Illam
Rango5 Nivel 20 (450 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Recuerdo, estar sentado, pensando, en diversas situaciones, una era irme del país, no por la situación inflacionaria de Venezuela, sino a cumplir con una labor eclesiásticas, esta historia comenzó, hace un tiempo, unos meses atras, me llamo Ivan Rooth, mi padre comerciante, mi mama carpintera y el presidente de mi país, un socialista.
Nací en Caracas, en un hospital llamado el Algodonal, mis padres me pusieron Iván, porque les encanta la historia de ''Iván El Terrible''.
Cumplí los veintiún años (21), conoci a una chica, muy linda, simpatica, amable, tierna y muy cariñosa, nos hicimos novios, o como dicen en Chile, ''Pololos'', comenzamos a estudiar en la Universidad, ambos somos cristianos, vamos a la iglesia, y le hablamos del amor de Dios a las personas, pero las cosas comenzaron a cambiar, cuando un Presidente que apoya una imagen que tiene una hoz y un martillo comenzó a salirse de control, lo que empezó como una ''REVOLUCIÓN'', se está transformando como una desgracia y la más grande desgracia para este dicho país, aún somos un pueblo con diente de leche, no aprendemos, porque a una mayoría de la población Venezolana le gusta sentir la sensación del populismo cuando le dan un apartamento. Yo amo a mi novia, a mis padres y abuelos, pero mi país me necesita, por eso sin el consentimiento de mi novia y de mi familia, decidí salir a la calle, recuerdo que mi papa me dijo antes de salir a la primera manifestación que se realizo y hasta los momentos va por mas de 70 días de protesta.
Mi padre me dijo:
--Si sales por el país, tienes que luchar como si Venezuela fuera tu mama, hijo mío, no tengas miedo, los que mueren por su país, no son simples muertos, son heroes y mas si es para derrocar a una dictadura.

Antes de salir a la manifestación, termine con mi novia, le dije:
--Te amo, pero si no te protejo me arrepentire, el país me necesita amor mio, no podemos seguir mas, borra todo vínculo que nos une, mi numero telefonico, mi correo, mi facebook, mi instagram, mi twitter, yo hare lo mismo, si vuelvo, te prometo que te buscare.

Salí al primer día de manifestación, estábamos manifestando por una sentencia del poder judicial que les quitaba la inmunidad parlamentaria a los diputados que estaban luchando en contra el presidente y su élite, porque había una dictadura instaurada pero no se había radicalizado. Estábamos concentrados a las 10 am en Chacaito para marchar contra el poder judicial, y yo estaba allí, luchando, gritando:
¡VENEZUELA LIBRE, LIBERTAD, LIBERTAD!.
Salimos corriendo, un guardia nacional forcejeo conmigo, yo lo empuje y sali corriendo, se escuchó explosiones, disparos, pude resguardarme, fui a mi casa, mis padres preocupados porque llegue a las 7 pm a la casa.
El segundo dia fue igual.... Hasta que llevaba 50 días manifestando continuo...

Lamento no haberme despedido de mis padres esa mañana, no los abrace, no les dije que los amaba, solamente salí con una máscara de gas y una bandera, esa mañana que salí, no pude volver, sino hasta 15 días después, estuve incomunicado con mis padres 15 días, fui torturado por el Régimen Socialista, 15 días torturado constantemente, daños psicológicos, no recuerdo mucho cuando me apresaron, solamente recuerdo estar en una celda, mis manos y pies estaban atadas, y estaba con unos 100 estudiantes más conmigo, 100 muchachos, 100 personas jóvenes, con sueños y con ansias de una Venezuela libre, y estábamos allí, atados, y cada 5 minutos nos echaban agua fría por una hora y media, estábamos desnudos, nos preguntaban:
-- ¿Quienes los financian?
Nosotros respondimos:
-- Nadie nos financia, tenemos agallas de salir.
Nos pararon, y nos escupieron la cara, vi su uniforme, era un Glorioso Guardia Nacional Bolivariano así como lo llamaba el Presidente ''Socialista'', muchos de los Venezolanos lo llamaban ''Podrido'', el primer dia secuestrado no dormimos. Nos torturaron poco ese dia.
El segundo día de tortura, fue traumático, no contactaron a mis padres porque no tenia telefono, lo deje en la casa de mis padres, estaba con los 100 estudiantes y les decía:
--Saldremos de esta dictadura, no seamos miedosos.
Gritamos juntos: ''Libertad para Venezuela''.
Aún no les cuento como nos torturaron el segundo dia, en la celda nos pusieron un rin afilado, y nos daban golpes por las espaldas.
El tercer día de tortura, fue mucho peor aún, nos cayeron a golpes, a un amigo que hice allí, estando secuestrados lo mataron a golpes.
El cuarto dia, fue una tortura psicologica, nos decian que nuestros padres estaban ya muertos, que ya las marchas se habían acabados y que íbamos a quedar aquí para siempre.
El quinto día de tortura, dejaron entrar a una culebra, nos picoteo un par de veces y la gloriosa guardia no las quito, nos dolió mucho, nosotros oramos, los muchachos no sabían hablar con Dios, pero nuestra fe seguía viva.
El sexto día de tortura nos volvieron a caer a golpes, quede inconsiente.
El septimo dia de tortura, nos dieron de comer algo más sabroso que los otros días y era una arepa con tierra, como pudiésemos nos comíamos la parte que no tenía tierra, en este dia nos torturaron por placer no por una orden de sus mayores, nos torturaron psicológicamente, nos apuntaban con sus pistolas y les jalaba el gatillo, obviamente no tenia balas. Estábamos aterrados.
El octavo dia no nos hicieron nada
El noveno dia fue muy tranquilo.
El decimo dia nos aislaron y nos dieron una golpiza
El undécimo día me clavaron un puñal por la pierna y me lo escupieron, me dolia mucho y nos dieron de comer pasta con carne molida, pero nos escupieron la comida.
El duodécimo día no nos dieron comida, estábamos muy flacos, demacrados.
El decimotercio dia estaba mareado, no podía mas, estaba desesperado, nos ataron otra vez las manos y los pies, nos cargaron y nos tiraron en un patio, pegaba mucho sol, durante todo el día, no comimos ese dia.
El decimocuarto día, estábamos muy triste, no nos hicieron nada.
El decimoquinto día, nos soltaron, salimos corriendo, era muy raro, no tuvimos antecedentes penales, vimos que seguían las protestas, cuando llegue a mi casa mis padres me abrazaron, les dije lo mucho cuanto los amo, visite a la chica que fue mi novia, le propuse que fuera mi novia, le propuse irnos del país, ella se negó, yo me fui a cumplir mi labor eclesiásticas, pero a pesar de todo, no pierdo las esperanzas de ver a Venezuela libre, sin dictadura comunista y capitalista. Venezuela sera libre.

Hace más de 2 años Compartir:

3

2
Purpura
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

Tu historia es desgarradora, fuerza para tu país que es mi país.

PabloDV1979
Rango9 Nivel 41
hace más de 2 años

Una historia dura pero con un mensaje esperanzador. Los nubarrones pasarán y la historia los juzgará, pero la patria permanece.

Illam
Rango5 Nivel 20
hace más de 2 años

Gracias! Asi sera, ¡hay esperanza para Venezuela!