artguim
Rango13 Nivel 63 (18378 ptos) | Premio de la crítica
#1

—¡Mierda, Robert! ¿Qué has hecho?

Al entrar por la puerta, Will descubrió el cuerpo inerte. La joven mujer yacía sobre el sofá, con un brazo colgando por el borde hasta acariciar la madera del suelo. Un par de mechones de pelo castaño se descolgaban sobre su rostro, ocultando parcialmente sus rasgos perfilados.

—¡Ha sido un accidente, Will, te lo juro!

Robert se asomó por encima del hombro de su hermano, contemplando casi sin querer una vez más el resultado de su última insensatez. Sabía que debía controlarse, pero no había podido evitarlo. Cuando la noche anterior entró en aquel bar en la ciudad, el aura angelical de aquella mujer lo capturó desde el primer instante.

—Está bien —accedió Will, el mayor y más sensato de ambos—. Tenemos que deshacernos de ella. No puede quedar ningún rastro.

Robert asintió y se dispuso a cerrar todas las puertas y ventanas. Para contrarrestar la oscuridad que se adueñó del interior de la cabaña, accionó el interruptor de la pared, encendiendo el trío de vacilantes bombillas heterogéneas del techo.

—¿Qué propones que hagamos? Tal vez podríamos tirarla al lago. Apenas está a cien metros de aquí.

Will se aproximó a una de las ventanas y descorrió la cortina, abriéndose un hueco en una esquina. Al otro lado, bajo el sol de mediodía, contempló el lago artificial, más o menos a la distancia que había dicho Robert. En medio de aquel remanso vacacional, aquella masa de agua constituía la principal atracción en temporada alta. Faltaban todavía un par de meses para que este período llegara, así que lo más probable era que estuvieran completamente solos. Resultaba factible.

Justo antes de retirarse de la ventana, la puerta de la casa de enfrente se abrió. Una figura se asomó al porche, envuelta en una gruesa bata de casa. Alzó una mano y saludó, directamente hacia Will, que se apresuró a volver a cubrir la ventana.

—¿Qué ocurre? —preguntó Robert, sorprendido por el gesto de su hermano.

—Es la señora Chapman. Me ha visto, así que el lago ya no nos sirve. Podría vernos con el cuerpo.

—¿Y si la despiezamos y la metemos en el congelador, como en las películas?

—¿De veras te lo planteas seriamente?

La réplica de Will mostraba un claro matiz de incredulidad. Robert volvió a observar a la chica. Rachel, le parecía que se llamaba. A su mente retornaron entonces las imágenes de su cuerpo arqueándose sobre él, ambos tumbados sobre el asiento trasero de su coche. Inconscientemente, bordeó con la lengua su labio superior, pareciéndole captar el sabor de su boca, todavía impregnado en este. No, no sería capaz de hacerlo.

—Tienes razón —accedió.

—Pero en una cosa tienes razón. Tenemos que deshacernos de ella aquí mismo. No podemos sacarla.

—Eso complica las cosas —afirmó con desilusión Robert.
—¿Qué quieres decir?

—Will, estamos en una cabaña de apenas veinte metros cuadrados. Todo lo que hay aquí es lo que ves.

El hermano mayor giró sobre sí mismo, repasando con la mirada toda la estancia. Además del sofá-cama en el que yacía la chica, una diminuta cocina de gas, una mesa redonda de madera con un par de sillas y un retrete y una ducha tras un biombo constituían todo el mobiliario, además del congelador que previamente habían descartado.

—La alfombra —sugirió de pronto Will.

—¿Qué le pasa a la alfombra?

Robert contempló desconcertado a su hermano agacharse hasta sujetar una de las esquinas de la amplia alfombra encartada junto a la pared.

—Nos la llevaremos para limpiarla —le informó Will, con una satisfactoria sonrisa dibujada en los labios.

—¿Lavarla? Ahora no tenemos tiempo para eso, tenemos que deshacernos…

—Cállate y escucha, idiota —lo interrumpió el mayor—. Es solo la excusa. Enrollaremos la alfombra alrededor de la chica y la llevaremos hasta el coche. Si alguien nos pregunta, nos la llevamos a casa para lavarla.

—¡Ah, ahora lo entiendo! ¡Qué listo eres, Will!

—Alguien tenía que serlo —murmuró este, comenzando a extender la alfombra—. ¿A qué esperas, Robert? Ayúdame.

Entre los dos desplegaron el tapiz justo delante del sofá. Sujetaron a la chica por los brazos y los hombros y la hicieron girar sobre el borde del asiento. Su cuerpo se precipitó sobre la alfombra, aterrizando sobre ella con un golpe seco. La rodearon con uno de los extremos y la hicieron girar, hasta tenerla completamente envuelta.

—¡Parece un burrito! —exclamó Robert, jocoso.

—¿Quieres callarte? Vas a conseguir que nos oigan. Vamos, coge por ese extremo.

Robert obedeció y sujetó la alfombra enrollada por el lugar indicado, cerca de la cabeza de Rachel. Will, tras comprobar que no dejaban rastro alguno de lo ocurrido en el interior de la cabaña, comenzó a avanzar a la cabeza, marcha atrás. Abrió la puerta y accedió al exterior, dispuesto a cubrir los veinte metros que los separaban del coche.

—¡Espera!

Sin previo aviso, Robert soltó el bulto, que se precipitó al suelo con un nuevo golpe, y volvió a la casa. Sacó un juego de llaves del bolsillo y cerró la puerta, comprobando hasta tres veces haberlo hecho correctamente. Al volver a junto su hermano, este lo recibió con una nueva reprimenda.

—¿Se puede saber qué acabas de hacer, pedazo de inútil?

—Tenía que cerrarla.

—Déjate de tonterías y coge por ahí. Acabemos de una vez con esta pesadilla.

—¡Ya voy!

Entre los dos, volvieron a alzar a Rachel y la alfombra en el aire. Siguieron avanzando hasta el coche donde Will deslizó el pie bajo la defensa para que el portón automático se abriera. Ya casi lo habían conseguido. En solo unos segundos, estarían alejándose de aquel lugar.

—Hola, Will. Hola, Robert.

En ese momento, desvió la vista hacia la casa de enfrente. La señora Chapman, ahora vestida con un ajustado chándal impropio de su avanzada edad, se dirigía hacia la acera con un carrito de tela para la compra.

—Buenos días, señora Chapman —se limitó a responder Will, soltando su extremo de la alfombra en el interior del vehículo y disponiéndose a ayudar a Robert a imitarlo.

—Nos llevamos la alfombra para lavarla en casa, señora Chapman.

Will le soltó un codazo a la altura de las costillas a su hermano, que se quejó con un moderado grito. La señora Chapman se percató del gesto, pero no le dio más importancia que la de algún tipo de riña privada entre los peculiares hermanos.

—Buena idea, Robert —le respondió esta—. Hay que mantener siempre limpio el hogar.

Se despidió de ellos con la mano y enfiló la acera, rumbo al pequeño supermercado al final de la calle.

—Como vuelvas a abrir la boca, te meto con tu amiguita en la alfombra —amenazó Will a su hermano, mientras se dirigía al asiento del conductor.

Ambos entraron en el vehículo y permanecieron por unos instantes en silencio, contemplando el asfalto ante ellos.

—¿A dónde la llevamos ahora? —preguntó de pronto Robert.

—¿Recuerdas el desfiladero en el parque Mayers, al que mamá no quería que nos acercáramos con las bicis de pequeños?

—Sí, pero, ¿qué se supone que vamos a hacer allí con…?

Al ver la expresión en el rostro de su hermano, Robert comprendió cuáles eran sus intenciones. Sonrió él también y afirmó con la cabeza. Habían encontrado la forma de deshacerse del cuerpo.

En ese momento, por primera vez, se sintió culpable. Sabía que no había forzado a Rachel, pues había sido ella quien se había lanzado sobre él, devorándolo a besos. Pero tal vez no había controlado su fuerza cuando rodeó su cuello, tal vez no había sabido parar en el momento adecuado. Y ahora, ella estaba muerta, en el maletero de su coche.

El sonido del motor lo recuperó de sus pensamientos. Sin mediar palabra, pusieron rumbo al camino forestal que moría en lo alto de un desfiladero, al fondo del cual el río descendía con fuerza entre rápidos. Allí esperaban poner fin a aquel inesperado inconveniente, sin saber que, entre los cojines del sofá de la cabaña, una pulsera de pequeñas perlas permanecía oculta, a la espera de ser descubierta.

Hace alrededor de 2 años Compartir:

22

16
SergioPR
Rango12 Nivel 55
hace alrededor de 2 años

Me encanta, muy buena historia @artguim, espero que llegues lejos con ella. Saludos. Ya nos contarás el desenlace, jeje. Un abrazo.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Gracias, @SergioPR.

En principio, al ser para el concurso, quedará así, abierta pero mostrando la posibilidad de que no acabe como planean, para que cada uno decida el futuro de estos dos peculiares hermanos. Si continúa o no, ya se verá.

Un saludo.

SandyTorres
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 2 años

Wuau, pobre chica, eso es morir por amor, lo demás es otra cosa.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Puede que la situación comenzara movida por el amor, @SandyTorres, pero todo apunta a un accidente por falta de autocontrol, vista la forma de actuar de Roberto durante el resto del relato. Supongo que caben distintas interpretaciones.

SandyTorres
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 2 años

Dsde el punto de vista del chico es un accidente. Ella no se ha enterado.

SandyTorres
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 2 años

@artguim siento curiosidad por saber por qué ésta imagen inspira al escritor la historia de un crímen. He leido varias con ese enfoque. La chica no duerme, está muerta (matada).
Sabrías decirme por qué???

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Sé que en la película no está muerta pero, tal como aparece en la imagen, creo que podría darse el caso de que estuviera muerta por asfixia. Ahí entra la imaginación de cada uno, @SandyTorres y, dado que las normas del concurso no imponen nada en relación a la temática, este es el camino por el que me ha llevado la mía.

De todos modos, en este caso pretendía centrarme más en la relación de los dos hermanos, acudiendo Will a cubrir las imprudencias del inconsciente Robert, al margen de aclarar brevemente qué ha ocurrido con la chica.

Por otro lado, lo de recalcar el accidente era por tu expresión "morir por amor", que suena más a sacrificio que a un crimen, por más que sea imprudente. Quería descartar que se hubiera entendido mal el relato (o yo lo hubiera expresado mal, claro).

SandyTorres
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 2 años

Bueno, morir así es un sacrifício, la verdad, lo siento por ella.
Te has expresado bien. Lo entendí tal y como lo has descrito. Era simple curiosidad. Nada más. Gracias @artguim

ximapalmtreex
Rango12 Nivel 55
hace alrededor de 2 años

¡Vaya, vaya, @artguim! ¿una mente macabra más por aquí? Un relato muy bueno. :)

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Sí, @ximapalmtreex, en ocasiones mi mente se vuelve incontrolable y salen estos resultados. Me alegra que te haya gustado la historia.

Gracias por la lectura.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Gracias, @JulesSchmidt. Sí que buscaba que hubiera diferentes matices, incluso cómicos basados en lo impulsivo e inconsciente de Robert ante una situación como esta, y le sangre fría de Will como contrapunto. Me alegra que se aprecien y que te haya gustado el relato.

Un saludo.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Muchas gracias, @Bastis13.

Aquí jugaba con el contraste entre Robert y Will. El primero, impulsivo e inconsciente, se ve en esta situación por un accidente, pero la enfoca sin darle la importancia que realmente tiene, incluso tomando a broma algunos detalles. Por el otro lado, Will, que en realidad no tiene nada que ver con el incidente, tiene la sangre fría de detallar un plan para deshacerse del cuerpo y al tiempo cubrir a su hermano y cada una de sus meteduras de pata.

Sí hay algún elemento cómico, pero en un marco de tensión, lo que hace apreciarlos desde una perspectiva diferente. Y sí, las discusiones son "muy de hermanos", pero también revelan el compromiso de Will con Robert. Al fin y al cabo, se mancha completamente las manos por él sin haber tenido nada que ver.

Me alegra que te haya gustado.

PabloDV1979
Rango9 Nivel 41
hace alrededor de 2 años

Todo un thriller nos has traído @artguim, bien planteado con diálogos realistas y bastante intriga. Me gusta el final abierto que le has dejado, le otorga un plus. Suerte!

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Gracias, @PabloDV1979 . Me alegra que te haya gustado, especialmente la idea del final abierto, que no siempre es bien recibida o del gusto de todos.

Un saludo.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Muchas gracias, @ALNR. Ya digo que el final abierto suele ser arriesgado, pues no siempre gusta (me incluyo en muchos casos). Pero en esta ocasión me parecía una buena opción, y parece que está gustando. Me alegra que la historia haya sido de tu agrado.

Un saludo.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Muchas gracias, @claraupper.

Al final, pese a mis dudas, está siendo todo un éxito este final. Encantado de que hayas disfrutado leyendo: ese era el propósito.

Un saludo.

Charlies27
Rango13 Nivel 61
hace alrededor de 2 años

@artguim, muy bien narrado como siempre. Con toque de humor con el hermano menos despierto.
Con duda o sin duda, el final queda perfecto, no como el crimen :)
Muy bueno.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Gracias, @Charlies27. Ese humor inconsciente de Robert buscaba ser el elemento diferenciador de una historia que, en el fondo, es muy sencilla y corriente. Me alegra que te haya gustado.

Un saludo.

Amaika
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

Tu historia me ha parecido muy fluida, con partes chistosas y algo oscuras. Muy bueno.

artguim
Rango13 Nivel 63
hace alrededor de 2 años

Gracias, @Amaika. Tiene un poco de todo, sí. Me alegra que te haya gustado.