasiado. Akaliņa se preocupaba por las defensas de la unidad 01. El brazo finalmente se rompió, con fractura expuesta. Las alarmas saltaron por todas las pantallas, con alertas en inglés, japonés y ruso. Como el Eva no reaccionaba el ángel le puso una de sus palmas en la cara, y comenzó a golpearlo con un percutor. Luego de varios intentos el casco del Eva fue perforado. Mientras aparecían aun más alertas, todos en el centro de comando se desesperaban. Declarando la emergencia, sólo podían mirar como el Eva sangraba enormemente de un hueco en la cabeza. Al romperse los nervios de mando la unidad dejó de responder. Incuso con Katsuragi exigiendo que lo saquen, era demasiado tarde. Sebastian se desmayó.
***
Abrió sus ojos. Posó su vista en el techo. Se sentó, para darse cuenta que estaba en el hospital. La sala estaba vacía y silenciosa. Ilner se acerca a mirar por la ventana. El paisaje era hermoso. Había un lago azul, frondosos bosques y montañas nevadas. Escuchó un sonido y salió rápido al pasillo. Ahí vio qué lo producía. Un enfermero traía una camilla con la chica de pelo azul claro. Era Rei, otra vez. Ella lo miró, él le retribuyó el gesto. Continuaron su camino sin detenerse. Luego de eso llegó Misato a la sala. Mientras los parlantes del hospital llamaban a un doctor a una reunión ella lo escoltó fuera del lugar. Ya le otorgaban el alta. Ella le explicaba que no tenía lesiones, mientras lo acompañó a la zona residencial. En otras palabras: su nueva casa. Un departamento sólo con un living/cocina, un modesto dormitorio y un baño. Ya adentro le dio la tarjeta que debía usar para entrar. Se prestaba a tomar un baño, luego de que ella se fuera. Trataba de ordenar su mente, pero no se podía sacar a Rei de ella. Sebastian la había visto tres veces en tres lugares diferentes ese día. Terminó de bañarse y se fue a dormir.
***
En medio de la noche despertó. Los recuerdos regresaron repentinamente. Luego de haber sido atravesada la cabeza del Eva éste se reincorporó. Se abalanzó contra el ángel y, cuando el invasor generó un campo Absolute Terror, lo rompió sin problemas. Con su brazo ahora regenerado le rompió los brazos para luego lanzar al invasor unos 100 metros. Se le tiró encima, golpeándole la gran esfera roja incrustada en su pecho. El ángel reaccionó abrazando a la unidad 01, para luego autodestruirse. La explosión resultante fue más brillante que el sol y más violenta que la de una bomba atómica, formando una enorme cruz en lugar de un hongo. De cualquier modo el Eva regresó caminando. Se frenó para mirarse en un edificio vidriado intacto. Su casco cayó al suelo dejando su cabeza descubierta. El piloto comprobó entonces que no era una simple máquina biótica, al ver que regeneró su ojo y comenzó a observarlo. En ese punto Sebastian perdió el conocimiento. Es todo lo que recordó.

Hace alrededor de 1 mes

0

1
#4

Stage 2 - Otra Vez El Mismo Techo
Por aquellos días, tanto nosotros como la general Katsuragi, no sabíamos qué eran realmente. No podíamos entonces culparlo a él por actuar como actuaba. Ninguno entenderá por lo que él pasó al pilotear ese Evangelion. Ninguno conocerá el infierno hasta que no lo tenga dentro de su mente.—Las crónicas de Dios.

Ya de mañana Sebastian estaba mejor. Todavía no se había decidido sobre qué hacer. Se dirigía a buscar a Misato cuando las alarmas sonaron otra vez. Se apresuró corriendo hacia el puente donde estaba la máquina. Allí estaba la doctora viendo que preparen todo. Ella se acerca apresurada hacia él y éste le pregunta qué está sucediendo. Ella le explica que hay un patrón azul positivo y lo envía a prepararse. Se niega rotundamente. Ella intenta persuadirlo, dado que la situación era mala y el insistía que lo haga Rei. Luego de idas y vueltas accede a pilotear cuando ella levantó su voz y lo instó a hacerlo ya mismo. Fue a cambiarse mientras alistaban todo. Ya con él adentro la unidad 01 emerge en la superficie de Tokyo-3. El suizo entabló una lucha cuerpo a cuerpo con el monstruo. Las extremidades superiores de éste eran como tentáculos de algún material desconocido. Eran tan filosos que cortó en dos un edificio como si fuera de papel. El Eva esquivó ese ataque, pero no pudo evitar que corte su cable umbilical. La cuenta regresiva de cinco minutos había iniciado, informando la duración de la batería interna de emergencia, quienes lo hicieron fueron Maya y Ryan. La capitán estaba inmóvil. La situación la estaba sobrepasando. Mientras, el invasor clavó uno de sus tentáculos en el Eva y lo lazó cerca de 200 metros. Katsuragi pidió un informe de daños. La unidad seguía operativa, puesto que los daños sólo eran superficiales. Ella trataba de comunicarse con Ilner, pero el no contestaba. De todos modos sabían, por los sensores biométricos del Eva Suit que estaba bien. Sebastian se puso de pie y cuando el ángel se dispuso a atacarlo el Eva tomó sus tentáculos con ambas manos. Al mismo tiempo Ibuki informaba que quedaban sólo 3 minutos 28 segundos de batería. Además, ya con voz preocupante, confirmaba que la capa superior del biorobot tenía un daño del 58%. La cubierta de las manos se estaba derritiendo. Sebastian sentía sus manos quemarse exactamente como el Eva se quemaba. Tan intenso era el dolor que casi se desmaya. Misato lo advertía que el momento de atacarlo era ahora, puesto que el contador se estaba acercando a cero. El piloto estaba paralizado. No podía pensar. El terror que le causaba imaginar que pudiese suceder lo de la última vez lo perseguía. Maya gritaba que la tercera capa de protección se acababa de fundir. El grito de Maya lo hizo reaccionar. Tomó al ángel y lo lanzó unos 300 metros. La cobertura de las manos de había vaporizado. Las manos desnudas del Eva, que parecían exactamente iguales a las humanas, quedaron al descubierto y humeaban. Misato le ordenaba al suizo retirarse, mientras a él lo seguía invadiendo el temor de la última vez. Pensaba en su mente repetidamente qué hacer. Repentinamente el cuchillo progresivo B-Type se activó sólo. Misato ya comenzaba a gritarle que se retire, porque estaba muy preocupada por su integridad. Mientras el último minuto de energía restante daba alerta con un sonido el joven comenzó a gritar, corrió hacia el monstruo y, al acercarse, este atravesó el torso del Eva de lado a lado con uno de los tentáculos. Sebastian no se rindió y, soportando el inconmensurable dolor, clavó el cuchillo progresivo en el punto débil de la bestia. Las chispas de la esfera roja incrustada en el pecho del ángel iluminaron toda la zona. Tiempo restante para falla total 30 segundos... 29... 28... el cuchillo no lograba romper la esfera... 13... 12... 11... todos estaban expectantes y tensos. Sebastian empujaba con todas sus fuerzas. 5... 4... 3... 2... 1...
Justo en ese preciso instante la esfera se quebró. El ángel explotó, convirtiéndose en sangre. Ya más tranquilos todos informaban los resultados finales de la operación. Sólo habían quedado los tentáculos del invasor, clavados en el pecho de la unidad 01. Además comenzó a llover sangre, presumiblemente parte de la que explotó y alcanzó mucha altura. Ilner no reaccionaba. Se había desmayado. En el momento en que dejó de llover sangre para llover agua el piloto despertó, extrajo el Entry Plug y escapó corriendo de la unidad.
En el centro de mando de Nerv analizaban la situación. Mientras todos se iban de la sala, habiendo finalizado su trabajo, Maya le notifica a Katsuragi que Sebastian había escapado entrando en pánico. Akaliņa le ordenó a Ryan que organice un equipo de búsqueda y que lo traigan inmediatamente. Varias unidades de rastreo salieron a buscarlo, pero no lo encontraron hasta el otro día. Apareció deambulando en una carretera que resultó destruida en la operación. Se dijo a sí mismo que debía volver y se dispuso a hacerlo. En ese preciso momento el grupo de agentes se acercó hacia él, apuntándolo con una serie de potentes reflectores. Lo esposaron y se lo llevaron detenido en una patrulla policial.
Lo ingresaron en una sala de interrogatorios en la zona de seguridad del Geofrente. Misato lo interrogó un rato. Estaba visiblemente molesta, porque había escapado y porque había desobedecido sus órdenes. Antes de dejarlo abandonar la sala, luego de un interrogatorio bastante breve, le advierte que jamás vuelva a desobedecer una orden. Sebastian se retiró a su departamento en la zona de hábitat del Geofrente. Katsuragi, por su parte, le dio un golpe de puño a la pared y lanzó un insulto al aire descargándose del stress.