Anngiels_54
Rango10 Nivel 45 (4458 ptos) | Fichaje editorial
#1

Malena conoció al hombre del perfume a la salida del cine. Se le cayó un guante y él, solícito, lo tomó del suelo para alcanzárselo. Sus miradas se cruzaron; un cosquilleo arrebatador le subió desde el estómago a la garganta al chocarse con aquella mirada penetrante de rarísimo color celeste del hombre. Lo vio atractivo y gentil, alto, delgado, morocho, de tez aceitunada. Sus ojos parecían aguamarinas irradiaban singular brillo; Su traje oscuro de alta costura contrastaba con una camisa lila de seda y una corbata color lavanda de rayas trasversales blancas. Su cuerpo evaporaba un intenso y raro perfume que la embriagó al aproximarse. Malena agradeció el detalle y sin darse cuenta en minutos estaban conversando en el café de la esquina atestado de gente, cuyo murmullo los alentó a sentarse en un rinconcito casi privado del lugar. Animadamente comentaban la película que habían terminado de ver. El aroma del café se perdía y mezclaba con el perfume arrebatador de su acompañante casual, hasta parecerle sentir que él la cubría con su cuerpo. La charla se extendió. Como todo caballero él...

Hace más de 2 años Compartir:

2

11
Mardus
Rango11 Nivel 51
hace más de 2 años

¿Será ese perfume algo sobrenatural?


#2

insistió en acompañarla. Ya en la puerta del chalet la conversación no tenía fin. Encantada con su compañía lo invitó a tomar otro café o un trago si le apetecía. Él tomó apaciblemente las llaves de las manos de la mujer y abrió la puerta. Luego de señalarle el trayecto se dirigió a la cocina para preparar un café que acompañara la conversación sin pausa que sostenían. Hablaban de arte, cine y de todo aquello que a ella le fascinaba. Sus gustos eran afines y su cultura parecía dominar con facilidad cada tema.
En la sala, el viejo tocadiscos olvidado en un rincón volvió a sonar como antaño y la suave música instrumental de Glenn Miller invadió el lugar como venida de un mundo apasionante y maravilloso. La tomó por la cintura girándola hacia sí, la llevó al centro de la estancia y comenzaron a bailar.

Hace más de 2 años

0

4
#3

Apoyada en su hombro percibía cada vez más fuerte el aroma a lavandas hasta sentirse mareada de tanto aspirarlo.
Al notar que ya perdía el sentido la tomó en sus brazos y sus labios delinearon el diminuto cuerpo de Malena, excitada y entregada a sus requerimientos. Desnudos, bajo una luz de neón que se filtraba en el dormitorio, la hizo suya, mientras su perfume la narcotizaba hasta perder la razón. Solo respondía a los instintos despertados por el embrujo de sus manos. Las estelas imperceptibles de lavanda la enloquecían como raro veneno. Sus sentidos se sometían a los requerimientos del deseo provocado por el misterioso hombre, que después de dejar a Malena semidormida y extasiada con la plenitud del amor se evaporó como su perfume. Al despertar no lo encontró a su lado.
La mucama al llegar por la mañana la encontró rara, apretándose la nariz le preguntó por el olor reinante -Sra. Malena ¿qué le ocurre? ¿Qué sucedió? ¡Aj que repugnante aroma a lavandas!
Casi murmurando respondió:
-Nada Juana, no pasa nada, solo sucede que el hombre del perfume ha envenenado mis sentidos, me estoy disolviendo con su aroma.
-¿Qué dice Sra.? No la entiendo…
De pronto Juana vio casi atónita como Malena se evaporaba hasta desaparecer de su vista quedando sobre el piso solo el camisón blanco de satén sobre las chinelas de raso, mientras permanecía en el cuarto el aroma repugnante hasta las náuseas.

Hace más de 2 años

4

3
Anngiels_54
Rango10 Nivel 45
hace más de 2 años

@eleachege muchas gracias que bueno que te gustara, no es mi estilo de texto, pero a veces salen ciertas locuras