EvanStock
Rango6 Nivel 27 (1047 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Madryn, un planeta con una importante colonia de Humanos y Asari, tanto civiles como científicos y fuerzas de la Alianza, sufren una amenaza dentro de su sistema estelar que debe ser investigada por la Comandante de la Alianza Saskia Van Ludder, comandante de la nave SSV Rosario. Al investigar el secuestro y abordaje de una nave mercantil privada dentro del sistema Cymru, en el sector Prydain Fawr por parte de unos extremistas, la comandante descubre una mayor amenaza inminente para todo el sector, que al parecer tendrá que afrontar ella y su tripulación por sí solos.
Detrás de esa amenaza están los Sentries, una organización extremista humana, que superarán en número por mucho a los combatientes de Madryn. Sólo les quedará luchar y resistir hasta que la ayuda por parte del Consejo de la Ciudadela llegue porque de otra manera solo un milagro los mantendrá con vida. La Comandante descubrirá con ademas que no es una humana más dentro de la Alianza, que es única. Un spin-off inspirado en Mass Effect, de Drew Karpyshyn. Escrito por Evan Stock.

Hace 6 meses Compartir:

0

14
#2

Etapa Inicial - El comienzo de la historia
En puntos estratégicos del espacio existen unos dispositivos gigantes que en su interior guardan una cantidad de energía inconmensurable. Son llamados relés de masa, y sólo se sabe que fueron construidos por una antigua raza, los Proteanos.
Los Proteanos, que fueron extintos hace ya un largo tiempo, fueron una raza de seres inteligentes que viajaban a través de toda la galaxia y controlaban todos sus mundos inexplorados. Los relés de masa, un sistema de interconexión que fue diseñado para viajar por toda la galaxia a una velocidad supralumínica y además el envío y recepción de gran cantidad de datos, les permitieron recorrer la galaxia por completo. La Extranet es el sistema interconectado de datos que, mediante los relés de masa, permiten la comunicación en tiempo real a cualquier punto de la Vía Láctea y el envío y/o recepción de datos a través de los mismos. Cualquier individuo en cualquier parte de la galaxia puede acceder a la Extranet con escasos recursos tecnológicos de manera gratuita, aunque los mensajes y comunicaciones entre civiles puede demorar horas o incluso días debido a que la mayor parte del ancho de banda está reservado para uso exclusivo del Consejo.
El Consejo de la Ciudadela es la sede central del gobierno de la mayor parte de la galaxia. Representada en la Ciudadela por un Consejo conformado por un representante de las razas de mayores afiliados y más poderosas. Un concejal salariano, una concejal asari y un concejal turiano. Además de embajadores de las razas con menos poder y afiliados.
Una de las últimas razas en unirse a la Ciudadela es la Humana, representada por una especie de Naciones Unidas pero de distintos planetas poblados por humanos, llamada Alianza de Sistemas Humanos. Los humanos descubrimos por primera vez ruinas proteanas en Marte en el año 2148 y el primer relé de masa construido dentro de Caronte, la luna helada de Plutón, en 2149.
A partir de ese momento los humanos viajamos por los sistemas cercanos conquistando y colonizando distintos planetas hasta que en 2157 una patrulla turiana se topó con una flota humana cuando ésta intentaba activar un relé de masa, algo que el Consejo prohíbe. En esa batalla sólo sobrevivió una única nave humana, que se retiró a la colonia Shanxi. Éste enfrentamiento se llamó Guerra del Primer Contacto (Incidente del Relé 314 para los Turianos) y con esa victoria los humanos fuimos la primer civilización en ponerse a la par de los Turianos militarmente. Esto influyó positivamente para que se le concediera una embajada en la Ciudadela a la Alianza de Sistemas Humanos.
La Alianza es la organización político-militar que nos representa fuera del superpoblado planeta Tierra, que es la capital de la misma. La Tierra sigue estando dividida en países, naciones y estados, aunque todas las naciones se unieron bajo un mismo objetivo común. Las riquezas que la humanidad recolecta en otros mundos llegan hasta a la Tierra, lo que permitió grandes desarrollos industriales, comerciales y tecnológicos. Los humanos ahora tenemos una mayor esperanza de vida y mejor calidad de la misma, aunque la brecha entre riqueza y pobreza aumenta constantemente. Los países del primer mundo llegaron a eliminar casi todas las enfermedades genéticas y redujeron al mínimo la contaminación, pero los países subdesarrollados no tuvieron esa suerte y todavía operan tecnología del siglo XX y, además de seguir contaminando, sufren de superpoblación. El nivel del mar aumentó más de dos metros en los últimos dos siglos y el daño que se produjo durante el siglo XXI convirtió los fenómenos meteorológicos en muy violentos y peligrosos, aunque con el avance tecnológico mas reciente se avanzó mucho en reparar los daños producidos.
Los humanos vamos a intentar seguir ganándonos la confianza de los miembros del Consejo de la Ciudadela cooperando con las demás razas, siguiendo el camino que abrió la primera unidad de la Alianza en convertirse en Espectro.
Yo, Saskia Van Ludder, intentaré seguir los mismos pasos y enaltecer a todos los seres humanos del universo.

AThaini
Rango7 Nivel 33
hace 4 meses

Me encanta parece un ciencia ficcion con aire steampunk ;)

EvanStock
Rango6 Nivel 27
hace 4 meses

Más que Steampunk está más cercana al Cyberpunk, porque es futurista :) Muchas gracias.


#3

Fase 1 - Lugar Equivocado, Momento Equivocado
En el sector Prydayn Fawr, en el brazo Scutum-Crux, se sitúa el sistema Cymru. Formado por los planetas Nefyn, Madryn, Gwynedd y Fynwy, y los satélites Yr Wyddfa y Trelew donde se encuentran los puestos de comunicación y sistemas de defensa respectivamente. Yr Wyddfa es satélite de Gwynedd, mientras que Trelew lo es de Madryn. Entre las órbitas del tercer y cuarto planeta del sistema se encuentra en suspensión la nave de transporte MSV Gliese, propiedad de la empresa dedicada al transporte mercantil Taraner Industries, de capitales salarianos. La tripulación de dicha nave está compuesta por un capitán salariano, 12 tripulantes humanos y salarianos, más dos oficiales de seguridad turianos. La nave está descargada, esperando su turno correspondiente para llenar su bodega en un puerto estelar de Gwynedd. La tripulación, mientras tanto, descansa.
Otra nave se acerca sigilosamente. En su momento supo ser la MSV Pangea, pero ahora está bajo el control de una organización llamada Sentries, que lucha de manera violenta contra las corporaciones y quienes participan en esa cadena. Se dedican a los secuestros y a los asaltos tipo piratas del espacio. Sus tripulantes atracaron en la MSV Gliese hackeando el sistema de seguridad y luego la AI de la nave. Los siete terroristas ingresaron a la Gliese con fusiles de asalto. Con muchísima violencia despertaron a la tripulación. Ordenaron a todos tirarse al piso. El lider de los asaltantes preguntó por el comandante de la nave. Un salariano, de nombre Pannihe, dijo serlo. Tomaron a todos de rehenes y los llevaron a la bodega de la nave clase Kowloon. Sacaron precintos electrónicos de una mochila y se los colocaron a la tripulación. El líder, que era llamado por sus camaradas por el nombre de Pastor Elmander, le ordenó a un tal Byrne que se comunique con la alianza inmediatamente, y que si un rehén se resiste que lo mate. Todos los cautivos estaban en la sala central del carguero, custodiados por algunos de los terroristas, que eran en su totalidad humanos. Escucharon intercambio de disparos cercanos a la sala de comandos. Elmander le ordenó a Carter que vaya a revisar, y así lo hizo. De nuevo se escuchan disparos. Mientras una secuestradora hizo un recuento de los rehenes comparándolos con la lista de tripulantes de la nave y notó que faltaba un turiano, posiblemente elemento de seguridad. De cualquier modo el terrorista que se dirigió hacia el comando requirió nuevas órdenes a través de los altavoces de la nave. Eso significaba que el turiano no había corrido con la misma suerte que el resto. El Pastor le pidió que active las cámaras de la bodega para grabar un mensaje. Acomodaron a todos los secuestrados en fila y arrodillados frente a la cámara, con los terroristas parándose detrás exhibiendo sus armas y una bandera roja y negra, mientras el líder leía un comunicado parado en el centro. El mensaje decía: Este es un mensaje para la Alianza de Sistemas Humanos y para el Consejo de la Ciudadela. Soy el Pastor Elmander, en representación de Imran Ar Işakır. Ésta nave es servil al sistema y es un vector para continuar y profundizar el cambio biótico y genético de la raza humana, algo que nuestro maestro de ningún modo va a permitir. Aún así estamos dispuestos a negociar. Tienen 24 horas terrestres. ¡¡¡Por los Sentries!!! ¡¡¡Por la humanidad pura!!!
-Fin del mensaje-
***
Ese comunicado fue enviado directamente a un puesto de comunicación en Yr Wyddfa. Uno de los agentes que hacía guardia en ese puesto se comunicó directamente con el general de la Alianza Raikou Gygax, de una de las tantas bases. Le informaron del incidente, pero en el sector Prydayn Fawr tiene jurisdicción la Ciudadela. El protocolo es que se encarguen ellos. Sin embargo el guardia le aportó un dato demasiado importante como para dejar la situación en manos de la burocracia del Consejo. Gygax inmediatamente se comunicó con el almirante Bazaras para requerir el uso no oficial de una nave clase Stealth Reconnaisance. El almirante le explicó que la única nave de ese tipo de la que esa base disponía era la SR-6 Desert Conquest, pero que a pesar de estar cerca, en Cymru, no tenía tripulación. La más cercana a esa disponible era el crucero SSV Rosario. Inmediatamente llamó a que se presente su comandante. A los pocos minutos se hizo presente la comandante de la nave, Saskia Van Ludder. Luego de presentaciones formales y halagos de rutina el general la puso al tanto. La razón por la que ese secuestro le importaba tanto como para montar una operación por debajo del radar era uno de los secuestrados. Más precisamente su sobrino Taylor, consultor comercial de Taraner Industries. Ella inmediatamente se puso a disposición. Gygax le dio un pad con toda la información, le ordenó que reúna a su tripulación y que traiga a su sobrino sano y salvo. Ella tomó el pad y partió rumbo a la zona de puertos estelares.

#4

Fase 2 - El Acuerdo No Es Viable
La comandante Ludder ingresa a la nave que usa generalmente. El EDI de la misma comunica el procedimiento habitual cuando se ingresa. Saskia, ya adentro, se dirige al puente de mando para hablar con Andrea Perazzini, el piloto de la SSV Rosario. Le pidió amablemente a Andy que llame a reportarse a toda la tripulación lo antes posible. En los altavoces de toda la base pudo escucharse el requerimiento. Uno a uno fueron presentándose los tripulantes: El teniente Hale Trakker, la cabo Ksenia Lavrova, la ingeniera asari Lianna Geera, el oficial turiano Euros Pyrudium, el soldado Darius Astrauskas, y el soldado Cyr McLanahan. Todos se encontraron en la sala de reuniones de la nave. La Comandante los puso al tanto de la situación. Les aclaró que, al no ser una misión oficial, podían negarse a participar si así lo deseaban. Todos le aseguraron su participación incondicional siempre. Esperaron un rato a que aborden el resto de los navegantes. Mientras les dio a los 5 los detalles de la misión. Minutos después Perazzini informó que estaban listos para partir, y así lo hicieron. Luego de que el piloto gritase Lets Roll salieron del puerto estelar de la base en dirección al relé de masa más cercano, ubicado a unos 25 min en velocidad crucero, para luego enlazarse al segundo en el cúmulo Voyager a 30 minutos de velocidad FTL (Faster Than Light). Luego de atravesar varios enlaces arribaron a Madryn, donde hay colonias civiles y bases científicas. En una de esas bases estaba la CPU con la bases de datos de todos los envíos de Taraner Industries al sistema. Para movilizarse entre las diferentes bases y colonias usaban vehículos todoterreno. La Comandante se acercó a la base subterránea más importante. En el ingreso la recibió un científico que la guió hasta la oficina de la jefa de la misión científica, la doctora Sinikka Tuiyashvili. Saskia le requirió los datos, que la científica accedió a darle previo pedido a su ayudante. Éste conectó una terminal del CPU al traje de Saskia y le transfirió los datos, que luego ella evaluará en la nave. La Comandante se retiraba, pero un momento antes la científica le comentó algo que podía serle de interés. Según algunos rumores, se estaría organizando un grupo de personas afines a una organización extremista que podría poner en peligro a todos los habitantes del sistema Cymru. Van Ludder le aseguró que la Alianza no permitirá de ningún modo la intromisión de terroristas en poblaciones civiles, pero que hasta que no se investigue no puede pedir reforzar los puestos militares de la zona. La pelirroja emprendió el regreso a la SSV Rosario. Una vez en el vehículo espacial descargó los datos en la CPU de la misma para que la ingeniera asari los revise cuidadosamente. Luego le pidió a Perazzini que abra una comunicación con los secuestradores del carguero. El pastor la atendió, medio fastidiado por la demora. Luego de presentaciones, más que formales trazando una línea de distancia, el líder de los secuestradores le planteó sus exigencias. Éstas eran el cese inmediato por parte de la Alianza de Sistemas Humanos de investigaciones relacionadas a la transhumanización y también de las relaciones diplomáticas entre los humanos y las demás razas del universo. Ella le respondió, casi soltando una carcajada, que sus demandas eran inaplicables. Si no liberaba a los rehenes iba a sufrir la fuerza de la Alianza sobre su vida y la de sus secuaces. Elmander dijo lamentar la contraoferta, alegando que el acuerdo propuesto no es viable. Le dio a la Comandante 36 horas para reconsiderar la situación, puesto que luego comenzará a matar rehenes cada 2 horas. Terminada la comunicación puso en marcha el plan de abordaje de la MSV Gliese. Todo el personal de la nave se puso a disposición para comenzar la operación de rescate. Los cinco miembros militares de la tripulación, junto con ella, se alistaban para ingresar al carguero en T-menos 5 minutos. Prepararon sus armas y equipamientos tecnológicos en el puente. Cuando la cuenta regresiva llegó a cero el piloto desactivó los sistemas de seguridad de la nave secuestrada con ayuda de Lianna. Enlazadas las entradas de ambas naves comenzaron la incursión a la Gliese.

#5

Fase 3 - Breaking and Entering
Todos se reagruparon en la puerta de ingreso de la SSV Gliese. Lianna intervino electrónicamente la nave para forzar su apertura sin activar ninguna señal. La comandante ingresó al frente. Los demás la siguieron inmediatamente. A esa hora todos en el carguero estaban descansando, menos los que hacían guardia de los secuestrados en la bodega. Siguiendo a la zona de ingreso esta el depósito de suministros, que estaba despejado. McLanahan y Astrauskas incursionaron al comedor. La asari volvió a usar su omniherramienta para intervenir esa puerta y los sistemas de vigilancia restantes. Pasaron a través del pasillo que comunica a las salas auxiliares con la bodega de carga. Saskia entró primera. Trakker, Pyrudium y Lavrova la siguieron.
En el comedor había tres secuestradores. Astrauskas y McLanahan intercambiaron disparos con los terroristas. Dos de ellos fallecieron en el acto, mientras que el restante fue reducido y puesto bajo custodia por la pelirroja, con ayuda de su amplificador biótico. Apenas se escucharon las detonaciones los secuestradores que estaban en la bodega se alertaron. Dos de ellos fueron hacia el comedor y la restante se quedó tratando de comunicarse con sus secuaces. Saskia dio aviso a Cyr que iban para allá para que estén preparados. Mientras la comandante y la cabo Lavrova se escabullían hacia el puente de la nave Trakker junto al oficial turiano atacaban a la terrorista que aguardaba junto a los rehenes, preocupada por la no respuesta de los que estaban en el comedor. La neutralizaron y se quedaron junto a los secuestrados mientras de fondo se escuchaba cómo Astrauskas y McLanahan terminaban con los que habían ido a revisar aquella sala. Mientras tanto, la soldado rubia ingresaba en los dormitorios para poner en custodia a los terroristas restantes y Saskia neutralizaba a Elmander. En realidad éste no se dejó aprehender, en cambio le dijo unas palabras fuera de contexto a la comandante de pelo azulado antes de quitarse la vida. Estas palabras fueron Primero un mundo, después el mundo. Inmediatamente después se disparó en la boca. Luego de eso ella regresó con su unidad. Le ordeno al EDI de la Rosario que notifique a Taraner Industries que pueden ya disponer de tu carguero. Mientras tanto se dispuso junto con Lianna y Cyr a revisar los lockers que usaron los secuestradores, en busca de armas. La ingeniera asari abrió todos los lockers y encontraron muchas armas. Había dos fusiles Thunder VIII, dos escopetas Tornado VIII, tres pistolas Stiletto VIII, y un rifle de francotirador Equalizer VIII. En todos los casos tenían en logo de Arsenal de Haliat, una fábrica de armas turiana. También hallaron municiones de Polonio nivel VI y Tungsteno nivel VII. Estas armas eran ampliamente mejor que las que la Alianza provee reglamentariamente. Por supuesto la comandante Van Ludder decomisó todo. Cuando finalizaron el transporte de las armas y la tripulación de la Gliese Andy desenlazó las naves y partieron de regreso. Ningún rehén terminó lastimado durante la incursión. Todos fueron liberados sanos y salvos en el puerto estelar de Trelew, en la órbita de Madryn.

#6

Fase 4 - ¿Qué? ¿Una anomalía?
La SSV Rosario arribó al puerto estelar de Trelew. Es ahí donde los tripulantes secuestrados fueron recibidos por efectivos de la Alianza y autoridades de la empresa salariana. Estaban formalmente libres. Saskia se comunicó con el general Gygax para informarle la finalización de la misión. Este le informó que estuvo investigando por su cuenta las informaciones que rumoreaba la científica Tuiyashvili, de Madryn. Resulta que ciertamente hay un grupo de humanos que tendrían un discurso muy hostil sobre las demás razas y estarían organizándose en Cymru. Por lo que pudo saber, también estarían involucrados o serían afines a ese movimiento el grupo que secuestró el carguero. La comandante le pide formalmente refuerzos y recursos para investigarlos. Gygax insiste en que no puede pedirle refuerzos a la Alianza. Es que, pensándolo bien y más detenidamente, desde que la Ciudadela admitió a la Humana como raza integrante sin derecho a voto del Consejo las cosas son cada vez más burocráticas. Si la ciudadela considerase un peligro real a un grupo delictivo y terrorista intimaría a la Alianza a tomar medidas inmediatas. Quizá sea mejor, al menos por el momento, ir por debajo del radar investigando. El General le ofreció utilizar para eso la SR-6 Desert Conquest, que está en el puerto estelar de Trelew a la espera de conformar una nueva tripulación, ya que el comandante que la tenía bajo su mando falleció por causas naturales hace un tiempo. Eso significaba que la podía usar mientras, siempre y cuando no se acercase a ningún puerto estelar con personal militar a cargo. Se dispuso a abordarla junto con su tripulación y, con complicidad de Gygax y de los guardias de ese puesto, partieron hacia Nefyn en la Desert Conquest. Al acercarse a la órbita de ese planeta árido un canal de comunicación requería a la comandante en el puente. Era el doctor Palacios desde la base científica de Madryn. Gygax pidió a ellos que la asistan. Una de las torres de investigación que los científicos habían instalado en Nefyn para hacer estudios de diferente índole no respondía debidamente. El informe decía anomalía. Saskia se sorprende por la palabra anomalía. Esto no significaba que había dejado de funcionar sino que había detectado algo raro. Si bien los científicos desde Madryn no podían decirle qué era sí podían asegurar que nunca antes habían visto lecturas como esas. Los niveles de radiación atmosférica eran inexplicablemente altos para una colonia que albergaba humanos y algunos otros seres que se asentaron en el planeta. La Comandante decidió ingresar a Nefyn e investigar personalmente. Se llevó con ella a Astrauskas y a Lianna. Debido a que la radiación estaba en los niveles de varios grays los trajes solo soportaban unos 30 minutos. No les hizo falta más que 15 para confirmar lo que creían ver desde el espacio: había detonado un artefacto nuclear en el lugar. Investigaron sin mayor éxito un rato más y volvieron inmediatamente a la Desert Conquest. Intentaron contactar a la Alianza sin éxito, debido a la interferencia producida por los residuos gamma que afectan las ondas de radio. Volvieron a Madryn. Esperaban poder pedir refuerzos inmediatamente desde la base científica y además evaluar posibilidades de lo ocurrido con Palacios y Tuiyashvili. Ya era muy malo que hayan usado una bomba nuclear en un poblado civil. Si su sospecha se confirma la cosa se va a poner demasiado complicada.

#7

Fase 5 - No Es Mi Problema
La Comandante logra comunicarse con la estación. Le pasó el informe a Gygax, que se lo trasladará al alto mando. Mientras, asignó a Van Ludder para conducir una investigación dado que ya se encontraba en el sector. Además valía aportar el dato de varios atentados ocurridos en diferentes planetas y lunas cercanas al sector Prydayn Fawr. En todos los casos relacionados con los Sentries. Si bien había cierto malestar en las autoridades humanas prefirieron no darle demasiada entidad. Consideraban que no había nada qué negociar con ellos y que tampoco era necesario alertar al resto de los mundos no humanos o la ciudadela. Básicamente lo que decían es la típica frase no es mi problema. Gygax de verdad quería ayudar a Saskia, sobre todo porque era lo correcto detener a esta gente. Por eso le asignó investigar. Era una manera de mantenerla involucrada y a su vez darle cierta seguridad a los residentes del sector. No sería lo mismo cometer locuras con una nave clase Stealth Reconnaisance patrullando. De cualquier modo un grupo de terroristas se había asentado en la zona central de Dùn Èideann, en el sistema Alba. Tomaron ese planeta desértico como base y el líder Imran Ar Işakır le dio un ultimátum a todas las bases del planeta. Debían expulsar del sistema a todas las razas y los humanos con genes modificados entregarse para ser juzgados por un tribunal humanista. La Desert Conquest fue alertada de esta situación y fueron inmediatamente a ese mundo olvidado. La Comandante se apersonó a la base de investigaciones de Dùn Èideann. En ese lugar Catriona Tepper, jefa de la base, estaba muy asustada. Doce tipos llegaron en varios vehículos, fuertemente armados, y con una gran prepotencia a exigir que entregue a las invasoras y a los traidores. Por supuesto se refería a las asari y a los que no fueran humanos naturales, respectivamente. Saskia, acompañada por Astrauskas, Lavrova y McLanahan, la hizo contactar a los terroristas. Ar Işakır inició una videollamada. Saskia le exigió que se entregué y deponga las armas o sufrirá las consecuencias de los refuerzos que envíe la Alianza. El líder se reía. Resulta que aseguraba no enviarían a nadie porque los subestimaron. Él no buscaba visibilizar un reclamo o una lucha, sino formar una colonia con un gobierno humanista y comenzar a conquistar territorio. No sólo no planeaba abandonar Dùn Èideann, sino que planeaba conquistar todo el sector Prydayn Fawr y someter según su premisa a todo el que la contradiga. Cortó la comunicación sin dejarle replicar a Van Ludder. La cosa va a poner fea. Según los datos que Perazzini pudo recopilar del EDI de la Desert Conquest había en Dùn Èideann cerca de dos mil combatientes. Más que suficiente para que sus vidas queden a merced de estos locos. Si Gygax no consigue algo de ayuda o no envían refuerzos van a matar a todos en nombre de la humanidad y un dios absurdo.

#8

Fase 6 - Los Odio A Todos
Imran Ar Işakır era un tipo como cualquier otro que vivía en uno de los tantos asentamientos humanos en planetas que no pertenecen a la Alianza, pero en la que conviven diferentes razas. Imran tenía una familia formada por su esposa y su hija. El lugar en el que vivían, como en la mayoría de los asentamientos civiles, estaba inmerso en la violencia y el crimen cotidianamente. Un desafortunado hecho delictivo perpetrado por un krogan dejó a su esposa y a su hija pequeña gravemente heridas. Su esposa no pudo resistir hasta su traslado a un centro médico, falleciendo en el camino. Su hija llegó con vida al hospital local, pero su destino pendía de un hilo. Debían intentar realizarle un reemplazo de su brazo derecho por uno mecánico y conseguir que su sangre acepte esa modificación corporal. Necesitaban modificar sus genes y que Imran lo autorice. Así lo hizo y el procedimiento se realizó, aunque no tuvo el resultado esperado. Sus genes rechazaron la reconfiguración. Su cuerpo rechazó el convertirse en cyborg. Falleció a los pocos días. Imran, destrozado por la situación, busca venganza a cualquier precio. Toma un arma que tenía para protegerse y se dirige a un mercado muy concurrido. Le disparó a todos los krogan que sus cargadores le permitieron. Krogan que no eran ni culpables de delito alguno ni cómplices del delincuente. El hombre, frustrado por su enorme pérdida, vive en la clandestinidad un tiempo. Un día otro humano, charlando circunstancialmente con él, le comentó sobre un grupo de gente que habitualmente se juntaban a discutir cómo lidiar con no-humanos. La primera vez que fue lo invitaron a hablar frente a todos y los dejó obnubilados. Esa gente estaba convencida de que todo lo malo que le había sucedido a los humanos era por haberse alejado de aquel espíritu conservador del ser humano. Qué el haber jugado a ser Dios con la genética y haber permitido a la raza humana interactuar con otros seres era el mayor error de la historia. Algo al respecto tenían que hacer, por el bien de la humanidad y su futuro. Al menos es de eso de lo que están convencidos. Se dice que los procesos históricos son cíclicos. Qué se van repitiendo a lo largo de la historia. Los humanos ya habían superado extremismos nacionalistas, raciales, religiosos y políticos. Hoy les toca revivir lo mismo. Otra vez la violencia como justificación de injusticias. Otra vez las armas alzándose por causas justas, en contra de poderes establecidos. No aprendemos más. Otra vez gente va a tener que morir a manos de su ilusa idea de lucha a través de la implementación de modelos terroristas contra civiles inocentes. Es por estas cosas que las demás razas nos consideran a los humanos como primitivos. Porque mientras las demás razas atravesaron procesos violentos una vez en sus milenarias historias para aprender de eso y jamás repetirlo nosotros seguimos haciendo lo mismo. No aprendemos más.

#9

Fase 7 - Con Esta Gente No Se Puede
Saskia se quedaba sin tiempo. Desde la Alianza no le daban respuesta. Los doce delincuentes regresaron en sus vehículos. Seguían fuertemente armados. Dispararon a las cámaras que transmitían lo que pasaba afuera. La comandante tomó una decisión firme. Fue hacia el ingreso de la base junto con Euros Pyrudium y Ksenia Lavrova. Abrieron fuego contra los terroristas. No tuvieron tiempo de reacción, pues los militares de la Alianza están mucho mejor preparados. Los doce cayeron de inmediato. Un radio portátil llamaba a uno de los combatientes, un tal Elder Rosich. Saskia lo respondió amenazando al resto de los Sentries, con un mensaje dirigido directamente a su líder. El terrorista la acusó de infiel a la humanidad, advirtiendo que se preparen para una guerra plena. Aseguraron que harán arder Dùn Èideann si es necesario. Ella se preocupó un poco por esa última amenaza. Puede que tengan el poder de fuego aún como para repetir lo de Nefyn. Contactó de urgencia a Gygax para informarle y pedir refuerzos inmediatamente. Desafortunadamente para todos en el sistema no enviarán nada. Resulta que la Alianza vive horas decisivas políticamente en la ciudadela. No quiere hacer visible un problema semejante como un grupo terrorista humano en estos momentos. Prefiere dejar que sigan en lo suyo, porque de todos modos son un pequeño grupo de locos que se pueden combatir fácilmente con civiles que se autodefiendan. Lo que el líder de los Sentries le dijo sobre la Alianza era verdad: estaban subestimando a estos enfermos. Gygax le aseguró que tratará de enviar alguna nave de apoyo, pero no le aseguró nada. Sólo le recomendó, con un visible pesar, que evacúe el planeta de inmediato del modo que pueda. Ella no se resigna a abandonar a todos a su suerte. Envió un mensaje al resto de las bases científicas para que se cierren por completo, impidiendo el ingreso de cualquiera que no fuese militar de la Alianza o científico. Mientras la Desert Conquest mapeó las bases enemigas y las colonias locales. Ahora tenían una idea de la disposición de los puntos calientes de interés. Llegaron de apoyo dos naves de la Alianza: la SSV Kaunas y la SSV Toronto. Se sumaron veinte soldados a la tripulación de Saskia. Además esas naves podían atacar desde el aire preventivamente, pero solo un par de veces. Era todo lo que tenían. Veintiséis soldados liderados por una comandante muy valiosa para la Alianza. Saskia no sólo lamentaba la poca ayuda que les brindaba la Alianza a las colonias civiles y bases científicas de ese planeta. Además lamentó que los terroristas sean intransigentes. Siempre fue una mujer dispuesta a dialogar hasta con el más opuesto a su posición, pero en este caso no se podía hacer nada. Con esta gente simplemente no se puede entablar ningún tipo de diálogo.

EvanStock
Rango6 Nivel 27
hace 2 meses

Gracias. Espero seguirla según tengo planeado y que le guste a todos :3