Amaika
Rango7 Nivel 33 (2013 ptos) | Autor novel
#1

«Al fin despertaste»

Fueron las palabras que escuchó Mathew al volver al mundo de los desterrados. Una mujer de piel tostada al fuego refulgía entre la oscuridad con sus cabellos escarlata. Intentó moverse, pero sus manos estaban maniatadas alrededor de una viga de acero.

Miró a su alrededor. El techo era abovedado con láminas de madera surcándolo como rieles. Las ventanas, poco sofisticadas, daban a la jungla monótona de letras de neón. Al fondo del inmenso espacio sólo se hallaba un piano de cola que destacaba por el fulgor que devolvía las llamas de la chimenea.

—¿Q-qué hago aquí?— balbuceó.

—Eso lo sabrás en su debido momento— respondió la de cabellos escarlata.

Su mente estaba totalmente nublada por el alcohol que había tomado en aquella taberna de mala muerte con aliento de pis. Recordaba haber pedido un vaso de wiski en la barra. También que al pedirlo no encontró su billetera, palideció de espanto y de pronto una muchacha vino a salvarlo invitándolo a un nuevo trago. Aquel trago le raspó toda la garganta. Podría ser que esa mujer lo hubiera drogado, mientras bebía, despreocupado, su copa, y ahora estuviera allí para quién sabe qué.

—Mira, preciosa, te agradezco lo de la copa, pero a mí no me van estos rollos —dijo, mostrando una sonrisa descarada—. Si quieres me sueltas y hacemos algo divertido en la tapa de ese piano.

La mujer contoneó sus caderas poco a poco hasta el piano.

—Me preguntaste qué hacías aquí...— Deslizó sus delgados dedos por los dientes del piano—. Ahora lo descubrirás.

La mujer precipitó sus manos como alacranes sobre el teclado; la melodía le devoró las entrañas. Esa arpía parecía estar disfrutando el castigo que le acometía.

—Deja de tocar— masculló, las venas de su cuello se marcaron en una coloración violácea.

—No, aún no hemos progresado lo suficiente, creo que iremos a crescendo.

Los dedos bailaron como flechas sobre el piano, mientras la desazón iba devorándole las entrañas conforme más se atropellaban los sonidos.

—¡Para! — gruñió.

La vista se tornó borrosa, una luz voleteó hacia él; haciéndose cada vez más nítida hasta percibir la silueta de una niña meciendo sus cabellos en su dirección. Sintió una profunda nostalgia y una inefable sensación de angustia por perderla. Le colocó una moneda en la boca y dijo:

—Nos reencontraremos de nuevo.

Algo subió corroyendo su garganta. Despertó saboreando el licor, que le amargó la boca, y un metal bajo la lengua. La llameante se acercó y le quitó la moneda, penetrando sus dedos, como pinzas de cangrejo, bajo su molusco rosáceo.

—Con esto te despojo de tu amor para siempre.

La figura de la mujer desapareció. A Mathew le daba igual su vida, sentía que se desembocaba sin rumbo hacia la muerte.

Hace más de 2 años Compartir:

11

19
ximapalmtreex
Rango11 Nivel 52
hace más de 2 años

¡Me encanta, me encanta, me encanta! No hay más que decir. Chapó.

SergioMaestri
Rango13 Nivel 61
hace más de 2 años

Creo que quiso decir "chapeaux" (que en francés significa "sombrero") @Amaika Es decir, que se saca el sombrero frente a lo que escribiste.
Verdad? @ximapalmtreex
A mí también me encantó. Felicitaciones!!!

JulesSchmidt
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

@Amaika
Temblando me he quedado. Tiene un punto de misterio, una pizca de terror, un poco de sobrenatural, un suspiro de emotividad...
Genial.
Y yo pensando que ya había pasado por tu texto, menos mal que se me encendió la lucecita!
Besos, preciosa!

PabloDV1979
Rango9 Nivel 41
hace más de 2 años

Mucha intriga me deja tu texto @Amaika, dosis justa de enigma, terror psicológico, traumas y preguntas sin respuesta. Me ha gustado mucho, bien por ti!

OmDuArt
Rango14 Nivel 65
hace más de 2 años

Me perdí un poco xD. Esta frase: "aliento de pis" me suena rara, y mira que me encanta hacer frases raras a mi. No sé le texto se me queda un poco cojo... No entiendí lo de la moneda y se me hizo recargado de palabras bonitas que no muestran mucho... Yo lo alargaría para darle más trama. Al final es como un secuestro sin motivo aparente (para mi acalorado cerebro).
Perdón si sueno brusco... Saludos y suerte!

Amaika
Rango7 Nivel 33
hace más de 2 años

@OmDuArt hola, Omduart, si tienes razón sonó algo brusco lo primero. El secuestro si tiene un motivo, pues la mujer iba a quitarle el amor de su vida a los hombres o eso creí mostrar. Si es cierto que con mayor extensión se habría entendido mejor, tomaré nota.